comunidades

El tren del sueño

sueño bebe

El sueño de Maramoto debería ser analizado por Iker Jiménez en Cuarto Milenio por su carácter claramente paranormal. Es, al sueño, el equivalente a la niña de la curva de los pueblos de la España profunda. Nadie cree en su existencia hasta que se topan con ella con el coche y mueren del susto. Del sueño en este caso. No me cabe en la cabeza que una niña, todavía bebé en muchas cosas, duerma tan poco. Recuerdo que en sus primeros meses de vida, cuando lo normal es que los bebés se pasen la mayor parte del tiempo dormidos, la pequeña saltamontes dormía las mismas horas que nosotros durante la noche y, por el día, apenas se pegaba un par de cabezaditas de 15 minutos. Y tan fresca.
Al hacerse más mayor, sus siestas (cuando se las pega, que no es siempre), se han ampliado en extensión, pero por la noche sigue siendo la última en querer acostarse (nunca antes de las 11, salvo contadas excepciones) y por el día amanece con los gallos (despertares nocturnos al margen) o, en su defecto, en cuanto nota que sus padres no le hacen compañía en la cama. Creo que esto del sueño es, con diferencia, lo que peor estamos llevando. Imagino que es algo que tendremos en común con muchos padres. ¿O me equivoco?
Lo cierto, ojeras al margen (que vienen con el cargo), es que Mara necesita quemar mucha energía para caer rendida por la noche. En verano resulta más fácil satisfacer esa necesidad de actividad, pero en invierno, con el frío y la lluvia, se antoja una misión casi imposible. Así que para intentar que por las noches conciliase el sueño antes, en casa empezamos a compaginar dos alternativas: intentar que no duerma siesta o, en su defecto, que la siesta se la pegue por la mañana, antes del mediodía, porque si lo hace después tenemos jarana hasta la una de la madrugada. Aunque la siesta sea de 10 minutos. Hemos tenido varias experiencias en las últimas semanas en ese sentido. Siesta de 15 minutos a las 5 de la tarde. De esas que dices, “bueno, ha dormido poco, hoy estará cansada y se quedará frita pronto”. Y siete horas más tarde casi tiene que ser ella la que nos tape con las sábanas a nosotros. Qué facilidad para recargar pilas.

Este y otros placeres de la caótica vida de padre. #siesta #porteo
Una foto publicada por Un Papá en Prácticas (@acordellatm) el

En esas, también, nos hemos topado con el tren del sueño de Maramoto, que es la expresión que da título a este post, y que puede que me haya inventado yo, para explicar lo que nos sucede a menudo. Llegadas las 5 o las 6 de la tarde sin haber pegado ojo, Mara entra en modo amodorramiento y se nos cae por las esquinas. Entonces entramos en pánico. ¡Nooooo! Sabemos de sobra que si se duerme a esas horas estamos perdidos, así que ponemos todo nuestro repertorio sobre la mesa para evitar que se duerma antes de las ocho – ocho y media (y así enlazar ya con la noche y sus despertares). La sorpresa para nosotros es que, superado y perdido ese tren del sueño, Maramoto se viene arriba, saca fuerzas de donde no las tenía, y vuelve a transformarse en aquella niña que se hizo viral hace unos años al grito de “¡yo no quiero dormir, yo quiero vivir!”. Y a modo Sabina nos dan las 10, las 11 y las 12 con una niña que lleva desde las 8 de la mañana sin pegar ojo, mientras nosotros esperamos en el andén de la estación, rendidos y exhaustos, a que pase el próximo tren del sueño.
Y vuestros peques, ¿también son de los que pierden el tren y luego tardan en encontrar otro?
;-)


Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

embarazo cuidados del bebé el bebé ...

Creencias ERRONEAS Sobre El Sueño Del Bebé

Seguramente estas ansiando que tu bebé duerma toda la noche, o la mayor cantidad de horas posibles. Muchas son las creencias erróneas sobre el sueño del bebé. A continuación te desvelaremos alguna de ellas. Creencias erróneas sobre el sueño del bebé Los bebés no necesitan tener un horario de sueño Esta es una de las tantas creencias erróneas sobre el sueño del bebé. Los recién nacidos deben tener ...

A Debate sueño bebés

Sobre el sueño de los bebés

No hay nada que nos quite más el sueño a los padres que el sueño de nuestros bebés. Directamente, por los continuos despertares, los desvelos y las noches sin dormir. Y de forma indirecta, por la preocupación que nos causa que nuestro hijo no duerma bien (como siempre, desde nuestro subjetivo punto de vista). Nos pasamos el día farfullando (en la calle y en las redes sociales) sobre lo poco que he ...

Andanzas rutina del sueño sueño niños

De la anarquía a una rutina del sueño

De la anarquía… Hace unos dos años y medio, aunque parezca que ha pasado un siglo, escribí un post titulado ‘La fiesta del pijama’ en el que contaba cómo nos daban cada día las 11, las 12 de la noche e incluso la 1 de la madrugada intentando dormir a Mara. Entonces la pequeña saltamontes apenas tenía 8 meses, pero ya era la vitalidad y la energía infinitas hechas niña. Por aquell ...

crianza lactancia maternidad ...

El sueño de mi bebé

El tema del sueño es por excelencia de lo más duro, más difícil y el mejor negocio dentro la maternidad/paternidad. Al principio nos pilla de sorpresa, inexpertas, con las hormonas revolucionadas, y la desesperación nos tiene entretenidas hasta que sin darnos cuenta el tiempo pasa, y las malas noches también. Que levante la mano la que en los dos primeros meses (o los 15 primeros días) no ha consu ...

embarazo dormir el sueño infantil ...

El sueño infantil

La semana pasada, tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por Madresfera y Carrefour baby, en el cual nos iban a hablar del sueño infantil. La verdad sea dicha, mi hijo no tiene problemas de sueño, o al menos sus tiempos de descanso no han significado un problema para mí, aunque si tal vez a mi esposo que los días que debe levantarse temprano, sueña con el hijo de libro que se va a d ...

general andanzas bebés ...

Maramoto alias “La Descalza”

La semana pasada leía un post de Criar Sentir Vivir que me hizo mucha gracia porque justo abordaba un tema que tenía pendiente desde hacía algunas semanas: El afán de sus peques por ir descalzos. Yo a Maramoto, entre muchas otras cosas que ya conté en un post reciente, la llamo "La Descalza". Maramoto alias "La Descalza". Os podéis imaginar el porqué. A veces pienso que para ho ...

general para debatir abuelas ...

Frases de Manual (#2): “Esa niña lo que tiene es sueño”

La frase que nos traemos hoy entre manos es uno de los grandes hits del gran manual de la crianza de cualquier abuela que se tercie. También de cualquier bisabuela, tatarabuela y tía-abuela que comparta un rato con nosotros. Si la peque, hace unos minutos alegre y sonriente, se pone de repente inquieta, la causa parece evidente. Al menos para ellas. No digamos si a la comestible bebé le da por toc ...

cáncer infantil El sueño de Vicky investigación

El sueño de Vicky

Llevo varios meses intentando escribir este post, y no se me ocurre mejor día que hoy, día de las enfermedades raras, aunque no debería ser así. Hoy te voy a hablar de Vicky, y su sueño. Vicky nació, junto a su hermana melliza, hace casi 5 años. Fue una niña feliz, sana, una niña normal hasta que cumplió los 2 años. Entonces enfermó de cáncer y con 4 añitos cambió su forma y se convirtió en la est ...

Andanzas padres paternidad

Derechos que perdemos al convertirnos en padres

Llevo una semana malo y pasando muy malas noches. Fruto del costipado y del último virus que Maramoto ha importado a casa desde la escuela infantil, ese entrañable mercado de abastos de costipados, gripes, microbios y gérmenes que luego maduran y se hacen fuertes en nuestras casas y en nuestros organismos y nos tienen durante un mes (o más) maldiciéndolos. El virus ‘boca, mano, pie’, c ...

trucos para bebes trucos para niños bebés

Como conseguir que tu bebé duerma del tirón

Por lo general, cuando han pasado un par de semanas desde que llegamos del hospital nos empezamos a preguntar cuando llegará el momento en el que nuestro bebé dormirá toda la noche sin interrupciones. A esas alturas estamos agotados y nos preguntamos "¿Cómo hacemos para que nuestro bebé duerma? "Mi bebé no puede dormir!" decimos a través de los ojos rojos y llorosos cansados​& ...