Blog de fátima Idea guardada 8 veces
La valoración media de 27 personas es: Muy buena

El parto por cesárea

Cuando hay complicaciones

Tras nueve meses de embarazo, se presenta el momento más esperado: la llegada de tu bebé al mundo. Normalmente, el parto se produce de forma vaginal, sin embargo, hay algunos casos en los que pueden producirse complicaciones y que sea necesario realizar cesárea. Ésta es una técnica en la que se practica una incisión quirúrgica en el abdomen y el útero de la mujer para poder sacar al niño. Carlos Haro, enfermero de la Unidad de Ginecología y Obstetricia, asegura que de esta manera, el riesgo para el niño es menor y el nacimiento es más limpio, se protege su salud y físicamente el niño sale perfecto.

 

Su realización deriva de muy diversas razones. El especialista explica que las principales causas sonque el parto vaginal suponga un riesgo para la madre o el niño debido a que se prolongue demasiado y pueda haber sufrimiento fetal, que haya alguna patología desde la semana 20, que no se dilate lo suficiente por placenta previa, estrangulación o vuelta del cordón umbilical. También puede darse porque el parto sea múltiple, que el bebé sea demasiado grande, haya síntomas de infección intrauterina, etc. La realización de esta práctica dependerá del criterio médico de cada doctor.

 

Momento de la intervención

Se realizan diferentes tipos de cesárea, según lo requiera la situación. Haro explica que en un 90% ó 95% de los casos la incisión se realiza en sentido horizontal porque resulta menos invasiva a nivel muscular, etc.. Generalmente, se hace por encima del borde de la vejiga mediante un corte trasversal, por debajo de la llamada línea bikini. De este modo, la reparación es más fácil, se pierde menos sangre y resulta más favorable estéticamente.

En otros casos menos frecuentes, se lleva a cabo la incisión clásica vertical. El especialista señala que se realiza por haber tenido anteriores cesáreas o por endometriosis.En este tipo de partos se administra normalmente anestesia epidural para que no se sienta dolor durante la cirugía.

  


Haro afirma que también se utiliza anestesia general por gases en los casos en los que la mujer viene muy nerviosa o por cuestión de salud. De esta forma la futura mamá estará despierta durante el nacimiento y compartirá junto a su marido o acompañante el nacimiento del niño.

 

La cesárea puede estar planificada con antelación o realizarse por emergencia. Es posible que se lleve a cabo por cuestiones de salud y haya sido programada por el ginecólogo. A veces se opta a ella por voluntad propia.

En caso de que sea la mujer la que elija esta alternativa por miedo al parto vaginal, tendrá que acudir a una clínica privada, haciéndose cargo de todos los gastos, ya que normalmente la Seguridad Social no ofrece esta opción.

 

Recuperarse cuesta más

Este tipo de intervención es bastante segura, pero supone riesgos tanto para la madre como para el niño. La madre sentirá molestias tras la intervención y requerirá de algunas semanas de recuperación. Además, también se expone a otros riesgos como reacciones a la medicación, dificultades respiratorias, hemorragias e infecciones. Por otra parte, el niño puede tener problemas para respirar inicialmente y dificultades para comer. El experto señala que la madre puede sufrir hemorragias internas o una mala cicatrización del útero, pero para el niño el riesgo es mucho menor.  



 

Tras la intervención muchos médicos recomiendan a la nueva madre que se vaya incorporando y comience a caminar despacio lo antes posible para una rápida recuperación. Además, pueden aparecer molestias e hinchazón en la zona abdominal. Suelen durar unos 2 ó 3 días hasta que el ritmo intestinal se recupera, pero con la realización de unos ligeros masajes en la zona los síntomas se aliviarán. Otros consejos son el establecimiento de regímenes, no beber demasiado el primer día y tomar caldos con abundante sal el segundo

.

No hay que abusar

La tasa de nacimientos por cesárea presenta a España como uno de los países europeos donde más se practica. La sanidad privada registra un 40% de intervenciones, mientras que en la sanidad pública se da un 23%. Se han registrado 36.000 cesáreas innecesarias. La OMS al respecto informa que la tasa aceptable se sitúa entre el 10% y el 15%. Por ello, el Ministerio de Sanidad elaboró una estrategia que tenía como objetivo reducir un 12% este tipo de intervenciones y proponer un parto más natural.



Entre las causas que provocan estas elevadas cifras encontramos el que las mujeres cada vez deciden tener hijos más tarde. También es frecuente porque un parto por cesárea programado resulta mucho más cómodo y los médicos tienen miedo a ser demandados por partos que no acaban bien. Por otro lado, se ha producido un aumento de partos múltiples debido al aumento de la reproducción asistida.

 

Hay que tener en cuenta que este tipo de intervención podría causar problemas en posteriores partos. El especialista afirma que puede darse una mala cicatrización, formarse quistes uterinos, incluso puede llevar a la extirpación del útero. Por ello, es recomendable que tras una cesárea se espere un año o año y medio para quedarse embarazada de nuevo.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

trucos de alimentación alimentación embarazo combinar alimentos ...

Trucos de alimentación para embarazadas

Cómo combinar los alimentos para comer bien

Comer bien es fundamental. Pero es mucho más importante cuando estamos embarazadas. Por eso, debemos tener precaución a la hora de combinar los alimentos en nuestra vida diaria. ¿Cómo podemos combinar los alimentos para realizar una alimentación sana? En este reportaje, te lo contamos.