comunidades

Consejos para empezar con la alimentación complementaria

El tiempo pasa muy rápido, y cuando se trata de los primeros meses de un bebé, parece acelerarse mucho más, como si se nos escapara de las manos, ¿no creéis? Hace nada estábamos camino del hospital para dar la bienvenida al amor de nuestras vidas, y ahora estamos a punto de llegar a los 6 meses y comenzar la apasionante etapa de la alimentación complementaria en los bebés.

Y es que cuando al fin tenemos la lactancia perfectamente asentada y hemos establecido una preciosa rutina, tenemos que continuar con la siguiente e importante fase en la alimentación de los pequeños. ¡Pero no temáis! Contaréis con el asesoramiento de vuestro pediatra y vuestro sabio instinto paternal y maternal.

Pero, además, marcas como Nutribén®  nos ayudan a hacer que este nuevo cambio sea más fácil, ofreciéndonos soluciones ya preparadas y que cumplen con los criterios de la alimentación completa y equilibrada que necesitan los más pequeños. Hablamos de los Potitos®, que a partir de ahora encontramos en un nuevo formato que ayuda a facilitar la elección de los padres y madres. ¡Más abajo tenéis toda información!



 

Consejos para empezar con la alimentación complementaria


En términos generales, hasta los 6 meses la alimentación de los bebés debe basarse exclusivamente en la leche, ya que se considera que es en ese momento cuando tiene la maduración gastrointestinal, renal, neurológica e inmunológica necesaria. En determinadas ocasiones, el pediatra puede aconsejar adelantar la AC unas semanas, principalmente en casos de niños alimentados con lactancia artificial o mixta, pero nunca antes de los 4 meses de edad...

A partir de los 6 meses y hasta cumplir el año, su alimentación principal seguirá siendo la leche, sin embargo, esta ya no le proporciona todos los nutrientes que requiere para continuar con su correcto desarrollo, por lo que es necesario comenzar con la introducción de la AC, a partir de nuevos alimentos que, como bien expresan los términos empleados, serán siempre complementos de la leche

En cualquier caso, no se recomienda retrasar la AC más allá de las 26 semanas, ya que podría implicar un problema nutricional para el pequeño. 

Dada esta aclaración, vamos a ver algunos puntos que nos van a resultar útiles en este comienzo de la AC:

- La norma habitual es introducir los alimentos de uno en uno, ofreciendo cada uno de ellos dos días seguidos y dejando al menos dos días entre ellos para así observar posibles alergias o intolerancias.

- En cuanto al orden de los alimentos, en esta fase de los 6 a los 12 meses los niños podrán incluir en su dieta: frutas, hortalizas, cereales, verduras (salvo las de hoja verde, por su alto contenido en nitratos), legumbres, huevo, carne, pescado y aceite de oliva. Lo más común es empezar con cereales (primero sin gluten), frutas como la manzana o el plátano, y verduras y hortalizas de fácil digestión, como la zanahoria, la patata, el calabacín… En cualquier caso, actualmente existen muchas recomendaciones diferentes sobre cómo llevar este orden, así que de nuevo recomendamos escuchar a vuestro pediatra y dejaros asesorar por expertos en nutrición infantil

- En esta fase debemos cocinar los alimentos sin sal, para proteger sus riñones. 

- Es importante ofrecer una alimentación rica en hierro, ya que a partir de los 6 meses empiezan a disminuir sus reservas y aumenta el riesgo de anemia. Para ello contaremos con alimentos como la carne roja, el brócoli, las legumbres, la yema de huevo…

- En cuanto a los lácteos, como hemos mencionado, siguen siendo su alimento principal, pero hasta los 12 meses evitaremos el consumo de leche de vaca, manteniendo la leche materna o la de continuación. La recomendación es de al menos unos 500 ml al día

- En lo que respecta a la cantidad, ofreceremos una pequeña, que iremos ampliando con el tiempo, aunque siempre observando al niño, sin forzarle a comer y sin partir con expectativas marcadas. 

- Al introducir los alimentos, no debemos presionar, castigar o premiar al pequeño, debemos favorecer que aprenda a gestionar el hambre y sus necesidades para saciarlo. Queremos conseguir una relación sana con la comida. 

- Por último, establecer una rutina ayudará mucho al proceso de adaptación a la AC: escoger un lugar tranquilo, evitar distracciones, fijar un horario, comer en familia (recordad que los niños actúan por imitación…), etc.
 

Los nuevos packs variados de Nutribén®


Nutribén® ha lanzado un formato totalmente novedoso: packs variados de cuatro Potitos® (4x1 y 2x2) con recetas de carne, pescado y fruta. 

Ofrecer packs que incluyan recetas variadas aporta grandes ventajas: nos permite ir alternándolos para que el pequeño no se aburra y vaya descubriendo nuevos sabores y, además, nos ayuda a que nuestro hijo tenga una dieta más completa, con el equilibrio entre nutrientes que necesita para su crecimiento y desarrollo. Además, nos permite comprar un menú equilibrado, para la alimentación diaria de tu bebé.
 

¿Qué encontramos en cada pack?


Estos son los distintos packs (los únicos que existen en la actualidad) de Nutribén® que podemos encontrar actualmente en el mercado. 

4x1

A partir de los seis meses de edad, es una opción nueva que contiene dos Potitos® de carne (pollo con arroz y menestra de cordero), uno de pescado (verduritas con lenguado) y uno de fruta (manzana, naranja y plátano con galleta).

2x2

En este caso, el formato es 2x2 y contiene dos Potitos® de carne (pollo con guisantes y zanahorias y ternera con judías verdes y zanahorias), uno de pescado (suprema de merluza con arroz) y uno de macedonia de frutas.
 

Nutrientes de los Potitos® 


Nutribén® garantiza siempre una mezcla homogénea y una proporción adecuada de los nutrientes en función de las necesidades que tienen los niños en cada etapa de su crecimiento. 

En todos los casos se trata de recetas elaboradas con ingredientes de primera calidad, con aceite de oliva 100% virgen extra, y que no contienen sal ni azúcares añadidos, como tampoco tienen aditivos, colorantes ni conservantes. 

¿Sabíais, además, que los Potitos® (‘Potitos®’, marca registrada de Nutribén®) se someten a más de 1.600 controles de calidad y que contienen más energía y menos agua que los que hacemos caseros? 
 
¡A disfrutar de esta preciosa etapa de la alimentación complementaria!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos