comunidades

Así fue el tercer trimestre de mi embarazo y el parto



El tercer trimestre fue bastante tranquilo, aunque seguro que no soy la única a quien se le hizo eterno. Especialmente a partir de la semana 34 en la que me dijeron que tenía el cuello del útero bastante corto y había posibilidades de que el parto se adelantase, por lo que debía hacer reposo relativo y dejar mis paseos mañaneros hasta la semana 36 en la que ya no existía riesgo si el bebé hubiera decidido nacer.

El problema es que durante esos días cogí algo más de peso, aunque gracias a los paseos que di hasta entonces, fue el trimestre que menos engordé (en total fueron 17kilos) y también, al moverme menos, empecé a tener algunas molestias en la espalda y se me hincharon mucho los pies (consecuencia también del calor).

A pesar de las prisas que parecía tener, finalmente me puse de parto estando de 40 semanas y 4 días. Mi miedo (como el de toda primeriza, jajaja) era no reconocer los síntomas de parto, pero vaya si los reconocí. Ese día tuve monitores y revisión. Ya había escuchado que muchas mujeres se ponen de parto tras la exploración y en mi caso así fue. Quedé con el doctor en que si no me ponía de parto antes, ingresaría tres días después (en la semana 41) para provocarmelo. Pero nada más llegar a casa empecé a encontrarme rara. Intenté sentarme en la pelota de pilates para dejar programadas algunas entradas de blog, pero me encontraba muy incómoda, como con ganas de ir al baño. Al rato empecé con dolor de lumbares y tuve que dejar el ordenador para tumbarme, porque no aguantaba sentada. En seguida llegó Rubén y le pedí que preparase él a comida y pidió una pizza; como yo me encontraba tan mal no me importó. Entonces empezó la primera contracción, a las 15:40 y la siguiente 10 minutos después. Como era pronto para ir al hospital nos comimos la pizza (yo me la comí dando paseos por el pasillo y con una contracción ) pero a los cinco minutos de la última contracción, vino la siguiente, y a partir de ahí empezaron cada cinco minutos, así que nos fuimos directamente al hospital.

El hospital está a unos 20 minutos en coche de casa y ese día había un poco de atasco, por un momento pensamos que daba a luz en el coche. Pero fueron sólo 10 minutos y en seguida pudimos continuar. Eso sí, el viaje se e hizo larguísimo, pues las contracciones en el coche fueron muy incómodas. Para estar un poco más cómoda recliné el asiento y me sujeté al asidero del techo.

Una vez en urgencias las contracciones empezaron a ser fuertes. Menos mal que no tuve que esperar mucho ya que en seguida pasé a ver a una ginecóloga que me exploró. Aun no había dilatado, pero el cuello ya estaba borrado así que pasé a monitores, donde las contracciones empezaron a ser cada vez mas fuertes. Al cabo de una hora ya había dilatado 4cm, así que decidieron subirme a una habitación. Tras esta última exploración además rompí aguas y menos mal que fue en el hospital y no en casa o en el coche, porque tenía tanto líquido amniótico que tardé una hora en expulsarlo todo.

Antes de llevarme a la habitación entré en el quirófano, pues decidí ponerme la epidural. Aunque resultó un poco complicado porque tengo a columna un poco desviada y hubo unos momentos de tensión con el anestesista. Pero finalmente, gracias a la ayuda de una enfermera super amable, consiguieron ponérmela y al llegar a la habitación empezó a hacerme efecto.


Una vez en la habitación esperamos como otra hora hasta que dilaté por completo, esta vez más tranquila, y decidieron pasarme al paritorio. Mientras Rubén se preparaba para poder entrar yo empecé a hacer pruebas de pujos. Al principio costó un poco y cada vez que terminaba de empujar, el bebé subía para arriba, así que hubo unos momentos de incertidumbre pensando si habría que hacer cesárea. Pero al final no fue necesario, ya que decidieron usar ventosa y una matrona me ayudó a empujar sujetándome la tripa. Fue todo tan rápido que Rubén casi no llega y cuando entró al paritorio la cabeza ya estaba fuera. A las 22:30 del 5 de septiembre por fin descubrimos ¡que era una niña!

Aun recuerdo las sensaciones nada más verla. Lo primero que pensé es que se parecía a E.T. con unos ojillos negros super abiertos y unos mofletes enormes. Y la sensación de sentir su cuerpo caliente encima del mío no se me va a olvidar nunca. Hicimos piel con piel mientras me dieron los puntos (me hicieron episotomía y también me desgarró por dentro, así que estuvimos un buen rato) y después se la pusieron a Rubén mientras me desengachaban todos los cables y me ponían en una cama.


Mi recuperación fue buena y nos dieron el alta a los dos días. Aunque al día siguiente tuvimos un sustillo porque tardó en subirme la leche un día más, pero os lo contaré en otro post donde os hablaré de las primeras semanas y el dichoso puerperio, que ya solo el nombre se las trae...Ahora me voy a atender al bichillo que acapara todo mi tiempo.

Fuente: este post proviene de Viviendo analógicamente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Birchbox marzo 2020

Birchbox de marzo Aunque en febrero me di de baja en la Birchbox (venía un labial y ya tengo muchos) en marzo me animé a cogerla otra vez, pues la cajita que traía me llamó mucho la atención, aunque ...

Instamoments febrero 2020

Febrero ha sido un mes raro, corto y largo a la vez. Corto, porque no quería (ni quiero) que pasen las semanas y poder retrasar lo máximo posible mi vuelta al trabajo y tener que separarme de África. ...

Él bebe lo que tú bebes

El pasado viernes 28 de febrero asistí a un evento organizado por Madresfera, la Asociación Española de Matronas y Cerveceros de España. El objetivo era informarnos sobre la campaña que están llevando ...

Recomendamos

Relacionado

Mayo Semanas

Tercer Trimestre de Embarazo

Casi no puedo creerme que esté ya en el tercer trimestre de embarazo… Se supone que en esta etapa ya todo pasa muy deprisa, a mi esto me sucede desde que comencé el segundo trimestre, las semanas han ido pasando volando, se han ido tachando en mi calendario casi sin darme cuenta y estoy a punto de entrar ya en la semana 29. Dicen que el tercer trimestre es posiblemente el que más lata te da ...

Embarazo Las Aventuras de Mamá Ventura

Relato de mi tercer parto natural: el primero sin anestesia

Os cuento el relato de mi tercer parto, el primero sin epidural. Espero que disfrutéis íntegramente de este post, que nace desde el cariño y el respeto que le tengo a todo parto. Relato de mi Tercer Parto Introducción Tengo ganas de contaros mi primer parto sin anestesia, los dos anteriores fueron con anestesia epidural ambos, siendo entre ellos, partos totalmente diferentes. Hoy os relato mi terc ...

family

El parto de Julieta

¡Buenos días a todas y feliz inicio de semana! Tenía muchas ganas de escribiros este post, así que en seguida que he tenido un momentito me he puesto a ello. Durante los meses de embarazo el parto es un tema de te va rondando la cabeza y le vas dando vueltas y vueltas. Y sobre todo, en el caso de un segundo embarazo (en el que no hay miedos), lo que te ronda más la cabeza es cómo será y cómo nos o ...

general otros

Me parto con mi parto

Voy a contar mi parto por si puede servir a alguna embarazada para hacerse una idea, aunque cada parto es diferente. Rompí aguas a las 7.40 de la mañana, había pasado muy mala noche con los ardores y sentí como que se me salía el pis, fui al baño y vi un flujo trasparente y viscoso con alguna traza verde en mis braguitas, acto seguido tuve mi primera contracción, un dolor fuerte como de regla, a l ...

PARTO contracciones de parto regulares episotomía en el parto ...

EL PARTO

Hoy por fin, os explico mi experiencia en el parto y con el post de hoy ponemos punto y final a la etapa del embarazo. Como ya os conté en la última entrada, llevaba tres días con contracciones y sin dormir (y según los médicos eran pródromos de parto…jaaaaaaa). Habían parado por la mañana, y yo creía que esto no iba a tener fin, ya iba preparada para amenazar a alguien al día siguiente en m ...

embarazo parto epidural ...

Un parto precioso

Hola, me animo a estrenar mi blog con algo que creo que merece la pena que sea lo primero que escriba. Es el nacimiento de mi segundo hijo, Alberto. Un resumen de mi primer parto es que acabó en inducción a la 41 semanas, con oxitocina, rotura de bolsa, epidural, maniobra de Kristeller, episiotomía, y que la inducción fue todo un "éxito" pues a las 6 horas tenía a mi hijo. Después llegó ...

Embarazo mi experiencia sentimientos de madre

Mi experiencia de parto inducido por colestasis

Hoy os traigo mi experiencia de parto inducido por colestasis! Ya os conté en otro post mi experiencia de colestasis durante el embarazo y como un jueves por la tarde me soltaron la súper frase «Vale, pues mañana a las 8.00 ven aquí que te induciremos el parto» Después de algo así una no pega ojo, os lo puedo asegurar. Siempre imaginé el final de mi embarazo con cierto romanticismo. Me v ...

Bebé Ser mamá

Mi experiencia con el segundo parto, Bienvenido Olivier!

Hacia días que esperábamos su llegada, la fecha presunta para el parto era el 1/11 pero como segundo embarazo seguía con la esperanza de que llegara antes. Pasaron las 41 semanas y aún no aparecía, su padre continuaba diciendo que llegaría el 11/11 y yo me moria por dentro pensando en que tenia que esperar tantos días.  Pero no, parece que Olivier esperaba el día del cumple de su hermana, el día 9 ...

Maternidad parto parto conectado ...

Cómo viví un parto conectado y sin dolor

Hasta ahora no había encontrado el momento de escribir este post. La maternidad es así de intensa, cuando llega el bebé te sumerges en las aguas emocionales de la maternidad ¡e inundan todo! El tiempo se rige por otras reglas, los días se escapan y de repente ya tienes un bebé con varios dientes, que juega sentado con su cesta de los tesoros y come a bocados plátanos y naranjas. El embarazo y el p ...

general 28 semanas embarazo embarazo ...

Mis 28 semanas de embarazo, llegó el tercer trimestre

Llego a las 28 semanas de embarazo habiéndome saltado a la torera las semanas 26 y 27. No, no es que haya pasado milagrosamente de las 25 a las 28, es que no he sacado un momento para hablar de ellas. Tampoco ha pasado nada especial más allá del pequeño bajón que contaba en la anterior entrada. Pero sí hay algo que destacar. Que así, casi sin darme cuenta, he dejado atrás el segundo trimestre del ...