Asi piensa una mamá Idea guardada 7 veces
La valoración media de 1 personas es: Normal

SI la palabra 'límites' no te gusta, prueba con esto, con tus hijos

Con o sin limites




La palabra límites no me gusta. Siempre la he sentido relacionada a castigo, a normas estrictas. Siempre me ha sonado opuesta a libertad. Por ello, cuando leía la revista Edúkame de este mes, me sorprendía la frase:

” Los límites aportan seguridad para aprender con libertad”

Lo primero que aprendo al empezar a leer es que la palabra disciplina, que me gusta tan poco como límites, viene del latín y significa enseñanza o educación. Oh! Yo pensaba que tendría que ver con castigo…¿por qué será?

Aun así, no me gusta lo que asocio a limites o a disciplina, pero me gusta el ejemplo que da la revista de qué pasa si nuestro hijo, con dos años, al jugar pega y nosotros no le decimos que eso no está bien, que no debe pegar. Si no le ponemos ese límite, cuando se relacione con otros niños bien puede pasarle que sus amigos dejen de querer jugar con él porque pega, o que sus amigos le peguen de vuelta. Ambas opciones no son un buen resultado. Y el quizás el pequeño ni entienda porqué. Me ha gustado este ejemplo porque en casa, al enana, pega continuamente cuando se enfada o se frustra.

Observándola durante meses me doy cuenta que pega porque no consigue expresar lo con palabras. Ella abre la boca como si quisiera decir algo pero como no le sale, no encuentra las palabras,…entonces levanta la mano y pega, o pelliza, o le tira a su hermana del pelo. Cada vez le he dicho que no se hace, y cada vez se echa a llorar en cuanto le digo eso. Y cada vez le cuento porqué ella tiene derecho a enfadarse, pero no puede pegar. Poco a poco (muy poco a poco) ha ido verbalizando los enfados y bajando la cantidad de veces que levanta la mano. Quizás le he estado poniendo un límite sin darme cuenta.

¿Pero cuales son los límites adecuados? ¿Como no pasarse? Desde Edukame nos sugieren preguntarnos si con ese límite ayudamos al niño o si lo estamos poniendo por comodidad nuestra o como una forma de expresar nuestra impaciencia o malhumor.

Otro ejemplo que puedo encontrar aplicado a nuestra casa es que las niñas saben bien que no está permitido cruzar la calle sin dar la mano a mi, a su padre (o a otro familiar) da igual que esté verde o no. Aquí muchas veces me he encontrado conductores que no respetan el paso peatonal, aunque vaya acompañado de luz verde para peatones, y con la altura de mis hijas y los tremendos coches que se conducen aquí…esa norma o límite no es flexible. En este ejemplo sí siento que con el límite les entrego seguridad, protección y amor. A la mayor siempre le han dado mucho miedo los ruidos, los camiones, etc, pero cruza segura cuando va de la mano, y generalmente no hay que pedírsela, ella te la toma cuando te acercas al cruce.

Un aspecto de la revista que me ha hecho pensar, es el fruto que se recoge con este establecimiento de limites. Limites que sean necesarios, no ponerle limite a todo (es que no me gusta la palabra, ya lo he dicho…) Espero que les permita, como nos cuenta Edukame, saber autolimitarse en la adolescencia, saber ellas solas qué está mal, o donde está el limite en la experimentación y el pasarlo bien típico de la edad.

Vamos con otro ejemplo. ¿Cuántos niños pelean para sentarse en la silla del coche? ¿Cuántos no quieren ir atados o preferirían ir adelante? Ese límite, en el que no cedo me da igual el rato que cueste subirlas y atarlas, se me ha hecho siempre difícil. A mi de pequeña me gustaba ir suelta, asomándome por la ventana, estirada durmiendo…peeeero eso no significa que a la hora de pensar en mis hijas no sepa exactamente cómo deben viajar para estar lo más seguras.

Aquí en Chile la norma dice que solo hasta los 4 años deben ir los niños en silla especial, por encima de esa edad pueden ir sencillamente con el cinturón. A mi la norma me parece insuficiente, pero independiente de la ley, mis hijas van a seguir circulando con sus respectivas sillas hasta que el cinturón les quede a la altura adecuada. Para mi con ellas esto siempre había sido una pelea. Las compañeras de colegio de mi hija mayor en su mayoría, como mucho, usan alzador, aunque el cinturón les quede alto. Y cuando van en el coche de otra mamá, nada. Los buses que trasladan a los niños del colegio a casa, por mucho que lleven cinturones, no les obligan a ponérselos porque los veo todos los días asomando por la ventana. Al principio se quejaba y quería ir como sus amigas. Yo siempre le he explicado porqué ella iba con silla y por qué iba a seguir así unos años más. Ahora sabe porqué debe ir así, lo entiende y ya ni pregunta. De hecho, la he escuchado explicar orgullosa ante sus amigas que ella va protegida en su silla del coche.

Rescato de este número de la revista es que los límites deben fijarse siempre desde el amor, y siendo límites que ayudan al niño a desarrollar su autonomía y a crecer seguro, no siendo estrictos y prohibiéndolo todo. Y me doy cuenta desde los ejemplos que esos límites, sin gustarme la palabra y sin pensarlo, son los que hemos aplicado por intuición en casa: niñas atadas en sus sillas cuando vamos en coche; para cruzar hay que dar la mano; todos los días no pueden comerse caramelos ni patatas fritas; hay que lavarse los dientes, no puede jugarse con cuchillos y cosas así.

Nosotros aceptamos que las niñas nos discutan estos límites, que muchas veces se enfaden porque no quieren aceptarlos. Los mantenemos porque sabemos que se algo bueno para ellas, y les explicamos porqué lo mantenemos. Poco a poco lo entienden y muchas veces les parece bien cumplir con ellos una vez saben a qué se deben. Pero con algunos límites tampoco me da miedo saltarmelos algunos días. La seguridad en el automóvil y al cruzar la calle no, pero sí hay días que se duermen sin haberse lavado los dientes, o que comen dosis triple de patatas fritas. No se puede ser perfecto tampoco ¿no?

Para cerrar, me quedo con esta frase (para la edad de las terremoto)

“Los limites en esta etapa deben estar enfocados a su orientación y protección sin coartar su potente iniciativa y curiosidad”

Si quieres leer el número completo de la revista para saber más sobre como poner límites desde el respeto, evitando abusar del no, y como manejar la frustración de los pequeños evitando también los castigos, suscribete aquí.

Más sobre límites respetuosos
 

 
Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Risas en familia

Necesitaba escribir este post para contaros sobre este juego. Navidad queda lejos pero es un juego que podéis ir apuntando en la carta a Papa Noel o los Reyes. Hacía tiempo que no me reía como me reí ...

Copihues y juegos chilenos DIY

Ha llegado septiembre!! Mes en el que Chile se llena de banderas, recibe la primavera y celebra sus Fiestas Patrias. Y hoy estamos en plenas fiestas, en días de asados, de bailar cueca, comer empanada ...

Crianzas especiales

Seguramente sabes, has oído y leído que la maternidad es un cambio para cada madre. Nos cambia prioridades, nos cambia los tiempos, nos cambia el cuerpo, nos cambia las sensibilidades, nos mueve nuest ...

Recomendamos

Relacionado

psicología infantil uncategorized

LOS LÍMITES… ¿HACEN FALTA?

mamabuhomallorca: Hola familia, Entrobun segundo porque me gusta mucho este enfoque. Buhito ahora tiene 4 años y seguimos aprendiendo cada día. Hablamos de los limites de cada uno. Incluyendo todos los miembros de la familia. Las perras no pueden entrar en la cocina. Y Buhito solo puede ver una peli se dibus al día. Sin duda creo que los limites deben existir. Al igual que las normas. Cada familia ...

Filosofía Montessori

Libertad con límites

Una de las bases más importantes en la Filosofía Montessori es la libertad del niño. Hay personas que creen que Montessori permite a los niños hacer lo que les de la gana y hay otras personas que creen que esta filosofía está llena de normas. ¿Por qué creéis que ocurre esto? Porque en realidad hay un equilibrio entre libertad y límites. La libertad en Montessori Tener libertad en un ambiente Monte ...

crianza natural inteligencia emocional trucos ...

5 reflexiones sobre los límites

Los límites y los niños es un tema que preocupa a muchos padres: Que si cómo poner límites a los niños, que si qué pasa si no pongo los suficientes límites o si pongo demasiados…..¿dónde está el límite de los límites? Llevo un tiempo reflexionando sobre esto. En muchas conversaciones o lecturas me encuentro con el tema de los límites y los niños. Muchas personas buscan en internet Cómo pone ...

Crianza límites

Los límites y los niños

Hace ya tiempo que me di cuenta de que uno de los grandes “problemas” en mi casa con los niños eran los límites. Bajo mi forma de verlo, no establecer límites a los niños no significa que vaya a servir para que no haya conflictos. Que eduquemos a nuestros peques dentro de unos límites no implica que tengamos que ser autoritarios con ellos, pero sí es necesario hacerlo, es más, que conozcan los lím ...

general consejos educación ...

Poner Límites a Nuestros Hijos

Los niños necesitan, para que puedan crecer respetando a otras personas, saber distinguir entre lo que deben y no deben hacer, así como saber lo que está bien y lo que está mal. Al ponerles límites a los niños les estamos enseñando a cumplir unas normas, un orden y un respeto siempre desde el afecto y la coherencia. A los niños lo que más les gusta es estar jugando todo el día, pero en ocasiones ...

Actividades Pequeños Problemas de conducta ...

Límites con los hijos: ¿Cómo lo debes hacer con tu pequeño?

Límites con los hijos cómo lo debes hacer con tu pequeño,  alguna vez se te ha dicho? “Necesitas aplicar más límites en la casa” Tu hijo/s necesita/n más límites”, “ Es necesario que establezcas límites con tu hijo/s,. Estas son frases típicas que se dicen a los padres de familia para que las conductas de sus hijos mejoren. Sin embargo, no se les explica con claridad, que es poner límites cl ...

Entretenimiento Maternidad y Crianza Pequeñas terremoto ...

¿Sé poner límites?

Hace un tiempo os hablaba de límites en este post, donde contaba que a mi, sólo con escuchar la palabra, igual que me pasa con normas o disciplina, me sale una asociación automática a castigo. En su día, como os explicaba en el post, entendí que hay límites  como no cruzar la calle en rojo; que de hecho yo ya ponía, y que mientras no se prohiba todo y se pongan límites pensando en el niño y no en ...

general actividades en familia edúkame ...

Límites: ¿Desde el amor o el miedo? - Revista mayo @Edukame

Ser mamá o papá no es fácil. No hay una "guía definitiva para ser un buen padres/madre", ya quisiéramos, pero al menos tenemos la revista @Edukame que mes a mes nos aportan guías para aprender no tanto a ser mejor madre o padre sino, yo diría más bien, a ser mejores personas. Conocernos a nosotros mismos, conocer cómo evolucionan nuestros hijos y aprender a enfrentarnos a los distintos r ...

escuela para padres educación escuelaparapadres ...

Escuela para padres: Límites en niños con TDA

El Trastorno por Déficit de Atención (TDA) es un trastorno neurobiológico y con rasgos conductuales, que se caracteriza por la presencia de tres síntomas: Déficit de atención, Impulsividad  e Hiperactividad motora y/o vocal. (Este último no se presenta en todos los casos). ¡OJO! se considera trastorno cuando estos comportamientos son frecuentes e intensos e interfieren en la vida cotidiana de los ...

crianza natural guardería y colegio planes en familia ...

Niños sin límites, padres sin autoridad

Lamentablemente todos conocemos casos de niños sin límites. Niños sin límites que al llegar al cole ejercen un poderoso efecto negativo sobre los demás. Niños con caracteres fuertes o sencillamente mal educados. Y cuando digo mal educados lo digo con todo el sentido de mala educación. El exceso de permisividad y la falta de autoridad de algunos padres da lugar a niños sin límites que navegan por e ...