Padres

Asi piensa una mamá Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Por qué quise ser asesora de lactancia?

27 de Febrero. Post terremoto de 8.1 grados en escala richter. Nace una bebé al alba. 3.850kg al nacer. Un bebe grande. Mi primer parto. Un parto raro, por decirlo de alguna manera, que no todos los días te vas a parir a 13.000km de tu casa, y le da a la tierra por temblar.

Poco apego al nacer, muchas horas entre incubadoras y exámenes. Poco piel con piel. Al salir de la clínica la bebé ha perdido peso, pero lo normal. Pero no sube lo normal. Salimos con la receta de leche artificial. Primer control, ha subido menos de lo esperado. Y salimos con un tarro de muestra de leche artificial. Segundo control, ha subido mejor pero aun no lo suficiente, y salimos amenazadas que mi leche no sirve de nada, que me deje de tonterías y le dé un biberón.

Y se lo doy. Y ella lo vomita. Y no un poco, sino a chorro. No más leche artificial, me digo. Intento sacarme leche, pero sale poca (“ves como no tienes leche?” -escucho) pero cómo iba a salir leche si la pequeña hacía largas tomas y cada hora estaba al pecho?

Malabarismos y la sombra del bajo peso nos acompañan semana tras semana, mes tras mes. Establecemos horarios rígidos, cada 4 horas para asegurar “la calidad de la leche” Encontramos una pediatra que no sigue el manual, que nos dice que si no pierde peso no pasa nada. Y ella no pierde, pero tampoco sube lo que suben los demás niños. Sube, pero menos. Y si vas a pensar que la niña duerme todo el dia porque le falta energía, nada de nada. La niña de hecho duerme poco.

5 meses y se quiere introducir la fruta. La introducimos. 6 meses y la verdura. 7 meses y el pollo y la carne. La niña se come unos platos que ni yo sería capaz. Y se toma su leche (mi leche) antes de cada comida. Y sigue sin subir de peso lo suficiente.

Ya no puede ser tema de la leche. Quizás mi leche no era el problema, pero ahora nadie me lo dice. Ahora, ahora si es cosa de la curva, es su curva que es así.



Destetamos con un año, ella come por dos. Y sigue sin engordar lo suficiente. Pero ahora ya a nadie le importa. “Es delgada” me dicen, que suerte. ¿Por qué esa respuesta no servía cuando tomaba la leche? Me hubiera ahorrado mucha angustia, y me hubiera permitido disfrutar más en una bella etapa de la crianza. Una no sabe como los especialista, una es primeriza, una tiene dudas, y no ayuda que todo se centre en “tu leche, que no alimenta”

Respeto la elección de las madres que deciden dar biberón a sus hijos. El tema es que cuando una quiere luchar por su lactancia materna, ¿por que no ayudarme un poquito más?

Eso sí, me sirvió de aprendizaje, fue una experiencia más que me llevó a cambiar mi forma de pensar, de criar, de escuchar consejos. Mi segunda hija tomó lactancia a demanda, sin horarios, sin presiones, con total entrega y disfrute.

Después de mi propia experiencia, escuché o me contaron otros casos parecidos al mío, lactancias que se terminaban anticipadamente, madres que se apenaban por ello convencidas que no sabían amamantar. Pero los pediatras y matronas son los que saben  ¿no? Tenía ganas de opinar, de contar mi experiencia, de decirles que buscaran otra opinión. Pero, las opiniones cuando no son solicitadas, siempre he pensado que hay una fina linea entre dar la experiencia de uno y que parezca que aleccionas. Así que, callaba la mitad de las veces, porque total…yo lo que sabía era lo que había vivido yo. Y era un caso entre un millón. Pero quería poder ayudar.

Por eso decidí anotarme al curso de formación de asesoras de Edulacta. Tres meses de contenido, casos y de aprender mucho. Mi trabajo no es ser asesora de lactancia, tengo otro trabajo, además de dedicarme a las niñas, pero aunque no me vaya a dedicar a ello, me encantó poder tomar parte de esa formación. Aprendí muchas cosas que no sabía y confirmé otras que suponía, aprendí cómo detectar posibles problemas, aprendi herramientas para dar apoyo, y tuve a mi disposición mucho material y mucha información con la que poder ayudar a otras mamás. Después de esa formación, me sentía más segura cuando alguna amiga me preguntaba una duda sobre la lactancia, pude argumentar y explicar mejor los problemas que podían estar surgiendo. Recuerdo que algo que me impactó es poder identificar problemas que tuve yo en la lactancia, como una mastitis que en realidad no lo fue, y que se trató de manera equivocada. Recuerdo haber compartido información con una amiga un tiempo después, que tenía una situación parecida, para que la diagnosticaran correctamente.

lactancia-materna-destete


Cada vez, desde que tomé la formación, que he podido compartir esos conocimientos o ayudar, me ha encantado. Por eso sé que en un momento u otro complementaré estos conocimientos y encontraré la manera de ayudar a más mamás, no solo las de mi entorno. Y si eres madre lactante y me estás leyendo y tienes alguna duda, puedes escribirme y feliz haré lo posible por ayudarte.



Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La cebra Camila

Volvemos con otro ejemplar para el rincón lector, aunque este no forma parte de nuestra colección porque lo encontramos en la biblioteca. Pero nos gustó mucho la divertida historia, con un mensaje de ...

Recomendamos

Relacionado

Maternidad

Cojín lactancia

Durante el embarazo se planean todas las futuras compras que se va a necesitar cuando nazca el bebé, este hecho de querer tenerlo todo preparado antes del parto se conoce como síndrome del nido y sobretodo se agudiza en el tercer trimestre. Uno de los productos imprescindibles es el cojín de lactancia. Seguramente algún familiar, amiga o compañera se lo ha recomendado encarecidamente. Pero ¿Cuál e ...

Inicio de la lactancia materna apego asesora barcelona ...

¿En qué plano queda el padre con la lactancia?

Cuando hablamos de un bebé que acaba de nacer y que además se alimenta con lactancia materna, ¿En qué plano queda el padre con la lactancia? Parece que el papá vaya a quedar en segundo plano y que no podrá participar en la crianza del bebé, pero esto no es así y ahora lo vamos a ver. Tanto el embarazo, como en el parto y también durante la lactancia los papás se convierten en superhéroes sin capa. ...

Crianza respetuosa Lactancia Maternidad y Crianza ...

¿por qué tanta presión con la lactancia?

La decisión de ofrecer a tu hijo lactancia materna o no debe ser informada. Toda futura madre tiene derecho a esa información, completa y actualizada. Hoy se conocen perfectamente los beneficios de una lactancia materna y parece que está claro que hasta los 6 meses, la lactancia materna exclusiva es lo mejor para el bebé. Una debe recibir la información necesaria, resolver sus dudas, para poder to ...

Maternidad experiencia lactancia ...

Salas de lactancia ¿Qué son?

Las salas de lactancia no significaban nada para mi hasta que tuve a Manuel y empecé a prestarles interés. Al principio pensé que no las iba a utilizar pero, sobre todo cuando voy sola y me da cosilla ponerme en un frío banco a darle el pecho, las utilizo. Aunque tengo que decir que su uso está muy limitado, ya que por ahora en Tarragona solo las he encontrado en el centro comercial Parc Central. ...

Disfrutando la Lactancia

Como soy mamá primeriza, cuando estaba embarazada en realidad nunca me puse a pensar en que iba a ser lo mejor para mi bebé o que de que forma iba a alimentar a mi bebé, ¿seno o biberón?. Tuve una cortas conversaciones con mi pareja sobre el tema, él me decía nada de formula!. Sin embargo yo no leí, no me informe, no pregunte a nadie al respecto. Mucho menos prepare mis senos para la lactancia, y ...

amamantar conciliación lactancia ...

Mi lactancia

Hoy termina la semana mundial de la lactancia materna y yo no os voy a hablar de los beneficios que tiene para madre y bebé porque creo que de eso hay información más que suficiente en la red. Hoy os voy a contar cómo ha sido mi lactancia, las dificultades que me he encontrado y como las he solucionado, por si a alguna os sucede y os puede ayudar. Cuando me quedé embarazada de Hugo tenía claro qu ...

lactancia lactancia Materna lactanciaxdinero ...

Lactancia por dinero #LactanciaXDinero

Elegir entre la lactancia materna y la lactancia artificial es una de las decisiones más importantes de la maternidad. La leche materna es el mejor alimento que podemos brindar a nuestros hijos, está comprobado, además cuando damos pecho, tenemos muchas ventajas tanto físicas como económicas. Hoy día elegir dar biberón es muy común, ya sea por el estilo de vida que lleve la madre, por razones medi ...

Hoy probamos bebés collar de lactancia ...

Collares de lactancia Itbaby.es

Una de las cosas que me preguntáis en las asesorías de lactancia es qué podéis hacer para que vuestros pequeños se entretengan mientras están mamando y dejen de estirar de nuestro pelo. Y es que es muy habitual que los niños se dediquen a jugar con nosotras mientras les estamos alimentando al bebé (dando el pecho o biberón) o porteamos, pero claro, a veces agarran el pelo y el tirón está asegurado ...

futura mama novata puerperio

Yo y la lactancia.

Había ido a reuniones de La liga de la leche, había leído a Carmela Baeza, tenía amigas que habían amamantado (otras no) y tenía muy claro que no sabía lo que me esperaba, solo que si que quería dar el pecho a mi bebé. Di a luz mediante cesárea de urgencia, tengo un bebé precioso y me subió la leche al quinto día. Aguantamos con el calostro hasta el tercer día de vida que nos dijeron que teníamos ...

alimentos a evitar durante la lactancia lactancia materna leche ...

Qué alimentos evitar durante la lactancia materna

La llegada al mundo de un bebé cambia totalmente la vida de una mujer. Desde ese momento, la principal precupación de la madre es garantizar su bienestar, por lo que todo esfuerzo es pequeño para lograrlo. Un ejemplo es la alimentación del recién nacido. Cuando optamos por la lactancia materna la madre debe tener en cuenta que todo lo que coma va a ser transmitido al bebé, por lo que hay algunos a ...