Padres

Superpapis de Corazón Idea guardada 1 veces
La valoración media de 10 personas es: Muy buena

La vida (no) sigue igual (2ª parte)

Como ya dije en el post anterior, cuando tienes un hijo la vida te da un vuelco, y cambian muchas cosas. Además de las que ya comenté, encontramos otras.
4 La pareja

Siguiendo el consejo que nos dieron varias personas, Superpapi y Supermami teníamos claro que no íbamos a descuidar la pareja.

Sin embargo, eso es más fácil de decir que de hacer. Durante los primeros meses lo veíamos tan chiquitín, tan frágil, que nos invadía la sensación de que lo estábamos abandonando si lo dejábamos con otra persona. De hecho, un par de veces que lo dejamos con su abuela para ir a hacer recados nos sentíamos súperextraños sin el peque, nos faltaba algo, y tardábamos el menor tiempo posible para volver pronto junto a él.
Por otra parte, a los dos nos sucede que en realidad, cualquier plan que hagamos, nos apetece compartirlo con el chiquitín. Si salimos a cenar, ¿por qué no va a venir con nosotros? Si planeamos una excursión o una escapada, o ir a ver las Fallas, ¿por qué se tendría que quedar en casa?
Si estamos deseando que sea más mayor para visitar castillos, parques temáticos y demás.

Así que, de momento, hemos ido posponiendo los planes de pareja para cuando sea un poquito más mayor…
5. La casa

Aunque Superpapi es bastante más ordenado que Supermami (yo soy un poquito caótica), cuando llega un bebé la casa se vuelve una auténtica leonera, y en nuestro caso más todavía, ya que el duendecillo se adelantó mes y medio y por tanto no nos dio tiempo a preparar del todo su llegada.

Por otra parte, yo me he vuelto algo más ordenada. Quizá tengo el síndrome del nido con retraso, ya que como ya he comentado no tuve la ocasión en su momento, y me paso el día ordenando su ropita y sus cositas (ya hablaré en otro post de su ropita). Aun así, la casa está siempre patas arriba. Y como le digo a Superpapi, “Esto no es nada, espera a que empiece a caminar y a esparcir sus juguetes por todas partes”.



6. El mundo de los niños

En tu cabeza ya no entra sólo tu hijo, sino que te solidarizas con todas las madres, te sientes MADRE/PADRE con mayúsculas, en el más amplio sentido de la palabra.

De hecho yo ya me sentía un poco así antes, debido a mi profesión, pero esta necesidad de proteger a todos los niños del mundo se ha disparado, desarrollándose a una escala muy superior.

Ya me lo dijo otra Supermami, que ella durante el embarazo no soportaba ver las noticias.

Bueno, a mí ya me ocurría algo parecido, se me ponían los pelos de punta al escuchar alguna atrocidad cometida sobre algún niño. Pero ahora es mucho más fuerte. Se me encoge el corazón, un quemazón atenaza mi garganta, y efectivamente entiendo que haya padres capaces de matar (por sus hijos, claro).

Sobre todo me pongo en la piel de esos Superpapis, porque ahora sí que comprendo ese sufrimiento en toda su extensión.
7. Tu cuerpo

Aunque hable de él en último lugar, es uno de los primeros cambios que experimentamos las Supermamis.

A pesar de que a mi no me cambió demasiado el cuerpo, sí he de reconocer que el aumento desbordante del tamaño de mis pechos con la subida de la leche fue algo inquietante.

Además, durante los primeros meses llegué a sentirme como un mero recipiente de leche para el bebé, su biberón particular.

Y aunque se supone que el cuerpo va recuperándose poco a poco, he de reconocer que estos cambios me obligaron a percatarme de que no siempre somos dueños de nuestro propio cuerpo, y éste puede jugarnos malas pasadas.

En cuanto a la dieta y el gimnasio…



Imagen: Pexels

La primera no es conveniente si estás amamantando, de hecho es justo al contrario, jamás en mi vida había comido tanto ni con tanta ansiedad.

Y en cuanto al segundo, ¿es que no hago ya bastante ejercicio meciendo al renacuajo y bailando con él en brazos por toda la casa habiendo dormido sólo 3 horas?

Pues eso.

¿Estás de acuerdo con estos cambios? ¿Añadirías alguno más? Cuéntanoslo, te escuchamos.

¡Feliz semana!

Fuente: este post proviene de Superpapis de Corazón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nuevo curso, nuevo ciclo

Iniciamos curso nuevo, con todo lo que eso supone. Aunque el año comienza en el mes de Enero, el mes de Septiembre también implica en muchos aspectos el final de un ciclo y el inicio de otro nuevo. En ...

¡Volvemos a la carga!

¡Hola gente! Ya estamos de vuelta por aquí. Después de dos meses "cargaditos" (fin de curso, oposiciones, reformas...), volvemos a la carga. Volvemos con nuevas historias que contar. ¡Espera ...

Recomendamos

Relacionado

Bebé Cambios Cariño ...

La vida (no) sigue igual (1ª parte)

Cuando te quedas embarazada todo el mundo (principalmente los que ya son Superpapis) te dice: “Ya verás cómo te cambia la vida”. Pues efectivamente, al contrario de lo que canta Julio Iglesias, la vida NO sigue igual. Todo cambia desde el mismo momento en el que aparecen las rayitas moraditas en el test de embarazo. Tener un bebé significó para nosotros darle un giro completo a nuestro mundo. Nos ...

Ocio Travel alcocebre ...

Vacaciones en Alcocebre 2ª parte, Turismo.

Seguimos contando como fueron nuestras vacaciones, hoy hablamos sobre que hicimos cuando fuimos al Complejo Eurhostal. Complejo Eurhostal esta situado en la playa de las Fuentes,una playa pequeña (de 400 m. de longitud y 40 m.de anchura) pero muy acogedora y con un cierto encanto que nos dejo enamorados. Antes de irme algún sitio me gusta investigar un poco por google y esa playa nos sorprendió m ...

general artículos

CONFESIONES 2ª parte

Como os decía en la primera parte de mi confesión, a pesar de haber introducido cambios en mis rutinas con tal de ir menos estresada, tener un poco de tiempo y poder descansar, yo seguía igual de agotada y una serie de "síntomas" sospechosos se instalaron en mí. Mi humor cambió, saltaba a la mínima. El pecho me dolía, aunque no le había dado importancia antes pues Doña Cuchufleta sigu ...

adaptación crianza colegio

Periodo de adaptación en el colegio: 2ª parte

Ya hemos hecho dos semanas de adaptación. Durante cinco días seguimos la rutina de adaptación que ordenaba el colegio y a partir de la semana la pequeña se quedó hasta la una, comió en el comedor y a las 2 pm recogí a los dos hermanos. A partir del quinto día su rutina ha sido la siguiente: a las 9.15 entraba con su grupo de clase de adaptación y a las 11 se quedaba con el segundo grupo. Ha pasad ...

alergia anisakis dolor

Hoy toca médico: Anisakis (2ª parte)

Después del post de la semana pasada, en el que te conté de dónde viene el anisakis, te voy a desvelar que hace una doctora hablando de pescado. El anisakis no es un parásito humano, no es capaz de sobrevivir en el cuerpo humano mas allá de una horas o días. El parásito intenta reproducir en el intestino humano lo que hace en el intestino del pez. Es decir, atravesar la pared del tubo digestivo p ...

general sin categoría

Respeto no es igual a miedo

Anoche mi hija mayor tenía fiebre. Luego de darle medicamentos, me pidió a las 4am encender su televisor. Pensé para mis adentros “¿A esta hora? ¡Estas no son horas!” Sin embargo, luego pensé: “¿quién se va a morir si lo permito?” Muchas veces nos acusan de ser permisivos con nuestros hijos. Las madres nos cuestionamos mucho, nos autoevaluamos sin piedad, y no nos detenemos ...

reflexión vida

La fugacidad de la vida

Mis abuelos, por decisión propia, decidieron irse a vivir al campo. Y digo campo, y no pueblo, porque donde ellos vivieron los 50 últimos años de su vida ni siquiera es un pueblo. Allí fueron muy felices viviendo la vida como ellos escogieron: sin prisas, ni ruidos, ni casi gente, salvo los fines de semana que íbamos todos. Y cuando venían a Madrid a mi abuela le encantaba mirar por la ventana o ...

general

Soy Mamá igual que tú

No soy nutricionista, tampoco chef pero soy Mamá, tengo 32 años y 2 hijos: una niña de 3 años y un niño de 2 años.. Y si, me dijeron "¿nuevamente estás embarazada?" uuuy... cada vez que lo escuchaba mi cabeza decía "que te importa, acaso lo vas a cuidar tú" Pero hay que ser cortés y decía: "Si, quería criar a los dos juntos"... Y aunque no haya sido planificado, cr ...

Estudiante Madre hijos ...

Querida Samanta Villar: los hijos no arruinan la vida

Twittear Hola a todas mis queridas Eemas: Acabo de leer una nota en Internet de una periodista Española llamada Samanta Villar que ha perdido calidad de vida por culpa de sus hijos (Yo No lo digo, lo dice ella). ODIO de verdad darle importancia a este tipo de comentarios y personas que se crean falsas expectativas de lo que es ser madre y después andan diciendo barbaridades por no decir (Pend..) ...