Blog de yademasmama Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Los deliciosos dos años

Dicen de los dos que es una época terrible repleta de llantos, rabietas y del ‘no’. Pero en nuestra casa está siendo un año precioso, de avances y en el que se ha hecho palpable que ya no estamos ante un bebé, sino un niño con su eñe bien marcada. Dos años que pronto llegarán a tres y que quisiera estirar un poco más, como un chicle. Me quedo con esta edad maldita, de discusiones, rabietas, adaptaciones de cole, tiempo de ganar autonomía y espacio a costa de enfados y celos pero también achuchones.
Con dos años y más, los abrazos son muy sentidos, rodean con los dos brazos, aprietan fuerte y nos hacen rodar por la cama entre risas. Los te quiero valen millones y van cargados de todo el sentimiento del mundo. Con dos años ya hay secretos que contar al oído, siempre es un papá o mamá más alto que bajo con el que nos derrite lentamente. Con dos años la risa de bebé se ha convertido ya en una carcajada contagiosa y loca que nos ha conquistado y que ha llenado de vídeos la memoria de nuestros teléfonos móviles.
sacando fotos al gato

Los dos años gastan ya sus primeras bromas, como cuando me llama para que entre a la habitación en la que su padre y él han puesto una zapatilla o un peluche en el dintel de la puerta. Los dos años enseñan a ponerse zalamero, como cuando viene con las manitas tras la espalda y cara de pillo para que le ponga los dibujos. Y aún y todo, los dos años traen cosas de bebé desperdigadas, como cuando al lavarse los dientes se coge con los dedos el labio superior y lo levanta para llegar mejor con el cepillo.
Con los dos años pasados sabe qué ropa quiere y qué no y de vez en cuando le gusta pintarse bigote y parche en el ojo. Pesa ya demasiado y la espalda duele, y mucho. Las contracturas por los agobios del trabajo y las lumbares se quejan. ¿Pero cómo no vas a seguir cogiendo a un grandullón que lo es a ojos de todo el mundo menos de sus propios padres?
Los dos años pasados (y a pesar de que no hable) dan confianza como para que se meta en las conversaciones de mayores, sobre todo en las que tratan de cosas que a él le interesan, o tanta como para asentir con la cabeza cuando me explican a mí algo y él está cerca, como si en realidad nos hablaran a los dos.
durmiendo la siesta

Los dos años hacen que las vacaciones y los fines de semana en que no trabajamos sean los mejores días del año. Con los dos años las noches son más largas que antes y los madrugones vienen acompañados de risas, de peleas en la cama y desayunos largos.
Con dos años largos dormir la siesta juntos sigue siendo un placer, como cuando medía menos de medio metro. Te tumbas junto a él, le coges de la manita, le acaricias el pelo o simplemente pones tu cara junto a la suya, jugando a acompasar la respiración. Y entonces te das cuenta de que va creciendo, porque ya no respira tan rápido como cuando era más pequeñito. Aunque su carita no cambie y sea la misma.
Los dos años y casi tres de maternidad dan seguridad, tanta como para disfrutar del viaje ya sin culpa y casi sin temores y sin mirar apenas hacia atrás. Porque lo que viene adelante ilusiona mucho. Los dos y casi tres años son imperdibles. Son meses de carreras, de disfrutar esos últimos retazos del bebé que ya no queda, de jugar a cosas de mayores, de cantar logros y de pensar en grande.
¿Me ayudas a reivindicar los dos años?
La entrada Los deliciosos dos años aparece primero en Y, además, mamá.

Fuente: este post proviene de Blog de yademasmama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El adiós

Llevaba tiempo postergándolo pero ya es hora de cerrar esta etapa. Hacía tiempo que venía pensando en qué hacer con respecto a este blog, si dejarlo morir lentamente o ponerle un fin digno. No me gust ...

Recomendamos

Relacionado

general cuidado del bebé

RABIETAS: EL ENEMIGO DE LOS 3 AÑOS

Es muy fácil dar consejos a los demás cuando las cosas te pillan de oídas, pero hasta que no lo vives en primera persona, no puedes llegar a saber hasta qué punto puede llegar a desquiciar a un adulto el que su hijo esté pasando por una época de rabietas. Esto es lo que ha pasado con mi hija mediana que hace poco cumplió 3 años. Primero, he de decir que mi hija mayor nunca había tenido una rabieta ...

crecimiento Crianza desarrollo

Los maravillosos 2 años

Acabamos de entrar en esa etapa de los dos años en que las rabietas están a la orden del día. En realidad, hace ya un tiempo que estamos en esta etapa pero nuestra pequeña I cumplió los 2 años ayer. Casi siempre oímos lo complicados que son los "terribles dos años" y todo lo que comportan pero en esta ocasión, me apetece darle la vuelta a esta visión y ver todas esas maravillas que tiene ...

general educación y crianza gestionar rabietas ...

Las rabietas: ¿Cómo gestionarlas?

Las rabietas son protestas, escenas explosivas de rabia, ira o disgusto, son una manifestación del pensamiento, una forma de expresar la frustración y el enfado. A partir de los dos años el niño empieza a diferenciarse del adulto, ya no lo necesita la mayor parte del tiempo, pero aún no es lo suficientemente autónomo para poder gestionar solo sus sentimientos y emociones. Este proceso de separació ...

Actualidad artículos Educación ...

Dos años Creciendo Juntos.

Un 7 de noviembre de hace exactamente dos años escribía el primer post de Vamos Creciendo. Dos años en los que Vamos Creciendo ha crecido con vosotros. Ha crecido en lectores, en suscriptores y en contenidos. Dos años en los que el concepto de este blog, la idea de crecer poco a poco, con trabajo y esfuerzo no habría sido posible sino hubiera sido por todos y cada uno de los que cada semana leéis ...

Cosas del blog aniversario estadísticas del blog ...

Dos años de blog

Por estas fechas, este blog cumple dos años. Un aniversario que no había imaginado que llegara así, tan rápido, ni de esta manera. ¿Quién iba a pensar que la ilusión del primer día por escribir en este rincón iba a seguir intacta? Podría haberlo celebrado con un gran sorteo, pero no soy de pedir. Soy más de agradecer, que creo que es lo que corresponde en este momento. Gracias por estar al otro la ...

Disciplina Positiva

Las rabietas de los padres

Hace ya un tiempo dedicamos un post para hablar sobre las rabietas de los niños.  Hoy vamos a hablar de nuestras rabietas, las rabietas de los padres. Los padres también tenemos rabietas. Pero no las mismas que tienen los niños que al fin y al cabo, no son más que explosiones emocionales que no pueden controlar porque su desarrollo no lo permite, porque están creciendo, porque tienen que aprender ...

crecimiento curiosidad dos años ...

Los maravillosamente terribles dos años

El tiempo pasa, el tiempo vuela y no hay nada que podamos hacer para detenerlo o disminuir su velocidad arrolladora, ese avance es continuo, no hay viajes en el tiempo, no hay pausas mágicas, todo sigue en constante movimiento, paso a paso por el largo camino de la vida. Es increíble que ya han pasado tres largos años desde la llegada de nuestra hija a nuestras vidas, a llenar ese espacio vacío qu ...

Crianza

Rabietas en niños de 3 años

Rabietas en niños de 3 años ¡Hola! Soy mamá ventura y hoy voy a hablaros de las rabietas en niños de 3 años. Mi hija mayor, Hada, tiene 3 años y Risueña, tiene 2. Ambas, están en el fango de las rabietas (de las de Duendecillo aún nos libramos), aunque por personalidad y gestión emocional, Hada siempre ha sido muuucho más propensa a ellas. Os quiero contar un poco mi experiencia, lo que he probado ...

Bebés Maternidad Reflexiones Personales ...

Mi bebé cumple dos años

Mi bebé cumple dos años, y estos días todo son retrospecciones y recuerdos. Volver una y otra vez a los mismos días que ahora, pero hace dos años. Recordar las sensaciones y vivencias de aquellos días, con la perspectiva del tiempo que ha pasado. Y, no pudiendo evitar ser repetitiva, qué rápido pasa el tiempo. Dos años que parece mucho tiempo pero han pasado volando. Dos años desde que inicié mi t ...

general educación salud-enfermedad ...

Cómo gestionar las Rabietas

Las rabietas de los niños parece que tocan al adulto más allá de un simple fastidio. Todos hemos sido pequeños y hemos tenido nuestras rabietas.  ¿A qué se debían? Pues parece que nuestro pasado se actualiza cuando estamos ante ese niño o niña que grita, llora, pierde el control. “Los niños son auténticos y espontáneos por tanto sienten sus emociones intensamente. Cuando las expresan es para ...