comunidades

Ya (casi) no me enfado

En nuestra sociedad la mayoría de la gente somos de enfadarnos. A unos les dura más, a otros menos. A unos les da por gritar, a otros por no hablar; a unos les dura 5 minutos, a otros les puede durar horas (o días).

Yo nunca he sido una persona a la que los enfados les duraran mucho rato, aunque si que era habitual que me enfadara a menudo.



Desde que soy padre, momento de inflexión en tu vida y en la que te replanteas muchas formas de actuar, una de ellas fue la utilidad del enfado. ¿Y sabéis qué? Llegué a la conclusión que no sirve para nada. ¿Qué beneficio se saca de un enfado? ¿Qué gana alguien poniéndose a gritar como un poseso? ¿Arreglas algo estando varias horas sin hablar con la persona con la que te has enfadado?

Con los niños también pasa. Cuando están rebeldes y no nos hacen ‘caso’ nos enfadamos porque no hacen lo que nosotros queremos. Cuando no conseguimos que se vistan o que vayan a la ducha cuando deben hacerlo muchas veces acabaremos dando gritos o pillando un cabreo de dimensiones importantes… y lo cierto es que pocas veces se soluciona nada con ello. Al menos, no como se debería.

Se oyen muchas veces comentarios del estilo a Es que no hay manera de que me haga caso, me saca de mis casillas, no puedo con él/ella... La mayoría de estos comentarios seguramente hayan acabado en un enfado. Y vuelvo a lo de antes, ¿Solucionamos algo? En el mejor de los casos conseguiremos que hagan lo que les pedimos, aunque no porque vieran la necesidad de hacerlo, sino por miedo o temor. En la vida en general, y con los peques aún más si cabe funcionan mejor otras tácticas como pueden ser el diálogo, la explicación de las situaciones y/o motivos, la empatía… Siempre hay alternativas a acabar enfadado; lo único que hay que hacer es tomar conciencia de ello y, cuando estemos a punto de llegar a estarlo, parar, respirar hondo y tomar otro camino.

¿Quiere decir eso que nunca me enfado? Por supuesto que no, pero cuando me acabo enfadando nunca me dura más de 5 minutos y, a la que me doy cuenta en la situación en la que me encuentro, intento derivarla a una actitud positiva que me permita salir airoso de la situación conflictiva (y no siempre es fácil).

Y vosotros, ¿cómo lleváis el tema de los enfados?

Fuente: este post proviene de Blog de yanopadrenovato, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Comportamiento Conducta Educación emocional ...

Todo el mundo se enfada. Sí. No existe nadie en el mundo que sea inmune a la ira, nadie que no sienta o haya sentido esta emoción en algún momento u otro de su vida. No nos engañemos, todos sin excepción sentimos rabia, enfado o ira en mayor o menor intensidad. Todos, niños, niñas, adolescentes, padres, madres, educadores, abuelos y abuelas también. Y esta emoción, la ira, que tanto nos disgusta c ...

Niños Crianza Educación Emocional ...

Hoy vamos a hablar de los enfados en la etapa infantil, al menos la forma en que los estamos afrontando en casa, que desde que Nico cumplió los 4 años, esta emoción nos visita demasiado a menudo… Cuando los niños se enfadan en realidad no saben que les pasa. Se sienten frustrados, se les aceleran las pulsaciones, y actúan dependiendo del carácter de cada niño.( Tirando cosas, dando golpes, l ...

Blog Lecturas Infantiles Opiniones personales ...

Tengo un hijo de 6 años, casi 7 que es todo carácter, algo que a mí me parece genial pues su carácter augura que nadie le va a poder ni toser y lo van a tener complicado si le quieren pisotear o abusar de él. Sin embargo a nivel social su carácter no es tan positivo en algunas situaciones, suele tener el límite del enfado bastante sensible e incluso una broma o un juego que no sea como él había im ...

andré stern crianza tips para padres ...

Todos sabemos que un niño/a necesita pasar el mayor tiempo posible con su madre, con su padre. ¿Pero qué ocurre si sus padres están ahí pero en realidad no están, sino que permanecen ocupados física o emocionalmente? Conocer el otro día personalmente a André Stern (te hablé de él aquí), hablar con él y escucharle, me provocó muchos cuestionamientos internos sobre nuestra actitud hacia los niños/a ...

crianza experiencia hambre ...

El HermanoMenor aún no se comunica verbalmente con fluidez, pero sí lo hace de otras maneras; otra cosa es que nosotros a veces sepamos averiguar qué es lo que nos está intentando decir. Por otro lado, tiene algunos puntos débiles que le hacen un poco perder el control y muy probablemente los más importantes sean el sueño y el hambre. Y, a veces, ambos de forma simultánea. Todo va bien, todo es a ...

aprendizaje inteligencia emocional psicología infantil ...

Todo el mundo ha perdido el control alguna vez. Nos enfadamos, nos gritamos, perdemos el control... Nadie está ajeno a esta situación. Pero las cosas cambian cuando estos enfados pasan delante o con un niño. Gritar a los niños una vez, o dos, no es malo. Es evitable, pero no demasiado perjudicial. El problema viene cuando tomamos por costumbre la manía de gritar a los niños cuando estos no hacen o ...

Libros infantiles Libros y manuales Educación emocional ...

Todo lo que sé cuando me enfado es un álbum ilustrado escrito por Jaume Copons, ilustrado por Emilio Urbeaga y publicado por Combel Editorial para tratar esa emoción tan potente que todos conocemos tan bien y que no es otra que la rabia. Un álbum para que los más pequeños comprendan qué es lo que sienten y en qué pueden hacer para que la emoción no les desborde y con el cual ayudarles a desarroll ...

general mamá blogger amor de madre ...

Sabéis lo mucho que me gusta escribir, y por ello a veces me apetece sin más, escribir. Sin looks, sin experiencias ni recetas. Hoy sin más escribo sobre 5 cosas que ahora sé como madre y que antes ni sabía, ni me planteaba, ni entendía. Cosas que cuando no tienes hijos no entiendes / no sientes / no piensas. Espero que os guste! El Amor es diferente del AMOR DE MADRE Tu te enamoras, amas a tu par ...

crianza natural educacion gritos

A nadie le gusta una persona que grita. Desde pequeños los padres intentamos enseñar, una y otra vez, a hablar con respeto, a no levantar la voz y evitar gritar a cualquiera que esté conversando con nosotros. Pero, ¿qué ocurre cuando los padres somos los que tomamos esta costumbre tan fea y educamos a los hijos a base de gritos? Hay situaciones en las que hasta para el padre más paciente es inevit ...

crianza disciplina positiva educación ...

Todos pasamos por esa fase, yo pasé por ella hace relativamente poco y ahora parece que lo tenemos controlado, y lo hemos conseguido con mucho amor y mucha paciencia. Y como yo misma me preguntaba cómo actuar y me ayudó mucho leer otros blogs y la ayuda de mi tribu virtual en facebook, pues ahora me toca a mí contar como fuimos superando esa fase a ver si así yo también puedo ayudar a otr@s mamás/ ...