Educar para el futuro Idea guardada 15 veces
La valoración media de 33 personas es: Muy buena

Cómo calmar a un/a hij@ desconsolad@.

Hace ya un año o algo más, cuando mi hijo mayor tendría alrededor de los 6 años, tuve una experiencia con él de las que acabaron bien. Bueno, en realidad a mi no me ocurrió nada con él pero tuve la lucidez de actuar del modo en que mejor le podía ayudar en ese momento (al menos eso fue lo que ocurrió, que lo que hice le ayudó a sentirse mejor). Yo meto la pata con mis hijos millones de veces, ya he contado aquí en el blog muchas de mis ocasiones, pero hoy quiero contarte un “caso de éxito” por si puede servirte de idea para cuando te encuentres en una situación parecida. Comienzo a explicarte ya lo que sucedió.

Estábamos en casa después de comer y “el padre” propuso a los niños ir a ver un partido de fútbol. Yo iba a quedarme en casa aprovechando la ocasión…. El caso es que los niños, ambos, estaban dudosos. Allí dónde va uno va el otro así que cuando uno decía que no iba el otro decía que tampoco y cuando el otro decía que mejor sí iba el otro también decidía que sí iba a ir.El caso es que así estuvieron “que si que no” durante unos cuantos minutos y cuando llegó la hora en que su padre dijo yo me voy y quién quiera venir que venga, el pequeño dijo que sí y salió por la puerta disparado el mayor dijo que no pero con dudas.

Enseguida se arrepintió y comenzó a decir que quería ir pero ya era demasiado tarde y su padre y su hermano ya habían salido. Así que comenzó a llorar desesperado.

niño desconsolado


Así que, yo que aquel día estaba muy descansada y me había cuidado mucho logré actuar con serenidad e incluso logré acceder a mi memoria y utilizar un recurso que había leído en uno de los libros que siempre estoy estudiando. Y esto es lo que hice…

Primero le toqué y le acaricie y le dije:

-“Veo que te ahora sí que quieres ir con el papá y el teté y que estás muy triste porque ya no puedes“.

Y el dijo

-“Síiiii….“(llorando y gritando).

Esperé unos segundos mientras seguía tocándole la espalda.

Luego le dije:

-“Es un fastidio cuando pasa eso. Cuando yo era pequeña me ocurría un montón de veces“.

Después no dije nada más durante unos minutos y simplemente estuve a su lado acariciándole a modo de consuelo. El llanto iba disminuyendo poco a poco.  Entonces comenzó a hablar y a decir que él quería ir, que no lo había pensado bien….ahora estaba enfadado pero ya no estaba tan desconsolado y como me estaba hablando yo tenía su atención….así que aproveché ese preciso momento y le dije:

-“¿Te has fijado que tenemos 20 dedos?”   Me miro raro pero yo seguí a lo mío….

-“Si mira….”1, 2, 3, 4…..” y cuando se terminaron los dedos de mis manos me quite los calcetines y continué contándome los dedos de los pies. Para entonces él ya había dejado de llorar del todo y estaba concentrado en mis dedos. Y entonces le dije….

-“¿A ver? ¿Tú cuantos tienes?” Y secándose los ojos se contó sus dedos y para cuando llegó al último dedo del pie ¡ya estaba riéndose!

Enseguida pudimos comenzar a jugar y a aprovechar de habernos quedado solos los dos y poder pasar un rato especial juntos y los dos solos.

Sentir emociones no es malo y es necesario que permitamos a los niños que las sientan, que las expresen y que luego, las dejen pasar. Hablamos mucho sobre las emociones en el artículo “¿Tus niños vivien en una montaña rusa de emociones?” que puedes leer aquí. Lo mejor que podemos hacer cuando los niños están así de afectados es ofrecerles nuestro hombro para llorar; para ellos la experiencia está siendo muy dura aunque para nosotros sea una tontería. Los sermones, los te lo dije, los  “deberías haberte decidido antes”, o los “no llores cariño verás qué bien nos lo vamos a pasar tu y yo”, o “buá, si el fútbol es un aburrimiento y ni siquiera te gusta no es para que te pongas así”…todo eso sobra. El niño está aprendiendo por si mismo de lo sucedido y seguro sacará sus propias conclusiones para que la próxima vez no vuelva a ocurrirle.

Contarle que a nosotros nos ocurrió algo parecido cuando éramos pequeños puede resultarle reconfortante y puede estimularle a hablar.

Entonces (y aquí entra en juego el recurso que te contaba que había aprendido en los libros) si logramos que el niño hable o haga operaciones matemáticas estamos ayudando a su cerebro a recuperar la calma y a centrarse de nuevo. Digamos que antes estaba dominado por la emoción y que toda su capacidad de razonamiento estaba anulada. Al lograr “activar” esa parte del cerebro todo comenzó a volver a la calma.

Lo primero que hizo fue comenzar a hablar, pero me dí cuenta que eso no le iba a resultar de ayuda porque a veces, seguir dando bombo a un tema lo que hace es que nuestro enfado se perpetúe, y lo que él había comenzado a decir eran frases que sólo iban a conducirle al enfado y seguramente a pasar la tarde crispado y enfadándose por todo. Por eso enseguida se me ocurrió hacerle contar, pero tenía que inventarme algo divertido porque no podía simplemente decirle “cuenta hasta veinte”. No sé me ocurrió otra cosa más divertida que quitarme los calcetines….¡pero funcionó!

Como última reflexión me gustaría recordarte que no se trata de conseguir que los niños dejen de llorar, dejen de estar enfadados…se trata de ayudarles a gestionar sus emociones y a no quedarse enganchados en ellas después, de ofrecerles herramientas para superar esa situación y seguir hacia adelante, y teniendo siempre en cuenta que la primera herramienta y la más necesaria es permitir que sientas sus emociones. Cada vez que ellos vivan un episodio como este es un entrenamiento para su vida adulta, si aprenden ahora a gestionar sus emociones de un modo sano en lugar de intentar esconderlas o erradicarlas, se convertirán en adultos con equilibrio emocional. Y por supuesto, ya sabes que tu ejemplo será muy importante.

¡Espero que este artículo te haya resultado muy útil!

Cómo siempre estaré encantada de que me dejes tus comentarios aquí abajo y que compartas este artículo con todos tus familiares y amigos.

¡Un abrazo fuerte!

¿Quieres que te envíe a tu email todos los artículos del blog y las novedades de los cursos y formación para padres?

¡Puedes suscribirte gratis a la Newsletter y te mantendré informad@ de todo!

[contact-form-7]

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

comuicacion niños hablar con niños escuchar niños ...

Saber escuchar a tu hijo

La base de una buena relación entre padre e hijo es la comunicación. Los niños se desarrollan rápidamente y sufren muchos cambios, algunos de ellos sin entenderlos, y los padres debemos ser capaces de argumentar cualquier duda que tengan nuestros hijos. Pero dentro de esta interacción padre-hijo, no sólo es importante que nuestros pequeños se expresen libre y claramente, si no que nosotros sepamos ...

Familia Fiestas y Celebraciones Libros infantiles ...

Te quiero, papá

Se acerca el día del padre y no podía dejar pasar la ocasión para recomendaros el libro perfecto para esos papis a los que tanto queremos. Un libro de Valentí Gubianas magníficamente ilustrado que lleva por título “Te quiero, papá“. Esa frase con la que tantas veces se nos ha caído la baba al oírla de boca de nuestros hijos,¿verdad?. Te quiero, papá En más de una ocasión habréis leído ...

general familia amor ...

¿Educamos a nuestros hijos para que sean felices?

¡Bienvenido al blog de Mundo Ludic, la guía de actividades para tus fiestas y eventos infantiles! Esperamos que te guste este post. Hoy nos ha dado por pensar… Y es que los peques de MUNDO LUDIC acaban en estos días el cole, y piensas… “Otro año más… Se van haciendo mayores y el tiempo pasa volando…” El tiempo pasa y haces balance y piensas si tus hijos e hijas ...

Crianza

¿Por qué golpeáis a vuestros hijos?

¿Por qué? ¿Por qué golpeáis a vuestros hijos? Vivimos en una sociedad (y hablo de la española) en la que hace tan solo unas décadas nuestros abuelos fueron criados a base de golpes. En la misma escuela estaba normalizado que maestros y profesores castigaran físicamente a los niños. Los actuales padres y madres fuimos también generalmente reprendidos por nuestros padres físicamente, y hablo de bofe ...

libros infantiles Editorial Bruño Educación emocional ...

El color de la felicidad

“El color de la felicidad” es un nuevo álbum ilustrado para ayudar a nuestros hijos a identificar sus emociones. Una propuesta de la Bruño perteneciente a la colección cubilete, escrito por Laura Baker e ilustrado por Angie Rozelaar . Un álbum sobre los sentimientos y las emociones con el que nuestros hijos descubrirán las distintas sensaciones que pueden sentir en función de aquello q ...

Actividades Educativas comunicación Educación Emocional ...

¿Cómo conseguir que cambie su conducta?

En el artículo anterior vimos una actividad para expresar nuestros sentimientos positivos hacia las otras personas. Si no la has probado ya, te animo a que la lleves a cabo, ya que es tremendamente eficaz para reforzar los lazos afectivos entre los miembros de la familia y también nos ayudará a elevar nuestra autoestima. Hoy seguiremos hablando de la mejor forma de comunicar nuestros sentimientos, ...

Libros infantiles Libros y manuales editorial Bruño ...

¡Todos quieren mi rico zumo de naranja!

Hoy llega a mis manos “¡Todos quieren mi rico zumo de naranja!“. Un libro que nos permite enseñar a nuestros hijos a pedir permiso para tocar, coger o utilizar  las cosas de los demás. Amabilidad, educación y respeto son los valores de los que trata este bonito, a la par que sencillo, álbum ilustrado de la editorial Bruño. La amabilidad, el respeto y la buena educación en ¡Todos quiere ...

Disciplina Positiva Estrategias Positivas crianza positiva ...

¿Cómo lograr que nuestros hijos cooperen?

La cooperación es una habilidad que nuestros hijos utilizarán toda su vida. Como padres, deseamos que nuestros hijos tengan éxito en la escuela, establezcan relaciones sanas y lleven una vida feliz en general, y eso IMPLICA aprender a trabajar bien con los demás. Pero los niños no nacen con esta habilidad: es algo que aprenden a medida que crecen. No es algo que aprendan de un libro o a través de ...

bebés actualidad cochecito´ ...

La educación de nuestros hijos está en nuestras manos

Hoy tenemos momento para la reflexión y discusión en el blog sobre la educación de nuestros hijos. Cierto es que para gustos los colores, pero en el ámbito de la maternidad vivimos en un proliferan cada vez más los encontronazos entre diferentes corrientes y teorías,  ubicándose cada uno en un rincón del cuadrilátero y tomando la teoría ajena como enemiga. Y en algunos casos volvemos sobre nuestro ...

Opinión

No hagas a tu hijo un ciberdependiente

La semana pasada retuiteaba la noticia: Steve Jobs y Bill Gates criaron a sus hijos sin tecnología y hay quienes buscan que sea una regla general   (ver noticia). No es la primera vez que leo este tipo de artículos. Resulta muy llamativo que los “grandes genios de la tecnología” pongan veto en el uso de las tecnologías a sus hijos. ¿Por qué? El crecimiento y desarrollo de una persona p ...