La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
La valoración media de 5 personas es: Excelente

La difícil tarea de mediar entre hermanos

Ser madre de dos es fascinante a la vez que extenuante. Y es que criar a dos terremotos que se llevan 3 años justos propicia todo tipo de situaciones, es un aprendizaje constante, lo mismo te pone las pilas a tope que te las funde al máximo.
 photo hermanos__zps9kklilky.jpg


No sabría decir cuál es la diferencia de edad ideal entre hermanos, porque supongo que depende mucho de las circunstancias y de loa personalidad de cada niño. En nuestro caso, los tres años que se llevan no suponen un gran salto, y a estas alturas, salvo las diferencias obvias, van muy a la par, tienen una relación estupenda, son uña y carne.
Es por eso que son muchos los momentos en los que me veo obligada a mediar. Seguramente más de los que quisiera, y parece que esto solo acaba de empezar.
Una de las situaciones problemáticas, por ejemplo, es cuando los dos me quieren en exclusiva, esto es, cuando quieren estar conmigo sin que esté el otro. No puedo dividirme en dos como hubiera hecho el sabio Salomón,  ni puedo rechazar a uno en detrimento de otro. Tampoco acabo de ver lo de establecer turnos de uso (me imagino como si fuera la charcutería del super, sacando número en la turnomatic, ¡qué mal!), así que hay veces que se masca la tragedia cuando los dos quieren estar conmigo sin que el otro moleste.
¿Y cómo lo hago? Pues intento entretener a uno mientras dejo que el otro me disfrute un ratito en exclusiva, y viceversa. Uso mis trucos de malamadre atrayendo su atención con aquello que se que no van a rechazar de ninguna de las maneras (galletas de chocolate, su peli favorita, la tablet...) y así mientras a uno le doy el capricho material, al otro le puedo dar el emocional.
Creedme que es complicado. Iván es generoso y me comparte, de hecho el es de abrazos en grupo, de mantener a la familia unida, y no le importa que su hermana se una al momento pegajoso. Pero la peque es harina de otro costal, ella es de las de "mamá es mía" y pobre de quién se acerque, que me defiende con uñas y dientes y patalea lo que haga falta para ahuyentar al acoplado (ya sea su hermano o el gato).
Hay veces que directamente digo que haya paz y que compartan, les ofrezco lo que yo llamo "el hueco de cada uno" y, como si fuera una gallina con sus polluelos bajo el ala, me veo en el sofá con uno a cada lado de mi cuerpo y yo abrazándolos. Obvio, tengo menos movilidad que Tutankamon momificado, pero al menos logro que cada uno tenga su trocito de mi sin hacer de menos al otro.
Lo más curioso es que además, cuando también está papá con nosotros, no lo quieren ni en pintura. Los dos siempre con mamá, ya sea en casa o en la calle, y eso no me deja tiempo ni espacio físico propio. Y nuestro momento sofá se visualiza tal que así: yo en la chaiselongue con los dos peques sobre mi y los gatos flanqueándome, y papá en el otro extremo estirado, desestresado y con libertad total de espacio y movimiento. Aunque reconozco que, pese a no poder mover ni una pestaña, no me cambio por él ni por todo el oro del mundo.
Esa necesidad de estar pegados a mi es all day. No miento si os digo que mi frase es "voy al baño, sola, por favor, dejadme unos minutos de intimidad". No se ni para que pierdo energías en decirlo, si en cerocoma los tengo dentro conmigo, y si les dejo hasta se me sientan en las piernas. Planazo.
Pero lo peor de lo peor es cuando se pelean por lo que sea. Que lo hacen muy a menudo. Porque Iván es muy chinchón y Antía muy delicada, básicamente, aunque ya van siendo más las veces que el que viene lloriqueando por haber recibido de su hermana es Iván.
Al principio me dedicaba a poner paz, hablar con cada uno, "eso no se hace... teneis que jugar sin pelearos... debeis compartir los juguetes, un ratito cada uno... no le pegues... no te tires encima de ella... no le quites lo que tiene en las manos que eso está muy feo" (puedo seguir, tengo cuerda para rato jajaja)... Consolar a uno y regañar a otro, separarlos un rato... Llega un momento que cuando llevan todo el día dándose candela y llorando como si los estuvieran destripando una ya no atiende a recursos educativos respetuosos.
Así que, malamadre al ataquerrrrrllllll, últimamente me he dado a la poca vergüenza de cada vez que me vienen llorando y chivándose el uno de la otra o la otra del uno, decirles.. "¿Sabéis que os digo? ¡¡¡arreglaos vosotros y dejadme en paz!!!". Y sigo con lo mío. La primera vez que lo hice les desconcertó, en plan "uys, ¡¿no me ha hecho caso?!"... Ahora he conseguido que el número de chivatazos y culpas haya disminuido. Básicamente, porque la mayoría de las veces eran soberanas tonterías en plan "¡¡¡es que me ha rozado el brazo con el peluche!!!", ¡pardiez!, y ahora solo se chivan de lo relativamente importante.
Lo más gracioso es cuando pasa algo gordo, cuando uno hace daño de verdad al otro o le putea bien y entonces me tengo que poner seria, pero seria. Y regaño, y castigo, porque hay cosas que no pueden ser. Y entonces la víctima, como si estuviera bajo el Síndrome de Estocolmo, corre rauda y veloz a consolar a su herman@ porque por sus quejas mamá ha aplicado un severo castigo. Y me hacen quedar como si fuera más mala que un orco pestoso. 
No es fácil mediar entre dos hermanos. Porque parece que cuando consuelas a uno haces de menos al otro, y eso te genera el peor de los sentimientos. Por suerte, siempre queda el recurso (que debería ser el primero, en todo caso) de suavizar la situación consolando al/la damnificad@ y diciéndole "pobrecit@ mi niñ@, venga que ya ha pasado, dale un besito y perdónale" e invitando al/l@ incitador@ a "venga, prométele que no lo vas a hacer nunca más, pídele perdón y aquí no ha pasado nada",  entonces se miran de reojo, bajan la guardia, se dan un besito y a jugar otra vez, como si no hubiera pasado nada. Y entonces pienso que menuda mediadora se están perdiendo en la ONU.
La realidad es que esto es el día a día en nuestra familia, aquí no cabe el aburrimiento.. Y me da a mi que aún estamos empezando, ¿qué dejarán para la adolescencia?, ¡no quiero ni pensarlo!, cuánto me acuerdo en estos momentos de cuando mi madre decía eso de "¡¡¡cojo la puerta y no me veis más el pelo!!!".
Me río yo de las cuitas de la crianza de los bebés... Esto sí que es dificil de cuidao, y para esto no estaba preparada.
Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Familia

Peleas entre hermanos

Uno de los motivos más recurrentes de consultas de padres son las peleas entre hermanos. Cuando en una familia a diario y de manera constante hay peleas de forma continua, los padres acabamos perdiendo el control y el ambiente familiar se convierte en un auténtico calvario. Llega el final del día y estás deseando que llegue la hora para que se vayan a dormir y poder descansar de sus gritos y pelea ...

general babymonster celos ...

Celos entre hermanos

He hablado varias veces de los celos en mi blog, cuando aparecieron por primera vez, y cuando "en teoría" se marcharon. Pero ahora me encuentro con otro tipo de celos, que son en su base celos, pero los catalogaría de otro tipo. Son los celos entre los hermanos. Os cuento... El otro día se dio una situación que me dejó perpleja, tenía a Babymonster chunga, con 38 de fiebre. Nos tumbamo ...

Maternity celos familia ...

Celos entre hermanos: nuestra experiencia

Hace unos días, una de vosotras me preguntaba sobre el tema de los celos entre hermanos y cómo lo habíamos gestionado. Me preguntaba si Mini C notó la llegada de Mini A y entonces caí en la cuenta de que he escrito muy poco sobre este tema que, estoy segura, os interesa a más de una. Celos entre hermanos: nuestra experiencia Preparando el terreno Mini C tenía seis meses cuando encargamos a Mini A. ...

general

Celos entre hermanos

He hablado varias veces de los celos en mi blog, cuando aparecieron por primera vez, y cuando "en teoría" se marcharon. Pero ahora me encuentro con otro tipo de celos, que son en su base celos, pero los catalogaría de otro tipo. Son los celos entre los hermanos. Os cuento... El otro día se dio una situación que me dejó perpleja, tenía a Babymonster chunga, con 38 de fiebre. Nos tumbamo ...

Crianza con apego acompañamiento celos entre hermanos ...

Celos entre hermanos

Dentro de unos días mi chiquitina va a hacer un añito y en todo este tiempo hemos vivido en casa momentos de todo tipo. En este tiempo he contado muchísimas veces a personas de mi entorno (familia, amigos, compañeros…) las fases que he ido viendo en Vera desde que su hermana nació en cuanto a los celos  y la verdad es que es ahora cuando más necesidad tenía de hablar del tema porque creo que ...

general

PELEAS ENTRE HERMANOS

Antes de plantear soluciones ante los constantes pleitos entre hermanos, debemos tener claro que hasta cierto punto estas riñas son normales y forman parte de la vida cotidiana de cualquier familia.Estos pleitos se presentan desde los primeros años de edad y durante la adolescencia, y son mucho más frecuentes cuando la diferencia de edad entre los hijos es muy poca. Sus causasPara entender el porq ...

Aprendizaje cole Destacados ...

Deberes ¿tarea de padres o de hijos?

Los deberes son uno de esos temas de debate recurrentes e interesantes que van apareciendo en las noticias de lo periódicos cada cierto tiempo. Sobre los deberes se han dicho muchas cosas, incluso que  provocan problemas de salud, según la OMS. Sea como sea, siempre encontraremos padres a favor y otros en contra con buenos argumentos en cualquiera de las dos posiciones. Sin embargo, el tema de hoy ...

Ayuda para padres ayuda ayuda a padres ...

Qué hacer en una pelea entre hermanos

Cómo actuar cuándo nuestros hijos se pelean Una pelea entre hermanos suele ser de lo más común y son parte del aprendizaje. Para los padres es complicado decidir cómo actuar porque muchas veces no sabes si tienes que tomar partido y posicionarte o mantenerte totalmente al margen. Es difícil ver como tus hijos están pegando berridos y peleándose y no entrar, por lo menos a separarles, pero vamos a ...

#hayvidamasalladelos6 cosasdeniños familia ...

#HayVidaDespuésDeLos6: La Relación entre Hermanos

Buenas, Esta semana, aunque estamos a lunes, y tocaría hablar de mis cosas, mi querida Merak Luna, ha abierto una nueva convocatoria de #HayVidaDespuésDeLos6 y como sabéis, se publican los lunes, descuajeringandome mi calendario de publicación (pero aún así te quiero Merak jajaja). En esta ocasión toca hablar de la relación entre los hermanos, y como es obvio, tenía que hablar del tema de marras. ...

Crianza Familia

Celos entre hermanos, ¿hasta cuándo?

Cuando nació mi segunda hija mi hijo mayor entró en trompo. Los primero días estuvo un poco desconcertado, medio aturdido. Ni bien entendió que había entrado a su vida un ser humano con el que iba a competir permanentemente por la atención de sus padres, se desplomó. Lloraba, gritaba, hacía berrinches, todo. Todo el tiempo y por cualquier motivo. Sabía que no podía pegarle a su hermanita, así que ...