Padres

Educar para el futuro Idea guardada 16 veces
La valoración media de 7 personas es: Excelente

¿Qué es la contención emocional?

La contención emocional es la limitación de la expresión de los sentimientos ofreciendo al niño una vía para gestionar su emoción.

Por ejemplo, una abrazo puede ser una buena forma de contener a un niño que está sintiendo una fuerte emoción. Contención emocional no permitir que el niño exprese sus emociones o negarlas, significa ayudar al niño a liberar su emoción de una manera canalizada, a través de vías aceptables que no lastimen a los demás.

Los niños necesitan aprender a limitar sus conductas, y con la expresión de los sentimientos ocurre lo mismo (bueno, en realidad van muy relacionados teniendo en cuenta que los niños tienen conductas poco apropiadas porque se están sintiendo mal). Hay lugares, ocasiones o personas con las que no podemos expresar nuestros sentimientos de un modo abierto o no podemos ofrecer al niño alternativas para que exprese su emoción. Si recuerdas el artículo de la semana pasada (aquí te dejo el enlace por si no lo leíste), te conté algunas cosas que podíamos hacer para ayudar al niño a canalizar sus emociones y vimos algunas válvulas de escape para ayudarle a liberarse de la emoción. Pero claro, no en todos los lugares podemos ponerlo en practica.

Pero ante esas situaciones lo que si podemos hacer es contener la emoción del niño, reconocer su sentimiento y tener empatía con él, expresarle que nos gustaría poder ayudarle a sacar afuera lo que siente pero que no es el momento ni el lugar (con mucha amabilidad sobretodo) y ofrecerle un tiempo posterior para ello.Es importante ser concreto en esto y hacerlo con un lenguaje que el niño entienda. Por ejemplo, “cuando lleguemos a casa”, o  “después de comer”. Mientras que el niño sepa que va a tener una salida para su emoción, será capaz de controlarse temporalmente.

contencion emocional


Muy importante será cumplir ese momento que le hemos prometidos, y si hemos quedado con nuestro hijo que al llegar a casa nos ocuparemos de su conflicto, tenemos que hacerlo. Limitar la expresión de las emociones de los niños según qué momentos, lugres y personas es muy importante para enseñarles a gestionarlas de una manera realista y respetuosa con todo el mundo. Por ejemplo, no pueden escribir en un papel lo muy enfadados que están con una persona delante de ella o comenzar a dar botes en un restaurante para desahogar su enfado o chutar un balón con toda su fuerza en un salón. Está claro que cuando son más pequeñitos necesitamos tener en cuenta que no tienen tanta capacidad de contención pero que a medida que van creciendo sí podemos pedirles que esperen al lugar y al momento adecuado para expresar su emoción.

Los niños más pequeños irán aprendiendo poco a poco a expresar sus emociones, pero mientras tanto, necesitarán aprender de nosotros. Además de ser un modelo de expresión de sentimientos, podemos traducir su lenguaje corporal en palabras. Por ejemplo, cuando están enfadados: Ui! Veo que no quieres que te de la mano….y eso te hace enfadar mucho. Aunque evidentemente no puedes soltarle la mano en la calle por mucho que se enfade, de este modo estás validando sus sentimientos y mostrando que entiendes que se enfade. Podrías añadir con respeto: Mamá te quiere mucho y no quiere que te hagas daño, así que no voy a soltarte la mano. Entiendo tu enfado.

Los beneficios de la liberación de los sentimientos.

Como hemos dicho, contener las emociones de los niños no significa reprimir. Siempre es necesario que dispongan de un espacio para liberarlos. Cuando sean más mayores podrán aprender técnicas para liberar las emociones en tan solo un minuto y en cualquier lugar, como la meditación, pero si Creo que puedes intuir cuáles son los beneficios de la liberación de los sentimientos….uno de ellos es la sana autoestima. La aceptación de los sentimientos produce alivio emocional, evita la represión, enseña al niño que sus sentimientos no le hacen perder valor.

Además, al permitir la expresión de los sentimientos el niño estará menos cargado emocionalmente y no estallará ante cualquier cosa, ni verá las equivocaciones como grandes obstáculos o perderá su sentido de la pertenencia.

Nadie se entiende con los demás si está en constante batalla consigo mismo. Dorothy Corkille.

Si estamos acostumbrados a reprimir los sentimientos, y nuestros niños están acostumbrados a que neguemos los suyos, cuando empecemos a aceptar sus sentimientos y a validarlos, el niño durante unos minutos aumentará la intensidad de su emoción, durante las primeras veces que nosotros lo animemos a expresarlas. Esto no significa que haya empeorado, significa que tenía mucho sentimiento acumulado.

Cuando las tensiones están acumuladas, darles salida cuesta tiempo. Imagina que hasta ahora le decías tu peque “no llores” cuando perdía un juguete y ahora comienzas a decirle, “estás triste, ¿te doy un abrazo?“, él o ella aprovechará esa válvula de escape que le ofreces para llorar más y durante más rato. Puede parecerte que ha sido peor, pero no es así. Lo que está ocurriendo es que está aprovechando esa ventana abierta para sacar tristeza contenida, así que en ese momento no estará llorando sólo por ese juguete si no por otras cosas también. Ocurrirá lo mismo con las demás emociones. Aprovechan la comprensión para “descargar”.

El tiempo que tarde el niño en aliviar sus emociones reprimidas dependerá de la acumulación que tenga y de la seguridad que sienta para expresarlas abiertamente. Cuando ya no tenga emociones acumuladas y utilicéis las técnicas de aceptación y liberación de emociones los niños no necesitarán más de unos minutos para gestionar sus emociones y dejarlas ir.

La comprensión nunca empeora los sentimientos, lo que hace es permitirles que se revelen.
Dorothy Corkille.

Es importante estar preparados para lo suave y lo grave. Aunque nuestro hijo nos esté contando que ojalá no tuviera un hermano, también es necesario aceptar ese sentimiento. Existe y necesita salir a fuera. No vale sólo aceptar los sentimientos suaves, los más intensos también necesitan su expresión (más aún si cabe que los suaves) y el niño necesita que le ayudemos a gestionarlos. Es importante no agobiarle con juicios ni sermones cuando nos exprese un
sentimiento fuerte. Después, podemos ayudarle con la contención emocional a que limite la expresión de esos sentimientos a formas asertivas.

Cuando el sentimiento que el niño nos esté expresando lo haya llevado a comportarse mal, podemos dejar para al cabo de un rato el hablar sobre lo que ha hecho o buscar una solución. Es muy importante enseñar a los niños que aunque entendemos sus sentimientos, ha actuado de una forma inadecuada y que conviene buscar una solución. Pero eso lo haremos siempre cuando volvamos a la calma. Primero necesitamos liberarnos de la emoción.

Ayuda mucho para esto, el comprender que detrás de una conducta inadecuada existe un sentimiento muy intenso en el niño, que necesita ser entendido, escuchado y liberado. Tan solo concediendo esto, podemos evitar que se repita es mismo comportamiento.

Cuando empecemos a aplicar la aceptación de los sentimientos tenemos que saber que no será un cambio de hoy para mañana. Requiere práctica y tenemos que ser pacientes con nosotros mismos. Podemos ser honestos con nuestros niños y decirles que queremos cambiar cosas las cosas.

Para terminar este artículo, para ayudar a los niños a aprender a gestionar sus sentimientos necesitamos:

Utilizar la empatía y escuchar activamente.

Aceptar los sentimientos del niño y animarlo a que los exprese.

Proporcionar a los niños válvulas de escape adecuadas.

Utilizar la contención emocional para limitar la expresión de sus emociones según las personas, los momentos o     los lugares para ofrecer al niño una visión realista de la gestión de las emociones.

Espero que este artículo te haya resultado útil. Si deseas compartirlo ya sabes que yo te lo agradezco infinitamente.

La semana que viene seguiré hablando de emociones. Recuerda que si lo deseas ¡puedes suscribirte a la newsletter!

Un abrazo,

Nuria.

¿Quieres que te envíe a tu email todos los artículos del blog y las novedades de los cursos y formación para padres?

¡Puedes suscribirte gratis a la Newsletter y te mantendré informad@ de todo!

[contact-form-7]

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

Desarrollo personal autoayuda para mamás y papás

Emociones ¿aliadas o lastres pesados?

Las emociones no son ni buenas ni malas, son neutras. Algunas nos provocan sensaciones agradables y otras desagradables. Con algunas nos sentimos muy mal y con otras en cambio, nos sentimos como en el cielo, pero la emoción en si es neutra. Las clasificamos en buenas y malas porque comprendemos el mundo utilizando opuestos lo que nos lleva a las comparaciones. Las emociones pueden ser muy buenas a ...

Educación respetuosa bienestar emocional en los niños

¿Tus niños viven en una montaña rusa de emociones?

¿Si? Los míos también…. Los niños pasan el día de emoción en emoción. No saben gestionarlas todavía y necesitan de nuestra ayuda para aprender (o mucho mejor, nuestro ejemplo). Cuando los niños se sienten mal (o demasiado bien y eufóricos y se alteran tanto que acaban haciéndose daño jugando), decirles que dejen de sentir lo que están sintiendo sólo hace que aumente el sentimiento. La mejor ...

aprendizaje inteligencia emocional psicología infantil ...

5 libros para trabajar las emociones

Cuando nuestro hijos crecen, comienzan a enfrentarse al mundo que les rodea, pero sobre todo comienzan a enfrentarse a ellos mismos. La inteligencia emocional y la asimilación de las emociones es una parte importante en el aprendizaje de nuestros pequeños. Cada niño experimentará sus propios cambios y nosotros le ayudaremos a comprender como se siente. Para que el trabajo sea más fácil y divertido ...

Sem categoria Juegos familia ...

Juegos para bajar: trabajando las capacidades emocionales. Para padres y maestros

(Para ler o post em português clique aqui) Inteligencia Emocional ¿Qué es? “La inteligencia emocional es la capacidad de entender, tomar conciencia y manejar nuestras emociones y las de terceras personas. A raíz de esta definición nos asalta otra pregunta ¿qué son realmente las emociones? La emoción es básicamente un sentimiento privado caracterizado por la expresión o manifestación de respu ...

general educación salud-enfermedad ...

Cómo gestionar las Rabietas

Las rabietas de los niños parece que tocan al adulto más allá de un simple fastidio. Todos hemos sido pequeños y hemos tenido nuestras rabietas.  ¿A qué se debían? Pues parece que nuestro pasado se actualiza cuando estamos ante ese niño o niña que grita, llora, pierde el control. “Los niños son auténticos y espontáneos por tanto sienten sus emociones intensamente. Cuando las expresan es para ...

Comunicacion respetuosa

¿Qué sucede cuando negamos nuestros sentimientos?

La evolución nos ha “obsequiado” a los seres humanos con una herramienta valiosísima para expresar nuestras reacciones ante un entorno cada vez más desafiante: las emociones. Nuestro cuerpo y nuestra mente trabajan conjuntamente de manera muy sabia para ayudarnos a reaccionar ante lo que ocurre a nuestro alrededor, y gestionar esas reacciones correctamente. Sin embargo, a lo largo de la historia l ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Cuando los sentimientos y emociones de los maestros no valen mucho

En muchas ocasiones, hemos hablado de lo importante que es enseñar a los estudiantes herramientas para que expresen y sepan gestionar sus propias emociones. Nos hemos centrado en que reconozcan sus sentimientos y también los de los demás. Pero también es importante que los maestros (y los que pronto lo van a saber) sean formados en inteligencia emocional y adquieran herramientas para aprender a ge ...

deberes niños y deberes educar a los niños ...

Trucos para que tus hijos hagan los deberes

Una de las peores pesadillas de muchos niños son los deberes. No nos vamos a engañar, según van cumpliendo una edad determinada, el colegio pasa de ser el lugar donde se lo pasaban tan bien con sus amigos a una especie de 'cárcel de tortura' donde no hacen más que estudiar y hacer exámenes. Sin embargo, lo peor de todo es que después de unas ocho horas lectivas, cuando creemos que por fin ...

aprendizaje inteligencia emocional trucos ...

La cola de dragón. Educación emocional con cuentos. La rabia.

La cola de dragón: Emociones 2 (La rabia)">La cola de dragón escrita por Mireia Canals e ilustrada por Sandra Aguilar forma parte de la colección emociones de la Editorial Salvatella. Se trata de un cuento ilustrado donde se habla de la rabia, esa emoción tan intensa que se da en la infancia producto de la frustración de expectativas. La Cola de dragón explica la historia de Javier, un ni ...

Educación Pedagogía educacion emocional ...

Inteligencia emocional y educación: hablamos con Belén Piñeiro

Hoy es un día increíblemente especial. He tenido la oportunidad de hablar con Belén Piñeiro sobre temas relacionados con la inteligencia emocional y la educación. Muchos de vosotros la conoceréis por su fantástico blog de educación Maestra de corazón. Estoy deseando que leáis la entrevista y todas las respuestas de Belén que creo que os van a resultar muy interesantes. Entonces, ¿nos ponemos en ma ...