Educar para el futuro Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuando un niño se porta mal, simplemente se ha equivocado.

Llevo en contacto con la Disciplina Positiva 3 años y casi 2 de ellos aplicándola a conciencia, estudiándola, equivocándome…¡por supuesto! y lo cierto es que estoy entrando en una etapa en la que mis hijos, que son más mayores, comienzan a aplicarla en sus vidas. El otro día estaban ellos dos jugando y tenían que repartirse los juguetes, pues el mayor le estaba diciendo al hermano cuál de los dos juguetes que él le ofrecía quería “ésto o éste, tete” le decía….me hizo mucha gracias, ¡¡le estaba dando opciones limitadas!!

Por otro lado, mis niños, también me devuelven aprendizajes y me hacen de espejo….lo cual me sirve para ver hasta qué punto tengo interiorizada la verdadera esencia de la educación que deseo transmitirles. Y algo que me doy cuenta que necesito trabajar es en relación a la culpa, a los errores. Mis niños cada vez que tienen un conflicto atacan con aquello de: “¡¡¡¡Ha sido culpa del tete!!!!” o el “¡Por tu culpa!”.  Una vez, después de un problema que ni recuerdo lo que era, les pregunté qué necesitábamos hacer ahora y me contestaron: “nos merecemos un castigo….” ¿¿¿¡¡¡queeeeeeeeeeé!!!??? ¡Menudo chasco me llevé! ¡Si no creo en los castigos! ¿Por qué mis niños están desarrollando esta creencia?

Pues bien, tocaba reflexionar y pensar en varias cosas:

¿Cómo me tomo yo mis propias equivocaciones?

¿Cómo actúo frente a sus errores? ¿Mi actitud demuestra lo mismo que mis palabras?

Sobre lo que ocurra fuera de casa no podemos hacer mucho (quizás me dijeron eso porque lo habían visto en unos dibujos de detectives en que resuelven casos y que cuando encuentran “al culpable” le imponen una sanción por lo que han hecho…) sea lo que sea, es mucho lo que podemos hacer si “somos nosotros el cambio que queremos ver en el mundo” cómo dijo Ghandi.

Vamos a ver qué sí podemos hacer en casa frente a los errores de los niños: Cambiar las creencias sobre los errores y las malas conductas en los niños.

Sad boy. Depressed teenager at home. Problems at family


Los niños no nacen enseñados, llegan a este mundo y tienen mucho que aprender, muchas decisiones que tomar y muchas personas con las que relacionarse. Continuamente tienen que tomar decisiones sobre lo que sienten, lo que piensan y lo que van a hacer.

Dos de la maneras en que los niños más aprenden en la vida son la imitación y el ensayo-error, es decir intentando hacer las cosas y equivocándose.

EL APRENDIZAJE POR IMITACIÓN:

A través de este aprendizaje se aprenden muchos hábitos y actitudes que con el tiempo pasan a un nivel inconsciente o automático. “Los niños ven, los niños hacen”, como decía el anuncio de T.V.

Nosotros somos sus modelos principales y los niños se fijarán en nuestros actos y actitudes, y nos copiarán hasta en los detalles más insignificantes. A veces les decimos una cosa pero nuestros actos y nuestra actitud les envíe el mensaje contrario, como decirles “no grites”, gritando nosotros. Ante dos mensajes contradictorios los niños siempre harán caso a lo que vean y no a los que escuchen. Puedes comprobarlo tu mismo en situaciones del día a día porque a ti también te puede pasar. ¿Alguna vez una persona te ha dicho o pedido que hicieras una cosa pero estaba haciendo justo lo contrario? ¿Qué sientes ante esa falta de coherencia? Quizás pienses que se confundió, quizás te sientas defraudado o incluso creas que no es justo que él pueda hacer una cosa y tu no. Yo recuerdo mucho esto cuando era pequeña, cuando los padres decían “No puedes comer esto, es malo para ti…” pero luego veías a tus padres comerlo y pensabas “¡Qué injusto! ¿Y por qué yo no puedo?”.

Así que es importante que seamos conscientes de si lo que les estamos pidiendo a los niños es lo mismo que hacemos nosotros. Les pedimos que vayan a lavarse los dientes de inmediato después de comer…¿nosotros lo hacemos? Les pedimos que lean todos los días… ¿nosotros lo hacemos? Les pedimos que sean amables….¿nosotros lo somos? Y así con todo lo que se te ocurra. En el caso de los errores, quizás les estamos diciendo que no pasa nada por equivocarse, quizás no nos enfademos cuando ellos hacen algo mal, pero…¿qué hay de nosotros y nuestras actitudes? Cuando algo no te sale bien y luego te lamentas y te “regañas” a ti misma (aunque sea internamente) tus hijos lo perciben y lo captan, porque aunque no digas nada, tu actitud no es la que demuestra “esto es un error y no pasa nada”.

Vamos a ver algo más…

EL APRENDIZAJE POR ENSAYO Y ERROR.

Gracias a este aprendizaje me atrevo a decir que se aprenden muchas habilidades, estrategias, y capacidad para solucionar problemas.

Los niños (como los mayores) se equivocan constantemente y de esa manera aprenden a cómo hacerlo o no hacerlo la próxima vez. Como con los juegos de piezas, los niños van aprendiendo en la vida a base de probar y ver que no encajan las piezas dónde han probado. Así que vuelven a intentarlo tantas veces como sean necesarias. ¡Esto es maravilloso! A los adultos nos cuesta mucho levantarnos tras nuestros errores…¿Te has preguntado por qué?

Porque seguramente nos castigaron por equivocarnos y desarrollemos la creencia de que equivocarse es malo. Ahora esa creencia no nos sirve y lo mejor que podemos hacer es cuestionarla y darle la vuelta: De los errores es de dónde más aprendemos; en el “conflicto” es dónde surge el crecimiento.  Mi propuesta con los niños es intentar tomarnos sus errores desde el punto de vista de que están aprendiendo y se han equivocado. Quizás un error puede ser chutar la pelota en casa y romper un cuadro, otro error puede ser tirar la sopa, o otro error puede ser simplemente equivocarse en los deberes….Frente algunos nos sentiremos más fastidiados que frente a otros pero si nos acordamos que tan sólo es un error que sirve para aprender, podremos transmitir a nuestros hijos un mensaje más positivo y sin miedo sobre los errores.

Cuando pensemos que los niños se están portando mal (y diferenciamos su conducta de un comportamiento propio de la edad y vemos que no se trata de eso) recordemos que los niños no se portan mal porque si, lo hacen porque van detrás hay una meta y en su camino por conseguirla se equivocan. Esta meta puede ser cualquier cosa: satisfacer una necesidad, expresar una emoción para lograr deshacerse de ella, o buscar el sentido de pertenencia que ya conocemos de la Disciplina Positiva.

Un niño que se porta mal es un niño que se siente mal, que no se siente tenido en cuenta… y para él, ese sentimiento puede significar ” que no lo quieren”.

Todos interpretamos el mundo bajo nuestra percepción, y los niños también, teniendo en cuenta que su interpretación de los hechos parte de su propio mundo, su inmadurez y necesidades. Así que el cómo interpreten los niños un suceso puede ser muy pero que muy distinto a lo que un adulto pueda llegar a interpretar.

Así que, en cómo tratemos los errores, incluidas las conductas equivocadas, estará uno de los puntos más importantes en la educación de los niños. Si nos centramos en culpabilizar, averiguar cómo ha pasado, quién ha sido y qué tiene que hacer para pagar un precio por su error, estaremos enfocados en la parte negativa. En lugar de eso, enfoquémonos en lo positivo, y veamos ese error como una genial oportunidad para enseñar (y aprender) una habilidad para el niño. Recuerda que será muy importante mantener la coherencia entre lo que decimos y hacemos o expresamos de manera no verbal.

Como adulto, ¿crees que es útil, después de equivocarte en algo, darle vueltas y más vueltas a el porqué te has equivocado, a lamentarte pensando que si hubiese hecho esto o lo otro todo habría sido diferente? o incluso  ¿decirte a ti misma que eres torpe o que no sabes hacerlo y no buscar ninguna solución? El pasado no se puede cambiar y hacer cábalas sobre lo que podríamos haber hecho y o dejado de hacer tan sólo nos hacer perder el tiempo y generar pensamientos negativos que nos llevaran a sentirnos mal.

Así que te propongo que a partir de hoy cambies el chip y veas cada equivocación y cada conducta de las que te parecen “malas”, como simples errores. ¿Que tal si cambiamos la frase: “este niño se ha portado mal” por “este niño se ha equivocado y está aprendiendo”? Así seguro que vemos con otros ojos sus conductas y podemos centrarnos en lo que de verdad importa.

¡Si te parece interesante este artículo te agradezco muchísimo que lo compartas en tus redes sociales! ¡Puede parecer un gesto insignificante pero para mi tiene mucho valor!

¡Gracias y hasta la próxima!

La entrada Cuando un niño se porta mal, simplemente se ha equivocado. aparece primero en Educar para el futuro.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

Qué hacer cuando tu hijo se porta mal

Cuando un hijo se porta mal nos encontramos ante un momento que reta la paciencia, no solo tenemos un reto a nuestra autoridad sino que, si se da en público, la obvia vergüenza por la mirada de otros padres y adultos que nos juzgan y el comportamiento del pequeño. Si a esto sumamos que la desobediencia puede tener consecuencias peligrosas, estamos ante una situación muy demandante. La educación de ...

general crecer juntos crianza con apego ...

¿Disciplina Tradicional o Disciplina Positiva?

En la carrera de psicología nos han enseñados técnicas de modificación de conducta que nos sirven para ayudar tanto a adultos como a niños a modificar determinadas conductas que son inadecuadas o poco útiles. En el caso de los niños las técnicas más empleadas son el castigo y los premios (refuerzo). A Lo largo de estos años nunca cuestioné estas técnicas por varias razones: le veía su lógica y ef ...

general crianza

¿Disciplina Tradicional o Disciplina Positiva?

En la carrera de psicología nos han enseñados técnicas de modificación de conducta que nos sirven para ayudar tanto a adultos como a niños a modificar determinadas conductas que son inadecuadas o poco útiles. En el caso de los niños las técnicas más empleadas son el castigo y los premios (refuerzo). A Lo largo de estos años nunca cuestioné estas técnicas por varias razones: le veía su lógica y ef ...

general diario maternidad ...

La relación con mis hijos parte 3

Cada día me siento mejor con la situación y los cambios que se van notando en casa. Como también decía el otro día una mamá del grupo En casa no se grita, me siento mucho mejor como madre y en otros muchos aspectos también. Ya no hay sentimientos de culpabilidad. Hay días malos y momentos de conflicto, y por supuesto errores por mi parte, pero sé que esto es solo una evolución. Sé que de los error ...

Familia desacuerdo de pareja educación sin castigos ...

Cuando papá y mamá educan diferente

Cuando en la pareja uno de los dos decide en cierto momento o desde el principio, educar con una metodología diferente a la tradicional como es la Disciplina Positiva y la otra parte no, se produce un desequilibrio y un gran malestar para la persona que ha tomado la decisión. A nuestra consulta llegan muchas mamás que desesperadas nos preguntan qué pueden hacer para que el papá de los niños no emp ...

ser madre ser padres general ...

¿De qué sirve sentirse culpable?

¿De qué sirve sentirme culpable? Esta es una pregunta que me hago justo después de todas y cada una de las veces que me siento culpable, y suelo llegar a la conclusión de que he perdido el tiempo. Me siento culpable por muchas cosas, incluso por cosas que ni siquiera he hecho yo. No sé cómo lo hago pero siempre acabo encontrando la conexión entre el hecho en si y yo misma, y acabo pensando en ...

general colaboraciones consultas disciplina positiva ...

NUEVA SECCIÓN: CONSULTAS DISCIPLINA POSITIVA

Cuando empecé el blog la idea era contar mis experiencias como madre, mi día a día con mis niñas. Tenía intención de hacer una especie de diario de nuestra vida, de nuestra relación como padres con Usar este diario a modo de autocrítica, para tomar perspectiva y saber cómo mejorar cada día, porque sé que no soy una madre perfecta y sé que puedo mejorar día a día. nuestras hijas. En este afán por ...

general colaboraciones consultas disciplina positiva ...

CONSULTAS DISCIPLINA POSITIVA: RESPUESTAS 1

Hola a todos. estoy encantada de escribir esta entrada, que forma parte de nueva sección del blog Consultas Disciplina Positiva. Hoy Nuria responde a 3 mamás angustiadas por diversos motivos. Como sabéis, Nuria es asesora experta en Disciplina Positiva y en ella se basa para resolver las dudas de estas mamás. Espero que os guste y os sirvan sus consejos y, si queréis hacer alguna consulta, estarem ...

general madres desesperadas maternidad con humor ...

Técnicas de huida cuando se ha quedado dormido

En estos más de dos años creo que hemos probado todas las posturas posibles para dormir a nuestro hijo. Sea con nosotros en nuestra cama, durmiéndolo en brazos, con cuentos, canciones, dejando que nos pellizce, arañe o tire del pelo, hemos experimentado un sinfín de métodos que seguimos explorando cada noche. Siento envidia de esas familias con niños que se van sólo a sus camitas y se duermen, o e ...

Entretenimiento Pequeñas terremoto celebraciones ...

¿cuando puede un niño ir solo a un cumpleaños?

Durante los meses de Noviembre y Diciembre a las pequeñas terremoto se les acumularon más de 12 cumpleaños. Muchos, la verdad. Pero los niños lo pasan de maravilla con sobredosis de azúcar y un ambiente de fiesta y gritos, por lo que intenté llevarlas a todos (a ambas porque iba con las dos daba igual quien estuviera invitada) y creo que solo faltamos a uno. Con 3 y 5 años, la verdad es que en nin ...