comunidades

Mi hija está creciendo, y yo también.

Hace 5 años tuve una pequeña persona en mis brazos, luego de una cesárea fui a un cuarto y me esperaba el amor de mi vida junto a mi esposo. Una bolita rosadita, dormida, recién sacada de un mundo oscuro para llegar a iluminar cada espacio al que entra.
Esa niña cambió todo lo que yo creía, lo que creía que sabía, lo que ya sabía y la forma en la que iba a ver el resto de mi futuro.

Ella forró cada fibra de mi ser con un amor tan profundo, tan desgarrador, que hasta hoy la veo hacer cualquier cosa, de las más cotidianas, y siento que estoy frente a un ser de otro universo, de un mundo lleno de luz, colores y sonrisas.

Fuimos creciendo juntas desde el día que supe que estaba creciendo dentro de mí, nos dimos cuenta juntas que la vida era de la mano la una de la otra.

Mi hija pasó de ser un bebé a una niña, de un ser que dependía totalmente de otro a convertirse en una persona autosuficiente, independiente, luchadora. Pasó de ser una persona en brazos a correr, andar en bici, patinar, trepar, saltar y bailar.

Mi Roberta pasó de hablar con los ojos y las manos a tener tantas palabras nuevas cada día que nos sorprende.
Pasó de aprender a enseñarnos.

Yo crecí, y sigo creciendo, cada día de vida es una oportunidad de ser una mejor persona para ella, una mejor mamá, una mejor guía, un mejor ejemplo.

Pasé de ser una persona que creía importante la voz de terceros, a ser una persona con una voz propia.

Pasé de ser una a ser dos, a ser tres.  Mi esposo, mi hija y yo somos un hermoso universo.

Pasé de creer que había logrado todo lo que quería, a darme cuenta que cada día me regalan el mejor día de mi vida, solo por estar ahí.  Ser madre es un privilegio, y ser madre de mi hija es un honor.

EL MUNDO QUE QUIERO PARA MI HIJA

Quiero un mundo justo, no sólo justificado.
Quiero un mundo tranquilo, no sólo controlado.
Quiero un mundo alegre, no sólo sonriente.
Quiero un mundo verde, no sólo adornado.
Quiero aire puro, no purificado.
Quiero agua transparente, no embotellada.
Quiero un mundo tolerante, no condicionado.
Quiero un mundo libre, no libertino.
Quiero un mundo con gente buena, no sólo “buenas gentes”.
Quiero un mundo honesto, no sólo con opiniones.
Quiero un mundo con los ojos abiertos, no sólo con la boca abierta.
Que cuando alguien caiga, alguien lo auxilie.
Que cuando alguien sufra, alguien lo apoye.
Que cuando alguien sea diferente, alguien lo valore.
Que cuando alguien sonría, alguien más sea el causante.
Quiero un mundo de gente humana, no sólo de personas.

The post appeared first on Chiquitos y Bebés!.

Fuente: este post proviene de Blog de ChiquitosyBebes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Cosas de mamá Reflexiones el mundo ...

Visto que crear verdades es tan barato, me vais a permitir que hoy traiga yo mi propia verdad. Nos encanta hablar de IGUALDAD y UNIDAD, pero nos pegamos para separarnos. Cuando proclamamos que el mundo debe evolucionar hacia la eliminación de barreras, nos empeñamos en reafirmar nuestras diferencias. Lo sé, la igualdad completa es una utopía, al igual que un único gestor, independiente, capaz de t ...

general actitud autoconfianza ...

La historia comienza así: “Me dirigí al despacho, después de unos días de reflexión y análisis interno. Teníamos un gran proyecto entre manos pero desconfiaba de si seguiría en él, después de darle la noticia. Hacía un año que ya me había hecho una gran faena pero, mutuamente, de modo obligado, nos dimos una oportunidad. Entré para decirle que estaba embarazada de mi segundo retoño y su resp ...

Crianza

Hoy os quiero contar una cosa que me pasó hace una semanas cuando iba con mis hijos en el autobús y por qué pido que no le des la mano a mi hija. Yo iba con la niña de tres años de la mano y con el bebé colgado en la mochila. A la hora de salir nos colocamos delante de la puerta y una señora se acercó a nosotros y sin decir una palabra, agarró la mano a mi hija y se quedó dándosela. Mi hija en ese ...

primeras impresiones concepción

Empiezo hoy a escribir porque después de un año y unos meses de la busqueda de mi querido bebe, he pasado por muchas etapas entre ellas, la ilusión de creer que ese mes si sería, y muchos meses con la misma sensación. También la etapa de la impotencia de la rabia de no haberlo conseguido cuando creía que se había conseguido,solo yo sé todo lo que llevo pasando desde hace años por tener a ese bebe ...

16 meses bebe mi bebe

Quiero comerme a mi bebé de 16 meses. Definitivamente. Quiero comérmelo a besos, a mordisquitos, a abrazos, a cosquillas, a achuchones. En realidad no quiero comérmelo, quiero que el tiempo se pare en este mismo momento, que no crezca. Ains, mi bebé de 16 meses, mi tercer hijo, mi tercer bebé que creía que ya no me sorprendería en nada... Me tiene loca cual madre primeriza. Loca de amor desbordant ...

Recomendaciones

Hoy en día podemos afirmar que hay dos tipos de “amigos” en lo que a la vida virtual se refiere. Por una parte, mi dispositivo móvil y, por otra, mi lista de amigos de las redes sociales. Mi móvil y yo, amigos inseparables Mi móvil es un amigo insustituible. ¿Quién lo diría hace unos años? Sí, hay personas que generan un vínculo muy fuerte con su móvil, sin que exista una explicación & ...

futura mama novata puerperio

Había ido a reuniones de La liga de la leche, había leído a Carmela Baeza, tenía amigas que habían amamantado (otras no) y tenía muy claro que no sabía lo que me esperaba, solo que si que quería dar el pecho a mi bebé. Di a luz mediante cesárea de urgencia, tengo un bebé precioso y me subió la leche al quinto día. Aguantamos con el calostro hasta el tercer día de vida que nos dijeron que teníamos ...

sin categoría amor carta ...

La muerte siempre es algo inesperado. Hasta los enfermos terminales esperan no morir hoy. Quizá dentro de una semana, pero no ahora, no hoy. Rafael Zohler La muerte de mi padre fue aún más inesperada. Se fue cuando tenía 27 años así como muchos músicos del así llamado “Club de los 27″. Estaba joven, demasiado joven. Mi padre no era ni músico ni alguien famoso. El cáncer no elige a sus víctim ...

Aprendiendo a ser mamá. Mamá Primeriza Maternidad ...

Me encantan estas entradas porque ustedes no me ven pero las escribo con las emociones a flor de piel, con lagrimitas en los ojos y es cuando puedo desfogarme un poco. Esta es una lista de 10 cosas que mi hija en estos 2 años 5 meses me ha enseñado, porque sí, ella es mi maestra y todos los días aprendo algo nuevo a s lado. 1. Siempre hay tiempo para todo. Es difícil vivir en una sociedad que m ...

Reflexiones carta a mi hija feminismo ...

Cuando me enteré de ti, sabía que eras mujer y anhelaba tanto tener una hija. Cuando lo confirmamos con ese eco era la mujer más feliz. Yo tuve suerte creciendo en este mundo de hoy como mujer. Tuve suerte por que mi mamá me enseñó que yo puedo hacer todo y así aprendí a usar el taladro para colgar mis propios cuadros. Tuve suerte porque crecí siempre rodeada de amigos que nunca me hicieron sentir ...