Una mamá del montón Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Buena

Niñofobia o empatía



Hoy quiero tratar un tema delicado, la niñofobia, un tema sobre el que tengo mi propia opinión y con la que muchas estaréis de acuerdo, y seguramente otras tantas no. Puede que choque que una defensora de la crianza con apego y de la maternidad amorosa hasta el infinito como soy yo, opine de esta manera, pero hay veces que considero que la empatía debe estar por encima de nuestras propias convicciones.

El tema de la niñofobia salió a la palestra a raíz de la aparición de restaurante y hoteles en los que no se permitía la entrada de niños. Como os decía, aunque pueda parecer contradictorio con mi pensamiento general sobre la maternidad,  estoy totalmente a favor de este tipo de establecimientos porque considero que parte de la gracia de esta vida es tener la capacidad y opción de elegir.

Si no como carne ni pescado tengo la opción de ir a restaurantes vegetarianos, si quiero llevarme a mi perro de vacaciones tengo la opción de llevarlo a un “hotel para perros” o elegir un establecimiento donde alojarme en el que acepten animales. Si quiero irme de vacaciones con mis hijos a un sitio donde absolutamente todo este diseñado y pensado para ellos puedo irme a un “diverhotel” y si estoy jubilado puedo irme a unas vacaciones adaptadas a mis necesidades con el imserso.

En cambio si quiero irme de vacaciones y estar tranquila sin chillidos de niños, ni balonazos con “perdón señora” incluido cada 2×3 no está bien visto, es niñofobia. Cierto es que los niños son nuestro futuro y forman parte de nuestra sociedad, pero como os decía antes, parte de la gracia de esta vida es nuestra libertad para elegir. Desde mi punto de vista no es marginación, es capacidad de elección. No es que se vaya a legislar la prohibición de niños en espacios públicos. Únicamente debemos entender que hay una nueva necesidad latente que supone la creación de un tipo de negocio diferente.

El hecho de que existan este tipo de establecimiento me da la posibilidad de acudir a ellos, pero lo bueno de la historia, es que además de estos tengo otro montón de sitios donde si pueden ir niños y en los que puedo alojarme o cenar si voy con mi hija. Creo que tanto en la libertad de elegir como en la empatía está la clave.

Olivia tiene casi 16 meses y siempre que hemos salido a comer o a cenar lo hemos hecho con ella. Normalmente se porta genial, pero siempre hay días mejores y peores.  Alguna de las veces por sueño, por incomodidad o porque si, Olivia ha llorado, ha tenido un berrinche o ha necesitado andar de un sitio para otro. A mí no me molesta, pero como persona empática que me considero, me pongo en el lugar de otros comensales y entiendo que pueda resultar una situación incómoda.

Habrá a quién le dé igual y quien piense “por favor, que deje de llorar ya que me está poniendo la cabeza como un bombo”. No puedo considerarlo niñofobia. Lo entiendo, creo que entra dentro de la normalidad, no a todos nos tienen que gustar los niños en todo momento, ni resultarnos terriblemente adorables hagan lo que hagan. No se nos olvide que son nuestros hijos y que incluso a nosotros no todo lo que hacen nos parece maravilloso, imaginaos si no fuesen nuestros hijos. Pues eso.

Otro factor es el “padres” porque de esta “mala fama” de guerreros a veces los padres son más que culpable. Si mi hija de 16 meses llora porque tiene sueño, puedo cogerla, calmarla, intentar que se duerma y fin. Si uno niños de 12 años se tiran toda una comida haciendo guerras de migas de pan mientras todos los demás recibimos “daños colaterales”, y sus progenitores les ríen la gracia o directamente ignoran la situación,  la culpa es de los padres. Dado que el filtro de padres irresponsable o pasotas es mucho más complicado que filtrar por niños, la solución la tenemos en este nuevo modelo de negocio.

Por todo ello, creo que el termino niñofobia, desde mi punto de vista no es correcto. Es un término exagerado y distorsionado. Una fobia es un trastorno que en algunos casos puede ser grave. La niñofobia no es sinónimo de ataques de ansiedad por contacto con niños o pánico a estos. Me da un poco de miedo ese radicalismo. Si queremos que nos respeten, es importante respetar a quien no piensa como nosotros.

¿Estáis a favor de este tipo de negocios? ¿Lo consideráis niñofobia? ¿Os gusta el término?

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mi parto (II)

Mi ginecóloga y la matrona cogieron la cama, una por delante y otra por detrás y me llevaron al paritorio. En alguno momento perdí de vista a Sergio pero si escuché que alguien le decía que se pusiese ...

Mi parto (I)

El día 10 de Abril a las 8 de la mañana teníamos que estar en el hospital para dar la bienvenida a Telma. Nos despertamos, vestimos y cogimos a Olivia medio dormida y en pijama para subirla al coche s ...

Mi parto. Antecedentes.

Cuando me quedé embarazada de Telma no sabía muy bien como imaginarme mi parto. Supongo que condicionada por mi experiencia anterior, me lo imaginaba similar al de Olivia aunque sabía que todo podía a ...

Recomendamos

Relacionado

general educación emocional para niños educación infantil ...

Habilidades sociales: La empatía.

¿Qué es la empatía y para qué sirve? La empatía es clave para entablar y asentar las relaciones con los demás, podría considerarse la base de la convivencia. En su sentido más básico, la empatía podría describirse como la habilidad de reconocer y de sentir lo que la otra persona siente. Simon Baron Cohen, experto internacional sobre autismo, va un paso más allá, afirmando que la empatía consta de ...

Educar en empatía

Descubre cómo vivir y educar en empatía para que tus hijos se conviertan en personas completas y felices, que saben cómo hacer felices a los demás. Para empezar, ¿qué es la empatía? La rae lo define como el sentimiento de identificación con algo o alguien; o como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Es decir, empatía es ponerse en el lugar del otro. El caso es qu ...

desarrollo felicidad educacion social ...

¿Cómo desarrollar la empatía?

A todos nos preocupa la felicidad de nuestros hijos. Por ellos, uno de los principales desvelos de los padres es transmitirles esos valores que en un futuro puedan ser la base de su felicidad. Y sin duda, la empatía es uno de ellos. La empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en el lugar de los demás, algo fundamental para una adecuada convivencia social y que debe ser transmitido de padres ...

Costumbres y Tradiciones Guarderia Colegio ...

¿Guardería o en casa? (parte 2)

Opiniones hay tantas como colores; cada familia es un mundo, cada situación familiar es un mundo, y en cada país, las culturas y costumbres pueden cambiarle la opinión a una. Y sé que en mi entorno más cercano hay opiniones bien variadas sobre este tema. El lunes os contaba mi opinión, años atrás, sobre si llevar o no a un bebé a la guardería. Pues bien, me embarazo de nuevo, algo resurge en mi, c ...

Comunicacion respetuosa

La empatía en el aula

Seguro que os habéis encontrado muchos casos e incluso lo habéis vivido en primera persona, la dificultad que tienen los profesores de conectar con sus alumnos. Muchos maestros adquieren los conocimientos teóricos, pero ninguna práctica en habilidades para manejar un grupo de niños en clase. Este es uno de los temas tratados por Haim G. Ginnot en su libro “Maestro-Alumno: El ambiente emocion ...

En Familia crianza autoritaria crianza positiva ...

Estilos de crianza: padres autoritarios

La crianza autoritaria es un estilo de crianza caracterizado por altas demandas y baja capacidad de respuesta. Los padres con un estilo autoritario tienen expectativas muy altas de sus hijos, pero aportan muy poco en cuanto a retroalimentación y nutrición. Cuando los padres son autoritarios, los errores tienden a ser castigados severamente y si hacen algún comentario, suele ser negativo. Gritan en ...

adolescentes recomendaciones

Analizamos a fondo Instagram, la app estrella entre los adolescentes

Instagram en una app social gratuita para publicar y compartir fotos y vídeos (de hasta 15 segundos). El éxito entre los jóvenes es porque, curiosamente, la utilizan como medio de conversación. Las fotos se pueden comentar y compartir en otras redes (Facebook, Twitter, …) Es una app compatible con cualquier dispositivo móvil Android o Apple. Instagram también permite seguir a cualquier usuar ...

bebes enfermos dormir mi bebe enfermo no duerme ...

Importancia de las Siestas

Las siestas duran solo unas horas, pero pueden afectar a las veinticuatro horas de la jornada de un niño. Las siestas pueden mejorar el humor de un niño y hacer que sienta menos irritable, reduciendo los episodios de llanto y las rabietas. Los estudios muestran que los niños que echan la siesta a diario enferman menos a menudo, crecen más, y tienen menos probabilidades de ser obesos en la edad adu ...

crianza educación empatía

Empatía con los niños: Ponte en su lugar

Es muy evidente que, como padres, no tenemos la misma forma de ver las cosas que nuestros hijos; y no es ni mejor ni peor, es la nuestra (y la que nos toca). De la misma forma, los más pequeños de la casa, en sus pequeñas cabecitas, tienen la suya… y para ellos sí que es la mejor que puede existir. El hecho de que nosotros veamos las cosas desde una perspectiva y ellos lo vean desde la suya va a h ...