Nunca jamás y yo Idea guardada 1 veces
La valoración media de 8 personas es: Muy buena

A los estudiantes que faltan el respeto a los profesores

Se me remueve algo por dentro cada vez que escucho que hay estudiantes que faltan el respeto a los profesores (sinceramente, se me remueve algo por dentro con todas las faltas de respeto). Posiblemente, ya hayáis visto el vídeo que se ha hecho viral del docente que le está diciendo al alumno que cambie de actitud y que está cansado de que pase de todo. Después de escuchar toda la frustración del profesor el estudiante dice: “para eso te pago, subnormal”. Al profesor se le acaba la paciencia y rompe un portátil.

Sí, hay estudiantes que no quieren estudiar

Hay profesores increíbles que se esfuerzan muchísimo cada día por motivar a los estudiantes, por inspirarlos, por emocionarlos y por hacerlos los protagonistas de su propio aprendizaje. Sin embargo, hay alumnos que no responden a las motivaciones, ni a las emociones ni a las ilusiones. Simplemente, no quieren estudiar y no van a luchar por ello.

Se trata de estudiantes que todo les parece indiferente, que no muestran interés por nada y que no tienen ningún tipo de problema social, personal ni emocional. Van a los centros educativos porque tampoco tienen edad para trabajar  y no pueden estar en casa todo el día sin hacer nada. Son estudiantes que crean una tensión en el clima escolar del aula y que hace muy complicada la labor docente.

Estudiantes “tiranos” que insultan a los profesores

También, hay  alumnos que insultan a los docentes, que les avergüenza, que les humillan y que llegan a ponerse violentos con ellos. Estudiantes que pinchan las ruedas de los coches de los profesores, que les rayan los cristales, que les tiran piedras a las ventanillas. Alumnos que “han declarado la guerra” a los docentes. Y estudiantes con un alto grado de egocentrismo que quieren demostrar lo valientes que son maltratar a los profesores.

“Eres asqueroso”, “no vales para nada”, “no sé para qué has venido hoy a trabajar, idiota”, “te mereces que te haya pegado el chicle en la silla”. Desgraciadamente, todas esas ofensas las han tenido que escuchar amigos míos que son profesores de educación secundaria y que se implican muchísimo con los estudiantes. Profesores de corazón que quieren lo mejor para los alumnos siempre. Profesores con alma y emociones que son rechazados, acusados, insultados y maltratados por los estudiantes.

No me quiero imaginar cómo se tienen que sentir los docentes que se esfuerzan tanto por hacer bien su trabajo.

Las faltas de respeto no son únicamente a los profesores

Hay adolescentes que creen que la sociedad es su peor enemiga. Os voy a contar una cosa que me pasó en Navidades. Estaba paseando a Argos (mi perro) por el parque y me encontré con dos chicos que estaban dispuestos a lanzar un petardo. Les dije educadamente que por favor se esperaran a que saliera con el perro. Y esto fue lo que me dijeron: “pues no nos da la gana. Tu perro se va a joder”.

“Pues no nos da la gana. Tu perro se va a joder”. Creo que esa respuesta no se me va a olvidar en la vida. Os reconozco que me quedé totalmente bloqueada hasta que les di la respuesta (ya no tan educada). Y lo que más me llama la atención es que no piden disculpas, ni perdón ni se arrepienten. Lo que os quiero decir es que los profesores no son los únicos los que reciben faltas de respeto.

Entonces, ¿de dónde puede venir el problema?

Pues reconozco que no lo tengo claro. Cuando yo era una adolescente no se me ocurría faltar el respeto a mis profesores ni a las personas. Ni se me ocurría insultar a un docente ni a un compañero. Y menos ofender a la gente que no conocía. He de decir que mis padres me educaron con el ejemplo y siempre fueron increíblemente respetuosos y tolerantes.

Aunque parece muy complicado creerlo, hay padres que se muestran indiferentes con sus hijos. Que les da igual su educación, lo que hacen, si ofenden a las personas, si son violentos en el centro educativo. Padres que hablan con los profesores para solucionar conflictos con sus hijos y que no les hacen ningún caso. Hay profesores que comunican a las familias que su hijo ha insultado a un compañero o un profesor y no se preocupan en absoluto.

Y también, hay padres que sobreprotegen a sus hijos, que les colman de caprichos, que les dan absolutamente todo (por una posible culpa de no estar más presentes) sin ningún tipo de límites. Y que incluso si tienen un mal comportamiento y una mala actitud también les hacen regalos. Estudiantes que manipulan de sus padres y que obtienen todo lo que quieran de ellos.

Estudiantes, ¿a vosotros os gustaría que os insultaran?

Si por alguna casualidad estáis leyendo esta reflexión, aprovecho para preguntaros una cosa: ¿a vosotros os gustaría que un profesor os insultara, os acusara, os ofendiera y que se pusiera violentos con vosotros? ¿Os gustaría uno de vuestros docentes pusiera un chicle en vuestra silla? ¿O que se riera de vuestras contestaciones y os llamara inútil a la cara? Pensadlo bien. Pensadlo bien porque eso es lo que estáis haciendo vosotros.

Los profesores de corazón, esos que os intentan ayudar en cada momento, los que creen en vosotros, los que no piensan que sois casos perdidos, tienen sentimientos. Tienen sentimientos y les duelen muchísimo las cosas que hacéis. Les duelen los insultos, las ofensas y lo mal que los habláis. ¿Y sabéis una cosa? Muchos de ellos tienen miedo y llegan a sus casos llorando preguntándose que han hecho mal con vosotros.

Entiendo que sois adolescentes, que estáis pasando una etapa complicada y llena de cambios. Comprendo que estéis buscando vuestra propia identidad. Y entiendo que tengáis unos padres que no están mucho con vosotros o que os protegen demasiado. Pero las faltas de respeto y los insultos no llegan a ningún lado bueno. Ni para vosotros, ni para los profesores, ni para el resto de la gente.

¿Qué tal si tenéis una actitud más positiva con las personas que os rodean? Seguramente, si lo hacéis, las cosas os vayan mejor. Además, la empatía es un concepto clave muy importante y que debe tenerse en cuenta durante toda la vida. Entonces, ¿vais a tener en cuenta lo que os he dicho? ¡Espero que sí!

.

Fuente: este post proviene de Nunca jamás y yo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Educación sistema educativo

El sistema educativo que no tiene en cuenta a profesores ni a estudiantes

Son muchos los docentes y estudiantes desmotivados. Alumnos y profesores que han perdido la ilusión por aprender y enseñar. Todo eso gracias al desastroso sistema educativo que tenemos en España. Chicos y chicas que van al instituto y que tienen la sensación de no aprender absolutamente nada. Niños y niñas de educación primaria que simplemente no quieren ir al cole. Y maestros que se esfuerzan al ...

Educación Pedagogía Aprendizaje activo ...

Docentes que apoyan, creen, comprenden y confían en los estudiantes

Para mí, que los profesores crean y confíen al cien por cien en sus estudiantes es algo increíblemente importante. Hay docentes que no dan mucha importancia a esto pero cuando los alumnos comienzan a darse cuenta de que los maestros tienen fe absoluta en ellos, ocurren cosas maravillosas en las aulas. Como digo siempre, la tarea docente va mucho más allá de corregir exámenes y ejercicios. Estudian ...

Educación Pedagogía cambio educativo ...

La educación de hoy no tiene en cuenta ni a estudiantes ni a docentes

Hace unos días, una conocida me planteó una pregunta que yo me había planteado muchas veces. “Mel, tú escribes mucho sobre educación en el blog, pero, ¿cómo sería para ti el sistema educativo ideal?”. Mi sistema educativo idea. Já. Habría tantas cosa que cambiaría de la educación actual que no sabría por dónde empezar. ¡Creo que no daría a basto! Mi educación… ¿ideal? Para empeza ...

Educación Para padres profesores ...

El día a día de los profesores no es siempre de color de rosa

Hace unos días, una amiga me confesó que no iba a seguir trabajando en el mismo centro educativo porque la situación se había hecho insostenible. Anteriormente, ya me había contado de las faltas de respeto, burlas y la mala educación de la mayoría de los estudiantes. Tras pensarlo detenidamente había decidido dejarlo. Ya no lo aguantaba más. Me lo contaba con la voz temblorosa y casi a punto de ll ...

Educación Pedagogía Acoso escolar ...

Profesores que apartan la mirada ante situaciones de acoso escolar

Seguramente, muchos de vosotros os hayáis llevado las manos a la cabeza al leer el título del post. Bastantes estaréis pensando: “¿pero cómo un profesor va a permitir eso?”. Desgraciadamente, no todos los docentes denuncian las situaciones de acoso escolar. Más profesores de los que me gustaría, no hacen nada cuando son testigos de agresiones, maltratos y burlas entre estudiantes. De h ...

Educación Pedagogía acoso a profesores ...

Los profesores también sienten miedo y rechazo de los estudiantes

En el blog he escrito entradas relacionadas con el acoso escolar entre compañeros y sobre el abuso de poder de algunos docentes. Hoy me gustaría hablar del rechazo que sienten los profesores por culpa de malas conductas y comportamientos que tienen los alumnos. Debe ser muy duro querer hacer bien tu trabajo, por el cual sientes una gran vocación (al menos quiero pensar que la gran mayoría de profe ...

Educación carreras deberes ...

La gran locura de estudiar por obligación, de memoria y sin motivación

Estudiar por obligación. ¿Cuántos niños, adolescentes y jóvenes pensarán eso a lo largo de su carrera académica? El sistema educativo dicta unos programas, unos objetivos y unos contenidos para que los estudiantes y profesores los cumplan.  De alguna manera, nos obligan desde corta edad a “aprender” lo que ellos creen que es útil para nuestro futuro. Nos llenan de apuntes, de fechas, d ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Padres y profesores: ¿y si trabajáis juntos en vez de ser enemigos?

Hace unos días, una amiga me enseñó los comentarios de un grupo de Facebook dedicado a la enseñanza. El debate había sido iniciado por la ya famosa noticia de que los padres exigieran a los profesores que dieran clases de recuperación en julio. Los padres recuerdan a los docentes que son funcionarios y como tal únicamente tienen un mes de vacaciones. De esta forma, sus hijos no tendrían que ir a a ...

Educación Pedagogía valorar a los estudiantes

Los estudiantes educados y respetuosos casi nunca son noticia

Empiezo mi reflexión diciendo que yo nunca he faltado el respeto a un profesor (ni lo pienso hacer). Jamás he tenido una mala actitud con ellos y ni en mi infancia ni adolescencias el centro educativo tuvo que llamar a mis padres por un mal comportamiento con los docentes. Ahora la cosa es diferente. Ahora hay estudiantes que faltan el respeto a los profesores y que no les dejan hacer su trabajo. ...

Educación Para maestros maestros

Los docentes de corazón pueden cambiar la vida de los estudiantes

No puedo evitar emocionarme al escuchar “mi profesor es genial. Me está ayudando muchísimo con todo”. Está claro que los docentes de corazón, apasionados con su trabajo, implicados en la enseñanza y con ganas de comprender a los estudiantes pueden llegar a cambiar la vida de muchos alumnos solo con su actitud positiva y motivación. Hace unos días un vecino que va a primero de bachiller ...