Un Papá en Prácticas Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cosas que dejan huella

?Todo viaja hacia su difuminación y se pierde y pocas cosas dejan huella, sobre todo si no se repiten, si acontecen una sola vez y ya no vuelven, lo mismo que las que se instalan demasiado cómodamente y vuelven a diario y se yuxtaponen, tampoco esas dejan huella?

Javier Marías, Mañana en la batalla piensa en mi

diadelpadre.jpg
El otro día, dando un repaso a los últimos posts que he compartido, me di cuenta de que quizás estaba hablando mucho de muchas cosas pero poco de aquellas otras que verdaderamente me marcan en mi día a día. Acontecimientos cotidianos que quizás por esa cotidianidad, por esa repetición diaria, pierden relevancia y prioridad a la hora de ser protagonistas principales en alguno de estos artículos que pueblan cada vez de forma más numerosa y consecutiva las calles de este pequeño rincón de la galaxia internet.

Así que hoy, aprovechando que es el Día del Padre (¡Mi primer Día del Padre!), quiero dedicar este artículo a hablar de esas cosas que marcan mi vida y cuya huella quiero que se plasme más allá de mi mente (que ya sabemos que es muy olvidadiza). Esas escasas pero valiosas cosas que aunque pasen sólo una vez o se repitan cada día siempre acaban dejando una huella en el interior del que tiene la suerte de vivirlas. Para que el día de mañana, cuando lo recuerde vagamente y se lo quiera contar a mi pequeña saltamontes, tenga un documento que respalde mis historias de abuelo cebolleta. Para que el día de mañana sean ellas las que prevalezcan y no todas esas quejas y maldiciones con las que regamos nuestros días.

Y mi pequeña bebé llena mis días de quejas y señales inequívocas de agotamiento físico y mental, pero también de momentos únicos que me recuerdan lo maravillosa que es la vida de un papá en prácticas. Momentos que empiezan con el despertar de cada nuevo día, cuando me desvela el despertador y al abrir los ojos me encuentro a Mara dormida a mi lado, con un brazo tocándome a mí y otro buscando el calor de su mamá. Como si quisiera estar segura de que nos tiene a los dos al alcance. Tan cerca como para poder estar completamente segura y dormir a pierna suelta. En un sueño profundo cuyo silencio se ve interrumpido de vez en cuando por un suspiro. Esos suspiros con los que la mamá jefa y un servidor morimos de amor y ternura cada día desde que nació nuestra bebé. Bendito colecho.

Momentos como los que me regala con cada sonrisa, con la boca bien abierta, cada vez que le digo cualquier tontería o busco su atención con cualquier ruido. Sonrisas cuya huella queda marcada especialmente cuando me las dedica mientras toma el pecho de su madre. En esos pequeños fragmentos de tiempo en los que escucha mi voz, deja lo que se trae entre manos por un momento, gira su cabeza buscando el lugar del que procede mi voz y me sonríe con una mirada que el papá en prácticas ve (o quiere ver) cargada de amor.

Instantes como los que vivo muchas noches, antes de acostarme, cuando la peque se duerme en mis brazos o la mamá jefa me la cede ya dormida. Y la miro. Y la vuelvo a mirar. Y me fijo en cada una de las facciones de su cara. En cada uno de los movimientos inconscientes que hace con su boca. Con detalle. Para retenerlos y recordarlos cuando ya no pueda dormirla en brazos. O ella no quiera, que será lo más probable.  Para poder contarle algún día que aunque a veces me vi superado por sus lloros y sus gritos, las únicas huellas que sobrevivieron inalterables al paso del tiempo fueron las que ella me marcó en esos momentos únicos que me regalaba cada día. Fuese o no el Día del Padre.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Mi bebé de 14 meses

Faltan dos días para que Dante cumpla 14 meses. Y acá estoy.. Cada 11 del mes me acuerdo de aquel 11 de Diciembre de 2015, un viernes largo, pero hermoso. Me acuerdo cada instante y lo volvería a vivir sin los nervios de aquella vez, que me jugaron una mala pasada. Ya pasó su primer año y ahora vamos sumando meses.. pasito a pasito el tiempo va volando. No sabía lo lindo que es compartir el mundo ...

3 meses bebe mi bebe

Tres meses con mi bebé

Uno de los inconvenientes de la trimaternidad es la limitación de tiempo a la que te ves sometida. Vamos, que no me da la vida, hablando claro. Desde que me levanto hasta que me acuesto no paro, y cuando digo que no paro es que no paro, porque incluso sentada en el sofá estoy dando teta, entreteniendo al chiquitín, leyendo un cuento o montando alguna Pin y Pon. Y esa limitación de tiempo se ve ref ...

4 meses bebe crianza ...

Cuatro meses con mi bebé

Mi bebé tiene ya cuatro meses y parece mentira que el parto, sus primeras semanas de vida, ese bebé pequeñito y la sensación de ser indefenso, me parezcan ya lejanas cuando hace tan poco que las he vivido. Es como ver pasar el paisaje desde la ventana de un tren en marcha. Sí, parece que fue ayer y ese bebé tierno ahora es un bebé aún más tierno pero la mar de simpático y un poquito gamberrete. ...

Bebés Desarrollo del bebé Maternidad

Mi bebé de 18 meses

Soy la mamá de un bebé de 18 meses. Hasta hace poco era la mamá de un bebé, así en general, pero cada vez siento que más que un bebé, tengo un niño como tal. La etapa de bebé va llegando poco a poco a su fin y mi pequeño va perdiendo esos detalles tan característicos, en pro de los que le van definiendo como un niño en proceso. Casi se me ha olvidado cuando era un recién nacido. Y solo han pasado ...

bebe bebé 6 meses crianza ...

Seis Meses con Mi Bebé

Soy un desastre de madre bloguera, mi bebé está a punto de cumplir los siete meses y aquí ando yo, apurando las letras para contar sus maravillosos seis meses y dándome cuenta de que me he saltado su quinto mes. Muy mal por mi parte, ya me auto flagelo yo si eso. El caso es que... ¡qué te voy a contar!. Mi bebé está precioso, espabilado, risueño, es un amor y me está reconciliando con el lado má ...

bebe dos meses recien nacido ...

Los dos meses de mi tercer bebé

Mi bebé ha cumplido dos meses y de nuevo he vuelto a enfadarme seriamente con él. Muy seriamente, porque no vale que crezca tan rápido, ¿dónde está mi recién nacido?. No es justo que ese bebé delicado, pequeñito e indefenso cada vez lo sea menos y comience a ser un recuerdo del pasado. Ese bebé que se pasaba gran parte del día durmiendo, se encogía como un bichito bola al cogerlo y abría sus ojos ...

8 meses bebe crianza

Ocho meses con mi bebé

Mi bebé, mi precioso bebé que es mi tercer hijo, acaba de cumplir ocho meses de vida. Y yo, en este caos de vida en la que me ha sumido de nuevo me doy cuenta de que me en este intento de dejar constancia de su primer año, he vuelto a saltarme un mes. Mea culpa, tengo la cabeza a las mil y abril -valga la rima- ha sido un poco complicado con virus y enfermedades varias. Quería haberme sentado a e ...

general familia niños

6 Meses

El tiempo pasa...y pasa tan rápido!!!! apenas quiero ya pensar el dolor que sentía el día 24 por la noche...aguantando para que al final, mi bebé llegara por cesárea urgente en la madrugada del día 25... Y ya han pasado 6 meses, medio año, lleno de retos y amor, mucho amor, porque mi pequeño nos ha llenado más aún si cabía. Una de las cosas que me preguntaba es si al segundo hijo lo querría como s ...

general 6 meses amor ...

Los 6 meses de mi bebé

Hoy es un día muy especial, mi bebé cumple 6 meses. No me lo puedo creer! Siempre lo digo, parece que fue ayer cuando me enteré de que estaba embarazada, y hoy mi leoncito hace medio año que está con nosotros. Así que esta entrada es para él: Hace exactamente 184 días que decidiste querer salir al mundo exterior. 183 que te dignaste a hacerlo. 182 días que te volví a ver después de que te llevar ...

Crianza inicio Maternidad ...

Horario y rutina con nuestro bebé 10 meses

Si eres una loca del orden y controladora compulsiva, entenderás cada palabra de este post como si las hubiera escrito para ti. Sinceramente, lo que peor llevo de ser madre (además de las horas de sueño acumuladas, el cansancio crónico y varias cosillas más), es no tener el control de mi vida como lo tenía antes. Soy una persona muy metódica y ordenada, y en cuanto se cambia algo de mi rutina, me ...