Blog de NeuroMamá Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Buena

Los papis también lloran

La semana pasada, a eso de las 8:00 a.m. recibí una llamada de mi marido súper afectado porque había tenido que dejar a nuestra hija la segunda (en pre-kínder) llorando en el salón. En un inicio cuando recibí su llamada no entendía a que venía, me hablaba entre molesto y fastidiado que había tenido que escaparse del salón con ayuda de la profesora, que él no podía con el calor horroroso que hay en Lima, con la falta de aire acondicionado en el salón y menos aún podía lidiar con el tráfico matutino y con su camisa arrugada todas las mañanas y bla, bla, bla.

Tarde un poco en darme cuenta que en verdad con lo que él no podía lidiar era con dejar a su princesa preciosa (ver post sobre su princesa preciosa acá) llorando. Lo del tráfico, el calor y demás era una excusa para no admitir(me) que se le rompía el corazón cada vez que tenía que desprender las manitos aferradas de su hijita a su camisa y entregársela a la Miss mientras la escuchaba gritar: papá llévame a tu trabajo, llévame a mi casita. ¡No me dejes!.



Pero, ¿qué había pasado? Los primeras días de clase mi hija llegaba como una reina feliz a su colegio nuevo (ver post acá). No entendía. Le pedí a mi esposo que se calme, que me cuente lo que había pasado y que no se sienta mal, que lo más probable fuera que nuestra hija sólo hubiera llorado 30 segundos más después que él se fue. De todas maneras, mi esposo –aduciendo una importante reunión a primera hora de la mañana - me pidió que los lleve yo al día siguiente.

Y lo hice. Al día siguiente, llevé a los dos colegiales súper temprano. El mayor ya superada su crisis (post sobre crisis: ¿qué es peor a que tu hijo llore el primer día de clases?) entró al colegio refeliz, pero la segunda efectivamente, ha tenido un pequeño retroceso. No voy a mentir y decir que yo la dejé feliz de la vida, pero lo cierto es que la dejé cantando con una compañerita, tranquila y sin derramar una lágrima. Y así fue el resto de la semana porque, ¡oh, sorpresa! A mi marido, de pronto, le salieron reuniones impostergables a primera hora del día todo el resto de esa semana.

Pero, hoy lunes todos volvimos a nuestra rutina diaria y mi esposo llevó a los dos colegiales. Mientras me alistaba en casa para llevar a la tercera al nido suena mi teléfono y ¡oh sorpresa! Era mi esposito. Ahora sí furibundo, diciéndome que él ya no volví a llevar a los niños al colegio y bla, bla, bla. Luego de escucharlo un rato despotricar contra la vida pude escuchar lo que realmente decía entre tanta desazón. Esta mañana había sido horrible, sonaron las dos campanas y nuestra hija no le soltaba la mano, se aferraba con más fuerza que nunca a su camisa, la Miss lo espetaba a que se vaya y él sin saber bien que hacer, se fue corriendo.

Inmediatamente me llamó para descargar su ira compartir su pena. Y no es porque sea el mes de la mujer (y me sienta más conectada con los negados sentimientos masculinos) pero, atrás de esa rabia, pude sentir la pena de mi marido. Le partía el alma tener que dejar a su princesa llorando en manos extrañas, tener que salir a hurtadillas y no poder llevársela como era su deseo oculto: La próxima me la llevo a la oficina. Que no me digan nada. Yo no la puedo dejar así. No la vuelvo a dejar así.

Continuamos hablando, él necesitaba hablar. Compartir que es horrible dejar a tus hijos llorando en el colegio (díganmelo a mí), que es horrible sentirse tonto e inútil mientras ves a tus hijos llorar y tú sólo los quiere calmar, abrazar y llevártelos a la casa pero, sabes que no puedes. Además, creo que es doblemente duro para los papás porque son muy pocos los congéneres que están ahí pasando por trances similares. Por lo general somos las mamás las que estamos ahí, y ya en el colegio estamos curtidas en estos temas.

Pero, tranquilo, tranquilo. No te castigues privándote de llevar a tus hijos al colegio cada mañana. No renuncies a ese ritual tan lindo que tienes con tu hijo mayor y quieres mantener con la segunda. Ella se acostumbrará e irá al colegio tan feliz como su hermano. Es natural estar triste, sentirse tonto, querer llorar y enojarse muchísimo por eso. Porque, como bien dice nuestro hijo mayor, los papis también lloran... aunque algunos lloran renegando.

Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En peleas de niños

…adultos sobran Cuando era niña y peleaba con alguna amiga o amigo no solía ir corriendo a acusarle a mi mamá, y no necesariamente porque no quisiera, sino porque cuando iba a contarle a mi mamá ...

Una nana peruana en Dinamarca

Ojo que esta solo es la primera parte de las aventuras de esta nana peruana en Dinamarca. Como muchos ya deben saber (y si no saben les cuento) la semana pasada estuve en Dinamarca, Copenhague acompañ ...

Recomendamos

Relacionado

Educación Autonomia infantil Educar a los niños ...

Cinco errores de los grupos de WhatsApp de padres

WhatsApp es una herramienta que nos facilita enormemente la vida cotidiana. No solo nos permite estar conectados con las personas y ahorrar tiempo y dinero en llamadas sino que también agiliza nuestras gestiones diarias. Bien lo saben los padres que utilizan los grupos de WhatsApp para organizar la agenda escolar de sus hijos y estar al tanto de sus actividades académicas y extraescolares que orga ...

Disciplina Positiva

Las rabietas de los padres

Hace ya un tiempo dedicamos un post para hablar sobre las rabietas de los niños.  Hoy vamos a hablar de nuestras rabietas, las rabietas de los padres. Los padres también tenemos rabietas. Pero no las mismas que tienen los niños que al fin y al cabo, no son más que explosiones emocionales que no pueden controlar porque su desarrollo no lo permite, porque están creciendo, porque tienen que aprender ...

general llanto

¿Por qué lloran los niños??

Una pregunta sencilla y también con una respuesta sencilla. Porque nos necesitan. A lo largo de estos años de tener a mis pequeños me he hartado de oír sandeces, y siento decirlo así, del tipo "te está tomando el pelo", "lo vas a malcriar", "llorar abre los pulmones" o "ya se cansará". Suerte que también escuché el primer día de vida a una fantástica enferm ...

interesante bebés lágrimas ...

Los bebés lloran sin lágrimas por este motivo

Los bebés lloran sin lágrimas por este motivo. Puede ser hasta ahora no te has fijado en este dato pero en la mayoría de los casos los bebés recién nacidos lloran pero no les salen lágrimas. ¿Por qué? Los conductos lagrimales de los bebés todavía no están desarrollados después del nacimiento. La pediatra Tanya Remer Altmann asegura que ¨es normal para ellos no derramar lágrimas durante los primero ...

embarazo educacion a los hijos padres ...

Padres sobreprotectores

  Todo padre siempre está en busca del bienestar físico y emocional de su bebe, ayudándolo con las tareas, alimentándolo de la mejor manera posible, vistiéndolo con las mejores ropas e incluso si se llega a enfermar, llevarlo a las clínicas más prestigiosas sin importar el costo. Todo suena bien, pero, ¿Hasta qué punto? Sin saberlo, algunos padres se vuelven sobreprotectores con sus hijos, y ...

embarazo arenero compartir ...

Los padres del arenero

Cuando nuestros retoños comienzan a crecer, ya las visitas al parque no son para dar el paseo típico con el bebé o sentarse a la sombra a leer un buen libro y descansar mientras le hacemos dormir, o quizá una parada estratégica para dar la teta. Ahora el paseo al parque incluye una mudanza al completo cubo, palas, triciclo, bici, carrito o cualquier cosa que sirva para transportar al niño y mante ...

Libros para padres libros para padres

Libros para padres: También esto pasará, de Milena Busquets

Hoy en la sección de libros para padres con ojeras que leen cuando pueden (si pueden) os voy hablar de ‘También esto pasará’ de Milena Busquets, el diálogo-monólogo de una hija con su madre ya ausente, un viaje por los recuerdos y los aprendizajes de toda una vida, un paseo vital bajo la intensa luz veraniega que baña al Mediterráneo a su paso por el pintoresco pueblo de Cadaqués. Todo ...

Maternidad Mamá Primeriza Papá ...

Los padres también pueden deprimirse después del parto

¡Felicidades Papá! ¿Cómo te sientes? Pues no tan bien Resulta que algunos estudios demuestran que los hombres también pueden sufrir depresión post parto, y no son pocos, se estima que al menos el 10% de los padres pueden pasar por un período de tristeza o depresión luego de qué el bebé nace. Al igual que las mujeres, muchas rutinas o costumbres se modifican con la llegada del bebé, no se puede dor ...

family tiendas bonitas

Benditos padres

Pues sí, benditos padres. ¿Qué haríamos sin ellos? ¿De quién nos quejaríamos? ¿A quién echaríamos las culpas? O lo que es más cierto, ¿sobre quién tiraríamos todo nuestro cansancio, agotamiento y penas? Si, benditos padres. Aunque siempre tenga alguna cosa en la punta de la lengua, o algo por lo que quejarme no podría vivir sin él, ni podría llevar la maternidad como lo hago. Sin duda, antes de qu ...

autoestima padres consejos la psicologa habla

La autoestima de los padres ¡también importa!

Como padres queremos que nuestros hijos crezcan seguros de si mismos, llenos de respeto y amor a su persona, que se puedan convertir en adultos felices, con confianza en si mismos y satisfechos. Pero para conseguir esto a veces olvidamos que también tenemos que mejorar nuestra autoestima. Si, mejorar tu autoestima como padres. ¿Cuantas veces nuestras inseguridades, nuestro falta de autoestima no ...