Estoreta Idea guardada 21 veces
La valoración media de 58 personas es: Muy buena

Destete



¡Feliz semana a todas! Espero que haya empezado bien o por lo menos con energía. Hoy os traigo un post que sé que hace mucho tiempo que esperáis y que me habéis pedido: el destete de Valentina. Ya os empecé a contar aquí, que nuestro destete a sido muy muy lento. Ha sido, básicamente al ritmo que nos hemos ido marcando tanto Valentina como yo. Había semanas que hacíamos dos pasos hacia adelante y después una que hacíamos un paso atrás. Eramos conscientes de ello y sobre todo de que formaba parte de este acompañamiento respetuoso. 
Antes de nada, y ta y como aclaré en el anterior post, no quiero que este post sea leído como un manual o directrices a seguir. Tampoco lo escribo como una lección o modelo a seguir, si no que como en todos mis post, os cuento cuál ha sido nuestra experiencia. Ya sé que es algo obvio pero debido a la cantidad de gente que me leo me veo con la responsabilidad de aclararlo. 

Decidí ser yo la que diera este primer paso hacia le destete porque así lo sentía. Valentina tenía 18 meses y empecé a sentir que aquello empezaba a acabarse, empezaba a no tener sentido. No me digáis por qué pero lo sentí, es una sensación que cuesta mucho de explicar. Pero pienso que es básico, porque cuando la madre (o el niño) tiene ese sensación es que ha llegado el momento. Eso no quiere decir que no hubieran habido momentos malos, por supuesto! Pero para mi no era lo mismo “sufrir” con la lactancia a los 15 días, a los 3 meses, a los 8 al año, que sufrirla a los 18. Para mi las necesidades de Valentina durante el primer año eran básicas y no había lugar a duda, pero a los 18 meses, cuando empezaba el verano, empecé a notar que (la mayoría de veces) su relación con el pecho ya no era la de dormirse, calmarse, sed o hambre; si no que empezaban a ser como una costumbre o rutina que hacíamos por que sí. 



Ya os conté lo duro que fueron nuestros inicios y lo mal que ambos lo pasamos, así que quería que el final del destete fuera todo lo contrario, que fuera algo lleno de amor, de respeto para las dos y que viviéramos plenamente. Es por ello que decidí acudir a especialistas, los mismo que me ayudaron a conseguir una lactancia exitosa. 

Llegados a este punto, y una vez pasado el destete, para mi han sido básicos dos puntos y creo que es el mejor consejo que os puedo dar:

Empezar a destetar cuando realmente una sienta que ha llegado el momento; y no porque ya es demasiado grande, porque vuelvo a trabajar, porque el pecho ya no le alimenta… Si no destetar porque realmente lo tenemos claro. Y digo que para mi es clave, porque cuando una tiene claro que eso se está terminado, no duda; y eso lo perciben nuestros hijos. Evidentemente les acompañamos en su proceso con amor, porque a lo mejor a ellos no les parece bien la decisión; pero si nos mostramos seguras, todo es mucho más sencillo. Por lo tanto, si no lo tienes claro, date un tiempo más, quizás sólo es una crisis más. 

Pedir ayuda a los expertos. Si no sabes por dónde empezar, si darle Bibi o no, si ofrecerle agua, si sencillamente abrazarlo, si es mejor que vaya el padre o la madre… si te encuentras súper perdida y no sabes qué hacer, acude a los profesionales que entienden del tema y te podrán aconsejar sobre tu caso en concreto. No es lo mismo mi caso que el tuyo, no es lo mismo una edad que otra. Yo os puedo compartir mi historia, y así haceros ver que todo es más fácil de lo que parece y que de todo se sale, pero no puedo decir cómo destetar a vuestro hijo porqué ni soy asesora de lactancia ni conozco a vuestro hijo como vosotras. 
Dicho esto, a nosotros nos funciono mejor empezar a destetar por la noche, era cuando estábamos los dos juntos y nos podíamos echar una mano. Fuimos probando, ofreciéndole agua, chupete… pero básicamente lo que calmó a Valentina fueron los brazos de papi o portearla con la mochila. Fue un proceso que duró casi 1 mes, y no fue horrible como me esperaba. Siempre se lo hemos contado todo a Valentina y cuando se levantaba y no había teta, el amore le contaba y le explicaba, y aunque ella se quejaba, estaba acompañada y querida. Con el tiempo, cada vez que se despertaba se volvía a dormir más rápido, hasta que hubo un día que ya no necesitó que la cogiera, si no que solo tumbándose a su lado ya era suficiente, o poniéndole de nuevo el chupete o acariciándola un poco. Como en todo, ir probando, ensayo error; pero realmente una vez ya has empezado todo va como rodado, realmente lo duro es tomar la decisión y empezar. 



Y cuando el destete nocturno estuvo superado, ¿qué paso? Pues que no tuve claro si quería destetar completamente. Me daba muchísima pena, pensar que no volvería a amamantar a Valentina nunca más, así que necesité más tiempo para tomar la decisión. 

Lo que si que hice fue ir retirándole algunas tomas del día. ¿Cómo? Evitar el antojo visual, es decir, fuera escotes! Cuando veía que me iba a pedir, la intentaba distraer o entraba en acción papi con alguna de sus locuras; si veíamos a alguna mami dando el pecho nos íbamos hacia otro lugar, y así fui sacando las tomas “más cortitas” y dejando las que para nosotros eran importantes, que finamente fueron la de la mañana y la de la noche. 

Y llegó el día que me vi con fuerzas de sacarle la de la mañana, y claro, se enfadó pero como siempre le expliqué que a mami le quedaba ya poca leche y que ahora en vez de hacer tetita en la cama desayunaríamos en la mesa. Y tengo surte de que la mía, glotona es un rato, así que por ahí la convencí. Y cuando ya vi que la toma mañanera estaba superada me atreví a que cuando se despertara hacer un poco el remolón en la cama sin necesidad de tomar el pecho, ya que a mi, personalmente, los minutitos de estar las dos en la cama son de lo mejorcito que he vivido jamás. 



Y llegó el día que decidí también sacar la de la noche, de las más duras, porque sabía que era LA ÚLTIMA VEZ. Y creedme que ese día mientras le daba el pecho, se me cayeron las lagrimas, la acaricié y alargué esa toma todo lo que pude, haciendo mil fotografías en mi mente para que no se me olvidará jamás. Le dije que me había hecho muy feliz alimentarla durante 21 meses  y que había sido lo más duro y feliz hasta el momento, que me sentía orgullosa de todas las batallas que luchamos y superamos juntas. 

Cuando terminó, le di un beso y me fui. Ella se quedó en su habitación con el amore hasta que se durmió y yo no pude evitar llorar y llorar. Y me lo permití, del mismo modo que nos permitimos reír también debemos permitirnos llorar y sentir tristeza. Sé que terminamos una etapa para dejar paso a muchas más que sería preciosas e intensas, pero esta termina; y no puedo evitar sentir un duelo. Me alegro de haber fotografiado muchos momentos, me alegro haber contacto con especialistas que me ayudaron, me alegro haber decidido amamantar y me alegro de haberlo hecho acompañada. Desde aquí, no puedo más que agradecer a todos aquellos que estuvieron a nuestro lado cuando las cosas se pusieron canutas. 

Y a todas las madres que me leéis, muchísimos ánimo. Más que consejos, buscad en vuestro interior qué es lo que queréis hacer, y sobre todo, regalaros la oportunidad de vivir un destete tranquilo (ha durado casi 6 meses), respetado y con amor, porque de verdad que el sentimiento que se te queda dentro es precioso. Sí, siento pena pero sé que tarde o temprano se esfumará y quedará lo bonito. Dudo mucho que se me olvide los duros meses del inicio así que tenía clarísimo que tendríamos el final que nos merecemos. Ojalá pueda volver a amamantar de nuevo en mi vida, y Valentina forme parte de ello también.







Fuente: este post proviene de Estoreta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Habitación de hermanas

Creo que este es uno de los posts más esperados y es que al fin os puedo enseñar la habitación de las pequeñas, su habitación de hermanas. Teníamos claro que queríamos que compartieran habitación y se ...

Porta bebés de muñecas

¡Hola a todas! Esta semana ha sido flojita en cuanto a post nuevos, pero tenemos a media parte del equipo en cuarentena. Hoy con ilusión os digo que retomo uno de las grandes categorías de este blog q ...

Fiesta primer año

Hoy os cuento y muestro como celebramos la fiesta del primer cumpleaños de Julieta. El primer año siempre es muy especial, remueve y revives todos aquellos meses tan intensos y cambiantes que ha tenid ...

Inspiración para baños pequeños

Siguiendo el hilo de los posts sobre el apartamento, os debía uno dedicado a nuestro pequeño aseo, así que aquí tenéis un poco de inspiración para vuestros baños pequeños. Estaba pendiente de unos caj ...

Etiquetas: babies

Recomendamos

Relacionado

Entrevistas destete entrevistas ...

Hoy hablamos del DESTETE

Todas las que queremos dar el pecho o las madres que ya dan el pecho se encuentran en la tesitura del destete. En algún momento tiene que llegar pero… ¿Quién lo decide? ¿El pequeño o yo? ¿Hay algún momento ideal? ¿Que hacemos si el destete es obligado por el trabajo? A todas estas preguntas nos responde Pilar de Maternidad Continuum. Y aprovecho desde aquí para darle la enhorabuena por el pr ...

niños familia la experiencia de mami ...

Y el destete llegó!

Cuando pensaba en escribir un post sobre el destete, lo veía algo difícil de lograr, porque si muchas no saben mi hijo tenía 2 años 4 meses y seguía dándole de lactar. Cuando mencionaban el destete, algo que quería hacer desde que cumplió 2 años, pensaba en algo muy complicado de hacer. No quería que mi nene sufra, no sabía la manera de quitarle. Muchas personas se asombraban al ver a mi Sebas que ...

Un Destete Respetuoso

  DESTETE Después de 3 años y 1 mes podemos decir que se logró un destete respetuoso, sin ofrecer, sin negar, solo hasta cuando ambos estuvimos listos y la misma naturaleza lo hizo. Debo confesar que extraño ese vínculo, esa necesidad de alimentarlo, de ver cómo lo disfrutaba, fue tanto que le ofrecí y me dijo “NO QUIERO, NO GUSTA” me sentí mal muy mal pero bueno todo hace parte del p ...

mamá lactante problemas al amamantar afecto ...

Destete: Cómo, Cuándo, Por Qué...

A continuación veremos todo lo que hay que saber sobre el destete: Cómo, Cuándo, Por Qué ¿Qué es el destete? El destete es un proceso que comienza en el momento que iniciamos la alimentación complementaria y que finaliza cuando se abandona definitivamente la lactancia materna. El destete es una decisión de cada binomio mamá-bebé, no debe ser juzgado nunca por terceras personas y esta decisión debe ...

Maternidad como destetar consejos para destetar ...

Cómo destetar a un niño de 2 años

Hoy quiero contaros mi experiencia con el destete. Pero en primer lugar, por si alguien pone en duda mi lactancia os pongo en antecedentes. Lactancia materna exclusiva a demanda durante los 6 primeros meses. Desde los 6 a los 12 junto con la alimentación complementaria, primero tomaba teta, después el sólido. Su alimentación principal, como primer plato, para que me entendáis, dejó de ser la teta ...

Crianza Lactancia Materna Maternidad ...

Destete definitivo, quiero pero no quiero

Cada día pienso si ha llegado el momento del destete definitivo. Mi hijo hijo pequeño está a punto de cumplir tres años, seguimos con lactancia materna, pero estoy en ese punto en el que no se si continuar, o poner nuestro punto y final a esta experiencia tan bonita. Probablemente si preguntara, si me interesara la opinión de la gente, la respuesta más recurrente sería que le quitara el pecho a mi ...

con Papá destete nocturno dormir ...

Método padre: nuestra experiencia con el destete nocturno. Parte II

Método padre: nuestra experiencia con el destete nocturno. Parte II Hace unas semanas os contaba cómo comenzamos a poner en práctica el método padre para ver si así conseguíamos dormir por la noche. El cansancio producido por no dormir más de tres horas seguidas durante un año y medio estaba empezando a pasar factura ya de manera un poco seria y decidimos probar a ver qué tal nos iba. Pues bueno, ...

bebé extracción manual de leche materna lactancia materna

Extracción manual de leche materna

La lactancia materna no es para nada color de rosa, y sobra decir que a mí se me complicó bastante. Tal vez te parezca extraño, o pienses que la extracción manual es algo imposible o complicado, pero debo decirte que es altamente funcional, práctico y a mi me funcionó mucho mejor que el tiraleches. Nunca fui hábil para usar el tira leches, recolectaba muy poca leche y me cansaba rápidamente. Cuan ...

Lactancia Las Aventuras de Mamá Ventura

Destete respetuoso

Un destete respetuoso debe ser “respetuoso” para todas las partes implicadas, es decir, para la madre y para el hijo. Destete Respetuoso: Mi Experiencia Si damos la teta, inevitablemente llegará el momento del destete. Hoy quiero hablaros del destete basado en el respeto y el amor. Porque no todos los destetes son traumáticos y frustrantes, de hecho, ninguno debería serlo. Mis Antecede ...

maternidad vida blog ...

DESTETE DIURNO, NUESTRA EXPERIENCIA

Hace ya tiempo que comenzamos nuestro destete diurno, y desde hace unos dos meses es algo más que oficial. Aunque fue algo totalmente intencionado se produjo de una manera muy natural. Me hubiese encantado que fuese ella quien decidiese dejarlo, pero no, fui yo. Desde mi punto de vista y mi experiencia, el destete diurno puede llevarse a cabo de una manera bastante sencilla en bebés a partir de lo ...