Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Entre gritos y rabietas de una bebé

rabietas.jpg
Como escribí en la carta de cumpleaños que le dediqué a nuestra pequeña saltamontes, “no ha sido un año fácil”. El primer año de vida de un bebé siempre es complicado para unos padres (sean estos primerizos o no), pero la cosa se dificulta un poco más cuando ese bebé cumple todas y cada una de las características que definen a un BAD (Bebé de Alta Demanda). Esas características iniciales que compartí hace un tiempo se van ampliando con el paso de los meses. Y una de las primeras en aparecer es el carácter. Un carácter fuerte, impaciente e intenso, de esos que echan para atrás.

Lo empezamos a comprobar antes de las vacaciones de verano (Maramoto tenía para entonces 9 meses) y lo estamos viviendo en nuestras carnes desde entonces. Dice la teoría que los bebés empiezan a tener rabietas (¡Las temidas rabietas!) sobre los dos años. Pues bien, nuestra little grasshopper las tiene desde los nueve meses. Y ahora que acaba de cumplir un año ya son tremendas. Como os he comentado también en alguna otra ocasión, hasta hace unos meses esas rabietas se circunscribían a un hecho muy puntual: Subirse en la sillita del coche. Ahora esos berrinches del coche son más intensos si cabe y, para hacerlo todo más fácil, hemos añadido nuevos motivos de rabieta: Vestirla, ducharla, cambiarle un pañal, no dejarla coger la ropa de las tiendas de un centro comercial, querer cambiarle el destino de sus pasos, volver a casa del parque… Todo eso y mucho más es susceptible ahora de convertirse en una rabieta de átate los machos.

Y por si con las rabietas no fuese suficiente, el carácter de Maramoto ha venido acompañado de otros colegas inseparables: Los gritos. Como todavía no le ha llegado el momento de comunicarse mediante la palabra, Mara ha decidido que lo va a hacer mediante gritos, así que nuestro día a día se ha convertido en una sucesión de aullidos que varían en intensidad dependiendo de la paciencia o la impaciencia que tenga en ese momento nuestra bebé. Que quiere coger algo y no llega, grito. Que no se lo das, grito. Que quiere que la cojas y en ese segundo en el que te lo pide no puedes, grito. Y gritos, y gritos y más gritos. Y oye, parece que le hemos dado una garganta con resistencia infinita, porque la tía se puede pasar el día gritando que no pierde un ápice de voz. Es un portento.

Lo curioso de todo esto es que muchas veces, cuando no puedes ya con tu vida y en plan desahogo lo cuentas a alguien cercano, todo el mundo te dice lo mismo: “Eso es normal con los bebés, todos son iguales”. Y yo me quedo a cuadros, porque soy parte de una familia muy numerosa, he tenido muchos primos pequeños, y nunca he visto nada igual. Este fin de semana, sin embargo, mis padres y mi hermana estuvieron en casa para celebrar el cumple de la pequeña saltamontes y pudieron vivir con nosotros como es nuestro día a día entre gritos y rabietas. Lo difícil que nos pueden resultar cosas tan rutinarias como vestirla o cambiarle un pañal. La odisea en la que se convierte salir de casa con el coche. La saturación que te puede llegar a causar la acumulación de gritos. Las rabietas incesantes en el centro comercial. Y creo que se dieron cuenta de que igual no exageramos cuando contamos las cosas y que si hemos perdido kilos, está más que justificado.

No, no es fácil vivir entre gritos y rabietas. A veces, incluso, nos parece que nos hemos metido en un capítulo de Supernanny sin fin. Pero no será ella quién nos ayude a nosotros. Tenemos nuestras propias herramientas. Entendemos las frustraciones de Maramoto. La abrazamos fuerte cuando entra en bucle de rabietas, aunque muchas veces (al menos aparentemente) sirva de poco. Y las respetamos. Aunque haya días en que no tenemos fuerzas ni para respetarnos a nosotros mismos. Y, sobre todo, amamos a nuestra pequeña saltamontes tal y como es. Con su nervio y su carácter indomable de espíritu libre. No queremos cambiarla. La queremos así. Aunque a veces los días se nos hagan un poco largos…

¿Cuándo empezaron vuestros peques a tener rabietas y a sacar el carácter que llevaban dentro?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

consejos crianza controlar las rabietas ...

Aprende cómo controlar las rabietas de tus hijos con estos sencillos consejos

La crianza puede ser un asunto problemático si tienes un hijo de carácter fuerte. Por eso, debes aprender cómo controlar las rabietas de tus hijos con estos sencillos consejos. Es frecuente ver como los niños entran en etapas de rebeldía y normalmente las personas tienden a asociar estas rabietas con problemas durante la crianza anterior a estos problemas. En muchos casos eso es cierto, pero por l ...

Andanzas rabietas

Sobre rabietas y estados físicos y mentales

Foto de Maramoto realizada por Enrique, del blog Papá llega tarde. Estamos atravesando un último mes y medio complicado. No es que los 30 meses de antes hayan sido más fáciles, que la mamá jefa me dice que tengo tendencia a dulcificar el pasado, pero lo cierto es que las últimas semanas están siendo una locura con las rabietas, especialmente para Diana, que tras el fin de la escuela infantil es la ...

Andanzas adoslescencia rabietas

aDOSlescencia: El bucle de las rabietas

Maramoto fue precoz con las rabietas. Con un año recién cumplido tuvo la primera. La primera grande, quiero decir. En los últimos meses, sobrepasados los dos años, atravesamos una racha de aquí te espero, con rabietas que se multiplican a cada minuto y por cualquier motivo. Todo ello aderezado, además, con la intensidad y la urgencia que sólo tienen las emociones puras de los niños. Sabemos que la ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...

general educación salud-enfermedad ...

Cómo gestionar las Rabietas

Las rabietas de los niños parece que tocan al adulto más allá de un simple fastidio. Todos hemos sido pequeños y hemos tenido nuestras rabietas.  ¿A qué se debían? Pues parece que nuestro pasado se actualiza cuando estamos ante ese niño o niña que grita, llora, pierde el control. “Los niños son auténticos y espontáneos por tanto sienten sus emociones intensamente. Cuando las expresan es para ...

general andanzas caminantes ...

Tres motivos por los que nuestra familia no sobreviviría en The Walking Dead

The Walking Dead cerró la semana pasada su quinta temporada dejando a todos sus seguidores (entre los que nos incluimos los papás en prácticas de Maramoto) sin aliento y con el corazón en un puño (No, no sufráis que no voy a hacer ningún spoiler). Al finalizar el último capítulo, y mientras hacía apuestas con la mamá jefa sobre los giros que podría dar el guión en la próxima temporada, me dio por ...

A Debate cachetes a los hijos maltrato infantil ...

Frases de manual (#17): “Por pegarle un cachete tampoco pasa nada”

Lo que más me gusta de las frases del gran manual de la crianza es ver cómo evolucionan al mismo ritmo que lo hace nuestra pequeña saltamontes. Las frases que nos decían hace un año van cayendo poco a poco por su propio peso y en su lugar aparecen otras que se ajustan más al momento vital que atravesamos en casa. Sumergidos de lleno como estamos en la fase de reafirmación del “yo” y de las rabieta ...

general andanzas andar a los 11 meses ...

Mara la andadora: Sus tres condiciones

Hace poco más de 15 días, recién cumplidos los 11 meses, Maramoto decidió que era el momento de empezar a andar. Dado el dominio absoluto que tiene del gateo, sus papás en prácticas pensaban que tardaría en dar el paso, pero nada más lejos de la realidad. Como con todo en este primer año de vida, la pequeña saltamontes se ha destapado como una kamikaze sin miedo a nada y con muchas ganas de comers ...

general andanzas lenguaje de signos ...

Los primeros signos: Un sorprendente inicio

Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho d ...

general andanzas celebración cumpleaños bebé ...

Un instante mágico

El pasado sábado celebramos en casa el cumpleaños de Mara. Y lo hicimos en dos tandas. Primero con una comida con los abuelos y otros familiares cercanos. Y luego, ya con sus globos y su vela (¡Su primera vela!), con una merienda a la que se sumaron algunos amigos que no quisieron perderse el primer cumple de nuestra pequeña saltamontes. Somos plenamente conscientes de que a esta edad aún se enter ...