La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 4 veces
La valoración media de 8 personas es: Muy buena

Qué pasa cuando mamá enferma



Las mamás hacemos múltiples papeles en nuestra función como madre, pero hay uno que tarde o temprano, con más o menos frecuencia, te toca representar aunque te gustaría que no fuera así, por el bien de tu peque. Es el papel de enfermera.
Creo que lo peor de la maternidad es cuando tu bebé, tu pequeñín, tu hij@, enferma. No se tú pero yo en esos momentos me cambiaría por ellos sin dudarlo. Y es que verles padecer dolor, el malestar de la fiebre, la impotencia de una tos persistente o el mal cuerpo que deja una gastroenteritis, a mi al menos se me parte el alma y cruzo los dedos por que mis hijos se pongan enfermos lo menos posible.
En ese papel de enfermeras las madres no nos libramos de pillarlo todo. Y no se tú, pero yo soy de las que más de una vez caigo peor que ellos, o sea, que se tiran unos días moqueando, con alguna tosecilla, quizás hasta algo de febrícula y ahí se queda, sin embargo cuando me doy cuenta soy yo la que tiene un trancazo de no poder levantarse. Y en parte me alegro porque prefiero pasarlo mal yo a que enfermen ellos.
Pero... ¿Y a mi quien me cuida?. Porque la realidad es que si caes enferma lo tienes muy, pero que muy chungo. Porque desearás meterte en la cama a sudar tu resfriado, olvidarte de que existe el mundo y dejarte llevar hasta que los virus te abandonen. Pero eres madre y todo lo anteriormente deseado es una utopía. Más bien te tocará seguir con tu día a día y en lugar de intentar encontrarte mejor te conformarás y de hecho procurarás no contagiar a tu hijo.
La pura realidad es que los virus campas a sus anchas, en invierno nadie se salva de resfriarse ni una vez y las mamás somos grupos de riesgo donde los haya porque no hay mejor portador de virus que un niño que pasa gran parte de su día con otros niños, portadores de virus, cada cual el suyo. Virus a gogó. Y no te queda otra de intentar no solo prevenir, tarea harto difícil, sino al menos intentar que los virus te dejen lo menos echa polvo posible.
Dicen que prevenir es curar así que servidora ha recurrido a los remedios tradicionales o incluso la homeopatia en un intento de evitar esquivar los virus, al menos pasarlos de la mejor manera posible. Que si el zumo de naranja con su vitamina C, que si beber mucha agua, que si el caldito de verduras, que sí la leche caliente con miel o a miel a cucharadas directamente. Será por intentarlo, y como se suele decir sarna con gusto no pica. Ni por esas.


La realidad es que al menos una vez al año no me libro de pillar algo gordo, de esos resfriados de no poder levantarme de la cama directamente en un par de días, con la mesilla de noche llena de analgésicos, antigripales, oscillococcinum, botellas de agua, restos de cebolla partida a la mitad, una estampita de Santa Rita y un mar de pañuelos de papel arrugados. Esos resfriados que te dejan echa, en los que odias a media humanidad y a la otra media no la quieres ni ver.
¿Y qué pasa cuando mamá enferma? Pues este es mi plan. Si me duele la cabeza, esas dulces vocecillas infantiles se convierten en un martilleo incesante que me dan ganas de cortármela directamente. La cabeza, se entiende. Cuando estornudo como una metralleta -muy mío- justo en esos momentos mis hijos tienen algo sumamente importante que decirme, preguntarme o pedirme que pretenden que les solucione entre estornudo y estornudo. Que ni una estornudar a gusto puede. Si sudo de fiebre vendrán a pegarse a mi cual lapas mejilloneras en su tierno intento de cuidarme y darme cariño, sumando a mi estado febril unos grados más de calor humano multiplicado por dos, o por tres, o por cinco si añadimos al gato.
Que yo a mis hijos los adoro por encima de todas las cosas pero cuando estoy así de penosa, como dijo una que yo me se, "si me queréis, irse".
La pura verdad es que cuando mamá se pone enferma, la vida sigue. Porque ser mamá es un trabajo full time, sin descanso, los hijos no entienden de dolores y enfermedades ajenas. Por muchos virus que te invadan ellos te siguen necesitando, seguramente incluso más que cualquier día, porque ellos son así. "Quiéreme cuando menos lo merezca pero necesítame cuando soy una piltrafa humana". Verdad universal.
Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

embarazo ayuda mamá enferma ...

Cuando mamá se enferma

El concepto general de una madre, hace que seamos vistas casi como unas super mujeres, que eres capaz de trabajar, ser amante y fiel esposa, señora de hogar, la mejor madre del mundo, a la par de cocinera, enfermera, medico, housekeeper, dog whisper, y bueno cualquier adjetivo a esta lista es casi seguro que se puede sumar. Sin embargo hay algo que no está bien definido o entendido por la sociedad ...

los abuelos maternidad reflexiones ...

Cuando la abuela se pone enferma

Al hablar de maternidad, crianza e hijos, centramos el objetivo en los padres y, de manera egoísta, en la exclusividad de la madre. Madres que queremos poder con todo y queremos llegar a todo solas y sin ayuda. Pero se sabe que una madre con ayuda no es que sea mejor madre, pero seguro que lleva adelante esto de la crianza mejor que si lo hace todo en solitario. Ahí entra la figura del padre -much ...

general zfeatured familia ...

!Lo más increíble de ser mamá!

? Que todo lo que era importante, deje su importancia de lado por el valor de una persona pequeñísima. ? Que el disfrute que uno pensaba que podía sacarle a la vida, haya sido una falacia hasta el momento que tu hijo dijo mamá o papá por primera vez. ? Que todo lo que creías divertido se vea apagado por la risa de un niño que no puede parar de reírse cuando haces un sonido gutural sin sentido. ? Q ...

general maternidad

Ya no me puedo enfermar, ahora soy mamá

Mi hija la segunda trajo uno de los virus más fuertes que he visto en los últimos tiempos. El virus del mal fue tan fuerte que contagió a sus hermanos, su papá, la nana, la chica de cocina, la primita que siempre viene a jugar y hasta el perro. Sí, no miento, mi pobre perrita también cayó. Todos cayeron menos yo. Estaba feliz, pues la enfermera oficial de la casa soy yo y al estar sana pude cumpli ...

Bebé Cambios Cariño ...

La vida (no) sigue igual (1ª parte)

Cuando te quedas embarazada todo el mundo (principalmente los que ya son Superpapis) te dice: “Ya verás cómo te cambia la vida”. Pues efectivamente, al contrario de lo que canta Julio Iglesias, la vida NO sigue igual. Todo cambia desde el mismo momento en el que aparecen las rayitas moraditas en el test de embarazo. Tener un bebé significó para nosotros darle un giro completo a nuestro mundo. Nos ...

general mamá trabajadora ...

Mamá Trabajadora

Hoy me toca hacer una llamada de atención principalmente a nosotras mismas, las mujeres, y muy especialmente a las que son mamás. Últimamente he estado en varias reuniones entre amigos y conocidos y como suele pasar, terminamos las mamis hablando de nuestros peques y lo que nos preocupa por un lado, y los demás, por otro. El caso es que me he topado con una situación algo incómoda, bastante, mas b ...

general a debate frases de manual ...

Frases de manual (#12): “Llevadla a la guardería, que allí se inmunizan”

Las guarderías son una fuente inagotable de frases de manual. No llegan al nivel de la lactancia o el colecho, pero les andan a la zaga. Bien cerquita. Vaya por delante que cada uno puede hacer uso de las guarderías con sus hijos como considere oportuno en función de sus necesidades laborales/económicas o de sus creencias respecto a estos centros educativos enfocados a los más pequeños de la casa. ...

educación infantil enfermo malito ...

Cómo entretener a los niños cuando mamá está malita

Este fin de semana, he estado resfriada y no he parado de pensar en qué podía hacer para que los niños estuvieran entretenidos y “molestaran” lo menos posible. Por más que les decía “mamá está malita y tiene que descansar“, al final son niños y es complicado que se pasen todo el día tranquilos y en silencio. Como sabes es complicado para una madre (o un padre), permitirse e ...

salud niños medicamentos ...

Qué no debe faltar en el botiquín de nuestros hijos

No sé vosotras... pero mi casa a veces parece un hospital de campaña. Con cuatro hijos pequeños es muy frecuente que cuando enferma uno, caiga otro. Y más cuando están en la edad de empezar la guardería o el colegio, que es cuando cogen todos los virus habidos y por haber! Por eso es importante tener siempre a mano un botiquín con todos los medicamentos más comunes y que suelen recetar los pediatr ...

Familia Television Netflix

Mirar series a escondidas de tus hijos

Como la mayoría de madres y padres, yo dispongo de poco tiempo para ver la televisión y disfrutar de un poco de ocio entre semana. La verdad es que el día a día consume todo mi tiempo. El cuidado de los niños, buscar y crear contenido para el blog, leer sobre temas de psicología infantil, ayudar a mis hijos en sus tareas escolares, leerles cada día un ratito, la casa, las compras, hacer comidas y ...