comunidades

Carrefour Kids y Supernanny: Consejos para una buena alimentación

Sólo con leer el título, cualquiera pensaría que voy a hacer un poco de publicidad favorable sobre este tema. Pero?no va a ser todo tan bonito como lo pinta el título.

Con motivo del lanzamiento de Carrefour Kids, la nueva línea de productos que ha diseñado Carrefour para los más pequeños, asistí a un evento de presentación para darnos a conocer estos productos. Y para charlar con Rocío Ramos-Paul o más conocida por todos, Supernanny, que nos iba a hablar sobre la alimentación infantil. El evento fue en Little Kingdom que tengo que decir que me encantó. Un espacio bastante grande, adecuado para que los más pequeños jueguen sin riesgos mientras los padres pueden tomar un café y una merienda casera tranquilamente. Un lugar donde hacen talleres y actividades lúdicas y también enseñan inglés. Tienen un castillo de bolas medieval gigante, por el que Sara no paró de subir y bajar. Una percha llena de disfraces de todos los tipos, para que puedan disfrazarse un rato. Y ellos son de lo más amable, pendiente de los niños, de su comodidad y diversión. Una pena que me pille un pelín lejos de casa, sino me hacía asidua a merendar allí de vez en cuando.
Carrefour kids


Tengo que decir que yo iba un poco reacia, pues las teorías de esta psicóloga no tienen mucho que ver con mi forma de educar y criar. Ella se basa más en pautas conductistas, con las que se adiestra a los niños a hacer las cosas que los adultos queremos. No he podido ver ninguno de sus programas entero, aunque lo he intentado en alguna ocasión. Siempre me ha parecido que en sus programas cogían a niños "con problemas de comportamiento" y les intentaban inculcar unas normas por medio de castigos, premios y sobornos. Siempre pensando en las necesidades de los padres. No he visto que nadie se parase a estudiar porqué el niño se comportaba de tal o cual manera, quizás había un problema de celos por un hermanito, problemas familiares o alguna otra causa que hiciese que el pequeño en cuestión no se "comportase como quieren los mayores" (nótese que lo pongo entre comillas porque muchas veces a los niños los califican de malos y de mal comportamiento cuando sólo se comportan como lo que son, niños). Bueno, no voy a seguir mucho con este tema porque no es de lo que iba a hablar hoy y además, como en todo, habrá defensores y detractores y habría que estudiar cada caso en particular.
Carrefour kids (4)


A lo que iba, que Rocío nos iba a hablar de alimentación. Tengo que decir a su favor que en persona y rodeada de madres no es tan estricta como parece en televisión. Hasta se reía con algunos comentarios que hicieron las madres. Aun así, nos dio algunos consejos para que nuestros niños coman bien que a mí no me gustaron, aunque en otras cosas sí coincidimos.

Según ella, tenemos que crear hábitos y rutinas para ordenar la vida de los niños y para organizar sus cabezas. Bueno, dicho así suena como si nuestros hijos fuesen juguetes de construcción que necesitan de la mano de un adulto que monte sus piezas adecuadamente. Creo que crear rutinas y costumbres es bueno para los niños, pues les ayudamos a tener un orden, pero sin llegar a obsesionarnos y sobre todo, sin hacerles sufrir por ellos. Nunca dejaría llorar a mi hija para que aprenda a dormir, por ejemplo. Así que los términos que ella usa no me parecen adecuados. Además, los niños saben adaptarse y no pasa nada por saltarse las rutinas de vez en cuando.

En este sentido la vi bastante más relajada de como la pintan en la tele: hacer partícipes a los niños de las comidas, eligiendo menús, ayudando a poner la mesa (todo según las edades de los pequeños), y haciendo que la comida sea un momento familiar donde poder hablar y escuchar a nuestros hijos. No obsesionarnos con las cantidades que comen y que las comidas no supongan una cuestión de discusión.

Rocío habló de no obsesionarse con la comida, no estar pendientes y dejar a los niños libertad en cuanto a la cantidad. Cosa que me pareció bastante razonable, la verdad. Pero en el tema de la variedad, ahí no coincidimos. Según ella, los niños tienen que comer de todo y si algo no les gusta, pues presentarle el alimento enmascarado o de forma lúdica o ya bien, con refuerzos y premios. Y digo yo ¿es que los adultos comemos de todo? Porque yo no, hay cosas que ni las pruebo y por muchos premios que me den o mucho que me quieran engañar tapando la comida, no la voy a comer. Entonces, debemos entender que a los niños les pase igual. No hay nada de malo en que los niños rechacen algún alimento. Primero, se puede sustituir por otras cosas parecidas y que sí le gusten. Y segundo, si aun así tampoco lo quieren, pues no se come y ya está. Si no quieren leche, no considero que ponerle encima virutas de chocolate o premiarle con una chuchería si se la bebe sea lo adecuado. Pueden tomar yogures o queso. O pueden alimentarse sin lácteos, los alérgicos evitan alimentos y comen otras cosas y no por ello enferman.

En mi opinión, muchos de los problemas de alimentación que tienen los niños los hemos creado los propios padres. Niños que sólo comen triturado durante años o niños que rechazan muchos alimentos. Pero si nos paramos a pensar, estas cosas podemos evitarlas desde el principio. Nosotros somos los que trituramos las comidas en forma de purés y papillas que luego queremos que dejen; nosotros somos los que les ponemos chupetes que luego queremos que dejen; nosotros los que les enseñamos a beber en biberón que luego queremos que dejen?. Y así podría seguir. Pues con el tema alimentación, si cuando los bebés empiezan con la alimentación complementaria, en vez de triturárselos todo se lo dejamos entero y a trozos, si ya desde pequeños se acostumbran a morder, chupar, probar, tocar, luego no nos encontraremos este problema. Igual que si no nos empeñamos en que coman determinadas cosas. Muchas veces es la insistencia de los padres la que hace que los niños se agobien y no quieren determinado alimento o lleguen a la hora de la comida asustados. ¿Cuántas veces hemos oído eso de que en el comedor del colegio comen de todo y en casa comen fatal? ¿No será porque en el comedor no están pendientes de ellos y en casa les agobian con la insistencia de que coman? Bueno, esto me daría mucho para hablar, ya lo haré en otro post.

Y ahora con respecto a Carrefour Kids, que es lo que fuimos a conocer. Carrefour Kids es una marca orientada para niños entre 3 y 10 años. Presenta una línea exclusiva de alimentos y de productos de higiene, adaptados a los gustos de los más pequeños de la casa. Los productos cuentan con envases atractivos que cuentan con alguna sorpresa para los más pequeños, como juegos y pasatiempos, ideados para su entretenimiento.
Carrefour kids (5)
Carrefour kids (2)


No pude ver todos los productos que están sacando a la venta. Hay productos de higiene, como las tiritas de dibujos que hacen que curar una herida sea mucho más fácil. O el champú tiene un olor que hace que Sara se quiera lavar el pelo. Además no pica en los ojos. Pero con respecto a la comida, no vi comida saludable, batidos y zumos envasados, que contienen un montón de azúcar y que yo prefiero evitar, gusanitos y snacks? También hay agua, cereales y yogures que conviven con fruta triturada y quesitos. La verdad, eché un poco de menos comida más sana, también se pueden presentar verduras y frutas con envases atractivos. Pero más o menos, esto sigue la línea general de otras marcas y sus comidas para niños. Yo prefiero que mis hijos coman comida de adultos, sin entrar en los menús y las comidas preparadas especialmente para ellos, aunque también reconozco que tomarse un zumo de paquete una vez no les va a hacer daño, igual que comer pizza o una hamburguesa de vez en cuando. Pero bajo mi punto de vista, este tipo de comida no es la mejor para desayunos y meriendas habituales.

¿Qué os parece? ¿Dais a vuestros hijos mucha comida de este tipo?

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cuando llegamos a casa con un bebé recién nacido, un bebé que toma teta a demanda, de verdad, sin horarios, sin restricciones, nos encontramos con que las noches pueden llegar a ser muy largas. Los re ...

De nuevo, un libro entra en nuestra casa para hacernos pasar unas horas entretenidas y en esta ocasión, para ayudarnos a superar algunos miedos. El libro viene de la mano de Gemser. Sara tiene varios ...

Soy consciente de que muchas mujeres se van a sentir atacadas, enfadadas e incluso ofendidas. Pero no es mi intención. Escribo esto para ayudar. Sí, quizás no a las madres que no dieron de mamar porqu ...

Recomendamos