Padres

Myspanishsoul Idea guardada 6 veces
La valoración media de 14 personas es: Muy buena

Síndrome de agotamiento extremo y como evitarlo

Sindrome de agotamiento extremo

Te despiertas con el grito de alguno de tus Minis (tú ya hace tiempo que no necesitas despertador). Y saltas como un resorte de la cama. Es el escopetazo de salida a un día que sabes como empiezas, pero no como vas a terminar. De ahí en adelante, todo son prisas. Estás vistiéndote y tu cabeza va a mil por hora. Se han acabado los pañales. ¿Qué preparo hoy para almorzar? Además tengo cita con el pediatra, a ver si consigo ser puntual. Corres, corres, pero no llegas a ningún sitio. Al final del día, te desplomas en el sofá y de ahí ya no hay quien te mueva. Tus Minis duermen (si ha habido suerte ese día) y tú no puedes con tu alma. Te sientes exprimida y tu ánimo no mejora al pensar que mañana te espera un plan similar. Sientes que has entrado en bucle y no ves el final. Si un relato similar podría describir tu día a día. Presta atención. Quizá estés sufriendo el síndrome de agotamiento extremo de la maternidad.

A continuación describo algunos síntomas y qué hacer para evitarlo.

Síndrome de agotamiento extremo

Síntomas emocionales

¿Tareas que en circunstancias normales no te supondrían ningún problema, de pronto se te hacen un mundo? ¿Estás cansada desde que te levantas, sin importar las horas que hayas dormido?¿Actividades que antes te gustaban y entretenían, ahora te dan igual? ¿Vives con la sensación de estar corriendo sin moverte del sitio?

El síndrome de agotamiento extremo es, en el terreno de la maternidad, lo que el burn out en el terreno profesional. Personas sometidas a niveles de estrés altos y constantes durante un periodo prolongado de tiempo, empiezan a notar que pierden el control. La falta de descanso. El insomnio que en ocasiones se apodera de nosotros. O la falta de ocasiones para desconectar de nuestro yo maternal para seguir cultivando nuestro yo personal, nos llevan poco a poco a esta situación. Ser madre veinticuatro horas no es fácil y puede llegar a pasarnos factura.

A pesar de lo desconocido del nombre, es una situación que se presenta en muchas mujeres que, llegado un punto, se hallan sobrepasadas. Sobrepasadas no sólo por su rol como madres, sino también por los roles que junto a éste siguen desempeñando: esposa, empleada, amiga. El nivel de saturación puede llegar hasta tal punto, que puedes empezar a aislarte. A sólo querer estar sola. A que te entren ganas de llorar sin tener un motivo aparente y a que la sensación de frustración te invada.

Síntomas físicos

Físicamente también lo vas notando. ¿Te levantas por las mañanas con agujetas por todo el cuerpo, aunque no has hecho deporte? Un día suelto puede que nos haya pasado a cualquiera. Pero si es una sensación que se prolonga en el tiempo, ponte alerta. A pesar de que siempre has contado con un buen sistema digestivo, ¿de pronto notas que tienes trastornos intestinales? Es posible que sea un simple virus, pero piensa que las casualidades no existen y que quizás tu cuerpo te este queriendo decir algo. Dolores de cabeza recurrentes son otra de las señales que te deberían poner alerta.

¿Qué hacer?

Si sospechas que puedes estar sufriendo este síndrome de agotamiento extremo, toma medidas. No es ninguna tontería. Piensa que para que tu familia esté bien, tú tienes que estar bien. Si te pasas el día cuidando de tus Minis pero estás amargada, ellos lo terminaran notando. Si además trabajas fuera de casa también, tu estado de ánimo repercutirá en tu trabajo. No seas tozuda y pide ayuda.

Tu píldora de la felicidad

Quizá el padre de tus Minis esté demasiado ensimismado en su día a día y no se esté dando cuenta de lo que te pasa. Házselo saber. Establece rutinas en las que él se haga cargo de los niños y tú tengas tiempo sólo y exclusivamente para ti. Ya sea darte un baño, irte de compras o quedarte en casa mirando el techo. Reserva veinte minutos de microfelicidad al día. Ese tiempo es sagrado y será gran parte de tu medicina.

Cuida tu alimentación

Mens sana in corpore sano. Cuida tu cuerpo con una alimentación sana. No abuses de las pizzas congeladas, las bolsas de patatas o los dulces. Ya sé que es muy socorrido y que quitan el hambre sin ensuciar la cocina. Pero no es una solución para todos los días. Cómo te sientes depende en gran medida de lo que comes, si no me crees haz la prueba. Dedica un rato del fin de semana a organizar las comidas de la semana. Aprovecha lo que cocines esos días para reservarte una fiambrera en el frigorífico que sólo tengas que calentar el día que vayas a comerla. Tu cuerpo y tu estado de ánimo lo agradecerán.

Haz deporte

Ligado con lo anterior. Ya sé que la vida apenas si te da para ducharte con lavado de pelo incluido.  ¡Cómo para pensar en ir al gimnasio! Querer es poder así que busquemos alternativas. Ya sea una hora de Pilates o Yoga a la semana (menos da una piedra) o haciendo deporte en casa aprovechando una de las siestas de tu Mini. Lo importante es dedicarte un ratito a otra tarea que te saque de la rutina de las papillas y los pañales. Y que además llene tu cerebro de endorfinas.

Paseo diario

De pronto ves que se está haciendo de noche y ¿aún no has salido de casa ese día? Un paseo de media hora te renovará las pilas para lo que quede de jornada. Combínalo con algún recado como hacer al compra o pasar a comprar pañales, si es que necesitas una excusa.

Amigas en tu misma situación

No eres la única que se siente así. Creo que casi todas las madres nos hemos sentido alguna vez en esta situación. Queda con amigas y comparte tus pensamientos, frustraciones y claro que sí, también las alegrías. Te consolará saber que hay más mujeres que se sienten o han sentido como tú. Quizá haya alguna que ya haya superado una situación similar y pueda ayudarte con su experiencia.

Y como siempre, relativiza

Es fácil decirlo, pero lo dicen todas las madres y por algo será. Disfruta de tus Minis todo lo que puedas, a pesar del agotamiento. Crecen rápido y antes de lo que piensas no te necesitarán tanto. Lo cual te dará margen para hacer más tu vida, dejando seguro un sentimiento de nostalgia a su paso. Siéntete orgullosa hoy de lo bien que lo estás haciendo y en el futuro, de haber sacado el máximo provecho a esta etapa con tus Minis.

¿Conocías el Síndrome de agotamiento extremo? ¿Cuáles son tus rutinas para “desconectar” de la maternidad?

Fuente: este post proviene de Myspanishsoul, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Spanish childrens fashion in Germany

Quiero leer este post en español Good morning! Do you like Spanish children’s fashion and you plan to be in Hamburg next weekend? Then keep reading! On December 7 and 8 I would love to meet you ...

Moda infantil española en Alemania

¡Buenos días! Si te gusta la moda infantil española y vives en Alemania. Sigue leyendo porque esta entrada te interesa. Los próximos 7 y 8 de diciembre tendrá lugar nuestro Primer Mercado Navideño de ...

Immtranslates en Mujeres que inspiran

¡A los muy buenos días! Es miércoles y desde hace una semana, ¿sabes lo que eso significa? Pues que te presento a una nueva participante de nuestra recién estrenada sección: Mujeres que inspiran. (Me ...

Volver al trabajo tras la baja maternal

Dos años y medio más tarde y dos Minis después, se acerca el momento de volver al trabajo tras la baja maternal. (Excedencia maternal o Elternzeit, si llamamos a las cosas por su nombre). ¿Qué se sien ...

Recomendamos

Relacionado

bebés parto salud ...

¿Se puede evitar la episotomía?

En España cuadriplicamos la tasa de realización de episotomías recomendada por la OMS, ya que se realiza en un 82,3% de embarazadas, y la OMS estima que ha de situarse en torno a un 20%: No es así en otros países como Holanda, donde se apuesta más por el parto natural y la tasa se sitúa por debajo del 25%. La episotomía es una práctica que consiste en una pequeña incisión en el periné para agranda ...

Hogar maternidad

el sindrome burnout o de agotamiento extremo tambien afecta a las madres-

estas agotada? el cansancio es constante? tienes la sensación de que la “vida no te da” para hacer todo lo que necesitas? Entonces tienes el sindrome burnout o de agotamiento extremo. Se trata de cuadros de estres prolongados que se han asociado tipicamente al trabajo, pero que tambien afecta a las madres no trabajadoras. Es un sintoma que afecta principalmente a las madres  con hijos ...

autoayuda síndrome de alienación parental

¿Cómo evitar el síndrome de alienación parental?

Consejos prácticos para evitar el síndrome de alienación parental en un caso de divorcio que afecta a los niños. Los que más sufren las consecuencias de un divorcio mal gestionado son los niños. Niños que en ocasiones son víctimas de los rencores no sanados de los padres. Si sufres una ruptura de pareja, recuerda que incluso aunque hayas roto, la ruptura solo hace referencia al vínculo de pareja, ...

Hoy reflexionamos

Síndrome de burnout o el de las madres quemadas

Suena el despertador, no sabes bien cuantas horas habrás dormido. Pones a calentar el agua para el té y la leche de los niños. Haces el zumo, preparas el almuerzo para el cole Empiezas a levantarlos, alguno remolonea, otro que no quiere desayunar, la pequeña que quiere teti estás agotada y sólo hace 15 minutos que saliste de la cama. Vamos, ¡que éel día promete! Con algún que otro debate sobre el ...

Embarazo fecundación invitro fertilidad ...

Embarazo de riesgo: ¿Se puede evitar el embarazo gemelar?

Cuando una es pequeña o adolescente sueña con ser mamá y, por qué no, tener gemelos en un futuro lejano. Pero a medida que vamos creciendo y adquiriendo madurez, el sueño del embarzo múltiple se va desvaneciendo, porque nos damos cuenta de que el trabajo y responsabilidad de tener gemelos se multiplicaría por dos: una experiencia solo apta para parejas muy valientes. A pesar de que en circunstanci ...

Soy Mamá

Estrés y agotamiento: sabes que existe burnout en la maternidad

Levantarte más temprano que los demás. Preparar el desayuno, fregar todo para que no se acumulen los platos. Despertar a los niños, prepararles la ropa, insistir para que se vistan pronto. Arreglarte mientras papá desayuna con los niños. Revisar que tienen todo preparado para la guardería o para el colegio. Llevarlos. Pasar por el mercado antes de volver a casa. Llegar y ver que todo vuelve a esta ...

pediatría depresion psicologia ...

Síndrome De Fatiga Crónica En Niños ¿De Que Se Trata?

Se han empleado diversos términos (mononucleosis infecciosa, infección crónica por el virus de Epstein-Barr, encefalomielitis miálgica y síndrome de disfunción inmunitaria) para aludir a un síndrome de fatigabilidad infrecuente asociado con síntomas somáticos leves o debilitantes. Este síndrome fue descrito en 1988 como un síndrome de fatiga crónica (SFC) debido a que el síntoma principal y consta ...

general mamá busca su sitio

El síndrome de 'Superwoman'

Si bien el otro día quise alertaros sobre el famoso sindrome de la "La perfecta Bree Van De Camp", hoy quiero hablaros de otro mal que nos aqueja a muchas de nosotras y no es otro mas que el llamado "Síndrome de Superwoman". Este complejo sindrome se caracteriza por creer que puedes con todo lo que se te ponga por delante, por intentar poder con mas y por sentirte mas y mas s ...

salud atlas padres ...

El síndrome de Atlas

‘'Padres cariñosos, leales, involucrados, preparados, cultos...casi casi rozando la perfección''. Así catalogan psiquiatras como el inglés Tim Cantopher a la nueva generación de padres todoterreno que parece imponerse últimamente en los países occidentales y que están creando un punto y aparte con respecto a los viejos patrones que regían nuestras familias hasta hace muy poco. Estos &lsqu ...

enfermedades alimentos contaminados consejos ...

Síndrome urémico hemolítico, ¿Cómo se produce?

El síndrome urémico -hemolítico (SUH) es la causa más frecuente de insuficiencia renal aguda en los niños pequeños. Se caracteriza clásicamente por la tríada de anemia hemolítica microangiopática, trombocitopenia y uremia. El SUH posee características comunes con la púrpura trombocitopénica trombótica (plaquetas bajas), excepto que esta última entidad tiende a presentarse en mujeres adultas jóvene ...