comunidades

Los estudiantes son personas no un boletín de notas y números

La mayoría de colegios de España ya están haciendo exámenes para poder repartir su famoso boletín de notas y de evaluaciones de asignaturas. Aun me recuerdo a mí misma esperando en la silla del aula tan tranquila y esperando paciente a que el tutor dijera mi nombre para levantarme a por el absurdo papelito. Mientras ese momento llegaba observaba a mis compañeros mordiéndose las uñas y con cara de pocos amigos deseando ver las notas que finalmente habían obtenido.

Sin embargo, yo estaba increíblemente calmada, sin darle mucha importancia a las calificaciones y al boletín de notas que pudiesen haber en el boletín porque tenía muy presente lo que mis padres me decían siempre:

“Hija, saques lo que saques en ese boletín de notas, recuerda que siempre serás más que un número”. Desgraciadamente, hubo más de un verano que me tocó hincar los codos para poder satisfacer los objetivos de nuestro ya famoso sistema educativo. Da igual que hubiera hecho más que correctamente todos los trabajos en grupo e individuales, da igual que ayudase a mis compañeros de clase, da igual que participase prácticamente en todas las asignaturas, pero como no había aprobado el examen, una materia más para septiembre. 

Actualmente y gracias a la carrera que estoy estudiando (Pedagogía), tengo aun más claro que antes que calificar a un alumno a través de un número no sirve nada más que para crear frustración y malestar en los chicos y chicas que están hoy en día estudiando. Soy de las que piensan que por aprobar un examen, que por haber sacado buena nota en él no quiere decir que se hayan adquirido los conocimientos de la asignatura. Puede pasar varias cosas:

1. que el estudiante haya estudiado el día antes los apuntes y que el día de la prueba tenga un golpe de suerte y que caigan preguntas de los temas que mejor se sabía.

2. puede leerse los resúmenes con la técnica “yo me lo memorizo todo y luego lo suelto en el examen” y que efectivamente se lo haya aprendido todo genialmente bien y que saque muy buena nota

3. que, evidentemente, le guste estudiar y que haya entendido bien la asignatura y que por eso ese alumno obtenga una buena calificación. Y según que nota se saque… se pasa a ser: “ese estudiante es de 10, ese estudiante es de 5”.

Y asombrosamente, aparecen las etiquetas.

Desafortunadamente estamos ante un sistema educativo anticuado, autoritario, tradicional y que es incapaz de cambiar, que el único método de evaluación que conoce es someter a un alumno a pruebas sobre temas concretos de asignaturas que crean a su vez un malestar, un nerviosismo y una irritabilidad en los estudiantes para mí totalmente innecesaria. ¿Y si ese día el alumno tiene un mal día por el motivo que sea?
Más allá de números, calificaciones y boletines de notas, los estudiantes son personas

Click To Tweet



¿Y si le ha pasado algo por la noche que le impide hacer bien su prueba? ¿Y si simplemente está tan nervioso que se queda en blanco y no se acuerda de nada? Porque todos sabemos que el estado de ánimo influye sobremanera en el aprendizaje de las personas. Pero claro, eso no es importante, lo importante es que se tenga el cerebro cien por cien centrado en la hoja del examen que separa al estudiante de aprobar una asignatura o de suspenderla.

Lo que yo no me puedo creer es que cueste tantísimo cambiar estas cosas. No me creo que sea un esfuerzo increíblemente grande probar e innovar con nuevas metodologías. Por ejemplo, ¿por qué no se fomenta más el trabajo en grupo, la investigación, el aprendizaje autónomo y la comunicación? Pero claro, los alumnos no tienen la culpa, ellos buscan cumplir lo que el sistema educativo dice: aprobar los exámenes y llegar a unos objetivos.

Y lo peor de todo es que eso no se da únicamente en los colegios ni en los institutos, si no también en la universidad. Y desgraciadamente en la universidad con más ansia que en los otros centros. Os pongo el ejemplo de algunas de las evaluaciones de la UNED (Universidad Nacional A Distancia): hay que aprobar el examen con al menos un cinco para que te cuente la nota de los trabajos que has realizado a lo largo del curso. Es decir, da igual si se ha sacado un diez en un trabajo, que si tienes un cuatro en la prueba final, a septiembre que vas de cabeza.
Etiquetar a los alumnos por las calificaciones que han obtenido genera rechazo, discriminación, estrés y ansiedad

Click To Tweet



He tenido la oportunidad de estar un curso académico de prácticas y he podido escuchar a padres frustrados diciendo: “veo a mi hijo que no puede más con los deberes y con los exámenes. Y sólo está en sexto de primaria. Varias veces se ha ido a dormir tarde por estudiar para un control.” “Es que en esta semana ha tenido tres exámenes y un montón de deberes”. “Veo muy excesivo los temarios que da mi hijo en el colegio”. De verdad que a mí se me cae el alma a los pies ver a unos niños pequeños y tan ocupados haciendo un montón de deberes al día sin tiempo siquiera para jugar o hacer algo que a ellos les divierta.

Pero afortunadamente, no está todo perdido, algunos colegios e institutos (todavía pocos) han ido incorporando la metodología por proyectos que consiste en que el estudiante sea el protagonista de su aprendizaje y que habilidades y actitudes tienen la misma importancia en cuanto a la adquisición de conocimientos. Esperemos que pasitos a pasitos, los estudiantes salgan de clase con pensamientos positivos, ganas de investigar y desarrollar las ideas críticas, con valores de compañerismo, tolerancia y respeto en vez de con el dichoso boletín de notas, porque…todos los alumnos son mucho más que simples números y un boletín de notas

.

Fuente: este post proviene de Nunca jamás y yo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Educación Pedagogía centros educativos ...

Exámenes. Esos grandes “amigos” de la mayoría de los estudiantes. Exámenes, esas pruebas que etiquetan a los alumnos con un número en sus frentes. Exámenes, esa herramienta que hoy por hoy y en los tiempos que corren, no debería servir para nada. Algunos centros educativos españoles, ya están ensayando cómo sería Educación Primaria sin ellos, y esperan que los resultados sean todo un é ...

Educación otra educación es posible

Ayer por la noche volví a leer el artículo con las reflexiones sobre el sistema educativo de Andrea Martínez, una alumna de primero de bachillerato del instituto IES Pablo Serrano de Andorra en Teruel. Cuando terminé de leer lo que pensaba ella de la educación actual, me quedé totalmente hecha polvo. Ella utilizó frases como “No nos educan. Nos normalizan. Nos apagan” ¿De qué manera se ...

Educación Pedagogía educar en valores

A día de hoy, los centros educativos dan muchísima importancia a los contenidos académicos y a las asignaturas. Siguen empeñados en que aprobar los exámenes es lo único relevante en la educación, y en parte no se equivocan ya que  tenemos un genial sistema educativo que dicta que si los estudiantes no logran aprobar todas las asignaturas, no podrán avanzar en su formación. Muchos colegios no se da ...

Educación Pedagogía educación ...

Hace unas semanas, hablando con una amiga que es maestra de quinto de primaria por teléfono, me contó lo que le había pasado en el colegio dónde lleva trabajando algo más de tres meses. Por lo visto, los padres de un alumno habían solicitado una reunión con ella para hablar del rendimiento del estudiante. Cuando finalmente llegó el día, los padres criticaron su forma de enseñar y las metodologías ...

general uncategorized

Las calificaciones escolares Se acerca la Navidad, y además de los turrones, los regalos y las reuniones familiares, en estas fechas se produce otro momento temido para muchos alumnos y otros tantos padres: La entrega del primer boletín de notas de este curso. ¿Cómo afrontamos este momento? ¿Reaccionamos de la forma adecuada? ¿Qué hacer cuando los niños no alcanzan el aprobado en alguna o varias m ...

Educación Para maestros maestros

No puedo evitar emocionarme al escuchar “mi profesor es genial. Me está ayudando muchísimo con todo”. Está claro que los docentes de corazón, apasionados con su trabajo, implicados en la enseñanza y con ganas de comprender a los estudiantes pueden llegar a cambiar la vida de muchos alumnos solo con su actitud positiva y motivación. Hace unos días un vecino que va a primero de bachiller ...

Educación Pedagogía Aprender a ser personas ...

Aprender matemáticas, lengua castellana, inglés y todas las demás asignaturas, está bien. Pero soy de las que piensa que las escuelas, deberían dar mucho más. No deberían centrarse únicamente en el contenido académico. Llegamos pues, al eterno debate: ¿los colegios tendrían que centrarse más en el concepto de aprender a ser personas? ¿Deberían centrarse también en el área personal y emocional de l ...

general pedagogía waldorf competitividad ...

"Si el propósito del aprendizaje es sacar una buena puntuación en un examen, hemos perdido de vista el verdadero motivo del aprendizaje." – Jeannie Fulbright La educación se ha convertido en una institución obsoleta que fuerza al ser humano a participar en procesos que percibe, cada vez con más intensidad, como irrelevantes, agresivos y carentes de sentido. Ya hemos hablado en este blog ...

Educación Pedagogía Aprendizaje activo ...

Hace unos días hablando con una amiga por Skype salió el tema de conversación de cómo se dio cuenta de que algo en la educación y en su manera de enseñar no estaba bien. Me comentaba que siempre había seguido el modelo educativo tradicional en cuanto a mandar algunos deberes de repaso, dar importancia a las calificaciones, aprender el temario de memoria y cumplir sí o sí con los objetivos de las p ...