Blog de NeuroMamá Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo la mamá? Sí pero, nunca tanto*

Cuando era soltera (y sin hijos) iba a la peluquería bastante seguido y siempre me chocaba ver a niñas no mayores de 6 años haciéndose la manicure y/o pedicure. A mí, esto siempre me pareció una aberración. Son niñas pensaba, son niñas y deben hacer cosas de niñas. Pintarse las uñas, hacerse tratamientos en el pelo, ir a tomar lonche o acompañar a la mamá a tomar un cafecito son cosas de grandes. Las niñas deben estar con las uñas bien cortas, con los pelos trenzados corriendo por todos lados, jugando con sus muñecas y dejando las peluquerías y los lonches o desayunitos para sus mamás. Si las mamás necesitan compañía, pues que se consigan amigas de su edad, pensaba.

Hasta que tuve  a mis hijas. Y más específicamente, tuve a esta hija. Ella es una clara representante del estereotipo de la feminidad: le encanta usar falda, tener el pelo largo, usar carteras y tomar "cafecito", su color favorito es el rosado y, por supuesto, ama pintarse las uñas y hacerse las manos y los pies. Y hasta acá todo bien. No me hago problema con que sea así, es más me encanta, pues a mí en mi familia siempre me critican por lo poco que cuido mi aspecto personal. Y verla a ella tan coqueta me causa gracia.

El problema para mí es, además de su corta edad, (tiene 3) en los valores que le inculco al permitir estas actividades de "grande". Es una niña, pienso, debería jugar en el parque con sus muñecas y tener las uñas negras de barro. Y por supuesto, que eso hace y lo hace todos los días. Pero, también le encanta lo otro. Y a mí me encanta que me quiera acompañar a hacer mis cosas. Realmente disfruto mucho su compañía pero, no puedo olvidar la promesa que me hice a mí misma de jamás incentivar en mis hijas este tipo de conductas agrandadas y poco naturales en niñas pequeñas. Y, sin embargo me veo a mí misma haciendo lo mismo que hace unos años tan duramente critiqué.

En mi defensa, veo a mi pequeña disfrutar y emocionarse tanto cuándo le ofrecen hacerle las manos en una peluquería de grandes, que me es imposible decir que no. Digo que sí, y por dentro me dan nauseas. Digo que sí, y la veo feliz pero, no puedo evitar preguntarme si no la estaré malcriando, si no estaré quemando etapas, salteándome su niñez y apresurando momentos que tarde o temprano llegarán. Además, ¿cómo puedo traicionar tan crudamente mis valores feministas del pasado? Quizá estoy exagerando. Quizá, es sólo un juego más jugar a ser cómo la mamá. ¿no?

Quizá. Pero, mi trabajo cómo mamá es guiarla y enseñarle lo que está bien, y lo que es apropiado para su edad. Y, en mi opinión, ir a la peluquería para una mani/pedi no es apropiado para alguien de su edad. Es difícil decirle que no y se vuelve aún más difícil con todos los cumpleaños y lugares que ofrecen un mini spa para las niñas y con tantas amiguitas haciéndolo. Y es más difícil aún, porque le encanta, y la veo tan tierna, que a veces, pienso que quizá me estoy complicando demasiado?  Quizá, si jugamos en la casa con esmalte de niñas? que sea grande como mamá, pero nunca tanto.
*Colaboración para la web Mamás Blogueras Peruanas
Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Las redes sociales y los niños

Las redes sociales están aquí y han venido para quedarse. Podemos amarlas u odiarlas pero, no podemos permanecer indiferentes pues, cada vez más los preadolescentes y adolescentes las usan (o piden us ...

En peleas de niños

…adultos sobran Cuando era niña y peleaba con alguna amiga o amigo no solía ir corriendo a acusarle a mi mamá, y no necesariamente porque no quisiera, sino porque cuando iba a contarle a mi mamá ...

Recomendamos

Relacionado

general escuela de padres imprescindibles

Sí puedes mamá. No es necesario gritarme.

Sí puedes mamá, estoy convencida de que puedes tomarte las cosas desde otro ángulo, desde otro punto de vista y enfocarte en el cambio que te voy a proponer. Llevo tiempo hablando de este tema, de los gritos y de las malas formas en las que a veces nos dirigimos a nuestros hijos y de la vulnerabilidad afectiva de nuestros peques. Hoy te propongo de nuevo que lo intentes, la cuestión es que estés c ...

general dni mamá canguro ...

Mamá Canguro.-

Hoy me he levantado con la sensación de ser una mamá marsupial. Eso sí, me he mirado y he visto que afortunadamente no me ha salido ninguna bolsa en el cuerpo, jejeje, menos mal a ver si no cómo la iba a combinar con mis modelitos, jejeje. Bromas aparte, no sé si alguna de ustedes se habrá sentido así en algún momento. Seguro que sí porque a todos los niños en mayor o menor medida les dan esos ...

general música

¿Cómo estaba la plaza?...Gira 'Tanto 2013' Pablo Alborán

Foto tomada por el artista al finalizar el concierto "Abarrotaaaá", haciéndo mía la expresión que tan de moda pusiera el Dúo Sacapuntas en aquellos algo lejanos 80. Acabo de llegar a casa y mis niños están durmiendo tranquilos. Creo que es la primera vez en ocho meses que salgo sin los dos; también es necesario tener espacio para una misma y yo lo he hecho esta noche pudiendo disfrutar ...

maternidad crianza familia ...

La hiperactividad, el déficit de atención y yo

Por Alexandra Grieve Hace tiempo que tenía la idea de escribir sobre mi experiencia personal con el déficit de atención y la hiperactividad pero, no fue hasta que asistí al santo de un amigo de mi hijo de 6 años – dónde las mamás presentes conversaban sobre el pésimo comportamiento de un niño - que tuve un deja vú a mi propia infancia y me animé a hacerlo. Efectivamente, el niño del santo er ...

Crianza Hijos Padres

Lo que mamá y papá nunca me dijeron

Mis papás se separaron cuando yo tenía 3 años. No tengo ningún recuerdo de ellos juntos, algo obvio tomando en cuenta la edad que tenía. Mi mamá nunca me comentó nada de su separación, mi papá nunca hizo comentarios sarcásticos, ni en doble sentido. Jamás se sentaron a hablar conmigo a explicarme las razones que tuvieron. Sí, yo me enteré de todo cuando estaba bastante grande para poder procesar c ...

Enero 2017

La mamá de India

Ahora soy la mamá de India. Creo que es el mejor título que puedo escoger para contaros mis primeros meses como mamá. No os voy a engañar y deciros que todo ha sido maravilloso, muchos días creía que si, que todo era perfecto, me siento feliz, llena y brillante al mirar a la pequeña pero el cambio que sufrimos las mamás después de un parto pasa factura. Los primeros días en el hospital os les cont ...

maternidad Amistad Reflexiones ...

Ni la mejor ni la peor mamá

Quítate esos prejuicios que te torturan, quita todas esas palabras descalificativas que alguna vez te han dicho los demás pues ellos no están en tus zapatos ni viven tu vida. Quítate ese peso que llevas en la espalda al querer ser a toda costa la mamá perfecta, nunca ha existido tal mamá. No, no lo eres, no eres la peor mamá, pero tampoco la mamá perfecta: eres una mamá real, una mamá a tu medida ...

general

La Segunda Vuelta Como Mamá

A dos días de convertirme en mamá por segunda ocasión, no puedo evitar recordar aquellos días antes de conocer a mi hija hace más de tres años, llenos de incertidumbre ante el gran cambio y la responsabilidad que representaría convertirnos en padres. Cuando conozco a unos papás primerizos emocionados pero temerosos lo único que puedo decirles es que una vez que tengan a ese bebe en brazos la vida ...

guarderías y colegios cómo no ser una drama mamá soy como mi madre ...

Cómo no ser una drama mamá

La nena es la autora de uno de los blogs de mamás más famosos del panorama. Y digo de mamás, no papás, porque, en esencia, estas entradas divertidas, locuaces y, sobre todo, muy críticas, son de una mamá para otras mamás. Y todas y cada una de ellas inspiradas en una mamá de las de antes, la madre de la bloggera que hoy firma su primer libro. 'Cómo no ser una drama mamá'. De título homónim ...