Asi piensa una mamá Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿y qué hago si tengo que moverme con dos?

Este post es de esos que salen del baul de los recuerdos. Entre Noviembre y Diciembre, las niñas han tenido montones de eventos infantiles, en fin de semana o entre semana. No he parado de ir con las dos de un lado para otro, y me acordé de este post que quedó en borradores hace mucho.

Recién iniciada la maternidad, a mi se me hacía un mundo salir con las dos niñas. Pañales, mudas, juguetes, toallitas, cochecito, comida, chupetes y un largo etc…Salir parecía un drama. Casi prefería no salir, me daba la sensación que no podía, que mejor si alguien quería verme viniera a visitarme a casa.

Hasta que me fui de vacaciones con ellas, y el padre de las criaturas se quedó trabajando. Me fui a Barcelona con la mayor de 2 años y poco, y la peque de apenas 3 meses. Y estuve un mes entero! Por suerte en el viaje de avión iba la iaia también, y durante las vacaciones la madrina de la pequeña me ayudó el 85% del tiempo, especialmente con la mayor. Pero ese 15%…no sé como no me volví loca!!!

Dar la teta, acompañar al baño, dar de comer a una con la otra durmiendo en brazos, la una quiere ir al parque, la otra duerme en el sofá. que si la mayor se ha hecho pis, que si la pequeña vomita. Que si la una se despierta 20 veces hasta las 3 am, y la otra se desvela a las 5. Que si una tiene calor, que si la otra tiene frío. Que si mamá por aquí, que si lloros por allá,…recuerdo especialmente una quedada que lo resume bastante bien. Quedé con mis amigos de la uni para comer, y como yo era la única con hijos en ese tiempo, quedamos en el piso donde yo me quedaba. Cada uno traía algo y así todo era más fácil. Bien, pues yo figuraba empujando el cochecito de la mayor para que se durmiera, mientras la pequeña estaba en la bandolera entre durmiendo y pidiendo teta, y entre todo esto intentaba contarles mi vida a mis amigos, o enterarme de algo de lo que me contaban. Recuerdo haberme sentado en el postre…pero milagrosamente no los asusté con la bimaternidad jajaja.

Y el momento estrella del viaje…saliendo del Zoo con la peque rebentada de pasar toda la mañana caminando, y la pequeña dormida en el cochecito. Tenía que ir a un metro con ascensor (para las que sois de Barcelona, tenía que ir hasta Barceloneta desde el zoo. La mayor, destrozada de cansancio, empezó a patalear que quería brazos, tenía hambre y tenía sed. Con ella en brazos no podía empujar el cochecito. Logré recorrer medio camino hasta que la pobre se rindió y se sentó en el suelo. No daba ni un paso más. Desperté a la peque para llevarla a ella en brazos pero entonces quería teta…al final terminé en la Estació de Franca, moviendo con un pie el cochecito para que la mayor se durmiera mientras la peque tomaba teta, y después recorrí el resto del camino con la peque en la bandolera mientras empujaba el coche. ¡Cómo bajé de peso en ese viaje!

Recuerdo ese viaje y no sé como pude no volverme loca. Pero también recuerdo con una sonrisa mis paseos locos, mis quedadas con amigos en los parques.

Pero después de ese viaje, todo era pan comido. No había problema en salir o moverme con las dos. Y a las amigas con un solo bebé que me decían que salían cargadas como mulas de casa al parque, les contaba que algún día echarían de menos la tranquilidad de moverse con uno solo.

Después crecieron, la peque ya no era tan portátil con la bandolera…y de nuevo todo era un drama. No se estaban quieras, había que estar pendiente de mil cosas, llevar muchos más juguetes o ese zumo de casa que es “lo único que me quita la sed” y tantos otros detalles.

Pero trabajando media jornada la verdad es que intento organizar al menos una tarde a la semana con amigas de mis hijas en casa (esto da para otro post) o salir nosotras a visitar amiguitas. Y hoy, mirando hacia atrás, pienso que casi lo tenemos dominado. Las tres. Eso sí, no se quedan solas en ninguna parte, ni en cumpleaños ni en casa ajenas, que es lo que “me dicen” deberían hacer a esta edad (también os lo contaré en otro post). Pero a mi no me importa acompañarlas.

Saben que no se corre ni en la calle ni en un parking. Que en parkings hay que caminar pegada a la mamá o quedarse pegada al coche (un día una de ellas se llevó tal susto con un coche de esos enormes que se usan aquí que aparcó sin mirar que lo aprendieron de golpe). Que si queremos llevar mil cosas y mamá tiene dos brazos, o llevamos pocas o ayudamos entre todos. Que no vamos a un parque grande las tres solas porque no me gusta estresarme, así que buscamos parques pequeños. Que no pueden ir donde no me llegue la vista para verlas (esto la pequeña no lo tiene aprendido, pero en eso estamos)

Cuando les digo 10 minutos y nos vamos, no hay peleas, ni pataletas. Solo negociamos la cantidad de minutos. Y yo no sé como llegamos a este punto, pero lo agradezco. No sé en qué momento hicimos el cambio, pero me alegro. Porque me gusta ir con ellas para todas partes.

suscribete


Archivado en: Cosas de ladies, Pequeñas terremoto, Salidas con niños
Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Risas en familia

Necesitaba escribir este post para contaros sobre este juego. Navidad queda lejos pero es un juego que podéis ir apuntando en la carta a Papa Noel o los Reyes. Hacía tiempo que no me reía como me reí ...

Copihues y juegos chilenos DIY

Ha llegado septiembre!! Mes en el que Chile se llena de banderas, recibe la primavera y celebra sus Fiestas Patrias. Y hoy estamos en plenas fiestas, en días de asados, de bailar cueca, comer empanada ...

Recomendamos

Relacionado

embarazo semana 36 embarazo semanan 37 embarazo ...

Mis semanas 36 y 37 de embarazo

Al final he tenido que tomar como costumbre resumir mis últimas semanas de dos en dos. La verdad es que tampoco sucede nada especialmente relevante como para hablar de cada semana, pero me hubiera gustado dedicarle su espacio a cada una. Teniendo en cuenta que ya estoy de 38 semanas (y media) hasta voy con retraso. Pero si me dejo me veo pariendo sin haber reflejado mis últimas semanas de embarazo ...

Casos Reales asesora lactancia caso real ...

Una mamá, dos partos, dos lactancias

Hoy os traigo la historia de María, una mamá que ha vivido el nacimiento y la crianza de cada una de sus hijas de forma muy diferente: Una mamá, dos partos, dos lactancias. Mi marido y yo emigramos a Reino Unido por temas laborales, allí adquirimos cierta estabilidad y me quedé embarazada de mi primer bebé. En Reino Unido los partos son muy naturales y respetados, son muy diferentes que aquí en Es ...

Blog Bandolera portabebé ...

Cómo utilizar una bandolera con recién nacidos – Tour de Coton

Las bandoleras con anillas son una herramienta sencilla de utilizar con una vida útil muy larga ya que se pueden usar con bebés recién nacidos y hasta que ya son niños mayores. Por supuesto dependiendo de la edad y costumbres de los bebés, la forma de utilizarlas pueden ser algo diferentes, pero la base es la misma. Guiándonos siempre de la lógica, es recomendable portear de manera progresiva, par ...

general para debatir bebé en brazos ...

Frases de manual (#4): ¿Y la niña va cómoda en esa mochila?

La semana pasada, en el post en el que abordaba la tercera frase del gran manual de la crianza (“Tu acostúmbrala a ir en brazos, que luego ya verás…”), Virgina, del interesante blog Mamá y su Coquito, me hacía reparar en otra frase muy vinculada y que Diana y yo también hemos tenido que escuchar muchas veces. Aunque curiosamente nunca desde nuestra familia. Se trata de una frase ...

general para debatir abuelas ...

Frases de Manual (#2): “Esa niña lo que tiene es sueño”

La frase que nos traemos hoy entre manos es uno de los grandes hits del gran manual de la crianza de cualquier abuela que se tercie. También de cualquier bisabuela, tatarabuela y tía-abuela que comparta un rato con nosotros. Si la peque, hace unos minutos alegre y sonriente, se pone de repente inquieta, la causa parece evidente. Al menos para ellas. No digamos si a la comestible bebé le da por toc ...

Lactancia Las Aventuras de Mamá Ventura

Destete respetuoso

Un destete respetuoso debe ser “respetuoso” para todas las partes implicadas, es decir, para la madre y para el hijo. Destete Respetuoso: Mi Experiencia Si damos la teta, inevitablemente llegará el momento del destete. Hoy quiero hablaros del destete basado en el respeto y el amor. Porque no todos los destetes son traumáticos y frustrantes, de hecho, ninguno debería serlo. Mis Antecede ...

Lactancia

Lactancia a demanda sin horarios

Quiero hablaros en este post sobre la apasionante y salvaje lactancia a demanda, sin horarios, claro. ¿Qué es la lactancia a demanda sin horarios? Una lactancia a demanda sin horarios, es simplemente una verdadera lactancia a demanda. No podemos dar el pecho a demanda cada dos horas, ni cada tres, ni cada cuatro… A demanda significa cuando el bebé lo demanda, sea por hambre, por dolor, por q ...

bebe bolso para el hospital hospital ...

Cómo prepararse para el hospital: ¿qué llevo? ¿qué necesito? 

La emoción, la angustia y el millón de preguntas que te invaden son una parte "normal" de las últimas semanas de embarazo, entre ellas el tema de los bolsos para el hospital, que llevar? Que necesito? Y si me falta? Esto y lo otro... Recuerdo que yo hice mis maletas como unos dos meses antes, jaja era por que yo las hacia y deshacía, buscaba en internet, veía vídeos, esto y lo otro sobr ...

#TemaDeLaSemana

#ElTemaDeLaSemana: Cosas que hacía antes de tener criaturas y que echo de menos

Qué echo de menos, ¿Por dónde empiezo? Creo que lo que más echo de menos es leer. Es algo que siempre me ha encantado pero últimamente me cuesta encontrar ratos para hacerlo y por la noche (que sería el momento ideal) a las dos páginas se me cierran los ojos así que nada. Al principio lo conseguía porque mientras dormía en brazos, ya que no podía hacer nada, aprovechaba para leer pero ahora ya se ...

general crianza humor ...

Tengo superpoderes

Queridos lectores, hoy vengo a confesarme con ustedes, pues llevo sobre mis hombros una pesada carga, una losa que me acompaña de día y de noche y no me deja respirar. Tengo superpoderes. Poderes paranormales ¿Cómo te quedas? Todo ocurrió hace cuatro años y medio. Me hallaba yo tranquilamente en el jardín de casa de Losabues cuando, de repente, comencé a encontrarme mal. Un nosequé que qué sé yo ...