Blog de yanopadrenovato Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Sincronizando relojes

Siendo padres algunos días requieren de una coordinación casi perfecta por parte de todos los miembros de la familia, con especial hincapié en los más mayores. Una sincronización de relojes que permita que lleguemos al final el día con todo hecho.



En nuestro caso uno de los días de la semana en los que debemos ir más sincronizados son los martes. Ese día de la semana es cuando la supermami va a hacer su clase de zumba y va a hacer patchwork, la HermanaMayor hace su extraescolar de baile, el HermanoMenor va a su clase de natación (conmigo) y yo también intento hacer algo de deporte en alguno de los huecos que quedan…

Todo se ejecuta de tal forma en la que todos debemos poner nuestro granito de arena; si alguna de las cosas que debemos hacer los mayores sufre cambios es muy probable que acabe afectando a alguna otra de las previstas.

Los engranajes comienzan a funcionar algo pasadas las 15.00, cuando la supermami se dirige a hacer su clase de Zumba semanal; continúa con la recogida del HermanoMenor de la escuela infantil. Mientras esto sucede yo he salido del trabajo y me dirijo hacia el gimnasio para echar el hígado hacer algo de deporte hasta que me entreguen la mercancía el pequeñajo y me vaya con él a la piscina. Mientras yo estoy en el gimnasio, la supermami intentará preparar algo para que la cena de los peques sea a su hora habitual. Cuando el HermanoMenor ya está conmigo, ella va a buscar a la HermanaMayor al colegio tras su extraescolar de baile y se dirige hacia casa. Allí la pequeña se quedará un rato con los yayos hasta que lleguemos de la piscina nosotros mientras la mama hace su clase de manualidades (y de paso los abuelos pasan un rato con los nietos). Luego tomo el relevo definitivo y les acabo de preparar la cena.



Si todo ha ido como debería, todos los miembros de la familia habremos hecho deporte, los peques habrán cenado a una hora razonable (los adultos, por un día, cenaremos cuando los más pequeños estén durmiendo), habremos atendido nuestras obligaciones / actividades y acabaremos el día exhaustos pero satisfechos…

Nosotros no tenemos tiempo de aburrirnos, ¿Y vosotros?

Fuente: este post proviene de Blog de yanopadrenovato, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: tiempovida diaria

Recomendamos