Un Papá en Prácticas Idea guardada 4 veces
La valoración media de 3 personas es: Buena

La fragilidad de la vida

fragilidad-vida


Leía recientemente la última novela del escritor argentino Eduardo Sacheri, ‘La noche de la Usina‘ (Premio Alfaguara 2016), cuando me topé con un fragmento que rápidamente me apresuré a marcar doblando, como tengo por costumbre, la esquina superior de la página. Decía lo siguiente:

Uno tiene su vida. Buena, mala, la que tiene (…)  Uno no piensa en lo frágil que es. O sí, pero a veces. Tampoco uno se puede pasar la vida pensando en lo frágil que es esa vida, porque la angustia sería perpetua. Insoportable. Y con la vidita de la gente que uno quiere pasa lo mismo. Con los hijos, por ejemplo. O con la mujer. Pensar que la gente que uno quiere, la gente que uno necesita es, entre otras cosas, entre otras fragilidades, un corazón que late, cinco litros de sangre que van y vienen, fluidos y neuronas, todo en un equilibrio que se puede romper así de fácil. Tantas cosas tienen que funcionar bien, o muy bien, o más o menos bien, para que siga la vida.

Tras leerla una y otra vez, que es una manía que tengo cuando una reflexión me gusta mucho, como si me obligase a mí mismo a memorizarla o tuviese miedo a que en cualquier momento las palabras fuesen a salir volando de la página, en lo primero que pensé fue en Mara. En ella y en todas esas veces en las que, superado por el día a día, por el cansancio, las noches sin dormir, los lloros, los gritos y las rabietas, he pensado que me gustaría volver atrás, que quizás me equivoqué queriendo ser padre. Y hacia ella, con el libro abierto en las manos, me giré sobre la cama mientras dormía, pensando en esa vida tan frágil suya que, si un día se resquebrajara, si un día dejase de funcionar bien en alguna de todas esas cosas que tienen que funcionar bien para que siga la vida, nos dejaría heridos de muerte para siempre.

Dos días después, coincidencias del destino, el precioso fragmento de Sacheri me volvió a venir a la mente mientras entrevistaba, para un reportaje que me habían encargado, a Marta Cienfuegos, fundadora de la Fundación Sanfilippo B y madre de Elena, una niña afectada por esta enfermedad rara que viene a ser una especie de alzheimer acelerado y comprimido en apenas dos décadas de vida, ya que la mayoría de niños aquejados no superan la adolescencia. Su hija nació aparentemente sana y se desarrolló durante sus primeros años con una normalidad también aparente. Luego, un día, algo que no funcionaba bien desde el principio se empezó a manifestar en forma de retrasos y pérdida de capacidades y Marta y su marido constataron lo frágil que puede llegar a ser la vida.

Desde entonces han luchado contra viento y marea en busca de una solución, han recaudado cientos de miles de euros para investigación y han tenido la oportunidad, cuando ya la creían perdida, de participar en un ensayo clínico que, como ella misma me dijo, les había dejado una sensación “agridulce”. Por el camino se han quedado un buen puñado de niños. Iker, un chico de Bilbao de apenas 11 años fue el último. Eso fue en septiembre. Una realidad que les llena de impotencia porque se conoce la causa de la enfermedad y, sin embargo, no se fomenta la investigación porque no es rentable (se calcula que hay unos 70 niños Sanfilippo en España). Como si la vida de unos niños y la de sus padres se pudiese medir en barriles de brent, como si la salud de las personas tuviese que ser tan rentable como las cuentas de Inditex.

Mientras la escuchábamos hablar al otro lado del teléfono, con el manos libres habilitado y la grabadora recogiendo su testimonio, la mamá jefa y yo nos mirábamos a cada segundo con la piel de gallina y las lágrimas asomando al balcón de nuestros ojos. Impotentes. Ojalá fuésemos Amancio Ortega y le pudiésemos financiar un rayo de esperanza en forma de investigación. Ojalá. De momento, por desgracia, sólo tenemos un arma: nuestra palabra, nuestra limitada capacidad de difusión. Iker o Elena podrían ser Mara, podrían ser cualquiera de vuestros hijos. La vida es así de frágil. Y muchas veces de aleatoria. Lo saben bien en la Fundación Sanfilippo B.

“Tantas cosas tienen que funcionar bien, o muy bien, o más o menos bien, para que siga la vida”.

.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas nostalgia ...

Cosas que tú ya no conocerás, pequeña

Decía Don Draper en el último episodio de la primera temporada de Mad Men que, en griego, ?nostalgia significa el dolor de una vieja herida. Es un dolor de corazón, mucho más intenso que un recuerdo”. Siempre me he considerado un nostálgico, quizás porque de vez en cuando me da por revivir momentos pasados y lo hago con mucha intensidad, como si los estuviese volviendo a vivir. O quizás porq ...

general andanzas conciliación ...

Papás en paro

Como os comenté antes del cierre del blog por vacaciones, agosto iba a ser un mes para pensar y reflexionar sobre nuestro futuro y septiembre se anunciaba como un mes para tomar decisiones y llenar nuestra vida de cambios. Y no me equivocaba. Y no lo digo porque en agosto tuviésemos mucho tiempo para pensar, que no fue el caso. Me refiero más bien a que septiembre ha empezado como preveíamos, sólo ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

general para debatir bebé ...

Frases de manual (#6): “Pues siempre se ha hecho así y no ha pasado nada”

Hoy, en la sexta entrega de la sección de frases del gran manual de la crianza, vamos a analizar una que muy posiblemente es la más repetida por los abuelos y en general por toda la gente de una o dos generaciones anteriores a la de los papás en prácticas. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que es LA FRASE. En mayúsculas. Ninguna se repite tanto en los primeros meses de vida de un bebé. Y ...

general andanzas alimentación autorregulada ...

Cinco cosas imprescindibles para el Baby Led Weaning

Hace unas semanas que empezamos a introducir poco a poco la alimentación complementaria a la pequeña saltamontes. En nuestro caso hemos optado por el Baby Led Weaning (BLW) o alimentación autorregulada. Para los papás y mamás primerizos y en prácticas a los que esto les suene a chino (como me pasaba a mí hace unos meses), os diré que es un método por el que el bebé aprende a partir de los seis mes ...

Andanzas

El día en que deje de quererte

Con Diana, la mamá jefa, me pasa un cosa. Leo historias, escucho canciones, oigo recitar poemas… e inevitablemente todas esas historias, todas esas letras, me recuerdan a ella. Me refiero a las bonitas, a aquellas que contadas con sensibilidad o crudeza (eso es lo de menos), son capaces de meterse dentro de ti y de navegar por tu interior hasta rozarte el alma con la yema de los dedos. Me pa ...

A Debate cachetes a los hijos maltrato infantil ...

Frases de manual (#17): “Por pegarle un cachete tampoco pasa nada”

Lo que más me gusta de las frases del gran manual de la crianza es ver cómo evolucionan al mismo ritmo que lo hace nuestra pequeña saltamontes. Las frases que nos decían hace un año van cayendo poco a poco por su propio peso y en su lugar aparecen otras que se ajustan más al momento vital que atravesamos en casa. Sumergidos de lleno como estamos en la fase de reafirmación del “yo” y de las rabieta ...

Andanzas

Vivir para comprender: mi absoluta admiración por la mamá jefa

Uno, por más que intente empatizar, nunca puede llegar a saber lo que vive o siente cada día otra persona hasta que no se mete en su pellejo, hasta que la vida no lo pone en una situación similar, frente a los mismos retos, incertidumbres y miedos. Es algo que sabemos todos, queramos o no reconocerlo. Lo vemos cada día con la situación de los refugiados, de los padres con hijos aquejados por enfer ...

general andanzas caminos del deseo ...

Los caminos del deseo: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Hace algunos meses, mientras leía (uno de esos placeres para los que cada vez tengo menos tiempo), me topé con una frase que inmediatamente quise guardar marcando la página del libro. Esa frase hablaba de los caminos del deseo. Cuando leas esto quizás aún no hayas oído hablar de ellos, pero te puedo asegurar que desde muy pequeña, antes incluso de empezar a andar, cada día eras c ...

general andanzas

Esos días en que no te separabas de mí: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Cuando leas esto, tú ya no lo recordarás. O puede que sí, porque con suerte, estos días de los que te hablo habrán sido reemplazados por otros. Sea como sea, quiero dejártelo por escrito. Y dejármelo también a mí. Perdona por este arrebato de egoísmo de tu papá en prácticas. Te prometo que cuando acabes de leer estas líneas me entenderás mejor. Estoy seguro de que cuando te llegu ...