Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

sillita coche
Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, desde hace unas semanas Maramoto fluye como la seda en el coche para sorpresa de sus papás en prácticas. De vez en cuando tiene alguna rabieta, por supuesto, pero ahora podemos movernos en coche sin temor a tener que parar en el primer polígono industrial de turno. Como os digo, este método no tiene ninguna base científica ni sé si funcionará con otros bebés (tan iguales y tan diferentes ellos), pero son acciones que nos han ayudado a nosotros para conseguir que Mara la exploradora supere su trauma con la sillita del coche. ¡Vamos con ellas!

1. Estómago lleno: Imprescindible para que todo lo demás tenga éxito que la pequeña saltamontes esté recién comida o al menos sin hambre. Si tiene ganas de comer y encima la metemos en la sillita estamos introduciendo en el coche una bomba de relojería de mecha muy corta. Así que el primer paso es ofrecerle la tetita antes de iniciar el viaje. Con el estómago lleno, además, es más fácil que les venza el sueño con el movimiento del coche.

2. Explicarle al bebé todo lo que estás haciendo: Quiero pensar que nos entienden, porque a la mamá jefa le ha funcionado a la perfección este diálogo que establece con su renacuaja. Todo dicho con mucha dulzura. “Ahora vamos a subir al coche y me vas a guardar las llaves, ¿vale?”. “Ahora la mamá se va a poner delante a conducir y enseguida te coge”.  “Vamos a ir al supermercado y vamos a tardar muy poquito en llegar”. Y así continuamente. Explicándole en todo momento a Maramoto lo que van haciendo. Lo cierto es que esto, que así leído puede parecer un poco chorra, tranquiliza mucho a nuestra bebé. Aunque bien es cierto que es un trabajo diario para que los peques vayan cogiendo confianza y viendo que la sillita del coche no tiene nada malo.

3. La mamá viaja delante: A este aspecto le doy una gran importancia. La mamá jefa, además de hablarle mucho y con mucho cariño, empezó a coger el coche y a salir sin mi presencia, así que se vio obligada a ir delante. Luego, cuando viajábamos los tres, seguimos apostando porque la mamá viajase como copiloto. Y la peque empezó a llorar menos. Quizás porque no tenía a su madre al lado. A veces el papá en prácticas tenía la sensación de que lo que más rabia le daba a la peque es que su madre viajase a su lado y no la cogiese en brazos. Ahora la mamá vuelve a sentarse detrás, pero Maramoto ya acepta mejor su situación en la sillita.

4. El juguete filosofal: Mara tiene un juguete predilecto que le vuelve loca. Se trata de un llavero con llaves gigantes de colores. Como le gustaba tanto, decidimos que lo íbamos a bajar al coche. De esta forma, cuando se sienta en su sillita, tiene un aliciente que le llama mucho la atención y la entretiene durante buena parte del trayecto. Además, gracias a él, superamos el momento más traumático. Ahora sentarla es mucho más fácil porque ella tiene un entretenimiento a su alcance.

Como os he comentado antes, no sé si esto funcionará con otros bebés, pero si tenéis el mismo problema, no está de más intentarlo. Nosotros hace poco no podíamos ir ni al centro comercial que tenemos al lado de casa sin parar por el camino. Ahora podemos desplazarnos sin miedo a los arrebatos de la peque y la semana pasada, para que os hagáis una idea, hicimos incluso un desplazamiento de 80 kilómetros y tan contentos. Ya estamos planeando el próximo viaje a Valencia en coche. Esa será la prueba del algodón definitiva.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...

general andanzas bebés ...

La sillita del coche (y de la tortura)

Hace unas cuantas semanas, si no me fallan las cuentas (cosa que tampoco sería extraña…), en Planeando ser padres  nos hablaban de los diferentes tipos de llanto de su bichilla. Llantos que más o menos todos tenemos controlados. Aunque no estaría más resaltar que este dominio depende un poco de la destreza de cada padre para entender el siempre complicado lenguaje de los llantos, tan abierto ...

general andanzas caminantes ...

Tres motivos por los que nuestra familia no sobreviviría en The Walking Dead

The Walking Dead cerró la semana pasada su quinta temporada dejando a todos sus seguidores (entre los que nos incluimos los papás en prácticas de Maramoto) sin aliento y con el corazón en un puño (No, no sufráis que no voy a hacer ningún spoiler). Al finalizar el último capítulo, y mientras hacía apuestas con la mamá jefa sobre los giros que podría dar el guión en la próxima temporada, me dio por ...

general andanzas

Un papá en prácticas se toma un respiro (por vacaciones)

24 de julio. Desde hace ya tres meses tenía marcado este día en rojo en el calendario. ¡Vacaciones! ¡Sí, sí, sí! Las necesitaba como el comer. Imagino que como todo el mundo a estas alturas del año, con este calor insufrible que tiene al centro de la península en una ola de calor permanente desde que comenzó el mes de julio. Qué mal lo llevo. ¡Ay! Pero bueno, ahora ya no valen las lamentaciones, q ...

general andanzas bebé ...

Mara la Exploradora

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...

Andanzas

Los cinco tipos de personas que habitan el mundo de mi bebé

Como os comenté al regreso de las vacaciones, durante el verano a Maramoto se le ha soltado la lengua. Su vocabulario, sin embargo, aún es escaso, así que entre palabra y palabra se nos cuelan un sinfín de sonidos que aún no hemos sido capaces de interpretar (tenemos a sueldo a un grupo de expertos en lengua Dothraki para que nos subtitulen las conversaciones). En las últimas semanas la mamá jefa ...

Andanzas adoslescencia rabietas

aDOSlescencia: El bucle de las rabietas

Maramoto fue precoz con las rabietas. Con un año recién cumplido tuvo la primera. La primera grande, quiero decir. En los últimos meses, sobrepasados los dos años, atravesamos una racha de aquí te espero, con rabietas que se multiplican a cada minuto y por cualquier motivo. Todo ello aderezado, además, con la intensidad y la urgencia que sólo tienen las emociones puras de los niños. Sabemos que la ...

general andanzas celebración cumpleaños bebé ...

Un instante mágico

El pasado sábado celebramos en casa el cumpleaños de Mara. Y lo hicimos en dos tandas. Primero con una comida con los abuelos y otros familiares cercanos. Y luego, ya con sus globos y su vela (¡Su primera vela!), con una merienda a la que se sumaron algunos amigos que no quisieron perderse el primer cumple de nuestra pequeña saltamontes. Somos plenamente conscientes de que a esta edad aún se enter ...

general andanzas conciliación ...

Papás en paro

Como os comenté antes del cierre del blog por vacaciones, agosto iba a ser un mes para pensar y reflexionar sobre nuestro futuro y septiembre se anunciaba como un mes para tomar decisiones y llenar nuestra vida de cambios. Y no me equivocaba. Y no lo digo porque en agosto tuviésemos mucho tiempo para pensar, que no fue el caso. Me refiero más bien a que septiembre ha empezado como preveíamos, sólo ...