Los primeros signos: Un sorprendente inicio

lenguaje de signos bebés
Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho de que Mara tampoco nos prestase demasiada atención provocó que poco a poco fuésemos abandonando la dinámica que habíamos instaurado en los primeros días.

Sin embargo, y aunque no nos demos cuenta, nuestras palabras suelen ir acompañadas muchas veces de otro lenguaje corporal que las complementa y reafirma. Y nuestros bebés, que son muy observadores, poco a poco se van percatando y conforme van cumpliendo meses empiezan a imitar nuestros gestos. Lo sorprendente, para mí al menos, no es que los repitan. Lo más fascinante de todo es que utilicen esos signos corporales justo en el momento en el que hay que hacerlo. Así, por ejemplo, desde hace unos meses, en cuanto escucha la palabra “Adiós”, Maramoto mueve su mano con un particular gesto de despedida. Y si escucha “¡Bien!” o “¡Bravo!”, por poner otro ejemplo, no tarda en lanzarse a aplaudir. A estos dos gestos ha añadido en las últimas semanas el lanzar besos de despedida (a su manera, ya que no sabe ni dar un beso), el dar besos de nomo a todos los niños con los que se topa en el parque y el decirnos con mucha claridad, mediante gestos de sus manos y gruñidos, qué es lo que quiere en cada momento.

Pero al margen de todo esto, hay un gesto que la pequeña saltamontes ha añadido a su repertorio en las últimas semanas y que a sus papás primerizos les tiene alucinados. Como bien sabéis los que seguís este blog, Maramoto es una bebé con mucho carácter y con las ideas muy claras. Y supongo que para reafirmarse en ellas, desde hace un tiempo ha empezado a decir que “no” moviendo su cabeza de un lado a otro. Lo más sorprendente de todo esto es que, como os comenté reciéntemente en otro post, en casa intentamos decir que “no” lo menos posible. Y si alguna vez lo decimos (porque se nos escapa bastante, para qué nos vamos a engañar), no somos de los que solemos remarcar la palabra con el gesto.

Y a pesar de ello Mara ha interiorizado que ese gesto significa “no” y lo utiliza de forma constante para hacernos ver que no quiere algo. La primera vez pensamos que era una casualidad. Pero nada de eso. Día a día nos demuestra que sabe perfectamente lo que quiere decir con ese signo. Así, si está en brazos de la mamá jefa y el papá en prácticas le anima a irse con él, la pequeña saltamontes ya opta entre cambiar de brazos (si le apetece) o decir un “no” rotundo si prefiere seguir donde está. O si estamos comiendo, mediante ese movimiento de cabeza nos hace ver qué cosas le apetece comer y qué no. Y lo mismo cuando jugamos o cuando empieza a señalar el armario de la cocina donde sabe que hay comida: ¿Arroz? ¡No! ¿Lentejas? ¡No! ¿Un bote vació? ¡No! ¿Patatas fritas? ¡Sí!

Se las sabe todas…

¿Cuáles fueron los primeros signos que empezaron a hacer vuestros peques?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas lenguaje de signos ...

Los primeros signos: Un sorprendente inicio

Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho d ...

general andanzas abuelos ...

Las cosas que aprendes del abuelo

No sé qué tiene Maramoto con su abuelo moderno (o qué tiene el abuelo moderno), pero lo cierto es que cada vez que se juntan, la pequeña saltamontes vuelve a casa con una cosa aprendida que repite sin parar. Se lo pidas o no. Y eso que por desgracia sólo se ven un fin de semana cada mes o mes y medio… Vaya por delante que el abuelo se vuelve loco en cuanto ve a su nieta y se pasa más tiempo ...

general andanzas conciliar el sueño ...

La ley de Mara (Murphy)

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

Andanzas

Los cinco tipos de personas que habitan el mundo de mi bebé

Como os comenté al regreso de las vacaciones, durante el verano a Maramoto se le ha soltado la lengua. Su vocabulario, sin embargo, aún es escaso, así que entre palabra y palabra se nos cuelan un sinfín de sonidos que aún no hemos sido capaces de interpretar (tenemos a sueldo a un grupo de expertos en lengua Dothraki para que nos subtitulen las conversaciones). En las últimas semanas la mamá jefa ...

Andanzas niños paternidad

5 cosas que deberíamos aprender de los niños

Imagino que por aquello de que somos una sociedad adultocéntrica, acostumbramos a asociar los comportamientos de los niños a cosas negativas: “es un niñato”, “se comporta como un niño”, “es un niñería”… El que no haya dicho alguna de estas frases en su vida, que tire la primera piedra. Yo, que las he repetido hasta la saciedad, he tenido que ser padre para ...

Andanzas crianza niñez

Cuando tu bebé se hace mayor

Es difícil precisar cuándo sucede, en qué momento exacto tu bebé se hace mayor. Y no me refiero a mayor de crecer unos centímetros, sino a mayor de sensaciones, de hacer cola en el peaje que conduce a la niñez, en esa frontera difusa que separa a las bebés de las niñas. Maramoto llevaba ya tiempo dándonos señales de ese cambio, de ese salto vital a una nueva etapa. Ha sido con la mudanza y la lleg ...

general andanzas bebés doble personalidad ...

De papá a mamá: Bebés con doble personalidad

Hoy os vengo a hablar de una faceta que Maramoto está desarrollando mucho en las últimas semanas: La doble personalidad. Sí, como escucháis. La pequeña saltamontes no se aclara. Y si al comenzar el día dice que blanco, al cabo de unas horas está con que es mejor negro. Y después otra vez blanco. Y luego volvemos al negro. Y así hasta el infinito. O hasta que logramos, a eso de las once de la noche ...

general andanzas

Cinco aspectos de la paternidad que no tienen precio

Estamos atravesando una etapa francamente dura (más dura aún de lo que ya llevamos vivido) con nuestra querida Maramoto. Dormimos poco y mal, las rabietas se suceden unas tras otras sin solución de continuidad, tenemos los tímpanos sangrando por tanto grito de la pequeña saltamontes, vestirla y cambiarle un pañal se han convertido en odiseas diarias que nos agotan desde primera hora de la mañana, ...

Andanzas adoslescencia crianza

Tierra, trágame

Cuando nuestros hijos empiezan a dominar el lenguaje los padres entramos de lleno en una fase tan divertida (ya comenté en un post reciente, por ejemplo,  las simpáticas conjugaciones que hacen de los verbos irregulares) como tensa, porque a la vez que ellos hablan por los codos, lo hacen sin filtro alguno, disparando a discreción sin atender a las consecuencias. Por regla general, éstas consecuen ...

sangrado de implantación

¿Sangrado de implantación o período?

El sangrado de implantación es uno de los primeros signos de embarazo, pero las mujeres suelen confundir este suceso con el fácilmente inicio de su período regular. Sin embargo, puede ser identificado fácilmente si conoces sus 5 características principales. Aprende cómo distinguir el sangrado de implantación del período, teniendo en cuenta aspectos como la fecha, el carácter, el color y la duració ...