Un Papá en Prácticas Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Papá, son mis amigos

IMG_20160620_151758


Hace ya casi un año (cómo vuela el tiempo, señor) publicaba en el muro de Facebook de Un Papá en Prácticas el vídeo que comparto a continuación: una promo de la marca de ropa infantil Mayoral que era a su vez una especie de experimento sociológico para demostrar la facilidad que tienen los niños para entablar amistad con sus semejantes, en clara contraposición a lo que pasa con nosotros, los adultos. No sé si es un montaje o no, pero estoy seguro de que en todo caso la realidad no es muy diferente a lo que refleja el spot. Sin lugar a dudas, este es uno de esos casos en los que la realidad puede superar incluso a la ficción.

Me acuerdo del vídeo muy a menudo gracias a Mara, viéndola corretear y jugar con otros niños en el parque o en cualquier otro lugar; con niños a los que en muchos casos no volverá a ver, pero a los que por un instante queda unida por una amistad que desprende pureza, esa que sólo derrochan los niños cuando aún no esperan ni exigen nada del otro, cuando todavía no etiquetan o juzgan por el aspecto o cualquier otra condición, cuando aún tienen la capacidad de perdonar al instante y de dar todo lo que en ese momento sienten y tienen dentro sin esperar nada a cambio.

Siempre le digo a la mamá jefa que si pudiese congelar un instante de nuestra hija, guardármelo para siempre, sería uno de aquellos en los que Mara se acerca con timidez en el parque a otros niños para empezar a jugar con ellos y, conseguido el objetivo, ya integrada en el grupo, se gira hacia mí (varias veces durante todo el tiempo que dura el juego) y me dedica una mirada y una sonrisa que son una mezcla de orgullo y nerviosismo, la mueca que certifica que ya ha hecho unos nuevos amigos. Y que es feliz. A veces, estando en el parque, cuando me dedica ese gesto, no puedo evitar sentir un poco de nostalgia prematura por el día en el que esa mirada y esa sonrisa ya no sean las mismas. Y desaparezcan. Y  caigan en el olvido. Y otros gestos y otras muecas sustituyan a ésa que a mí me hubiese gustado congelar porque condensa en ella la pureza y la inocencia que solo se tienen cuando aún luce la llama de la primera infancia.

La semana pasada, precisamente, estando en Santiago de Compostela en un maravilloso concierto de rock instrumental que nos encontramos de pura casualidad, después de bailar sin parar, Mara se topó con dos hermanos, una niña y un niño mayores que ella. Los tres se miraron y sin intercambiar palabra se pusieron a correr, así que la pequeña saltamontes me dedicó una de sus preciosas combinaciones de mirada más sonrisa. Estaba feliz. Diría que antes de despedirnos estuvieron corriendo plaza arriba y plaza abajo como media hora. No les vi intercambiar palabra en ningún momento. Sólo corrían, y gritaban, y sonreían. No necesitaban nada más.

De regreso al hotel, tras la correspondiente despedida, Mara se subió a mis brazos y muy seria y con toda la rotundidad del mundo me dijo: “Papá, son mi amigos”. No supe qué responderle, así que me limité a sonreír. Quizás, como decía David Trueba en ‘Cuatro amigos’, los adultos sobrevaloremos la amistad. Quizás la amistad no sea más que eso: correr juntos y divertirse sin necesidad de decir nada.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

Relacionado

Andanzas crianza nostalgia

Verbos irregulares y otras cosas que no volverán

El tiempo pasa y lo hace, además, muy rápido. Hay una bloguera y amiga, nuestra querida Paula de Sin Chupete, que tiene poco tiempo para escribir, pero que cuando lo hace consigue que merezca la pena la espera. Hace ya nueve meses, bajo el título “Lengua de trapo”, escribió un post que refleja a la perfección, de forma tan poética que en dos párrafos consigue desarmarte, ese paso del t ...

general a debate frases de manual ...

Frases de manual (#12): “Llevadla a la guardería, que allí se inmunizan”

Las guarderías son una fuente inagotable de frases de manual. No llegan al nivel de la lactancia o el colecho, pero les andan a la zaga. Bien cerquita. Vaya por delante que cada uno puede hacer uso de las guarderías con sus hijos como considere oportuno en función de sus necesidades laborales/económicas o de sus creencias respecto a estos centros educativos enfocados a los más pequeños de la casa. ...

general andanzas bebés ...

Cosas en las que noto que mi bebé se hace mayor

Maramoto se hace mayor. Es inevitable, lo sé, pero a veces no puedo evitar tener un sentimiento encontrado al respecto. Una mezcla de alegría y de pena difícil de explicar con palabras sin que me tachéis de bipolar. Noto que se hace mayor por momentos. La mayoría del tiempo me sigue pareciendo una bebé, mi bebé, pero en ocasiones (que últimamente se repiten más a menudo) la veo cada vez más niña y ...

superdotado tips superdotados tdah

¿Es mi hijo superdotado?

Hace unos días, mi pareja me confesó que es superdotado. Sin embargo, se lo habían detectado bastante tarde. Indagando un poco más, descubrí que ser superdotado es hereditario. Aunque no siempre es así, puede depender de otros factores como los ambientales. Pero, ¿qué es ser superdotado? Son aquellas personas capaces de obtener una puntuación mayor de 130 en un test de coeficiente intelectual. No ...

Andanzas

El drama diario de las despedidas

Maramoto lleva muy mal las despedidas. Es algo que ya nos quedó claro hace algunos meses pero que se ha acentuado con el paso del tiempo hasta el punto de convertirse en un drama diario en el que nuestra pequeña saltamontes se deja más lágrimas que toda una sala de cine viendo Los puentes de Madison. Cada vez que quedamos con otra familia que tiene hijos o que bajamos al parque sabemos de antemano ...

general para debatir bebé en brazos ...

Frases de manual (#7): “Vosotros la habéis acostumbrado a eso…”

Vaya por delante que tenemos una hija que es una terremoto. Maramoto, para ser más exactos, la ha renombrado la mamá jefa. Una niña que para nuestra suerte, por la noche duerme más o menos bien. Y digo para nuestra suerte porque durante el día no pega cabezaditas de más de 15 minutos si no estás tumbado junto a ella. Y se pasa las horas en movimiento. Brazos y manos por aquí, pies inquietos por al ...

A Debate crianza solidaridad

La fragilidad de la vida

Leía recientemente la última novela del escritor argentino Eduardo Sacheri, ‘La noche de la Usina‘ (Premio Alfaguara 2016), cuando me topé con un fragmento que rápidamente me apresuré a marcar doblando, como tengo por costumbre, la esquina superior de la página. Decía lo siguiente: Uno tiene su vida. Buena, mala, la que tiene (…)  Uno no piensa en lo frágil que es. O sí, pero a veces. ...

niños caprichosos conducta infantil psicología infantil ...

Qué hacer si tu hijo es demasiado caprichoso

¡Papá, quiero esto!, ¡mamá lo quiero!, ¡por fi, por fi, por fi!... ¿Os suenan éstas frases? Seguro que muchos de vosotros tenéis hijos pequeños que no paran de repetirlas cada vez que se les antoja cualquier cosa. Sin embargo, aunque parezca una tontería, los caprichos de los niños pueden dar lugar a situaciones incómodas o berrinches sin sentido que perturban el ambiente familiar. ¿Quieres saber ...

general andanzas celebración cumpleaños bebé ...

Un instante mágico

El pasado sábado celebramos en casa el cumpleaños de Mara. Y lo hicimos en dos tandas. Primero con una comida con los abuelos y otros familiares cercanos. Y luego, ya con sus globos y su vela (¡Su primera vela!), con una merienda a la que se sumaron algunos amigos que no quisieron perderse el primer cumple de nuestra pequeña saltamontes. Somos plenamente conscientes de que a esta edad aún se enter ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...