Una mamá del montón Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Mi primera bandeja de sushi después de ser madre



Puede parecer una absurdez, pero aquel momento en el hospital marcó un antes y un después en mi concepto de la maternidad y en mi manera de sentir y de vivir. Fue un click en mi cabeza que me hizo darme cuenta de que nada volvería a ser como antes.

Llevo unos días en los que en mis redes sociales veo muchos partos, muchos bebés llegando al mundo y quieras o no, eso te hace revivir sensaciones y recuperar recuerdos  que habían quedado un poco en el olvido.

Lo primero que comí después de dar a luz fue una bandeja de sushi. El bocadillo de jamón es sin duda un clásico y después de tantas horas sin probar bocado me hubiese comido cualquier cosa, pero yo lo que de verdad quería era atiborrarme de sushi. Que el jamón me gusta, si, y el lomo, el salchichón y los embutidos en general,  pero tampoco los eche demasiado en falta durante mi embarazo.

Pero el sushi… ¡ay, el sushi!. Me encanta, soy fan total y aunque tampoco es que lo coma muy habitualmente, cuando lo hago lo disfruto tantísimo. Makis, niguiris, sashimi, temaki… lo que sea y de lo que sea. Se me hace la boca agua solo de pensarlo.

Así que cuando Sergio apareció con aquella bandeja de sushi en el hospital no podía creérmelo ¡qué ganas de hincarle el diente!. Abría la bandeja, puse un poco de salsa de soja en un pequeño bowl, partí los palillos y me dispuse a comer y disfrutar de aquel manjar.

Al segundo vocado Olivia comenzó a hacer ruiditos quejicosos, quizá tenía sueño o hambre… llevaba apenas unas horas siendo madre ¡no tenía ni idea!. Así que quise cogerla para calmarla, pero Sergio me dijo que siguiese comiendo, que ya se ocupaba él.

Y si, seguí comiendo, mirando hacia ellos, pendiente de ella, de ellos. Con preocupación, comiendo de manera automática, disfrutando más bien poco de aquel delicioso sushi que en otras circunstancias hubiese saboreado tranquilamente. Deseando terminar de comer para probar si lo que tenía era hambre o pensando en cogerla porque en mis brazos se tranquilizaría.

Ese fue el punto de inflexión, ya no había un yo, yo y yo, había un ella, y en casos excepcionales un yo, un nosotros. Siempre pendiente de que ella esté bien, que no le pase nada, que no llore, de que sea feliz.

No sé si recuerdo la última vez que comí tranquila, el día de mi cumpleaños creo que aguantó toda la comida dormida, pero aparte de contadas ocasiones, y aún siendo ella muy apañada, tengo la sensación de que cuando como no saboreo, no me relajo. Ella come, yo estoy pendiente de ella y entre tanto yo intento probar de aquí y de allá siempre bajo el factor de “su necesidad”. La mayoría de veces sé que es sólo cosa mía, ella está tranquila, sentada, comiendo, pero yo no puedo evitar estar más pendiente de lo que ella hace, que de lo que yo estoy comiendo. Mi gen maternal me impide relajarme y centrarme en mi comida.

Y no me quejo, no es una queja, es una apreciación. Cosas y circunstancias en las que nunca pensé y que son tan reales como la vida misma.

Porque desde que soy madre tengo la sensación de que el tiempo va a otro ritmo, lento pero rápido, corriendo a todas partes, pasando muchas cosas por alto y disfrutando muchísimo de otras.

Es una especie de cámara rápida dentro de una cámara lenta, ¿conocéis la sensación?

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sesión New Born de Telma

Hoy quiero enseñaros la sesión completa New Born de Telma que nos hizo Verónica Gallego, podéis ver más sobre su trabajo en este link. En Instagram enseñé en su momento alguna de estas fotos por stori ...

Telma cumple 6 meses

Telma acaba de cumplir medio año de vida y es increíble lo rápido que ha pasado. Cierto que es una afirmación constante entre las mamás, pero si cuando tienes tu primer hijo el tiempo vuela, con el se ...

Recomendamos

Relacionado

#SegundoEmbarazo epidural Kalinox ...

Segundos "partos" si son buenos

Dicen por ahí que las segundas partes nunca son buenas, eso en cuanto a las películas muchas veces es cierto, pero en lo que se refiere a los partos, doy fe de que si pueden ser buenos, mejor que los primeros, totalmente diferentes y gratamente satisfactorios. Hoy os cuento sobre mi segundo parto, una experiencia única, bonita e inesperada. Llegó el domingo, el día anterior había estado colaboran ...

MATERNIDAD VIDA bajamaternidad ...

SER MADRE TRABAJADORA, SER MUJER

He tenido la suerte de encontrarme en una situación privilegiada y haber podido disfrutar de mi hija 24 horas al día durante su primer año de vida. No he tenido que acogerme a bajas de maternidad de duración ofensivamente ridícula, ni luchar con empresas que ponen impedimentos a sus trabajadoras a la hora de conciliar. Estoy agradecida a mis circunstancias por haber podido disfrutarla tanto y tan ...

general abuelas familia extensa ...

PERSPECTIVAS SOBRE LA MATERNIDAD. RECORDANDO EL HOSPITAL

Este tema me trae recuerdos.... Recuerdos que plasmé en un post: Cuando todo se va de madre... ¡Prohibido visitas!! Así que ya os podéis hacer una idea de que durante el parto y el postparto tuve que complacer y aguantar ese tipo de visitas que volveré a prohibir, aunque esta vez de manera tajante, si tengo otro hijo. Pero no hemos venido a hablar de mí ni de cómo me agobia tener a gente rodeando ...

Ser madre.

Ser madre. Ser madre es todo un acontecimiento, un suceso caoticamente hermoso, cuando vez a esa pequeña peraonita llena de inocensia es cuando mejor descubres el sentimiento lleno de amor puro y sincero, ese sentimiento que te llevaras hasta la eternidad, sabes que estas ammando a alguien fuera de ti, pero es tu vida y defenderas a como de lugar, por que ser madre es todo un privilegio, es aquel ...

Educación respetuosa educación respetuosa

¿Cuánto hace que no VES a tu hijo?

¿Cuánto hace que no ves a tu hij@? Y me refiero a verlo de verdad, olvidando la imagen que tienes de él o de ella, olvidando las cosas que hace, simplemente mirándole y viendo lo perfect@ que es. ¿Cuándo fue la última vez que l@ miraste a los ojos y te perdiste en su infinito interior? A veces nos olvidamos de mirar, de observar, de ver…. a veces pasamos el día haciendo una cosa tras otra y ...

maternidad reflexiones

Mi antes y mi después de ser madre

Ser madre es un punto de inflexión irremediablemente, ya que una vez que te conviertes en madre, quieras o no, tu vida cambia. No voy a decir que para bien o para mal, esto último espero que solo se piense en momentos de desesperación, simplemente tu vida pasa a ser diferente, por poderosas razones. Y es que tener un hijo no es pecata minuta, no solo por las responsabilidades que supone, sino por ...

Embarazo parto y posparto epidural ...

Parir con epidural y sin ella

Ésta es la última foto que tengo de mi segundo embarazo. Me la saqué cuando estaba tumbada de madrugada en la sala de monitores del hospital, con las correas para controlar las contracciones después de haber roto aguas en casa. En ese momento no sabía cómo iba a ser mi parto, pero sí tenía claras dos cosas: que iba a evitar por todos los medios que fuera un inducido y que pediría la epidural. En l ...

casos reales

Casos reales: "Mi primera vez sin rueditas"

por F. P. Cuando era chico, junto a todos los demás niños de mi barrio, llenaba las calles de gritos montado en mi bicicleta. Con rueditas, claro, para no caerme. Recuerdo que esperábamos, casi a modo de rito de pasaje a una “pseudo-adultez”, el momento de poder manejarla sin la ayuda de esas “alas” traseras que nos hacían sentir tan felices, tan capaces, tan libres, tan vivos Nunca voy a olvidar ...

Diferencias y semejanzas

Soy de las que opina que no hay una verdad absoluta, y que en el tema de la maternidad hay tantas formas de criar y educar como madres e hijos hay. Yo me he leído varios libros con formas de ver la crianza de los hijos muy diferentes, de Carlos González me he leído: Bésame mucho Un regalo para toda la vida Mi niño no me comeReconozco que los tres libros los he leído en distintos momentos en los q ...

general hablando de todo y de nada

Respuesta a las revelaciones de mi maternidad…

La semana pasada acertada o desacertadamente escribí sobre las “Revelaciones de mi maternidad”. Sin esperarlo encontré este escrito de una amiga donde por algún motivo le tocó la fibra mi relato. Hoy quiero compartirlo con vosotros, creo que es una gran reflexión y por alusiones me veo con el deber de contestar. ?Hoy estoy inspirada… Pasé una mala noche, estoy muy cansada, mi hij ...