comunidades

Cuando me dijeron que lo echaría de menos

Una vez me dijeron que echaría de menos las noches en vela, la gran dependencia de mi que tenia (o más bien tiene) mi bollito, los días en los que las tomas de pecho se juntaban unas con otras...me dijeron que lo echaría de menos y yo me puse a reir.
Igual que el momento cuando me dijeron que echaría de menos la barriga, y yo solo podía pensar en las tremendas ganas de orinar frecuente, el insomnio y los tobillos hinchados (más bien no tenía tobillos directamente). Me rei mucho.
Y claro está que la voz de la experiencia la mayoría de veces tiene razón, porque si se echa de menos.
Hoy bollito ha decidido despertarse a las 4 de la mañana, nos hemos tenido que levantar para no molestar a papá y he recordado cuanto me gustan las madrugadas...el silencio, la tranquilidad...mientras bollito jugaba entretenida hasta que le entrara sueño yo he aprovechado para hacer un montón de cosas que tenia acumuladas, y vaya...¿Se podría decir que echo de menos los desvelos constantes? Bueno, voy a volver a reirme pero no falta parte de razón, no echo de menos tener que levantarme cada noche porque la pequeñaja se desvela, pero si echo de menos cuando mis caricias, mimos, abrazos, calor, consuelo...eran tan necesarios como para desvelarse pidiendolos.
Y eso que yo soy de las de colecho, crianza con apego y demás...¡y aún así siento que el tiempo se me escapa entre los dedos y no se recupera!
Escuchad la voz de la experiencia; disfrutad de vuestros pequeños aún incluso cuando esteis tan cansadas que abrir los ojos requiere el mismo esfuerzo que correr una maratón. Disfrutadlo que pasa muy, muy rápido.


Foto tomada en uno de esos momentos de desvelo
Fuente: este post proviene de Rocio Pio, canal maternidad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: embarazo

Recomendamos

Relacionado

Maternidad embarazo experiencia ...

Hay cosas que no echo de menos de mi embarazo. Aunque la verdad es que seguramente me quejé muchísimo durante mi embarazo, ahora lo recuerdo como una etapa bonita, esperando a mi bebé y con una barriga cómoda. Y esto no es así; sé que lo pasé muy mal con mi barrigón, que me cansaba mucho y se me hizo interminable. Pero de todo lo que recuerdo menos bueno (no diremos malo), destacaría estos cinco p ...

living abroad living abroad mercados navideños ...

Estoy a punto de comenzar mi cuarto invierno alemán. Es cierto eso de que el tiempo pasa rápido, aunque son muchas las cosas que, en estos casi cinco años, han ido ocurriendo. Hace unos meses te contaba cómo es eso de sentirte extranjero en tu propio país. Una sensación que se hace más intensa cuanto más tiempo lleves viviendo fuera. Hoy aprovecho la oportunidad que me brinda la Libreta Roja para ...

#TemaDeLaSemana

Qué echo de menos, ¿Por dónde empiezo? Creo que lo que más echo de menos es leer. Es algo que siempre me ha encantado pero últimamente me cuesta encontrar ratos para hacerlo y por la noche (que sería el momento ideal) a las dos páginas se me cierran los ojos así que nada. Al principio lo conseguía porque mientras dormía en brazos, ya que no podía hacer nada, aprovechaba para leer pero ahora ya se ...

maternidad y crianza bebé bebes ...

Una de las cosas por la que me siento muy pero muy feliz, es poder estar con mi bebé y no perderme nada de su día a día (ya te explicaré porque lo he decidido así). Pero hoy más que todo quiero decirte, las cosas que seguramente eches de menos como mamá, cuando vas viendo lo rápido que  crece tu bebé. Sé que hay cosas que no me importarán perderme, como:  el llanto diario que me despierta más tem ...

general alta capacidad intelectual educación primaria ...

Me las prometía muy felices, con todo atado y bien atado, sin tener que preocuparme por más. Cada niño en su colegio y todo listo para la vuelta al cole. Hoy tenía pensado contar el buen feeling con el que salí de la reunión en el colegio de Antía, la filosofía del centro, su manera de trabajar, sus expectativas de cara al futuro. Pero de momento recibes una llamada que hace que se te venga abajo ...

Libros infantiles Libros y manuales Educación emocional ...

Todo lo que sé cuando me enfado es un álbum ilustrado escrito por Jaume Copons, ilustrado por Emilio Urbeaga y publicado por Combel Editorial para tratar esa emoción tan potente que todos conocemos tan bien y que no es otra que la rabia. Un álbum para que los más pequeños comprendan qué es lo que sienten y en qué pueden hacer para que la emoción no les desborde y con el cual ayudarles a desarroll ...

Cuando Ally Opfer llegó a urgencias pensó que el fuerte dolor que sentía se debía a las piedras en el riñón que le habían detectado. Se llevó una gran sorpresa cuando los médicos le dijeron que estaba embarazada y que estaba a punto de dar a luz.      Sí, sí es posible estar embarazada sin saberlo (te lo explicamos en esta nota),  y es que a veces los síntiomas más típicos del embarazo (que podrás ...

de compras moda infantil comprar ropa niña ...

Cuando me dijeron que iba a tener una niña, lo primero que pensé fue que el rosa y los vestidos de vuelo iban a entrar de nuevo en mi vida. No es que los echara de menos, la verdad, pero me gustaba la idea de ir de compras y revivir mis momentos de la infancia. Más tarde descubrí que las niñas, al menos la mía, tienen un carácter fuerte, lo que me suponía un verdadero quebradero de cabeza a la hor ...

embarazo hijos madres ...

Hace tiempo en un taller nos pidieron que escribiéramos nuestra historia, de ahí que al leer la mía me hicieron notar que yo antes de casarme vivía en un mundo de fantasía, lleno de felicidad, y aunque puede ser que aún siga soñando despierta, dijeron que cuando me casé por fin puse los pies en la tierra, puede ser, pero haber formado una familia me ha hecho vivir lo que no imaginaba. Hoy con ...

g/gu referente

Referentes g/gu Buenos días a todos, hoy os voy a dejar un referente de cuando se escribe g o gu. Cuando Toni empezó primero, empezaron nuestros problemas con la escritura, aunque también hay que decir que su tutora Rosa Pozo tuvo un montón de paciencia con él.(nos ayudó mucho). Bueno, los días en el colegio pasaban y yo no sabía por donde tirar, hasta que en Creix me dijeron que hiciera referente ...