Si ser maestro te parece fácil, te invito a pasar un día en las aulas

La verdad es que estoy bastante harta. El otro día, en la cola de un centro comercial me quedé impactada por un comentario de una mujer. Decía lo siguiente: “qué suerte eso de ser maestro. Ganas un pastizal por un trabajo que lo puede hacer cualquiera y tienes un montón de vacaciones. Así yo también vivo.”. Ya sabéis que yo no me callo ni debajo del agua y tuve que responderle: “pues si lo puede hacer cualquiera, le invito a que lleven a cabo su tarea durante una semana. A ver si piensa lo mismo después de esos días”.

Cualquiera no puede ser maestro

Estos comentarios tan hirientes son el pan de cada día y muchos docentes los tienen que escuchar casi en cualquier sitio. Expresar que todas las personas pueden ser profesores es igual que decir que todo el mundo puede ser médico, bombero, carpintero o peluquero. ¿Todos los seres humanos están preparados para entrar en un quirófano y salvar la vida de alguien? Por supuesto que no. ¿Absolutamente todas las personas están preparadas para meterse en un edificio en llamas y salvar a la gente? Yo diría que no. ¿Y todos podemos construir un mueblo genial y hacer un corte de pelo fantástico?

Entonces, ¿por qué esos comentarios hacia el maestro? La contestación sigue siendo la misma: no, no todas las personas están preparadas para ser profesores. ¿Y por qué no? Para empezar, un maestro tiene un nivel de responsabilidad elevado. Si hablamos de los educadores infantiles, ellos trabajan con niños de 0-6 años. Tienen que preocuparse de que los pequeños se sientan seguros, estén tranquilos, disfruten de su día en el centro y aprendan cosas nuevas. Hay mucha gente que no tiene paciencia. Y para ser maestro, hace falta mucha paciencia. Además, ¿qué me decís de la vocación y la pasión por enseñar más allá de las materias tradicionales?

Muchísimos estudiantes para un único maestro

Si seguimos avanzando por las demás etapas educativas, un maestro de primaria se encuentra en la situación de que tiene delante (en el mejor de los casos) a veinticinco alumnos diferentes. Hay estudiantes que pueden presentar desmotivación o desinterés. Otros a los que les gusta aprender y se lo pasan genial en clase. Algunos otros que tienen un mal comportamiento e insultan a otros compañeros. ¿Sabéis lo complicado que tiene que ser intentar atender a todos por igual?

Veinticinco estudiantes con un único docente. Os podéis imaginar que aunque el propio profesor quiera, no va a conseguir darles atención a todos cómo de verdad se merecen. De esta manera, es muy difícil ofrecer la educación de calidad que todos los maestros de corazón quisieran dar. Hay muchos docentes angustiados, estresados y decepcionados porque tienen la sensación de no estar haciendo bien su trabajo. Pero, ¿cómo lo pueden hacer mejor si están completamente solos?

Ser maestro trata de…

Si la gente abriera un poco la mente, se daría cuenta que a los maestros “no ganan un pastizal por no hacer nada”. A parte de preparar las clases de cada día, tienen reuniones con los demás profesores y el personal educativo y también con los padres. Tienen que preparar exámenes y corregirlos, revisar los trabajos de los estudiantes. Y por supuesto, redactar el boletín de notas de todos ellos.

He podido comprobar (en mi familia hay varios profesores y tengo amigos maestros) el esfuerzo que requiere ser docente. No solo se trata de preparar las clases e impartir los temas. Se trata de buscar una forma amena, práctica y significativa de que los estudiantes aprendan y asimilen el contenido. No solo se trata de corregir exámenes si no de encontrar un método de evaluación en el que este tipo de pruebas no sean necesarias. Se trata de explicar a los estudiantes en qué se han equivocado y qué pueden hacer para mejorar. Sin malas palabras ni castigos.

maestro emocional


Es muy fácil criticar el trabajo de los maestros

Pueden que tengan más vacaciones que en otros trabajos pero, ¿sabéis cuánto trabajo se llevan los maestros a casa? He visto las mesas de amigos en vacaciones de Navidad y estaban llenas de trabajos, notas, calendarios de clases, materiales y recursos educativos… Sí, puede que no tengan que ir al centro educativo pero muchos de ellos trabajan en fin de semanas y puentes. Quizás a nadie se le haya ocurrido pensar en eso.

Es muy fácil hablar de algo de lo que mucha gente no tiene constancia. “¿Los docentes? ¡Bah! Pero si no hacen nada nunca!”. Señores y señoras con un máster en criticar siempre a los demás: los profesores tienen la llave para que vuestros hijos se conviertan en mejores personas, más capaces, con valores y con habilidades a desarrollar día a tras día. Los maestros de corazón no solo enseñan matemáticas, inglés y lengua. Ellos van mucho más allá.

¡Hasta yo puedo ser maestro!

“Cualquiera podría ser maestro. Hasta yo”. Claro que sí. Simplemente por esa afirmación, propongo a todas esas personas tan sabias, tan profesionales y con tanta empatía (nótese la ironía), que entren un día entero en un aula. Que sean ellos los que estén delante de los alumnos y los que resuelvan sus dudas. Los que sean mediadores en caso de conflictos, los que preparen actividades que despierten el interés de los estudiantes.

Que sean ellos los que gestionen sus propias emociones cuando sientan que no pueden más y que la situación se les va de las manos. Deberían implicarse con los alumnos y sus familias. A ver si les resulta sencillo.  Y por supuesto, que sean ellos los que adapten materiales educativos en los casos que hiciera falta. Entonces que, señores y señoras “los docentes no hacen nada”, ¿cuándo empezáis vuestras prácticas?

Fuente: este post proviene de Nunca jamás y yo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

aprendizaje crianza natural cuidados infantiles ...

10 razones por las que ser maestro es algo increíble y emocionante

“Que si los maestros no hacen nada”, “que si hoy en día el maestro tiene muchas vacaciones” ,”que si ganan mucho dinero” ,”que si su trabajo es tan increíblemente sencillo que lo podemos hacer todos” “que si… que si..” ¿Cuántas frases como éstas han tenido que escuchar los docentes a lo largo de su carrera? Estoy segura de que un m ...

Educación Para maestros maestros

Los docentes de corazón pueden cambiar la vida de los estudiantes

No puedo evitar emocionarme al escuchar “mi profesor es genial. Me está ayudando muchísimo con todo”. Está claro que los docentes de corazón, apasionados con su trabajo, implicados en la enseñanza y con ganas de comprender a los estudiantes pueden llegar a cambiar la vida de muchos alumnos solo con su actitud positiva y motivación. Hace unos días un vecino que va a primero de bachiller ...

Educación Pedagogía maestros ...

Educación a debate:¿por qué en España no se valora a los maestros?

Por supuesto, los maestros no hacen absolutamente nada y tienen un montón de vacaciones. Una frase cliché en la que cree desesperadamente buena parte de la sociedad. “¿Qué ser maestro requiere un gran esfuerzo todos los días? Venga ya, no me fastidies…” “¡No sé de qué os quejáis si tenéis una cantidad de vacaciones increíbles!” “¿Estar con niños en una clase? ¡Y ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

El cambio educativo empieza en las aulas y en las familias

Sí, muchos de nosotros deseamos un cambio educativo. Todos queremos que el sistema se transforme por completo y que se adapte de verdad a docentes, estudiantes y familias. Desafortunadamente (y no sé si vosotros pensáis lo mismo que yo), tengo la sensación de que la educación de ahora es prácticamente la misma que cuando yo estudiaba educación primaria. Y de eso ya algunos años. Los alumnos siguen ...

Educación Pedagogía abuso docente ...

Cuando los estudiantes son humillados por los profesores

Si me seguís por mi página de Facebook, habréis visto un gif que subí de un profesor humillando a una estudiante (si lo preferís podéis pinchar aquí para verlo aquí) La niña, harta de las acusaciones del profesor, le da una patada en la espinilla y sale corriendo. Os animo a verlo y que dejéis vuestra opinión por allí. Está claro que es un gif, sí. ¿Pero hay profesores que actúan de esa manera? ¿H ...

Para maestros centros educativos profesores

Si no te apasiona ser profesor, deberías buscar otro trabajo

Hace unas semanas una persona a la que admiro muchísimo me pasó una noticia por Facebook. Al leer el titular me quedé a cuadros: “condenan a una maestra por meter a un niño de tres años en un cubo de basura”. Yo no podía creerlo. No podía creer que a un profesor se le hubiera ocurrido la idea semejante idea y que hubiera cometido tal barbaridad con un niño. Por mucho que lo intentaba, ...

Educación Para maestros estudiantes ...

La actitud del maestro sí es clave para motivar a los estudiantes

Hay quién dice que son los estudiantes los que al entrar en clase tienen que motivarse ellos solos. Hay quién dice que la actitud del docente no influye para nada en el proceso de aprendizaje de los los alumnos. Y hay quién dice que lo único que tiene que hacer un profesor en clase es ser un buen orador y transmitir los contenidos que marcan en las programaciones del centro. Obviamente, yo tengo u ...

Educación Pedagogía centros educativos ...

Padres y profesores: ¿y si trabajáis juntos en vez de ser enemigos?

Hace unos días, una amiga me enseñó los comentarios de un grupo de Facebook dedicado a la enseñanza. El debate había sido iniciado por la ya famosa noticia de que los padres exigieran a los profesores que dieran clases de recuperación en julio. Los padres recuerdan a los docentes que son funcionarios y como tal únicamente tienen un mes de vacaciones. De esta forma, sus hijos no tendrían que ir a a ...

Educación Pedagogía educación a debate ...

Educación a debate: ¿hay maestros sin ilusión en las aulas?

Aunque me gustaría pensar que en todos los centros educativos sólo hay maestros de corazón, la cruda realidad es otra muy diferente. Ya sabéis que apoyo a los docentes, pero a los docentes auténticos, los que lo son por vocación y sienten pasión y amor por lo que hacen. Desgraciadamente, no todos son así. No todos disfrutan de su día a día, no todos ven la enseñanza como algo motivador, innovador ...

Maestros de corazón: mis mejores deseos van para vosotros

La llegada del 2017 es casi inminente. Un día antes de que se acabe el 2016 he echado la vista hacia atrás y me he puesto a reflexionar un poco (hoy me he levantado muy filosófica yo). Ha sido un cambio de “lucha” educativa, de salir a la calle a protestar por una educación mejor y más justa para todos. Un año donde los maestros de corazón (una vez más) han demostrado su valentía y su ...