Padres

Asi piensa una mamá Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Mala

Adaptar los espacios al crecimiento

Cuando los hijos crecen, no solamente van cambiando la talla de ropa, los juguetes que quieren o los gustos por las series de tele. Cambian sus necesidades de espacios, de tiempo libre, de estudio, de intimidad.

Tiempo atrás contaba mi opinión sobre el colecho, y si me lees sabrás que el colecho o el co- habitacionar es una práctica que va a terminar en mi casa, cuando las pequeñas terremoto decidan. Sus ritmos son, para mi, más importantes que el “qué dirán”

El paso de las terremoto de una habitación a otra es algo que hemos intentando, por petición de ellas, en otras ocasiones. Pero de momento, seguimos como estamos, para respetar las necesidades y ritmos de las niñas. Sé que es una opción muy discutida, pero esa es la opción que hemos tomado como familia. Pero también sé, que con la edad de terremoto mayor, más pronto que tarde decidirá tener su propio espacio, su intimidad, sus cosas, sin estar mezcladas con las de los demás.

Imaginando la habitación de la mayor de las terremoto

Pongamos que me sobra espacio en el piso y puedo hacer lo que quiera con una de las habitaciones, y la mayor de las terremoto quiere irse a dormir sola. Algún día va a pasar, así que vamos a jugar un rato y voy a imaginarme con ella cómo transformaríamos el espacio para la que sería su habitación. Porque ya no es un bebé, ni es una niña que juegue con muñecas; sus gustos han ido evolucionando y yo creo que hay ciertos elementos que no podrían faltar, pero vamos a dejar que ella también participe.

Elementos:

Una cama en alto. Imaginando que fuera una habitación para ella sola y pudiera elegir, estoy segura que querría una cama tan arriba como fuera posible, para escalar a ella todas las noches. Personalmente, creo que yo no podría dormir pensando que se va a caer porque sé lo mucho que se mueve, pero estoy convencida que eso pediría ella. Una cama que vendría a ser un poco como esta:
dormitorio-infantil-litera


Por su edad y sus necesidades escolares, y lo rápido que se distrae, necesitaría tener su rincón de estudio. Como estoy segura que no pasaría mucho tiempo ahí, me conformaría con ponerle un tablón que haga las veces de mesa, ojalá plegable para no robarle espacio, y como silla una de esas pelotas de pilates, para que pudiera estudiar en movimiento. otra opción sería aprovecha el espacio bajo la cama, como se ve en la foto de arriba.
Le pregunté, y ella rápidamente dijo cama alta donde se pueda escalar o con escalera…¿queda claro no? Estuvimos buscando muchas muchas fotos y dijo que quería una combinación de la foto mostrada arriba, con una pared como la que aparece aquí:

escalada-habitacion-infantil


La distribución de muebles y demás objetos tengo claro que sería con el objetivo de maximizar el espacio disponible para transitar, moverse, saltar, o lo que sea que la apetezca. Ella necesita movimiento continuo, y su dormitorio no es una excepción.

Si tuviera que compartir habitación con su hermana, estaríamos semanas decidiendo cómo pintar o decorar la habitación. Pero volviendo al punto que tengo que me estoy imaginando la habitación para ella sola, seguro buscaría un tono pálido, probablemente azul, y sería feliz de tener una parte de la pared convertida en una pizarra, para rayar todo lo que se le ocurra. Si no es pizarra, necesitará un vinilo, que sería seguramente un mapa del mundo.
Preguntándole a ella, opina que el mundo es bonito, pero que querría todas las paredes de pizarra, menos la de la escalada. Quiere poder pintar y borrar y escribir y cambiar de opinión, y lo quiere por todas partes. Suerte que hay pintura de pizarra de varios colores. Esto se parecía a lo que ella tenía en mente, en cuanto a pared: 



El armario, yo lo pondría empotrado y ojalá bien firme y con agarraderas. La he visto escalar a un armario cuyos estantes se mueven. Si va a escalar, al menos que tenga de donde agarrarse.

En cuanto a la iluminación, necesitaría que fuera de la que puede disminuirse a mano, para dar diferentes grados de luz. Y una luz en forma de luna junto a su cama.

Y hablando de movimiento, en su habitación no podría faltar una de esas telas que cuelgan del techo, que usan los circenses, al más puro estilo del cirque du soleil. Porque sirven para ejercitarse, colgarse boca abajo, sentarse, girar hasta marearse, o dormirse si hace falta. No podría faltar uno de éstos. Bueno, y si la peligrosidad de su mal uso gana sobre su amor por el circo, podría ser uno de esos asientos que se balancean. Tipo columpio, pero más cómodo. Algo como esto:
hamacas-infantiles-telas


Creo que no podrían faltar cajoneras, unas para sus materiales y otra para sus cachureos. Se pasa el día inventando cosas, o recogiendo cosas que ya no utilizamos para futuros inventos. Necesita varios cajones para que, al menos, no vayan dejando rastro por toda la casa. De hecho, preguntándole a ella, dice que necesita cajas para sus juguetes (juegos de mesa) o cachureos.

Y como la cama está en alto y la tela o el balancín no es para multitud, necesitaría un sofá o un buen puf, para estar. Para sus amigas o para ella cuando se estire a leer un libro o se aburra de hacer los deberes sentada.
Aquí van algunas ideas que tenemos nosotras para decorar su hipotética habitación el día que se decida a tener una para ella sola, inspiradas en fotografías de Habitissimo. ¿Alguna vez has jugado a imaginar con los niños como sería su habitación? Otro día te cuento cómo la imagina la pequeña de las terremoto.



Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ansiedad en niños pequeños

La infancia la percibimos los adultos como una etapa feliz en la que nuestras preocupaciones no existían, o eran menores. Una etapa sin complicaciones. Así debería ser para todos. Pero a veces los niñ ...

Hoy leemos – Buenos días calma

Hoy quiero sumar un nuevo libro a nuestro rincón lector, un libro que además hace crecer nuestra sección relacionada con el yoga y el mindfulness con niños. Este libro de Ideaka, la nueva sección de a ...

Recomendamos

Relacionado

general andanzas bebé ...

Mara la Exploradora

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...