Una mamá del montón Idea guardada 4 veces
La valoración media de 12 personas es: Muy buena

Aumento de peso durante el embarazo y tamaño de la barriga



Ahora mismo me siento un poco ballena, tengo un barrigón de 9 meses estando de 7 y la sensación de explotar en cualquier momento. Aún así no puedo parar de comer.

Si me hubiese dado por la fruta y la verdura no habría problema, lo malo es cuando te da por comer “mierdas”. Cuanto más calórico, azucarado y grasiento mejor, y claro todo eso tiene sus consecuencias.

Estoy de 31 semanas y he engordado unos 8 kilos, que tampoco está tan mal, pero nos quedan los peores meses, en esos en los que se engorda por días, y aunque me prometí que en este embarazo lo haría mejor que con Olivia, voy por el mismo camino (quizá un pelín mejor, pero tampoco mucho). Total, 14 o 15 kilos en total, tampoco son tantos, ¿no?

Me consuelo y excuso pensando que este será mi último embarazo, y que si no aprovecho ahora que tengo excusa para “ponerme como el Kiko”, ¿cuándo lo voy a hacer?. Ya me pondré las pilas cuando dé a luz. Pero seguidamente mi conciencia llama a la puerta y me grita muy fuerte lo “gocha” que soy y me recuerda que después del parto vendrá la lactancia y mi cuerpo me pedirá seguir comiendo, comiendo mucho.

Mi fuerza de voluntad para controlar lo que como es y siempre ha sido inexistente, pero oye, quizá algún día aparezca y la báscula vuelva a marcar el peso pre-embarazo de Olivia, nunca se sabe.

La última vez que tuve revisión, la ginecóloga me hizo llegar por email una dieta. No me dijo “tienes que hacerla”, pero me sugirió esa opción de una manera muy sutil. Yo lo barajé, lo consulté, incluso lo compartí con vosotras por Instagram y tome una decisión. La decisión del “no a la dieta”. Se que no merezco un premio a la embarazada con mejores hábitos alimenticios, ni al peso mejor y más proporcionalmente ganado de la historia, pero creo que el tema tampoco es como para ponerme a dieta.

Después de valorarlo y reflexionar decidí modificar algunas cosas de mi alimentación. Mejorar algunos hábitos, eliminar algunos alimentos o comerlos de manera más esporádica y añadir otros, hacer desayunos más saludables y cenas más ligeras. Coja el peso que coja, mi conciencia está muy tranquila.

¿Cuánto debemos engordar en el embarazo?

Esta pregunta no tiene una respuesta cerrada, dependerá del peso inicial de la madre y de muchos otros factores. De esta manera, si la madre cuenta con un peso alto en el momento de quedarse embarazada, la teoría dice que deberá engordar mucho menos, que una mujer muy delgada. Para un peso normal, lo ideal es que se engorde entre 1 y 1,5 kg mensuales. Es decir,  deberemos coger entre 9 y 14 kilos a lo largo de los 9 meses de embarazo. Además, lo normal es que se cojan de manera progresiva, es decir, en el primer trimestre a penas se cogerá peso, en el segundo ese peso irá aumentando progresivamente, y en el tercer trimestre será cuando el aumento de peso se haga más notable.

¿Cómo se reparte el peso ganado en el embarazo?

Todo el peso que cojamos no va a ir directamente a nuestras “lorcillas”, tened en cuenta  que de ese peso total que ganemos, unos cuantos kilos se quedarán en el paritorio. Dependerá de la mujer, hay quienes en el paritorio dejan hasta el higadillo y hay quienes dejan bastante menos de lo que les gustaría.

El bebé, si todo va bien, rondará los 3 kilos y entre la placenta, líquido amniótico y demás, perderemos otros 2 o 3. Así que durante el parto, así de buenas a primeras, nos quitaremos entre 5 y 6 kilos. Visto de esa manera, la cosa cambia, ¿verdad?.

Los días después del parto, no sé si por la falta de sueño, o por la falta de tiempo para comer, suele irse algo más de peso de manera más o menos sencilla (también tiene que ver la involución del útero y el resto de cambios físico que se producen en nuestro cuerpo). El problema, al menos desde mi experiencia, viene con los kilos restantes. Esos que se quedan pegados a nuestro cuerpo como si no hubiese otro lugar en el mundo al que ir. De aquellos, en mi caso, hubo un par que no se fueron ni con agua caliente.

¿Y este barrigón es por culpa de los kilos o es que voy a dar a luz un bebé enorme?

Pues ni lo uno, ni lo otro. La barriga no va directamente ligada al peso del bebé, ni tampoco a coger más o menos kilos (a no ser que sea una cosa drástica). Evidentemente si cogemos 30 kilos vamos a tener más barriga que si cogemos 9, y más culo, más lorzas, más pecho y más papada, eso es así. Igual que si vamos a tener mellizos la barriga, por lo general y lógicamente también será mayor. Pero a pesos similares y embarazos de un solo bebé, el tamaño de la barriga, es más una cuestión de fisionomía de cada mujer que de cualquier otra cuestión.

Yo misma, a mismo peso ganado, mismo cuerpo, y bebé de un tamaño teóricamente normal, exactamente igual que en el embarazo de Olivia, tengo mucha más barriga ahora que en la otra ocasión. Mis músculos, piel y tejidos en general, están menos tonificados y eso se tiene que notar por alguna parte.

En resumen, que cada cual es un mundo y los kilos y la barriga de cada una, suyos son. Disfrutad de vuestros embarazos que es lo importante, y mientras estemos en un “marco saludable” y “normal”, no vamos a obsesionarnos con el peso, ni la alimentación.

¿Cuántos kilos cogisteis en vuestros embarazos? ¿Os costó mucho quitároslos después?

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Simplificar para sobrevivir

Nosotros siempre hemos enfocado la vida de una manera “básica” sin complicaciones ni artificios, dejando fluir los acontecimientos, y la experiencia de cuidado y crianza de Olivia siguió la misma líne ...

Telma cumple su segundo mes

¡Qué mal llevo los post sobre los meses cumplidos de Telma! Me encanta tenerlos porque con el paso del tiempo olvidamos muchos detalles y momentos. Por eso, para recordar cada detalle de su crecimient ...

Recomendamos

Relacionado

la barriga después de un embarazo cuidados después del embarazo y parto salud y belleza ...

Reducir el tamaño de la barriga después de un embarazo

A muchas mamás les preocupa como les quedará el cuerpo después de haber pasado por un embarazo y el posterior parto. La barriga es una de las partes que sufre más cambios, ya que la piel estiró durante 9 meses y tardará en volver a su sitio. Después de dar a luz es completamente normal que la barriga esté hinchada, y puede tardar unos tres meses en volver a tener su 'tamaño' normal. Aunque ...

peso embarazo aumento de peso dieta embarazo ...

Bajo peso durante el embarazo: riesgos y complicaciones

Mientras muchas mujeres se preocupan por el exceso de kilos que puedan llegar a tener durante el embarazo, otras sufren una extrema delgadez que puede provocar riesgos y consecuencias negativas tanto para la futura mamá como para el bebé. La desnutrición materna puede causar un parto prematuro, provocar un retraso en el desarrollo o crecimiento fetal. Tanto la obesidad como la delgadez de la embar ...

embarazo general peso embarazo

EL PESO DURANTE EL EMBARAZO

EL PESO DURANTE EL EMBARAZO

Hola a tod@s!! Hoy voy a subir una entrada que a muchas embarazadas nos viene preocupando durante todo nuestro embarazo. Y es lo siguiente: ¿Cuánto debemos engordar?. Durante el embarazo vamos a ir aumentando de peso, pero debemos hacerlo en una proporción adecuada, es decir, que no debemos aumentar demasiado ni demasiado poco. De todos modos, en esto, cada médico suele aconsejar de un modo d ...

Después del embarazo Embarazo Psicología general ...

Control de peso en el embarazo: Alerta a la pregorexia

El control de peso en el embarazo es importante, pero cuidado con lo que se conoce como pregorexia. Ahora bien, analicemos las razones por las que el control de peso en el embarazo es importante, según los médicos. Un excesivo aumento de peso en el embarazo, puede generar problemas de salud como la hipertensión, diabetes gestacional, mayor retención de líquidos, sensación de pesadez, o incluso aum ...

embarazo trucos y consejos

Estrías durante el embarazo

Como ya se sabe, el embarazo trae una cantidad de cambios a nuestra vida bastante grandes, pero además también a nuestro cuerpo. Los cambios que mas notaréis serán en la piel, el pelo, las uñas, el pecho e incluso podéis ganar también algo de volumen en los labios. Uno de los cambios de los que os voy a hablar será de los que se producen en la piel. La piel nos cambia por completo debido a las ho ...

cuidados embarazo dieta embarazo cuidarte embarazo ...

Belleza durante el embarazo

Durante el embarazo, hay mujeres que extreman el cuidado en 2 aspectos concretos: salud y belleza. Salud, porque es obvio que es la parte más importante, y belleza corporal, porque es cierto que durante esta época, la piel, y el cuerpo en general experimentan cambios derivados de las hormonas y de la propia gestación, que a algunas mujeres les producen más secuelas de las que les gustaría. Estría ...

Madresfera

Complicaciones durante el embarazo

Aunque es muy desagradable, tenemos que reconocer que puede haber algunas complicaciones durante el embarazo. Esta es la parte del embarazo en la que a nadie le gusta pensar. Pensar que a tu bebé y a tu pareja les puede pasar algo grave contra lo que no puedes luchar es, realmente, algo horrible. Sin embargo, si estas complicaciones hacen su aparición, es importante que estés informado. Sólo si di ...

consejos para embarazadas el bebé embarazada ...

Importancia de la fisioterapia durante el embarazo

Muchas veces hemos escuchado sobre los muchos beneficios de la fisioterapia durante el embarazo, sin embargo, aún es muy común preguntarse: cuál es el papel específico que juega el fisioterapeuta en el cuidado de la embarazada. Cuando una mujer entra en la etapa de embarazo, desde el inicio comienza a experimentar cambios físicos que aumentan a medida en que transcurren los meses, y no sólo se lim ...

Madresfera

Embarazo durante el verano

Cualquier mujer te lo dirá: un embarazo durante el verano es una de las experiencias más incómodas que puede vivir una mujer. Incluso si tienes un embarazo muy cómodo, con muy pocas molestias, el calor multiplica por cien todos los inconvenientes que puede sufrir el cuerpo durante estos meses tan especiales. Dormir puede convertirse en una misión imposible, el calor aumentará la hinchazón de los ...