Viviendo analógicamente Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Así ha sido el 2º trimestre de mi embarazo


Babyshower organizada por Yourself Woman

Mi segundo trimestre de embarazo empezó un poco regular por culpa del mioma y la verdad es que pasé unas semanas un poco malas pensando que pasaría los próximos 5 meses tumbada en la cama retorciéndome de dolor, pero por suerte no fue así.

Como os contaba al final del post sobre cómo fue mi primer trimestre de embarazo, hacia finales de marzo las nauseas desaparecieron y también el cansancio intenso, así que empecé a encontrarme con mucha más energía. Pero una gastroenteritis (supongo que me la pegó algún alumno) me dejó tres días echa polvo y hasta perdí un kilo. Lo peor fue que cuando empecé a recuperarme, el mioma me empezó a doler, y tras un par de noches casi sin dormir, decidí irme a urgencias, donde me dijeron que estaba todo bien y que podía tomar paracetamol de 1g cada 8 horas (si estáis embarazadas y tenéis que tomar algún medicamento, por favor preguntad siempre antes a vuestro médico), lo que me alivió muchísimo y pude volver a hacer vida normal.

Como me encontraba bastante bien, me apunté a una Babyshower que organizó Yourself Woman, donde hicimos una sesión de gimnasia para embarazadas, nos dieron una charla sobre el sueño infantil y organizaron un sorteo de varios productos de cosmética que gané y os enseñaré cuando escriba el post sobre mi rutina de durante estos meses (quiero hacerlo más adelante para incluir todo lo que estoy usando).

Pero unos días antes de Semana Santa volvió el dolor de mioma, y esta vez ni siquiera el paracetamol me quitaba el dolor. Tras varios días tomándolo sin notar mejoría, volví a urgencias y la única solución que me dieron fue un pinchazo de nolotil y seguir tomándolo cada 8 horas, pero como el efecto me duró bastante (unas 48 horas) sólo me tomé 2. Cuando el dolor empezó a remitir volví a tomar paracetamol hasta que desapareció. Y por suerte desde entonces, el dolor no ha vuelto, aunque sí he tenido un par de amagos, pero por suerte no he necesitado tomar ningún analgésico.

En Semana Santa tuve la ecografía de la semana 20, que como os conté es otra de las importantes, así que fui un poco nerviosa, pero a pesar de que el bebé no paró de moverse, salió todo bien. Después, en la semana 24, me realicé la prueba de la glucosa y los análisis del segundo trimestre, que también salieron bien. Sólo me salió un poco de anemia, que es muy habitual, pero para mi sorpresa no me salió diabetes (con todo el peso que había cogido pensé que sería por la diabetes).


Ecografía de la semana 20

Este trimestre también empecé pilates, lo que me hizo sentirme bastante bien y junto a las caminatas de mas de una y empezar a controlar un poco las cantidades de comida, me han ayudado a estabilizar un poco el peso estas últimas semanas (de momento llevo 11kg ganados).

En cuanto a la ropa, quitando los pantalones que son todos premamá (menos unos culotte que cogí en Stradivarius), sigo usando muchos de mis vestidos, blusas y camisetas, y hasta me he comprado bastantes cosas de mi talla habitual o una más en Pull & Bear. Podéis ver lo que llevé en los looks de ascensor de marzo, abril y mayo.

Pero sin duda, lo más emocionante de todo (y lo que me ha ayudado a estar mucho más relajada este trimestre), ha sido empezar a notar que se movía. Para ser el primer empecé a notarlo muy pronto; hacia la semana 18 empecé a notar un cosquilleo, pero muy de vez en cuando. Después, en la semana 19 no noté nada porque fue cuando tuve los dolores tan fuerte del mioma y me imagino que mi cabeza estaba más preocupada del dolor que de otra cosa. Pero a partir de la semana 20 empezamos a notarlo ¡los dos! aunque también de manera esporádica. Y según fueron pasando las semanas se fueron intensificando los movimientos, especialmente por las noches.

Por otro lado, he tenido algún momento agridulce, pues al haberme crecido tanto la barriga a veces me he sentido un poco juzgada por la gente al decirme si ya estaba a punto de dar a luz, si era me segundo embarazo o si (a parte del sexo) tampoco queríamos saber si venía más de uno. Ahora ya me lo tomo un poco a risa, pero al principio lo llevaba un poco mal y hasta escribí sobre ello en los stories de mi Instagram.

Ahora que ya estoy en el tercer trimestre, parece que están volviendo los ardores de estómago, pero de momento son solo por las noches y parece que los tengo más controlados. Lo bueno, es que estoy durmiendo muchísimo, y aunque he tenido insomnio algún día, de momento no me ha resultado un problema, así que aprovecharé a dormir todo lo que pueda ahora.

Si no queréis esperar hasta que escriba el próximo post (quizás sea ya cuando nazca el bebé) podéis seguirme en Instagram donde he dejado además un destacado con todos los stories que voy subiendo sobre el embarazo.

Fuente: este post proviene de Viviendo analógicamente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Gafas de sol Jupitoo

Hace unas semanas se pusieron en contacto conmigo desde Jupitoo para realizar una colaboración. Jupitoo es una página con 10 años de experiencia en la industria óptica que nos ofrece una amplia gama d ...

Probando Tracktry

Photo by Samuel Zeller on Unsplash Como ya sabéis, siempre estoy esperando algún paquete, ya sea de algún pedido que he hecho a Shein, de Aliexpress, alguna farmacia online, o de algunas colaboracion ...

Recomendamos