La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Estado civil: madre cansada

Madre cansada. Puede que suene a coña, pero si me preguntaran cuál es mi estado civil mi respuesta sin duda sería esa. Creo que nunca jamás de los jamases he estado tan agotada como ahora. Hablo de cansancio, pero no solo de cansacion físico. El mental también pesa y hace mella, quizás incluso más que el físico. Porque del cansancio físico te puedes recuperar con más facilidad, pero el mental te taladra tanto la cabeza que no te deje ni dormir, por mucho que caigas rendida del agotamiento. Y pensarás que claro, cómo no voy a estar cansada siendo madre de tres hijos. En realidad, la cuestión no es tener tres hijos, que no soy la primera ni seré la última madre de familia numerosa. La cuestión es estar yo sola siempre y en todo momento, por y para ellos. Se nota infinito la falta de la pata de la mesa de esta familia que es papá. La cuestión es no tener ningún momento de descanso, ni durante el día, ni por la noche, ni llegado el fin de semana, festivos y fiestas de guardar. Entre la semana no paro desde que me levanto para llevarlos al colegio hasta que me acuesto por la noche, después de haber echado el primer sueño en el sofá, intentando ver alguna serie o película. Llevarlos al cole, hacer la compra, recoger la casa, preparar la comida, actividades extraescolares, parque, recados varios, cumpleaños e imprevistos, hay días en los que sentarme 5 minutos a comer es un lujo. Además intento organizarme para al menos poder dedicar tres mañanas a la semana a este blog, que no se mantiene del aire. Tarea harto complicada también porque sigo teniendo un bebote que cada vez se hace más presente y me dificulta aún más poder concentrarme un mínimo de tiempo entre que la lía por aquí y la lía por allá. Y por la noche el plan no es mejor. No es que mis hijos sean de mal dormir, pero el pequeño aún hace tomas nocturnas, y raro es la noche que alguno de los mayores no se despierta a por agua, pipí o se meten en la cama porque tienen pesadillas horrorosas -mentira cochina, se lo inventan para dormir conmigo- y por mucho que haya disfrutado del colecho con ellos, tienen una edad en la que dormir juntos se parece más a una tortura medieval que al recuerdo de su primera infancia. Normalmente los jueves por la noche estoy en modo crítico. El viernes por la noche, diretamente en estado terminal. Y luego llega el fin de semana, que se supone que es para descansar, pero yo sigo teniendo tres hijos que se levantan, desayunan, tienen que vestirse, salir a la calle… Y claro, si yo no me los llevo por ahí, no lo va a hacer nadie. Luego está la cosa de que en casa la ropa para lavar se multiplica que ya quisiera yo que se me multiplicara el dinero así. Y los cacharros para fregar. Y los juguetes desperdigados everywhere. Y así en modo bucle, over en over again. Me encanta cuando la gente me dice “mujer, tú no mires cómo está tu casa, si un día no limpias ¡no pasa nada!, ya se limpiará, lo importante es disfrutar!”. Y un carajo. Lo que no limpio, recojo, coloco, ordeno, se multiplica por cuatro, y al día siguiente es el cuádruple de trabajo. Y así es que el día que consigo que la abuela se quede con sus tres nietos, que es casi fiesta, lo dedico a poner mi casa en orden. Porque el caos es el mal, en serio. Cuando no tienes tiempo ni ayuda, lo único que te ahorra tiempo y te proporciona ayuda es mantener un mínimo de organización. Y así pasé mi domingo de Pascua, limpiando, ordenando, fregando y doblando toneladas de ropa. De los niños no me voy a quejar. Porque sí, dan trabajo como niños que son, pero me doy con un canto en los dientes porque los mayores con muy conscientes de nuestra realidad familiar. Aunque en ocasiones me la lían, debo sentirme orgullosa de lo mucho que me ayudan, de cuánto colaboran para que nuestro día a día salga adelante, sin ellos, sin mis mayores, si no fueran como son, creo que no podría. Llevo sola con los niños a tiempo completo desde que nació mi bebé, he estado cansada en el posparto, y cada vez que papá se ha vuelto a ir. Pero como me encuentro ahora, que no se si será por la primavera o qué se yo, no. En serio, no puedo con mi alma. Y lo peor, que no es consuelo, es que se que esto va a ser así de manera indefinida. Sí, realmente lo más agotador que he hecho en mi vida está siendo criar a mis tres hijos, fulltime. Lo que más energía y fuerzas me absorbe, lo que más tiempo me ocupa, la tarea más ardua, la que más esfuerzo y dedicación me exige. Pero como suelo decir cuando la gente se compadece de mi -cosa que me da mucha rabia, por cierto-, es que ojalá lo más difícil en mi vida sea esto. Firmo ahora mismo. En el fondo, por muy cansada que esté, por muy hasta el límite que me sienta, la realidad es que soy feliz. Y es que si me tengo que dejar la vida en alguien, que mejor que sea en mis hijos.

La entrada se publicó primero en La aventura de mi embarazo.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

ser madre maternidad bebes ...

La maternidad, un estado de enajenación mental... permanente

La maternidad, un estado de enajenación mental... permanente

Lo siento, pero es así. Ser madre te sumerge en un estado de enajenación mental y no, no es transitorio. De pronto, todo tipo de pensamientos catastróficos invaden tu mente, peligros de todo tipo acechan a tu bebé, ni siquiera descartas que haya quien pretenda deliberadamente matarlo. ¿Alguien puede asegurarte lo contrario? Ajá! No. Y nadie debería criticar nuestro estado de locura. ¿Acaso podría ...

general maternidad pareja y sexualidad

Ya estoy cansada

No sé si es porque estamos cerca a fin de año, o porque estoy cargando un resfrío que no me suelta desde hace más de 1 mes, o porque he aumentado mis horas de chamba fuera de casa, o simplemente porque ya llegué a mi límite y necesito descansar; pero ya no aguanto más. ¡Estoy agotada! No jalo ni un día más de colegios, nidos, actividades y pañales. Me cuesta un horror levantarme por las mañanas ...

niños autoayuda para mamás cosas mías ...

Ser mamá,¿lo mejor que te puede pasar en la vida?

Ser mamá es sin duda la experiencia más extraordinaria que he vivido, pero también es la experiencia que más veces me hace estar al borde del ataque de nervios. Será por que en casa tengo niños/monos.... (que me los quiero mucho a mis niños pero cuando los veo subirse a los árboles me confirman aquello de que "el hombre viene del mono"), que me hacen sufrir con sus saltos, escaladas, car ...

general

Inocencia en estado puro. (Y como sentirse una mala madre)

Esta mañana nos hemos levantado con el día gris y la niebla amenazando con entrar en casa y con mi neurona totalmente apagada. Estaba sentada en el sofá con mi taza de café soluble en la mano, intentando que mis ojos se abrieran de una vez por todas cuando veo aparecer a mi pequeño gran hombre por el pasillo con cara de absoluta indignación. ¡No ha venido! Me dice con una ojeras hasta el suelo y l ...

general actitud bienestar sostenible ...

El cansancio mental.

Hoy, me apetece compartir contigo este maravilloso artículo que recibí la semana pasada y que habla del cansancio mental, tema que me interesa mucho a nivel personal porque lo he vivido en primera persona, casi rozando la depresión. Es muy común dejar a nuestra mente en último lugar y llenarla de basura, impidiendo que cumpla sus funciones como proporcionarnos energía, claridad y ser el motor que ...

general actitud artículos ...

Cómo saber si estás cansada mentalmente.

Cuando nos sentimos agotadas damos por hecho un agotamiento físico pero es importante diferenciar entre estar agotada físicamente por hacer esfuerzo físico y estar cansada mentalmente por hacer otro tipo de excesos. Y cuando hago referencia a otro tipo de excesos quiero decir: .- Desconocer nuestras horas de sueño para realmente levantarnos descansadas. Yo soy muy dormilona pero con 7 horas voy b ...

Señales de que estás cansada de ser mamá y cómo solucionarlo

Todas tenemos momentos en los que nos sentimos estresadas, pero a veces ni siquiera nos damos cuenta de lo agotadas que estamos. Ser una madre cansada no solo es malo para ti, sino también para la gente que te rodea. Desafortunadamente, las madres constantemente tienen que ignorar sus necesidades.   Esta actitud de la "madre fuerte" es perjudicial para las madres y las mujeres en general ...

#hablamamá Embarazo Mamá Embarazada ...

¿Cansada de los opinólogos de oficio?

Sales embarazada y te vuelves una receptora de opiniones diversas, algunas coincidirán, otras chocan, algunas ni siquiera te cruzan por la mente, pero al final tanta información lo que te genera es incertidumbre y dudas. Los libros manejan muchos términos médicos, quizás no tienes tiempo de leer todas las revistas, sigues varios blogs de otras madres pero aún no te han dado la respuesta a tu pregu ...

general educación clases particulares ...

¡Qué cansada estoy de Science!

Science, science, science, ¡qué dolor de cabeza me da! Los que tenéis niños en Primaria seguro que estáis experimentando los problemas que está dando esta nueva asignatura. Desde hace unos años, implementaron en nuestro sistema educativo Science, esta bella asignatura, que no es otra cosa que Conocimiento del medio en inglés. Este cambio no se ha dado en todos los colegios pero sí en aquellos que ...

batiburrillo REFLEXIONES

Yo elegí ser MADRE

Cada vez tengo menos tiempo para mí, muchas veces llevo el pelo desarreglado, ¿pintarme las uñas? JA... los días de suerte. He engordado un montón y para rematar a raíz de mi embarazo gemelar desarrolle una diastasis (en otro post hablamos de esto) y estoy cansada de q me pregunten si estoy embarazada... Ya les contesto que sí y que estoy de 23 meses (a preguntas inoportunas respuestas...). Mis d ...