Blog de madreycoach Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

“Precio es lo que pagas, valor es lo que recibes”

Recientemente he visto que Warren Buffet ha publicado su carta #50. Al parecer es una tradición de la que solo tuve pinceladas y no me mantuve al tanto de la secuencia de las mismas. Solo sé que el magnate multimillonario tiene mucha sabiduría que mostrar y eso a mí siempre me ha llamado la atención: la gente que dice cosas interesantes y que pueden aportar a mi vida.

"Precio es lo que pagas, valor es lo que recibes"

Esta frase llamó mi atención al leer un artículo que mencionaba la carta #50. A decir verdad, no me terminé de leer el artículo y me detuve a redactar esta entrada en el blog. Sinceramente, al terminar de escribir volveré a la lectura y ya luego veré si me inspira a escribir otra cosa. Mientras tanto, analizo lo que me provoca a mí esta frase.

He tenido unos días intensos últimamente, de pensar y repensar qué quiero para mi vida. Siento que, hasta cierto punto, me he convertido en egoísta. Pasan los días y mi cabeza traiciona mi agenda, porque tengo los pensamientos volando más alto de lo que cualquier persona puede imaginarse. Situaciones personales han puesto mi cerebro en marcha y, en vez de hacerme desanimar, por el contrario, me han hecho justificar el esfuerzo extraordinario que estoy haciendo para salir adelante profesional y personalmente. Creo que estoy desarrollando una malla ciclónica anti-vampiros emocionales, algo así como que mis sueños no han podido ser atropellados por las opiniones o actuaciones de los demás. He pagado el precio (tanto mis padres como yo) de prepararme profesionalmente cómo lo he querido, y continúo haciéndolo. Ahora bien, ¿el valor que me ha traído esa preparación es el que realmente esperaba? Podría decirse que si, como podría decirse que no.

Podría afirmar que lo que he estudiado empírica y académicamente realmente ha dejado sus frutos: las relaciones valen más que el dinero. Hoy me encuentro en un mundo profesional del que tengo altas expectativas, sueños en proceso, y todo un mar de posibilidades que de solo pensarlo me mantiene las antenitas bien alertas. Siento que he aprendido a vivir despierta, a no dejar pasar las oportunidades, y a hacer nuevas relaciones (sanas relaciones) profesionales. Hay personas que no te aportan mucho, pero aun así debemos darle cabida para poder entender el lenguaje y la forma de ser de cada quien. Como dicen, hay de todo en la viña del Señor.

Ahora bien, vengo con mis preguntas: ¿lo que he hecho, hasta ahora, es decir el precio pagado, me ha retornado el valor suficiente para asumir lo que venga en el camino? Ayer alguien me hablaba de "quemar las barcas". Mucho se ha teorizado sobre este punto, pero es para valientes asumir un reto personal y profesional de conquistar los sueños que siempre tuviste. Hay que ponerse bien ajustados los pantalones para saber que, no importa lo que venga, irás por lo que quieres, asumirás las consecuencias y por fin irás por ese camino que siempre soñaste.

Nos llenamos de excusas constantemente para no abandonar el estatus que tenemos, por quedarnos en una zona de confort que en verdad, al final, no "reconforta" para nada el alma. Cuando miras atrás y ves que por cobarde no te lanzaste, entonces es cuando te lamentas por haberte sentado a ver el paso de los triunfadores.

Una vez hice un ejercicio de reflexión de donde extraje las palabras "me niego". Muchas personas critican mi actitud cuando hablo de este modo, pero es que en verdad me niego a muchas cosas solo porque "no tienen remedio" según dicen. Aquí tengo mi lista personal de las cosas a las que me niego:

Me niego a aceptar que alguien me ame menos de lo que yo me amo.

Me niego a vivir deseando ser otra persona. En mis manos está la responsabilidad de alcanzar ese "ser" que yo quiero ser.

Me niego a vivir envuelta en crisis económica y personal solo porque "las cosas son así" o porque "Dios así lo quiso".

Me niego a sentarme a ver el paso de los triunfadores. Prefiero hacer mi propio camino y alcanzarlos para caminar de la mano.

Me niego a asignarle a la fama o la fortuna la responsabilidad por mi éxito futuro. Si otros nacieron ricos y famosos, yo tengo tanto o más posibilidades de serlo, porque yo aprendí poco a poco y esa experiencia no tiene precio.

Me niego (como vi en un artículo recientemente) a permanecer en un estado de "bienestar aparente". Las apariencias no se hicieron para mí, no le temo a mostrarme cómo soy y a mostrar cómo están las cosas por aquí. Nadie es perfecto, yo tampoco lo soy.

Finalmente, me niego a no ser feliz. La felicidad es un estado personal, que cada quien lo vive como considera. Al igual que el éxito, cada quien tiene su definición.
Y tú, ¿qué precio estas pagando que te traerá valor?

Precio es lo que pagas, valor es lo que recibes. Si no estás haciendo bien las inversiones en tiempo, espacio, profesión, familia, pareja, hijos? ¿cuál será el retorno emocional para tu inversión?

¿Te están pagando realmente, en todos los aspectos (económico, emocional, familiar, laboral) por lo que tú vales?

Espero que estas preguntas despierten al verdadero ser que hay dentro de ti.

¡Suerte!

Fuente: este post proviene de Blog de madreycoach, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Es agradable vivir conmigo?

Ayer estaba en carretera camino a un pueblo de mi país por asuntos laborales. Buscando emisoras para variar la música encontré un programa (del cual desconozco el nombre de la emisora y las personas q ...

Recomendamos

Relacionado

general precio gratis ...

Valor y Precio

Todavía el Leoncito no ha tenido mucho contacto con el dinero. Alguna vez le damos las monedas para que sea él mismo el que interactúe con un tendero. Pero salvo la simple observación que pueda tener de cómo hacemos las compras, el dinero no es un tema con el que esté demasiado familiarizado. Tampoco le premiamos con dinero, y cuando alguien le quiere dar una monedilla simplemente le decimos que e ...

Monetización y SEO

Valor de un Post Patrocinado

Si quieres saber cómo calcular el valor de un post patrocinado, hoy voy a darte varias claves importantes a tener en cuenta a la hora de establecer un precio de artículos patrocinados en tu blog. Es importante conocer las diferencias entre “valor del post patrocinado” y “precio del post patrocinado”, ya que a menudo no se corresponde el precio pagado con el valor real del a ...

mindfulness cuentos budistas cuentos tibetanos ...

Cuentos tibetanos milenarios (II) El valor de las cosas

Segunda parte de la colección de cuentos tibetanos y budistas. Esperamos que te sirva para darnos cuenta del verdadero valor de las cosas. El valor de las cosas El primero de los dos cuentos tibetanos se llama El valor de las cosas. En cierta ocasión un aprendiz, que tenía muy poca autoestima, pidió consejo a su maestro. Le explicó que se sentía muy mal porque la gente a su alrededor decía que no ...

general desvaríos varios bebés ...

El valor del silencio en la paternidad / maternidad

El silencio. Un bien preciado que en nuestro día a día valoramos muy poco. Casi nada. Yo al menos lo valoraba muy poco. A veces me venía bien para pensar. Otras para estudiar. Y otras para leer. Recuerdo también que lo necesitaba para disfrutar del cine y que por eso me compré unos auriculares muy molones, ya que en el piso de mis padres los coches y las motos parecían meterse en el salón al pasar ...

Crianza con apego creatividad crianza ...

EL VALOR DE LAS PREGUNTAS

No sé si os habeis fijado alguna vez en el valor que tienen las preguntas… y cuántas nos hacemos a lo largo de nuestra vida.  Pasamos la vida entera haciendo y haciéndonos preguntas, algunas de ellas con respuesta y otras, no llegamos a responderlas jamás. Hace unos días, en una conversación con mi nena mayor, me fijaba en la cantidad de preguntas que puede llegar a hacernos en un momento y ...

crianza natural planes en familia comportamiento ...

Para ser feliz no necesita que le compres más cosas

Para ser feliz no necesita que le compres más cosas. Tu hijo, al igual que los míos, no necesita más objetos, más juguetes, cromos o lo que sea que te esté pidiendo ahora para ser más feliz. Puede que al negarle lo que te demanda le parezca que eres la peor madre del mundo, se enfade, te monte una rabieta pero tu sabes que en realidad estás actuando correctamente. Los niños de hoy, los que viven d ...

Todo lo que sé de la gente

Todo lo que sé de la gente es un álbum ilustrado de Combel Editorial, escrito por Jaume Copons e ilustrado por Raúl Guridi. Un álbum sobre las semejanzas y diferencias entre las personas que nos permite hablar con nuestros hijos sobre un valor tan importante como es la tolerancia a la diversidad. Breve sinopsis editorial Seguro que conoces a mucha gente, pues este libro habla de la gente. De toda ...

general cuentos pedagogía waldorf ...

El valor de los cuentos de hadas

"El alma del ser humano tiene una inextinguible necesidad de que la sustancia dentro de los cuentos de hadas fluya a través de sus venas, de la misma manera en que el cuerpo necesita  de sustancias nutritivas fluyendo dentro de sí mismo." – Rudolf Steiner Contar cuentos es una forma ancestral de transmitir conocimientos, valores, fantasías y recuerdos. Lo hemos hecho desde tiempos ...

general desarrollo personal educación emocional para niños ...

Educar en el valor del esfuerzo

Últimamente he leído muchos artículos acerca de “los niños burbuja”, pequeños que están sobreprotegidos por sus padres, y que viven rodeados de confort y comodidades, que rara vez se han enfrentado con sentimientos como la frustración o la pena. En lugar de hablar de “las terribles consecuencias de educar niños burbuja”, hoy voy a dar las pautas para evitar que esto ocurra, ...

niños mujer

Todo lo que no nos contaron del embarazo

Todas sabemos que cuando hablamos con una mami, las opiniones aunque cada una tiene la suya personal, coinciden en que tener un bebe es algo maravilloso. En medicina tan solo se refieren como un poquito de mal rato al momento del parto y te dicen que no te preocupes, que con la epidural no te enteras de nada. Y son muchas las mujeres que opinan que el mejor momento de sus vidas y cuando más guapa ...