comunidades

ENSEÑAR A COMER A NUESTROS HIJOS

Nosotros lo tenemos claro: no hay alimentos prohibidos. Excepto aquellos que puedan provocar un atragantamiento. Desde bebés hemos ofrecido a probar todo tipo de alimentos a nuestros hijos: pollo al curry, fabada o helado de cholocate.
Creo que es importante enseñarles a probar comidas nuevas y disfrutar descubriendo sabores.Que no haya alimentos prohibidos no quiere decir que solo coman lo que a ellos les apetece y que su dieta sean galletas y gusanitos. Pero ni las galletas ni los gusanitos están prohibidos, tienen su momento.


Pero hay quien cree que el niño no sabe elegir y que es mejor educar su paladar desde bebé. De ese modo prohiben chocolate, galletas, chuches y todo alimento que no aporte nada nutricionalmente hablando. Es cierto que un niño y menos aún un bebé, no sabe cual son los alimentos que su cuerpo necesita. También es cierto que el paladar se educa, probamos sabores y nos acostumbramos a ellos. Hay sabores que son muy agradables desde el inicio como el dulce, otros como el ácido y el amargo no suelen gustarnos de pequeños.

Para nosotros es importante crear un vínculo sano entre nuestros hijos y la comida. Establecer unos hábitos y rutinas en su alimentación desde pequeños para que de mayores elijan comer aquello que es bueno para ellos. Es importante comer sano, pero comer es un placer y un acto social que repetimos cada día, hay que disfrutarlo.

Desde muy pequeños nuestros hijos diferencian los alimentos "buenos para crecer" de los que,aunque son muy ricos, no hay que comer mucho porque pueden "estropear los dientes" o darnos "dolor de tripa". Las chuches no están prohibidas pero si limitadas al fin de semana.
En casa suele haber galletas, bizcochos... pero nunca hay chuches, caramelos o bolsas de patatas por ejemplo ( confieso que patatas si que suelo tener, pero como capricho mío, ellos nunca las piden...)

Hace no mucho la pequeña, a punto de cumplir cuatro años, me pedía más gominolas de una bolsa que habia comprado la abuela. Le dije que no, que había comido muchas y que se le iban a poner los dientes negros. Igual que como hice con el chupete, podeis recordar el post aquí, busqué fotos de dentaduras infantiles llenas de caries. Y esas fotos horribles se las enseñé. Su cara de asco lo dijo todo.. "No voy a comer más gominolas mamá, el próximo día comeré solo dos."
Cuando me pide más chuches suelo decirle que se acuerde de aquellos dientes que tan poco le gustaron. Y deja de pedirlas.
Vosotras, ¿Prohibís los alimentos poco saludables a vuestros hijos? ¿O limitáis su consumo?

Fuente: este post proviene de La Casa Atelier, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Has tejido alguna vez una prenda? Es una satisfacción enorme. El proceso es lento, la prenda crece punto a punto. Tienes que esperar a tener la prenda entre tus manos. Es un proceso que a mi me da mu ...

Cuando tus hijos crecen pueden empezar a pedir que la decoración de sus cuartos sea de tal manera. Es lo que me pasó a mi con mi hijo ya adolescente. Hace un tiempo su dormitorio era como se ve en est ...

Muchas veces al pensar en moda sostenible pensamos en algodón orgánico y en marcas de ropa pequeñas y muy caras. La moda sostenible es un concepto mucho más amplio que engloba todas aquellas estrategi ...

¿Crees que el bricolaje y el DIY no son para ti? ¿Te mueres de ganas de probar tu creatividad pero te da miedo que sea un desastre? Fuera mensajes negativos. ¡Tú puedes hacerlo! Te propongo empezar po ...

Recomendamos