Nunca jamás y yo Idea guardada 1 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Educación a debate: ¿estudiantes vagos o docentes desmotivados?

Hace ya unos días, me encontraba leyendo tranquilamente foros educativos para ver cómo estaba el panorama. Navegando por los diferentes temas de discusión llegué a un hilo en el que un profesor de secundaria había afirmado que la culpa de que no se diera un adecuado proceso de aprendizaje era únicamente de los estudiantes. Expresaba que ellos solitos tenían que tener la capacidad de adquirir los conocimientos y de memorizarlos. Y terminaba su intervención diciendo que a él le habían contratado como experto en una materia no como animador.

Los que ya me conocéis y lleváis algún tiempo leyendo comprenderéis mi reacción al leer tal comentario de la vieja escuela. Y no solo de la vieja escuela sino que sus letras estaban cargadas de odio y ofensas a lo que podía venir siendo el concepto de “Otra escuela es posible”. Por muchas veces que lea o escuche este tipo de afirmaciones no puedo evitar sorprenderme como el primer día. No puedo evitar negar con la cabeza y preguntarme qué es lo que hace esa persona trabajando en un centro educativo y cómo las que verdaderamente viven la enseñanza con vocación y pasión están en la calle.

Desgraciadamente, no es la primera que se dan este tipo de comentarios. Seguramente, vosotros también habréis oído alguna vez eso de… “es que mis estudiantes no aprenden” “es que tengo la peor clase porque sacan muy malas notas” “es que los alumnos de hoy en día están muy mal educados y no tienen disciplina” “ese estudiante posiblemente tenga alguna dificultad de aprendizaje porque no se entera”. Aunque me cueste mucho reconocerlo, ese es el camino sencillo que muchos docentes adoptan ante determinadas situaciones. ¿Acogerse a la ley del mínimo esfuerzo? Sí. Y siento que suene crudo, pero hay profesores que miran hacia a otro lado y prefieren culpar a los estudiantes del mal rendimiento del aula.

Hay docentes que ni siquiera saben lo que es la autoevaluación. Ni siquiera piensan en si han dado lo mejor de sí mismos en clase. Ni siquiera reflexionan sobre si han conseguido motivar y fomentar el interés del aprendizaje en los alumnos. Y no lo hacen por el simple hecho de creer que eso no son cosas suyas. De que ellos imparten la asignatura, transmiten los conocimientos y mandan ejercicios a los estudiantes para reforzar lo aprendido. Ellos únicamente se consideran oradores y expertos en una materia y se escudan en “no, yo no voy a adaptarme a los alumnos. Son ellos los que se tienen que adaptar a mí”. Como podréis suponer se trata de un pensamiento anticuado, obsoleto y con dificultades para comprender cómo debería ser la educación actual.

He vivido muy de cerca la experiencia de unos padres de un niño que hace dos cursos estaba en cuarto de primaria. La mayoría de sus profesores habían dicho a la familia que su hijo podía tener alguna dificultad de aprendizaje porque no aprendía en clase y no llegaba a los objetivos. El niño se pasó todo un año de prueba en prueba y entre diagnósticos y evaluaciones psicológicas y educativas. Los especialistas no encontraron nada fuera de lo normal, pero los profesores seguían insistiendo de que la culpa era de él y no del centro. Así, la familia (que fueron unos antiguos vecinos) cambiaron de colegio a su hijo. Empezó quinto de primaria y lo acabó obteniendo buenísimas notas en cada boletín de calificaciones y aprendiendo un montón de cosas nuevas.

Sus padres me mandaban correos diciendo lo encantados que estaban con los nuevos docentes. Expresaban que utilizaban un metodología alternativa y activa en la que los estudiantes eran los protagonistas y los profesores los que acompañaban a los alumnos en su aprendizaje. Me contaban que daban mucha importancia a la creatividad, a la imaginación, al trabajo por proyectos y al cooperativo. A finales de curso, me mandaron el último correo antes de las vacaciones en el que decían que además de haber adquirido nuevos conocimientos y haber aprobado todas las materias, su hijo había aprendido a ser persona. Le encontraban más sensible, más atento a lo pasaba a su alrededor y más solidario. Una de sus frases me llegó al corazón: “Mel, nuestro hijo pasó un año de pruebas inútiles e innecesarias. Nos hicieron creer que el problema era suyo, cuando eran ellos los que tenían que cambiar y esforzarse”.

No, claro que no siempre los estudiantes tienen la culpa de que no se de un adecuado aprendizaje. Los docentes deberían darse cuenta de ello. Deberían darse cuenta de lo que falla. Y si falla algo intentar cambiarlo para que los estudiantes tengan la mejor experiencia en el aula. “Es que los alumnos no deberían aburrirse en clase”. Sí, claro que pueden aburrirse. Y lo pueden hacer si se sigue una educación tradicional, anticuada, obsoleta y que no se adapta a los alumnos. Hay un montón de formas de enseñar, hay un montón de formas de motivar a los estudiantes y hacer que sientan entusiasmo por aprender. Hay cientos de formas de hacerlos protagonistas de cada día y fomentar su ilusión y creatividad. Y eso, en mi humilde opinión y tratándose del aula, es tarea y desempeño de los docentes. Pero quizás, eso sea mucho esfuerzo para algunos.

.

Fuente: este post proviene de Nunca jamás y yo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Educación Para maestros maestros

Los docentes de corazón pueden cambiar la vida de los estudiantes

No puedo evitar emocionarme al escuchar “mi profesor es genial. Me está ayudando muchísimo con todo”. Está claro que los docentes de corazón, apasionados con su trabajo, implicados en la enseñanza y con ganas de comprender a los estudiantes pueden llegar a cambiar la vida de muchos alumnos solo con su actitud positiva y motivación. Hace unos días un vecino que va a primero de bachiller ...

Educación Pedagogía Aprendizaje activo ...

Docentes que apoyan, creen, comprenden y confían en los estudiantes

Para mí, que los profesores crean y confíen al cien por cien en sus estudiantes es algo increíblemente importante. Hay docentes que no dan mucha importancia a esto pero cuando los alumnos comienzan a darse cuenta de que los maestros tienen fe absoluta en ellos, ocurren cosas maravillosas en las aulas. Como digo siempre, la tarea docente va mucho más allá de corregir exámenes y ejercicios. Estudian ...

Educación Pedagogía cambio educativo ...

La educación de hoy no tiene en cuenta ni a estudiantes ni a docentes

Hace unos días, una conocida me planteó una pregunta que yo me había planteado muchas veces. “Mel, tú escribes mucho sobre educación en el blog, pero, ¿cómo sería para ti el sistema educativo ideal?”. Mi sistema educativo idea. Já. Habría tantas cosa que cambiaría de la educación actual que no sabría por dónde empezar. ¡Creo que no daría a basto! Mi educación… ¿ideal? Para empeza ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Aprobar los exámenes no significa que los estudiantes aprendan

Exámenes. Esos grandes “amigos” de la mayoría de los estudiantes. Exámenes, esas pruebas que etiquetan a los alumnos con un número en sus frentes. Exámenes, esa herramienta que hoy por hoy y en los tiempos que corren, no debería servir para nada. Algunos centros educativos españoles, ya están ensayando cómo sería Educación Primaria sin ellos, y esperan que los resultados sean todo un é ...

general experiencias formativas aprendizaje ...

Caminando entre docentes innovadores (SIMOED14)

Durante este última semana se ha celebrado el SIMO Educación 2014 en IFEMA Madrid. Durante tres intensos días miles de propuestas innovadoras se han visto unidas en pro de la educación en un espacio completo de docentes innovadores, tecnología y ganas que la han convertido en la feria por excelencia en el sector educativo en España. Imposible acudir a todo, he intentado traer una muestra de lo que ...

Educación sistema educativo

El sistema educativo que no tiene en cuenta a profesores ni a estudiantes

Son muchos los docentes y estudiantes desmotivados. Alumnos y profesores que han perdido la ilusión por aprender y enseñar. Todo eso gracias al desastroso sistema educativo que tenemos en España. Chicos y chicas que van al instituto y que tienen la sensación de no aprender absolutamente nada. Niños y niñas de educación primaria que simplemente no quieren ir al cole. Y maestros que se esfuerzan al ...

Educación Pedagogía acoso a profesores ...

Los profesores también sienten miedo y rechazo de los estudiantes

En el blog he escrito entradas relacionadas con el acoso escolar entre compañeros y sobre el abuso de poder de algunos docentes. Hoy me gustaría hablar del rechazo que sienten los profesores por culpa de malas conductas y comportamientos que tienen los alumnos. Debe ser muy duro querer hacer bien tu trabajo, por el cual sientes una gran vocación (al menos quiero pensar que la gran mayoría de profe ...

Educación Pedagogía Nueva Educación ...

La nueva educación: desafíos y aprendizaje activo para los estudiantes

“Al parecer los que queréis renovar la educación pensáis dejar los contenidos y el conocimiento de lado”. Quizás esa sea la frase que más he tenido que leer en foros, en conversaciones y en debates al hablar de la nueva educación. Ciertas personas creen que los que deseamos un cambio educativo y lo apoyamos desesperadamente somos seres sin responsabilidad alguna, iluminados de la vida ...

Educación centros educativos maestros

¿Estudiantes vagos o maestros desmotivados y sin emoción?

Hace unos días entre en algunos foros educativos para ver cómo estaba el panorama. Navegando por los diferentes temas de discusión llegué a un hilo en el que un profesor de secundaria había afirmado que la culpa de que no se diera un adecuado proceso de aprendizaje era únicamente de los estudiantes. Expresaba que ellos solitos tenían que tener la capacidad de adquirir los conocimientos y de memori ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Maestros: emocionaros vosotros para ilusionar a los estudiantes

Desgraciadamente, más estudiantes de los que me gustaría han llegado a pensar durante el curso escolar que no han tenido maestros que les inspirase, un maestro que se involucrara con ellos, que les motivara y que les guiara en el proceso de aprendizaje. Como respuesta a estos comentarios de una gran parte de los alumnos, podríamos decir que para conseguir lo que ellos piden y necesitan, hace falta ...