¿Cómo enseñar a los niños a comer?

 Más que a comer, lo que hay que enseñarle a los niños es a hacerlo de una manera saludable. Enseña a tu hijo a comer como los franceses, esto va a reducir el riesgo de obesidad y a abrir un mundo de sabor.


 

¿Cómo enseñar a los niños a comer saludable?

 
¿Estás enseñando a tu niño a comer bien? Y no solo para estar sano, sino también para comer bien, se trata de disfrutar de una variedad de alimentos saludables, no temiendo cosas nuevas, y siendo respetuoso a la hora de comer.
 
Mucha tinta se ha derramado sobre los alimentos que no se debe dar a los hijos. Los bajos en nutrientes y bocadillos altamente procesados pueden contribuir a la obesidad y a las enfermedades crónicas, de manera que es muy importante enseñar a los niños a comer.
 
Que los pequeños se alimenten bien, es una tarea ardua, pues no es de extrañar que las personas, aun siendo adultas les sea difícil alimentarse de manera saludable. Y esto, precisamente porque desde la niñez, les faltó esta enseñanza.
 
Uno de los grandes desafíos, es lograr que logren rechazar la comida no saludable, como la chatarra. Un nuevo estudio publicado en la revista Frontiers in Psicología, refuerza la idea de que la comida chatarra no solo puede promover el aumento de peso, sino que también puede afectar las preferencias alimentarias y comportamientos en general.
 
Basando en la investigación anterior, los alimentos con alto contenido de azúcar, sal y grasas pueden tener un efecto de tipo adictivo.


 

¿Cómo lograr que coman ordenadamente?

 
El lugar de origen, la cultura y la tradición, son aspectos que juegan un papel crucial en la consecución del objetivo de enseñar a los niños a comer. Por ejemplo, en Francia existe una manera de alimentarse que es diferente y muy saludable.
 
En cambio, en los Estados Unidos la manea de comer es absolutamente dañina, por lo que allí, los problemas de obesidad y otros relacionados terminan siendo una problemática normal entre los pequeños y los adultos.
 
La forma en que los franceses comen y en particular, la forma en que alimentan a los miembros más jóvenes de su población, sobresalta a muchas de las personas que de otras regiones llegan hasta allí a vivir. El éxito radica en unas reglas de oro, que seguidas, logran encontrar la manera de esta difícil enseñanza.
 
Se trata entre otras cosas de cambiar la mentalidad de que comer alimentos saludables es opcional. No, esto es un deber. En el sistema francés, los niños se introducen a los sabores y alimentos complejos a una edad muy joven, tan pronto como están comiendo alimentos sólidos.
 
Como resultado, los niños pequeños disfrutan de paté y comen toda clase de pescados y verduras. Esto no es un accidente, y si bien la experiencia está en Francia, también es un modelo que se practica por las culturas de todo el mundo, desde Italia hasta Japón y es bastante exitosa.
 
Con esta guía y recomendaciones tendrás lo necesarios para lograr que tu hijo como, y más que solo eso hacerlo de forma saludable es clave para estimular su crecimiento y capacidades.


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: