comunidades

Hay días malos

Definitivamente hay días en que los astros se alinean, nuestro ángel de la guarda se toma vacaciones o, nos levantamos del lado incorrecto de la cama, pero son días definitivamente malos. Esta semana para mí, ha sido una de esas semanas, esas con muchos días malos.

Todo empezó el día martes (el lunes – increíblemente - todo fluyó maravillosamente). Por la mañana fui a hacer unos trámites que resultaron imposibles de realizar. Necesitaba hacer otro trámite más, antes de poder hacer el trámite en cuestión. Grrrrrr. Por la tarde mi hijo mayor tenía un partido amistoso de fútbol y – a pesar de que leí y firmé la carta dónde colocaban claramente el nombre y la dirección del colegio en el que realizaría el campeonato - me confundí y me fui a otro colegio. En mi defensa era un colegio con el mismo nombre y en el mismo distrito. Pero, igual. El daño estaba hecho. No llegué a tiempo para verlo.

¿Se imaginan mi cara cuando caí en cuenta que yo, yoooo - la neuro-madre más neuro del mundo - había ido a alentar a mi hijo (junto con mi hermana, mi cuñado y mi hija la segunda) al colegio equivocado? O sea, no me puse a llorar sólo porque había otras mamás despistadas junto conmigo y algo de orgullo tengo. Pero, debo decir que salí manejando como una poseída y cuando llegue al otro colegio (al verdadero) la cabeza me quería explotar y las lágrimas se querían salir.

Mujer triste mirando la ventana en un día malo


Felizmente, llegué para ver los últimos 15 minutos de juego.

Luego, el miércoles. Ese día había conferencia de padres y maestros en el grado de mi hija la segunda. La tutora de mi hija me había escrito diciendo que no era necesario que mi esposo y yo nos inscribiéramos en esta actividad porque ya nos habíamos reunido con ella unos días antes. Lo que yo NO entendí era que igual tenía que ir al colegio para que mi hija me enseñe los proyectos y actividades que trabajan en clase. Luego, ya me podía ir sin necesidad de conversar con la profesora.

Mi hija volvió a casa tristísima. Yo tenía que haber ido y no fui. Lo peor es que no podía hacer nada para remediarlo. Me sentí pésima. ¿Qué era lo que no había entendido? Releí mis correos y bueno, sí había recibido 2 correos sobre el mismo tema en dos días seguidos y como vivo apurada mi cerebro hizo un “atajo mental” y deseché uno de ellos. Me quedé (obviamente) con el que más me convenía. La gran perjudicada: mi chiquitita. Esa noche no dormí.

Sí, ya sé. No es que los astros se hayan alineado en mi contra ni nada por el estilo, es que simplemente mi nivel de distracción y atolondramiento ha llegado niveles alarmantes. No retengo absolutamente nada de lo que me dicen. Quedo con 3 personas a la misma vez, hago citas que anoto en mis 2 agendas (sí, tengo 2) y luego olvido olímpicamente. Si estuviera en el colegio seguro me diagnosticarían con TDA, o algún desorden de atención similar.

Y esto me hace sentir muy mal. Estoy realmente triste y esto contribuye a que vea estos días más oscuros y tristes de lo que en realidad son. Esta semana no le he cumplido bien a nadie. Bueno, lo que va de la semana. Todavía me quedan 3 días para reivindicarme (con fe, con fe): tengo mis dos agendas alineadas, no estoy asumiendo nada, estoy chequeando todo dos veces y estoy aceptando que yo también me puedo equivocar y puedo fallar incluso con quienes más quiero (mis hijos).

Ahora me voy a dormir pensando que hay días malos y estos dos últimos fueron de esos, pero que también hay días buenos y muy buenos y que me debo perdonar, porque mañana puede ser uno de esos.

Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: MaternidadCrianza

Recomendamos

Relacionado

bebés embarazo y postparto otros ...

El 'papeleo' que hay que hacer cuando nace tu hijo

PAPELEO TRAS NACIMIENTO DE UN HIJO

Hola a tod@s!! Hoy mi entrada va a ser sobre algo que nos quita bastante tiempo, cuando acabamos de ser papás. Se trata de los trámites que tenemos que llevar a cabo tras el nacimiento de nuestro bebé. Para hacerlo lo más sencillo posible, voy a poner los pasos que debemos seguir : Puedes hacer los trámites tú mismo junto a tu pareja o por el contrario, puedes contratar alguna empresa para que ...

bebés bebé educación ...

No hay niños malos

Esta entrada se la quiero dedicar a aquellas madres y padres que luchan a diario, para que sus hijos, los llamados problemáticos, no les falte cariño y atención.Yo era de esas personas que, cuando veía al típico niño movido e impaciente, pensaba que era debido a falta de atención de los padres hacia el niño, mala educación, u otros motivos asociados básicamente a las malas prácticas de los padres. ...

general reflexiones

dias malos

Hay días en los que parece que te han echado mal de ojo. No se salva nada. Mal día en el trabajo, malos entendidos con los compañeros, se rompe la tira de sujetador mientras hablo con un cliente, recibo un whatsupp de mis hermanas porque se me ha olvidado el santo de mi padre, aparco a tomar viento, llueve cuando ya tenia la ropa del tendedero seca, se quema la comida... en fin. Días de estos te ...

el sueño homeschooling libros ...

Iniciando trámites en el INEA

Empezamos trámites en el Inea a finales del 2013 ya que mi hija cumplió diez años, vamos a las oficinas que están por Chapultepec aunque me queda algo retirada, porque según me dijo el asesor ahí es la oficina central o algo así, además que la zona de Chapultepec me gusta para pasear o turistear, hay muchas tiendas textiles, cafés y librerías. La primera vez que fuimos llevamos los documentos: a ...

Maternidad Crianza Familia ...

8 consejos para favorecer la atención y concentración de los niños

Hace unas semanas atrás posteé sobre la poca motivación que tenía mi hija la segunda para ir al colegio. Todas las mañanas se levantaba llorando y renegando que no quería ir al colegio, que era aburrido, que quería quedarse en casa conmigo. La sugerencia que me dieron varias mamigas fue averiguar que era lo que pasaba con ella en el colegio. ¿Por qué de pronto ya no quería ir? ¿Qué estaba pasando ...

Maternidad Crianza

El amor no tiene edad

Siempre pensé que esa frase era un cliché romántico derivado de la popular canción de Jairzinho & Simony: "El amor no tiene edad". Sin embargo, desde que mi hija la última (ahora con 4 años) empezó a hablar y a traer a casa sus historias del nido, empecé a pensar que esta frase era algo más que un cliché y que en definitiva para el amor no hay edad y para algunos llega mucho más temprano ...

¡Lo volvería hacer!

Hace mucho tiempo no hacía publicaciones, ya son seis año de hacer homeschooling y lo volvería hacer! No soy de la idea ni de promoverlo ni nada, simplemente creo que es una opción más de educación ni mejor ni peor, depende del perfil de cada familia, niños y padres. A mí me ha encantado y lo volvería hacer. Mi hijo de trece años hace un año que ingresó a la secundaria regular, cada año acostumbro ...

Crianza Maternidad

No por mucho madrugar...

Recordé esta frase hace unos días atrás cuando entré a recoger a mi hija la segunda al nido (no, no fue porque llegué a recogerla tarde). Fue porque en el nido de mi hija es costumbre colgar los trabajos de los niños en la pared de ingreso, así uno puede apreciar los trabajitos mientras ingresa. Ese día me detuve para mirar los nuevos trabajos del salón de mi hija y vi que un par de niños ya escr ...

bebés reflexiones

En los momentos malos….buenas amistades

Reconozco que desde la FIV tan desastrosa he ido arrastrando en el día a día el mal humor y los bajones. No sabría decir qué es lo que me pasa exactamente, pero me encuentro apática o como le digo a mis amigas con el humor rancio. Lo bueno de los bajones? Que sabes quienes están a tu lado por que te quieren, se preocupan y quieren verte bien. Así que este post va para aquellas personas que día a ...

General

¿DE VERDAD HAY PADRES ASÍ?

Ya sabéis que normalmente no suelo contar cosas de mi vida privada, el blog está más enfocado a dar informaciones que nos puedan ser de utilidad a los padres y las madres, pero lo que viví ayer me ha parecido lo suficientemente “llamativo” como para contarlo. Ahora con el calor vamos muchos días a la piscina de verano. Ayer nos juntamos 5 niños (4 de los cuales no saben nadar) y dos ad ...