Padres

La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo explicar la muerte a los niños

Llega un momento en el que es inevitable que los niños se planteen la muerte. Y no hablo de tener que explicar a una niña de 3 años cómo su pez se ha muerto - perdóname +Maca Mamaporbulerias  por tomar como ejemplo vuestra historia - o de explicar que cuando uno se muere se va al cielo, se convierte en estrella o fantasías varias.

Hablo de la muerte como monotema. De que vayas tranquilamente andando con tu hijo por la calle y así, sin venir a cuento, te pregunte:

"Mamá, ¿tú qué día te vas a morir?"

Y se te pone una poker face que ni Lady Gaga, doy fe.

Estamos en "esa fase". Iván mostró su interes por la muerte muy pronto, para qué nos vamos a engañar. Tendría poco más de dos años cuando surgió el tema de preguntar por la Abuelita Trini, la madre de Papá, y por entonces le explicamos que se había ido y ahora era una estrella en el cielo. ¿Qué le vas a contar a un niño con esa edad?.

Siempre ha sido muy inteligente, muy curioso y con una capacidad extraordinaria de entender lo que se le explica. Eso y que con 2 años hablaba perfectamente dio lugar a este tipo de preguntas. Pero su inocencia también era muy grande y, aunque preguntaba por qué se había ido su abuela, una vez respondido, no ahondaba más. Dentro de la mentira piadosa de decirle que estaba en el cielo, le explicamos que se había ido para siempre porque estaba enferma y no se pudo curar. No era del todo cierto ya que no estaba enferma, pero explicarle que no superó un cateterismo no hubiera resuelto nada.

Pareció encajar bien el hecho de que llegado un momento puedes dejar de estar en esta vida y no se cuestionó nada más, totalmente lógico con dos años.

Y desde entonces ha tenido bastante claro el concepto de la muerte, sin dramatismos. Nacemos, morimos. Supongo que porque no ha caído en la cuenta del verdadero sentido de la muerte, el irse para siempre y no volver, o quizás porque ha tenido la suerte de n vivir una experiencia de que se vaya un ser cercano. Hasta ahora su única persona cercana que ya no está es su Abuelita Trini, pero ya no estaba cuando él nació, por lo que no ha sufrido su falta ni ha podido echarla de menos.

Lo que hasta el momento llevaba con normalidad, como una trivialidad más, de un tiempo a ahora le ha entrado una perra con la muerte que no hay quien lo calle.

No recuerdo exactamente cuándo o a raíz de qué, pero un día empezó a preguntarnos pues eso, que cuándo nos íbamos a morir. Y claro, va camino de los 6 años y sigue siendo un niño muy inteligente y aún más curioso que no se conforma con respuetas vagas y condescendientes, quiere saber la verdad. Así que una se las tiene que ingeniar para responder la verdad de manera que la pueda entender y sin que se la tome a la tremenda.

- ¿Mamá, Qué día te vas a morir?
- Cariño, yo no lo se, nadie sabe qué día se va a morir. 
- ¿Y por qué? 
- Pues porque no, porque eso no depende de nosotros.
- ¿Y cuándo te vas a morir? 
- Pues no se Iván, espero que cuando sea ya muy viejecita. Pero no hay que pensar en la muerte, cariño, hay que pensar en la vida, vivir y disfrutar.
- Mamá, ¿y tú ya eres viejecita? 
Y aquí me puse un poco gallega.
- Pero a ver, ¿Tú me ves vieja? 
- No mamá, tu eres joven y guapa.
Da gusto los buenos ojos con los que me mira mi hijo.
- Pues entonces no te preocupes, que no me voy a morir todavía.
- Y papá, ¿es viejo? 
- Ays Iván, ¿tú ves a Papá viejo? 
- Bueno, sí, un poquito, más viejo que tú sí lo veo. 
Sinceridad ante todo, jajaja.
- Vale, pero papá aún no es viejo, es joven, muy joven para morir.
- Entonces mamá, ¿Cuándo serás viejita? 
- Pues mira, cuando tenga el pelo muy blanquita, la cara muy arrugada y  me veas andar con un bastón, encorvada, seré muy viejita. Pero aún así a lo mejor no seré tan vieja para morirme, porque hay gente que vive muchos años.
- Ah vale, entonces como el abuelo no lleva bastón aún no es viejito, qué bien, ¡Aún no se va a morir!

Esa conversación la tuvimos hace unos días, mientras íbamos a recoger a la peque a la guarde. Pero hemos tenido conversaciones muy similares en las que Iván se ha sensibilizado mucho.

- Mamá, cuando tú te mueras ¿Quién va a cuidar de la hermanita y de mi?
Lo escucho y se me parte el corazón, no miento. Y lo dice con una preocupación que me estremece.
- No te preocupes Iván, cuando yo me muera tú serás mayor, hasta serás papá, no necesitarás que yo te cuide. Seguramente tú tendrás que cuidar de mi entonces como yo te cuido ahora.
- Mamá, yo siempre voy a necesitar que me cuides.
Ays, que me lo como.

Luego tenemos el momento "niño fatigas de Poli de guardería", si habéis visto la peli, ¿os acordáis del niño que solo hablaba de morirse, que todo el que no estaba o estaba enfermo se iba a morir?, pues ese.

Hablando de salir con su tito A, mi hermano, le digo que vamos a ir con él no recuerdo dónde y me dice:
- ¿Viene también la tita Eli?
- No cariño, la tita Eli ya no está.
- ¿Por qué? ¿Se ha muerto?
Toma ya.
- No hijo, es que ya no es la novia del tito.
- ¿Y por qué ya no es su novia?
- Pues porque ya no se quieren.

Y la conversación derribó por otros derroteros, el amor, las relaciones, cuando se acaba el cariño y etc... que también hay que explicárselo.

Es un tema que puede surgir en cualquier momento y de detalles cotidianos, sin darnos cuenta.

- Ay Munki, que viejote estás ya, llevas 10 años con nosotros que parece mentira, aún me acuerdo cuando eras un cachorrillo pequeño y mírate, eres un gato goooooooordoooo.
- ¿Mamá, si Munki está viejo es que se va a morir ya?
- No hijo, es una broma, Munki tiene 10 años pero los gatos viven muchos más, y está muy sano y nosotros lo cuidamos mucho, seguro que nos dura mucho.
Y veremos si no nos entierra el jodío, con lo bien que vive.

La más triste fue la que mantuvimos hace unas semanas camino de la guarde, se nota que aprovechamos ese ratito para hablar de nuestras cosas.

- Mamá, ¿de quién nació Papá?
- Pues del abuelito J y de la abuelita Trini.
- Pero la abuelita Trini se ha muerto.
- Sí, pero se murió poco antes de nacer tú, Papá ya era mayor.
- Entonces, ¿Papá no tiene madre?
Nudo en la garganta. Eso no me lo esperaba.
- No cariño, Papá ya no tiene mamá.
- Pero mamá, eso es muy triste.
Lo dice ya con lágrimas en los ojos.
- Sí Iván pero no te preocupes porque tiene un papá que lo quiere mucho, tiene a sus hermanos que también lo quieren mucho, nos tiene a nosotros y ha tenido una mamá que lo ha cuidado y lo ha querído muchísimo. (Doy fe).
- Y la abuelita se murió porque era viejita?
- No cariño, aún no era viejita pero se puso enferma, a veces eso pasa.
- Mamá, yo no quiero que te mueras nunca, quiero que siempre estés conmigo, prométeme que no te vas a morir.
- Iván, no te puedo prometer eso porque todos nos vamos a morir, es parte de la vida. Pero te prometo que me voy a morir cuando yo sea muy viejita, seré tan viejita que hasta tú serás viejito.
Juro por lo más grande que espero cumplirlo.

Así que se lo lleva todo al extremo del tremendismo. Si hablamos de que alguien está enfermo la pregunta inmediata es ¿se va a morir?, si digo de broma que estoy vieja - ya intento cerrar la boca antes de que se me escape porque me lo veo venir - me pregunta si me voy a morir, si hablamos de una persona que ya no está pregunta si se ha muerto, si le digo que me de la mano al cruzar o que no se quite los cinturones de la silla en el coche me pregunta si es para no morirse en un accidente... Parece que la muerte se ha convertido en el epicentro de la existencia y todo el que no está, está viejo o enfermo - aunque no estar sea haberse ido de viaje, vieja me lo llame a mi misma con 35 otoños o enfermo sea el que tenga un resfriado -, es que o se ha muerto o se va a morir.

Y claro, cuando uno se muere, no se muere y ya está, a esa conclusión también ha llegado. Y lo de la estrella en el cielo no cuela, no en un niño que tiene pasión por el conocimiento del cuerpo humano y del universo - son sus temas favoritos y se bebe todos los libros que puede sobre ello -.
Así que también pregunta qué pasa con nuestro cuerpo cuando nos morimos y eso me cuesta más trabajo por lo escabroso del tema. Porque claro, no quiero entrar en detalles de que cuando uno se muere y lo entierran se lo acaban comiendo los gusanos, o bien te meten en un horno y te hacen ceniza.
Me toca suavizar un poco explicando que sí, nos llevan al cementerio para que nuestros seres queridos sepan que estamos allí y así puedan visitarnos, ponernos flores y recordarnos. Sin más.
Y como es un niño que saca sus propias conclusiones, tiene respuestas así de fantásticas:

- O nos hacen una estatua, porque Colón está muerto y en la plaza hay una estatua suya.

Y no puedo evitar reirme de su lógica aplastante.

- No cariño, si hicieran una estatua de cada persona que se muere no cabríamos, el mundo estaría lleno de estatuas. Las estatuas se las hacen a aquellas personas que han destacado en su vida o han hecho algo importante, como Colón, que descubríó América.
- Pues cuando te mueras yo te haré una estatua porque eres lo más importante para mi.
Ole ahí, este niño le levanta el ánimo a un muerto - qué bien traído jajaja- .

Un día de estos le contaré que a veces hay gente que no quiere ser enterrada y entonces se les convierte en ceniza y se guardan o se vierten en un lugar especial. Como la abuelita, cuyas cenizas están en un jardín, y en su lugar crece un rosal precioso. Y le diré:
- ¿Ves? Donde está la abuelita hoy crece una flor preciosa, y la abuelita siempre estará en esa flor.
De verdad que yo lo creo así.

Confieso que a veces estas conversaciones se me hacen difíciles porque entiendo su curiosidad, se que puedo hablarle con sinceridad porque lo asimila mejor de lo que se espera en un niño de su edad, y es una fuente incansable de preguntas y porqués que no se conforma con respuestas vagas, pero a la vez es un niño muy sensible y sentido, por lo que temo meter la pata y ser demasiado realista, o que la realidad que tan bien parece comprender se convierta en un arma de doble filo, siendo una fuente de preocupaciones y miedos.

Así que intento quitarle hierro al asunto, contarle que gracias a la medicina y los avances de la ciencia, a lo bien que nos alimentamos y nos cuidamos cada vez vivimos más - así además aprovecho para inculcarle la importancia de una buena alimentación, hacer deporte, salir al aire libre y llevar una vida sana -, que nos queda mucha vida por delante y que lo que tenemos que hacer es disfrutar de la vida sin pensar en la  muerte.

Estoy convencida de que esto es una fase que pasará. Porque si hago memoria y echo la vista atrás, casi puedo recordar cuando era yo misma la renacuaja que le hacía estas preguntas a mi madre. Y también recuerdo el dolor que me producía pensar que mi madre, que era todo mi mundo y mi existencia, me pudiera faltar. Dolor que todavía se produce, solo que soy adulta y puedo focalizar mis pensamientos de otra manera. Y no puedo más que decirle...

"Cariño, estoy aquí contigo, y estaré contigo, a tu lado y queriéndote, toda mi vida.". 

Es la verdad más cierta que le puedo decir.

Y vosotros, ¿habéis llegado a esta fase?, ¿cómo capeáis el tema de la muerte con vuestros peques?.
Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

otros artículos de niños psicología infantil

¿Cómo explicar a los niños que no se pueden ir con extraños? Experimento Child Abduction

Hace poco salió un vídeo en las noticias que me dejó impactada. En el fondo ya sabía lo que pasaría, pero verlo es duro. Joey Salads ha realizado un experimento para explicar a los padres lo fácil que es que un niño se vaya con un extraño. El experimento se llama “Child Abduction”, o lo que es lo mismo, sustracción de niños. Las madres del vídeo estaban convencidas de que sus hijos no ...

familias diversas homosexualidad literatura infantil

Homosexualidad contada para niños

Este fin de semana se celebra el World Pride Madrid 2017 y creo que es el momento de explicar a nuestros hijos que los tiempos han cambiado y hay otros modelos de familias y parejas. Ayer mismo la Princesa que ya observa y se interesa por las cosas, me preguntaba por qué estaba Madrid plagado de banderas de colores y ahí que estuvimos las dos charlando un buen rato sobre la homosexualidad, la dive ...

guía muerte Seguros Meridiano

Hablamos de la muerte

No hemos pasado buenos días en la casa sin zapatillas. Alguien querido de la familia nos ha dicho adiós, cuando estaba en la plenitud de su vida: 40 años. Son esas cosas que pasan a las que no encuentras sentido y a la que tienes que hacer frente, primero para asimilarlas tú y luego para que las asimilen tus hijos. Si bien es cierto que no es un familiar al que viéramos asiduamente durante el inv ...

Mascota Tema Muerte Familia ...

CÓMO EXPLICAR A UN NIÑO LA MUERTE DE SU MASCOTA

Recuerdo que mi primer mascota fue un pollito, era muy pequeña cuando me lo regalaron y según me cuentan lo cogía del cuello al pobre pollo y lo llevaba pegado a mi pecho para todos lados. He tenido muchas clases de mascotas a la largo de mi vida, perros, loros, canarios, gusanos de seda y gatos...pero así como han aparecido se han ido. Todas mis mascotas se iban a un sitio mejor, ninguna se mu ...

Hoy reflexionamos

Los niños ante la muerte

Los niños aprenden a través de nuestro ejemplo, eso está claro. Es imposible que un niño aprenda sobre solidaridad si nunca ve a sus padres hacer algún gesto de forma desinteresada hacia otros. No creo que dar un kilo de lentejas sea fundamental, hablo de ir mucho más allá: ayudar a una persona mayor a llevar la bolsa de la compra, ayudar a un vecino sujetándole la puerta, dar las gracias ante los ...

Libros apoyo familias apoyo padres ...

El rincón de lectura by Boolino: explicamos la muerte a los niños

Los niños quieren saber todo, y por ello nos preguntan muchas cosas que no estamos preparados para responder o explicar, entre ellas por ejemplo este tema tan complicado: la muerte. Es un tema acerca del que mi hijo me ha preguntado varias veces, y que me cuesta abarcar pues es difícil encontrar el equilibrio entre responder a su pregunta y solucionar sus dudas y a su vez no crearle angustias con ...

general maternidad con humor navidad ...

Cómo explicar por primera vez la existencia de los Reyes Magos

¿Hay alguna manera de explicar a un niño pequeño la existencia de los Reyes Magos por primera vez sin que suene a una película de fantasía? Estas navidades, las terceras ya de mi hijo, -aunque las primeras en las que empieza a entender algo-, nos las hemos visto y deseado para explicar de pronto cosas tan extrañas y nuevas para él como la Navidad y sus árboles y adornos y el Olentzero y su cara de ...

embarazo educacion a los hijos modales ...

¿Cómo enseñarles modales a los niños?

Tener buenos modales es la manera de comportarse educadamente ante cualquier circunstancia no importa el lugar o el momento. Hoy día, no todas las personas los poseen, es por ello, que es importante retomar esa tradición que se ha perdido en la actual sociedad, para ello, se debe comenzar con los más pequeños de casa, puesto que los niños se encuentran en una etapa de aprendizaje. Es muy común que ...

psicología infantil grandes preguntas para pequeñas cabezas cómo explicar ciertas cosas a los niños ...

¿Cómo explicar ciertas cosas a los niños?

¿Recordáis aquel post que se titulaba Grandes preguntas para pequeñas cabezas? En el hablaba de la dificultad para algunos adultos, especialmente papás y mamás y también profesores,para explicar cosas trascendentales, importantes o delicadas, a los niños, y que las entiendan, sin obsesionarse con su significado. Cómo explicar la muerte, cómo decirles que la mayoría de la gente cree en un Dios, que ...

general familia recursos ...

¿Cómo explicar cuentos a nuestros peques?

¡Bienvenido al blog de Mundo Ludic, la guía de actividades para tus fiestas y eventos infantiles! Esperamos que te guste este post. El pasado 7 de marzo tuvimos la oportunidad de colaborar en una jornada muy especial y lúdica, organizada por la Xarxa de Dones Emprenedores de Cornellà. Trabajando en xarxa, como dicen aquí en Cataluña, o "rollo colaborativo", como está de moda ahora decir& ...