Nunca jamás y yo Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Señores y señoras, creo que no pasa nada si los docentes se equivocan

Hace unos días, una amiga que es interina en un instituto y da clases de matemáticas en la eso, me contó que había pasado uno de los peores ratos de su vida. Resultó que corrigiendo los absurdos (y perdón por la palabra, pero es que no los aguanto) exámenes, se equivocó con una pregunta. Vamos, que puso como mal la respuesta del alumno y estaba bien. Eso dejaba al estudiante con una nota final  en la prueba de 7,80.Y por supuesto muchos pensarán: ¡los docentes no se equivocan!

¿Desde cuándo los docentes son máquinas?

Todo parecía ir bien en el aula, repartió los ejercicios corregidos y les dijo a sus alumnos que se los llevaran a casa para que sus familias los vieran. Pero al día siguiente, al salir de la clase, había unos padres esperando. Al llevarlos a la sala de reuniones y antes de que pudiera sentarse, la madre dijo: te has equivocado al corregir el examen de mi hijo. Miramos en Internet su respuesta y estaba bien, ¿es que no sabes hacer tu trabajo?”

Mi amiga que es la mar de respetuosa, tímida y algo callada, miró de nuevo la hoja y comprobó que efectivamente se había equivocado. La respuesta del estudiante estaba bien. Rápidamente, cogió un bolígrafo y rectificó la nota, subiendo ésta a un 8,00 redondo. Tras pedir mil disculpas, el padre no se quedó muy satisfecho y contestó: “me parece increíble que el centro contrate a profesoras que no tienen ni idea de la asignatura que imparten”. Y ahí se acabó la conversación. Una conversación que como os podréis imaginar terminó con lagrimas y un increíble malestar para mi amiga.

De esta experiencia, viene mi siguiente pregunta: ¿es que los profesores no se pueden equivocar?

¿A los docentes se les mira con lupa?

Ojo, hay que pensar bien la respuesta. No vale contestar a lo loco. Reflexionemos un poco: últimamente (y me refiero con últimamente a más de un año), los docentes han sido mirados con lupa por la sociedad. El motivo no lo tengo yo muy claro. Lo cierto es que tienen que ir con cuidado. Tienen que ir de puntillas porque no se les permite ningún fallo por pequeño e insignificante que sea.

También tienen que pensarse cuatro veces la forma de enseñar a sus alumnos, porque puede que no guste ni a padres ni al director del centro. Y por supuesto, tienen que saber qué cuentan y dicen a sus alumnos porque los docentes únicamente están en las aulas para desplegar todos sus bastos conocimientos sobre la materia en concreto (nótese la ironía, por favor).

Como es normal, los docentes no lo saben todo

Desde hace mucho tiempo nos han enseñado que las personas que se dedican a la enseñanza lo saben todo. Que no hay nada que se les resista, que son como enciclopedias andantes que puedes consultar cuando te venga en gana. Nos han convencido de que un maestro jamás puede equivocarse y que no se le permite tener errores, y mucho menos no saber alguna cosa.

Estoy segura de que muchos docentes han escuchado más de una vez eso de: “es que lo tienes que saber porque para eso eres profesor”. Por supuesto que sí. Claro que, esos pensamientos también se tenían en la Grecia clásica. Obviamente, los profesores no tienen un halo de sabiduría continua sobre sus cabezas como muchos creen. Y sí, también se pueden equivocar porque como todos los demás, son personas humanas.

¿Poca empatía y tolerancia por parte de los padres?

De lo que quería hablar era de la poca tolerancia, respeto y empatía que hay por la profesión docente. Hay padres que van a las reuniones (en muchos casos sin concertar una cita), sin tener en cuenta las emociones ni sentimientos de los primeros. Les critican, les ofenden y les acusan. Los profesores, mientras, tienen que aguantar el tipo y no rechistar ante tales comentarios porque si lo hacen, su empleo podría verse amenazado.

Hay familias que dan una increíble importancia a las calificaciones y al rendimiento académico, y enseguida se echan las manos a la cabeza cuando su hijo ha sacado menos de un ocho. Aunque para mis adentros lo encuentre absurdo, lo respeto. Eso sí, hay muchísimas formas de comunicarse con otra persona. Los padres tienen derecho a hablar con el profesor siempre. Por supuesto que sí.

¿Los docentes son malos profesionales por no saber algo?

No comporto ni mucho menos, el comportamiento de muchos con los profesores que, oh dioses, castigadles, se han equivocado. Algunos de vosotros me diréis que son excepciones, pero creedme: desafortunadamente no lo son. Comentarios como “eres un mal profesor”, “¿no se supone que has estudiado la asignatura que impartes?” “deberías ser más profesional”, tienen que escuchar en muchas ocasiones los docentes. Y lo digo con certeza (es lo que tiene estar rodeada de maestros).

Muchas personas se creen que lo de ser profesor es un cachondeo. Que no hacen absolutamente nada. Y que están apalancados en su “sillón de oro”. Pero eso está increíblemente lejos de la realidad. Puede que algunos lo estén. Pero otros muchos dan lo mejor de sí mismos en las aulas.  Y bastantes intentan sacar a la luz todos los talentos de los estudiantes.

Mucha gente no tiene en cuenta la maldita burocracia, ni todos los exámenes ni trabajos que tienen que corregir. Sin ir más lejos, mi amiga tenía que tener listos cuánto antes más de sesenta exámenes en un par de días. Y todavía hay padres y madres, que se sorprenden de que se equivoque en uno de ellos. Vamos, lo que digo siempre: ¿hasta dónde vamos a llegar, queridos?

.

Fuente: este post proviene de Nunca jamás y yo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Educación Pedagogía Aprendizaje activo ...

Docentes que apoyan, creen, comprenden y confían en los estudiantes

Para mí, que los profesores crean y confíen al cien por cien en sus estudiantes es algo increíblemente importante. Hay docentes que no dan mucha importancia a esto pero cuando los alumnos comienzan a darse cuenta de que los maestros tienen fe absoluta en ellos, ocurren cosas maravillosas en las aulas. Como digo siempre, la tarea docente va mucho más allá de corregir exámenes y ejercicios. Estudian ...

Educación Para maestros maestros

Los docentes de corazón pueden cambiar la vida de los estudiantes

No puedo evitar emocionarme al escuchar “mi profesor es genial. Me está ayudando muchísimo con todo”. Está claro que los docentes de corazón, apasionados con su trabajo, implicados en la enseñanza y con ganas de comprender a los estudiantes pueden llegar a cambiar la vida de muchos alumnos solo con su actitud positiva y motivación. Hace unos días un vecino que va a primero de bachiller ...

Educación Pedagogía cambio educativo ...

La educación de hoy no tiene en cuenta ni a estudiantes ni a docentes

Hace unos días, una conocida me planteó una pregunta que yo me había planteado muchas veces. “Mel, tú escribes mucho sobre educación en el blog, pero, ¿cómo sería para ti el sistema educativo ideal?”. Mi sistema educativo idea. Já. Habría tantas cosa que cambiaría de la educación actual que no sabría por dónde empezar. ¡Creo que no daría a basto! Mi educación… ¿ideal? Para empeza ...

aprendizaje guardería y colegio

Docentes que se alejan de la sumisión educativa y enseñan a pensar

¡Buenas tardes! Desde que desperté y me di cuenta que la educación necesitaba un cambio radical me he encontrado todo tipo de comentarios en redes sociales, foros de maestros y profesores y conversaciones. Pero los que más me han llamado la atención son los siguientes: "Es que lo único que queréis es quitar autoridad a los docentes" "La Nueva Educación es cosa de gurus educativos qu ...

Sí, todos los docentes deberían formarse en inteligencia emocional

Últimamente, hay un debate muy abierto en las redes sociales y foros educativos: ¿deben formarse los docentes en inteligencia emocional? Por lo que he podido leer hay diversidad de opiniones: hay maestros, profesores y familias que no lo ven necesario y que la gestión de las emociones no debería ocupar ningún lugar en las aulas. De igual manera, hay maestros, profesores y familias que creen que es ...

Educación Pedagogía maestros sin vocación

Maestros sin vocación que siguen trabajando en las aulas como si nada

Los que me leéis habitualmente, estáis acostumbrados a que defienda “con capa y espada” a los profesores y a los maestros. Y eso es lo que hago en la mayor parte de los posts. Pero yo defiendo a esos docentes que tienen vocación, que sacan lo mejor de sí mismos, y que enseñan desde el […] La entrada Maestros sin vocación que siguen trabajando en las aulas como si nada se publicó ...

Educación Pedagogía Educación Infantil ...

Ningún niño va a tener problemas por no asistir a la escuela infantil

Soy educadora infantil de corazón y por vocación. Reconozco y valoro muchísimo el trabajo de los educadores infantiles, por supuesto. Pero estoy cansada de escuchar eso de: “tu hijo va a tener problemas por no ir a una escuela infantil” o “en la escuela infantil es en el único lugar donde pueden hacer amigos los niños” o “deberías llevar a tu hijo a la escuela infanti ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Padres y profesores: ¿y si trabajáis juntos en vez de ser enemigos?

Hace unos días, una amiga me enseñó los comentarios de un grupo de Facebook dedicado a la enseñanza. El debate había sido iniciado por la ya famosa noticia de que los padres exigieran a los profesores que dieran clases de recuperación en julio. Los padres recuerdan a los docentes que son funcionarios y como tal únicamente tienen un mes de vacaciones. De esta forma, sus hijos no tendrían que ir a a ...

Educación Pedagogía acoso a profesores ...

Los profesores también sienten miedo y rechazo de los estudiantes

En el blog he escrito entradas relacionadas con el acoso escolar entre compañeros y sobre el abuso de poder de algunos docentes. Hoy me gustaría hablar del rechazo que sienten los profesores por culpa de malas conductas y comportamientos que tienen los alumnos. Debe ser muy duro querer hacer bien tu trabajo, por el cual sientes una gran vocación (al menos quiero pensar que la gran mayoría de profe ...