Dulces Mimos De Mamá Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

FANTA ZERO

No me gustan los refrescos light, ni los zero, ni 0%,... bueno, cualquier producto, el que sea, que esté catalogado con alguna de esas etiquetas que nos avisan que no tienen calorias, por lo general, no me gusta. Por mucho que digan que conservan su sabor de siempre, yo noto diferencia. Donde esté un producto con su saborcillo a azúcares y calorias, que se quite lo demás.
Por eso, cuando vi que en Bopki iniciaban una campaña para probar Fanta Zero, dudé muchísimo si apuntarme o no, pero al final me dije: mira, "el no" ya lo tienes y si te eligen y no te gusta, pues al fin y al cabo es gratis!! jajaja. Así que al final me apunté sin muchas esperanzas de que me eligieran. Y mi sorpresa vino cuando, días después, recibí un e-mail diciendo que en 24-48h recibiría mi pack de Fanta Zero. Os imaginais mi cara de... ¿alucinada? me permitis esa palabra, verdad? porque de verdad estaba alucinando de que hubiesen elegido a la persona más esceptica en este tema.
Al día siguiente recibí mi pack y, aunque estaba emocionada, sinceramente me decepcionó. Estaba compuesto por 2 botellas de 2L de Fanta Zero, una guía del proyecto con las características del producto y en dónde explicaban qué ibamos a hacer, y un manual de investigación de marketing con encuestas que tenían que rellenar las personas que probaran Fanta Zero.
Ya está. Nada Más. Se suponía que tenía que darla a probar a familia, amigos,... pero ¿cómo iba a hacerlo con sólo 2 botellas? ¿Si una botella cae entera entre 2 parejas? Bueno, ya me las ingeniaría, pero de momento, pensaba abrir la primera botella para comer. Tenía que comprobar si realmente sabía como la Fanta normal, ¿no creéis?
Primer trago. Os prometo que parecía una catadora de vino jajaja: lleno la boca con un poco de Fanta, la paladeo (¿existe esta palabra?) y, finalmente, la trago. Parece que sí que tenía el mismo sabor, así que esta vez le doy una trago más grande y me sorprende bastante. Realmente no hay diferencia de sabor y acaban cayendo dos grandes vasos de Fanta Zero (quien más lo agradeció fue la Pitufa, no veais como se movía dentro de mí!). Entonces llegó mi dilema moral, ¿no digo nada y me guardo las dos botellas para mí (jijiji) o las comparto? Finalmente, las compartí. Aprovechando un par de cenas en casa con amig@s, saqué las Fantas. Su opinión fue la misma que la mía: escepticos al principio y asombrados después de probarla. Su queja también la misma: dos botellas de 2L es poco para probarla y disfrutarla entre varios.
Como véis, hemos sido varias personas las que hemos coincidido en que Fanta Zero tiene el mismo sabor que la Fanta normal pero sin calorías (bueno, mi marido no opina lo mismo: no le gusta la Fanta normal y tampoco la Zero). ¿Qué más podemos pedir? yo lo tengo claro: no soy de comprar a menudo porque sólo bebo yo, pero cuando tenga que comprar para alguna celebración, la compraré Zero (y más que en breve empezaré la operación "adios barriga de embarazada"). Os aconsejo que la probéis: comprad una lata normal y otra Zero, no notaréis diferencia!
Nota: si queréis pertenecer a la Comunidad Bopki y tener la oportunidad de probar productos gratis, ticad aquí.
Fuente: este post proviene de Dulces Mimos De Mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡¡SÓLO SON 10€!!

¡Solo son 10€! Esa fue la frase que le oí decir a una mamá de clase de Doña Cuchufleta hace unos días. No sabia de qué hablaban pero viendo el grupo de mamás que compartían tertulia me temí lo peor: e ...

Etiquetas: Artículos

Recomendamos