Embarazadas y bebes Idea guardada 9 veces
La valoración media de 15 personas es: Muy buena

Importancia de las Siestas

Las siestas duran solo unas horas, pero pueden afectar a las veinticuatro horas de la jornada de un niño. Las siestas pueden mejorar el humor de un niño y hacer que sienta menos irritable, reduciendo los episodios de llanto y las rabietas. Los estudios muestran que los niños que echan la siesta a diario enferman menos a menudo, crecen más, y tienen menos probabilidades de ser obesos en la edad adulta. Las siestas mejoran la atención y el desarrollo cerebral. También pueden ayudar a compensar, si alguna noche el niño o niña ha dormido menos horas de lo habitual. Una reducción de solo una hora en el total de horas de sueño puede tener un efecto negativo sobre el niño, limitar su capacidad de estar alerta, su función cerebral, y producirle cansancio e irritación.
Cualquier cambio puede afectar a sus patrones de sueño. Observa si muestra signos de cansancio entre las siestas y ajusta su horario para satisfacer sus necesidades.
Piensa si ha habido cambios en la vida de tu hijo o hija, en su crecimiento y su desarrollo. ¿Ha aprendido a gatear, ha empezado a comer con cuchara, a ir a la guardería, o le cuida una persona nueva?
Si un niño está acostumbrado a dormirse de una forma determinada, puede que si tratas de ponerlo a echar la siesta en condiciones diferentes no pueda conseguirlo. Para comprender la necesidad de asociación del niño puedes pensar en lo que probablemente te ocurra a ti cuando tienes que dormir en un lugar distinto. Es posible que duermas bien en tu cama, pero te resulte difícil dormir en un hotel, o en otra casa. Para algunos niños, la asociación es tan fuerte que pretender que duerma bajo otras condiciones podría compararse con pedirte que durmieras en una montaña rusa.
Las asociaciones más comunes son tomar el pecho o el biberón para dormir, ser acunado en unos brazos amorosos, o dormir balanceado en una hamaca o una silla de auto. Estos son lugares maravillosos y tranquilizantes para que un niño eche la siesta, pero cuando se convierten en indispensables par dormir es probable que supongan un problema para el padre o la madre que ayuda a dormir al niño. Estas asociaciones suelen ser tan necesarias para que el niño se duerma que superan cualquier otra razón o solución
La primera fase del sueño puede durar sólo cinco minutos y puede reducir la sensación de sueño, justo lo suficiente para desvelarse. Si el niño está cansado y está echado en el sofá o va en el coche, es posible que desconecte y se duerma durante unos minutos. Esta microsiesta no le proporciona al niño los plenos beneficios de una verdadera siesta, pero puede ser suficiente para refrescarlo e impedir que pueda volver a dormirse si luego lo pones a echar una siesta en la cama.
Problemas de salud
Si el niño está molesto por cualquier problema de salud, puede que afecte a su sueño. Las alergias y el asma son dos de las enfermedades más comunes en la infancia, y ambas pueden impedir que el niño pueda respirar bien estando tumbado. Los cólicos, el reflujo, las infecciones de oído, la erupción de los dientes son otras molestias que impiden que el niño duerma bien.
Si tu hijo o hija sufre de cualquier problema médico, echar buenas siestas será especialmente importante para su salud. Si es el caso, te será de gran ayuda ser muy flexible y abierto a cualquier solución que funcione para tu hijo o hija. Deja de lado cualquier idea de que tu hijo o hija debería dormir en un lugar determinado, o de una manera determinada, y abre tu mente a la idea de que cualquier tipo de siesta es mejor que ninguna siesta en absoluto. Al mismo tiempo, habla con varios expertos médicos sobre los problemas de salud de tu hijo o hija, y busca las mejores soluciones para su caso


Ideas para animar a la siesta


Independientemente del motivo por el que tu hijo o hija no eche la siesta, hay algunos puntos específicos que pueden ser de ayuda para animar a tu hijo o hija a dormir la siesta con regularidad. Ten en mente estos principios básicos:

Mantén un horario diario adaptado al reloj interno de tu hijo o hija. Crea un esquema predecible de rutinas diarias, con comidas y horas de sueño aproximadamente a la misma hora.
Modifica tu horario de acuerdo con los signos de sueño del niño. No importa lo que diga el reloj: es hora de dormir cuando el niño se queda tranquilo, pierde interés en los juguetes o el juego, se muestra irritable, tiene la mirada perdida, se frota los ojos o las orejas, y, por supuesto, si empieza a bostezar.
Piensa en una rutina previa a la siesta para hacer ver a tu hijo o hija que se acerca la hora de la siesta y ayudarle a reducir el ritmo y relajarse.
Prepara un lugar para dormir que le resulte acogedor y prepara la escena para el sueño. Ponle al niño ropa cómoda para dormir.
Procura que las mañanas sean brillantes y activas, y que la media hora antes de cada siesta sea un momento de calma, luz baja y tranquilidad.Recuerda que no puedes obligar a un niño a dormir, pero sí que puedes seguir los esquemas básicos de la biología, observar las señales de sueño de tu hijo o hija, y crear un escenario que invite a la relajación y al sueño

Fuente: este post proviene de Embarazadas y bebes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tapitas y colores

Es una manera de reconocer los colores y saber discriminarlos, aparte de divertido lo tenemos al alcance solo necesitas: - Un pedazo de cartón - Algunas tapas de colores - Pintar de manera desordena ...

Recomendamos

Relacionado

Dormir Información acerca del sueño Pequeños ...

Siesta: su importancia en bebés y niños.

Durante las diferentes etapas de la vida de tu bebé, se van manifestando distintos periodos de sueño y vigilia, tanto durante la noche como durante el día. Los periodos de sueño diurno o siestas, son tan importantes como los periodos nocturnos y le brindan a tu bebé, grandes beneficios relacionados con su aprendizaje, memoria, atención, entre otros. Dormir bien, es un habito que el niño aprende de ...

embarazo bebé niño ...

Beneficios de la siesta para el niño

Cuando se ve a un niño irritado o con problemas para dormir en la noche, es probable que no esté descansando como debería hacerlo. La siesta no debe ser vista solo como la hora del sueño de la tarde para que incremente sus energías, sino también, como parte fundamental de su desarrollo, muchos expertos alrededor del mundo opinan que la hora de la siesta ayuda en el proceso de crecimiento y de apre ...

Andanzas

La siesta

Escribía la escritora francesa Annie Ernaux en ‘La mujer helada’ (‘La femme gelée’, que en francés suena más bonito): “Durante dos años. en la flor de la edad, toda la libertad de mi vida se ha resumido en el suspense de una siesta de niño cada tarde”. Y desde la distancia temporal (el libro fue escrito en 1981, antes incluso de que yo naciese) y geográfica que ...

padres crianza sueño infantil ...

La siesta, un descanso a mediodía

Al igual que el sueño de la noche, la siesta también es importante para los niños, y deberían tener la misma rutina que por la noche. El hábito de dormir la siesta tiene grandes beneficios y es importante, sobretodo durante los cuatro o cinco primeros años. Es cierto que con la incorporación de los niños al colegio a los 3 años, lo de dormir la siesta a veces es difícil, pero siempre que podáis es ...

siesta infantil descanso niños niños ...

Los beneficios de la siesta infantil

Junto a la paella y la tortilla de patatas, la siesta es el signo de la cultura española. Este hábito tan típico resulta muy beneficioso para todos, pero sobre todo para los niños, ya que les ayuda a reponer energía, favorece la actividad cerebral, previene el estrés y aumenta la capacidad de aprendizaje. Lo ideal es que, habitualmente, los niños mantengan el hábito de la siesta hasta, aproximadam ...

general curiosidades camilo josé cela ...

Bendita Siesta.

Una tradición muy poco europea pero muy nuestra. Y que ahora, en verano, está más en uso que cualquier otra cosa. ¿Pero de dónde viene esta buenísima costumbre? Parece ser que su nombre proviene de la hora sexta romana, que corresponde a las 12 del medio día solar, traducido a nuestro horario actual serían más o menos las 2 ó 3 de la tarde. Vamos, cuando en los países más cercanos a los Trópicos h ...

Dormir y Colecho alteraciones del sueño bebés ...

La importancia del sueño – con sorteo!

Hoy hablamos con Desiré, del blog Duerme Feliz, y vamos a hablar sobre un tema que nos quita el sueño a todos como padres, especialmente cuando tenemos bebés en casa. El sueño de los bebés y niños pequeños. Está claro que dejamos de dormir muchas horas cuando llega un bebé a la familia, es algo que todos hemos comentado alguna vez a futuros papás. Los bebés duermen de forma irregular, y si nace un ...

A Debate sueño bebés

Sobre el sueño de los bebés

No hay nada que nos quite más el sueño a los padres que el sueño de nuestros bebés. Directamente, por los continuos despertares, los desvelos y las noches sin dormir. Y de forma indirecta, por la preocupación que nos causa que nuestro hijo no duerma bien (como siempre, desde nuestro subjetivo punto de vista). Nos pasamos el día farfullando (en la calle y en las redes sociales) sobre lo poco que he ...

el sueño consejos para la siesta infantil decorar habitación infantil ...

Consejos para la siesta infantil

El niño necesita dormir las horas adecuadas en relación a su actividad y edad para lograr un desarrollo físico y mental óptimo. Puede que la pérdida de una dos siestas no revista mayor importancia, pero a la larga la falta de sueño repercute en una situación de estrés. Recordad que una de las mejores maneras de asegurar el descanso y evitar rabietas por la tarde, es acostar a los niños temprano. C ...