Padres

Blog de fátima Idea guardada 40 veces
La valoración media de 184 personas es: Excelente

Aprendizaje y dislexia

Un trastorno que se puede solucionar

dislexia
La dislexia es un trastorno del aprendizaje que hace referencia a las dificultades para desarrollar el lenguaje, tanto a nivel hablado como escrito. Las personas que lo padecen tardan más en aprender a leer y a escribir, lo que no quiere decir que tengan un coeficiente intelectual inferior a una persona normal.Lo habitual es que este trastorno se localice en la niñez, aunque también se presenta en adultos. Se calcula que un 5% de la población en edad escolar sufre dislexia en algún grado, aunque no siempre se llega a diagnosticar.

 

Si no se le presta suficiente atención a un niño disléxico, la posibilidad de fracaso escolar se multiplica, por lo que es muy importante motivarle e influir en su educación de forma activa. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los expertos afirman que se trata de una patología, existe una corriente que asegura que realmente es un don. Es decir, que los disléxicos poseen un talento especial que proporciona a la persona importantes facultades en diferentes campos de la vida.


¿Por qué mi hijo es disléxico?

Las causas directas de este trastorno aún están por descubrir, aunque la tesis más aceptada es la de una disfunción en alguna parte del cerebro que interviene en el proceso de aprendizaje y ejecución de la lectura y la escritura. Además, suele estar acompañada de otros problemas, como la dificultad para orientarse espacial y temporalmente.

                                        
dislexia


Asimismo, hay que destacar la importancia del factor hereditario en esta patología. Aunque menos común, existe la posibilidad de adquirir esta deficiencia en la edad adulta, cuando ya se sabe leer y escribir. La principal causa de este cambio es el haber sufrido algún tipo de lesión neurológica.  

Existe un primer tipo de dislexia, denominada profunda o fonémica, en la cual se presentan trastornos de tipo semántico, como una dificultad para comprender el significado de las palabras. Un segundo tipo es la dislexia fonológica, que se manifiesta por problemas en la lectura. Asociada a esta, se habla de una dislexia superficial, que sólo se hace patente cuando los niños tienen problemas para leer o pronunciar palabras muy largas o complicadas.

 

                                      
dislexia2


 

La mayor parte de estos trastornos se diagnostican durante el aprendizaje del infante. Son las llamadas dislexias evolutivas, y los síntomas que normalmente se presentan, son inversión en la escritura y en la lectura, la adhesión u omisión de letras o las repeticiones y vacilaciones a la hora de leer o hablar.

 

Lo normal es que estas mermas desaparezcan a medida que avanza el aprendizaje mediante una táctica especial, pero si no mejora, se habla de dislexia madurativa, que suele ser señal de algún tipo de deficiencia mental. Aunque menos común, existe una dislexia adquirida que aparece como fruto de alguna lesión craneal que haya afectado al área del cerebro encargada del lenguaje.

 

Una dedicación especial

En algunas ocasiones, la dislexia va unida a la dificultad para pronunciar correctamente, sobre todo, en lo que se refiere a palabras anteriormente desconocidas o a las excesivamente largas y con combinaciones de letras complicadas. Esto puede conducir a una incorrecta comprensión de la lectura. De este modo, y según avanza el problema, el niño suele presentar malos resultados escolares, por lo que conviene estar pendiente para detectar y tratar el problema a tiempo.

                                         
niños

  La mejor técnica para descubrir si nuestro hijo sufre esta enfermedad es la observación. Si el niño presenta continuos errores en la lectura, si omite o añade letras en la escritura, si tiene dificultad para copiar los escritos de la pizarra, así como si duda a la hora de diferenciar entre izquierda y derecha o le es imposible seguir algunas instrucciones orales, probablemente estemos ante un caso disléxico.

 

Todo esto da lugar a una falta de autoestima en el niño que se suele reflejar en sus dificultades para integrarse con los demás alumnos.

 

Afortunadamente, con paciencia y constancia, se pueden eliminar estos problemas mediante un reaprendizaje, es decir, volver a enseñar al afectado a leer y a escribir, pero a un ritmo adecuado para sus posibilidades. Conviene que esta actividad se haga de la manera más amena y alegre posible, motivando al niño mediante la exaltación de sus éxitos para que gane seguridad en sí mismo. Es necesario que un experto analice el caso, pero sin duda, la atención de los padres y educadores es primordial para que el niño no se sienta rechazado y encaje en el sistema educativo.

 

Perspectiva positiva

Aunque la mayor parte de los estudios hablan de la dislexia como una patología, hay que destacar la teoría que afirma que los que padecen este trastorno poseen un talento especial derivado de las mismas funciones mentales que impiden leer o escribir con normalidad. Esta perspectiva asegura que la dislexia es una habilidad natural que proporciona a la persona especiales facultades en diferentes campos de la vida.

                                
libro

 

Por ello, los disléxicos tienen una gran habilidad para crear percepciones o para percibir o pensar de forma dimensional. Afirman que estas personas tienen una intuición más desarrollada, una mayor curiosidad por saber el funcionamiento de las cosas, una gran imaginación y creatividad, y tienden a pensar basándose más en las imágenes que en las palabras.  

De este modo, el estudio concluye que la dislexia no es debida a ninguna malformación cerebral, sino que consiste en una forma diferente de aprender y de percibir, ya que al pensar en imágenes, desarrollan cierta dificultad para manejar símbolos como letras o números.

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

salud bucal niños gingivitis niños problemas encías

La gingivitis en niños y adolescentes

Normalmente asociamos las enfermedades periodontales (de las encías) a la etapa adulta. Sin embargo, la gingivitis (inflamación y sangrado de encías) es un problema bastante habitual durante la infancia y la adolescencia. Así lo aseguran expertos de Vitaldent, compañía especializada en servicios odontológicos. En concreto, esta enfermedad ha aumentado en un 60% entre los pacientes más jóvenes. Den ...

general desarrollo desarrollo cognitivo ...

Grafomotricidad ¿qué es?

Muchos habremos oído en alguna ocasión el término grafomotricidad, sobre todo cuando nuestros hijos han empezado el cole o la guardería. Muchos sabremos más o menos qué es mientras otros tendremos que preguntar o informarnos. Hoy explico en este breve artículo qué es la grafomotricidad y qué actividades podemos realizar con nuestros pequeños para desarrollarla. ¿Qué es la gafomotricidad? Hablamos ...