Ser Mami en Venezuela Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Mala

Rumbo a convertirme en Mami



Todo comenzó a las 2 de la mañana, con 39 semanas de embarazo un 7 de Junio, con la primera contracción. Ese día me había quedado donde mi mamá porque #ElPapiAprendiz debía madrugar para realizar unas compras (Esas compras que se ven en las redes sociales en donde las personas deben hacer colas larguísimas para obtener artículos de primera necesidad), y como estaba en mis ultimas semanas de embarazo nadie quería dejarme sola. Dormía en la habitación de mi hermano porque donde yo dormía en mis épocas de soltera se lo quedo mi hermana. (Todo el que se va de casa sabe de que hablo, no más te vas te invaden), en fin, comenzó la primera contracción y creí que era una más de las que me habían dado en todo el mes, solo una puntadita y ya. Pero no... A los 10 minutos comenzó la otra, y así sucesivamente.



No quería alarmar a nadie por la hora pero mi pobre hermano que estaba ahí conmigo ya se había sobresaltado, y fue a contarle a mamá, ahí comenzó el trajín de todos. Buscando la maleta, que para esos tiempos a todo lugar al que iba la tenia encima. Mi mamá arreglándose con mi hermana, y yo pensando como llamar a las 2:30 am a mi esposo para decirle que tenia que venir a buscarme porque ya había comenzado la labor de parto.

Realice el llamado de lo mas tranquila que pude para no asustarlo (Aunque, ¿Qué papá no se asusta al saber que su hijo ya viene en camino?), después de hablar con el decidí bañarme porque no me iría al Hospital toda sudorosa, realice mi aseo, y trate de salir lo mejor parecida. Clarooo, a todas estas las contracciones eran unas mas fuertes que otras, mi única forma de calmarlas era caminando, mientras esperaba para salir fui al baño y note que había botado el tapón mucoso así que no quedaba duda, mi bebe venia en camino.

20 minutos después mi esposo estaba estacionando el carro esperando que nos embarcáramos con las maletas, rumbo al hospital de mi ciudad iban y venían las puntadas, el carro que tenemos un poco viejo pero cumplidor nos llevaba a la velocidad que su motor le permitía, yo trataba de sobrellevar el dolor sin quejarme para no asustar a los que iban acompañándome (Mi mama, mi hermana y por supuesto el conductor, mi esposo), llegamos al hospital y resulta que no estaban atendiendo a parturientas debido a que el aire acondicionado del quirófano no servia, por lo que debía ir al hospital de otra ciudad, las ambulancias tampoco servían (Algo nada raro en mi país, pues el servicio de salud esta en decadencia con cada día que pasa) así que comenzó de nuevo nuestro viaje en el carro de mas o menos 50 min o mas según lo que nos permitiera nuestro vehículo.


Al llegar al otro hospital a eso de las 5:25 am si mal no recuerdo, al bajarme del carro al ser tan bajito me hice pis, mi bebe me hacia presión en la vejiga por lo que realmente no pude aguantar. Caminamos por sala de emergencias buscando la sala de parto, bueno en realidad yo iba en una silla de ruedas, al llegar me encuentro con que estaba llena, no cabía mas nadie en ella, personas sentadas en el piso, en las sillas o bueno en lo que quedaban de ellas, llamamos al timbre para que saliera la enfermera que me haría la historia pero no salio, volvimos a llamar y nada, así que decidí entrar sin invitación, para ese tiempo las contracciones eran mas seguidas.

Al entrar, vi muchas camillas vacías sin sus protectores, se escuchaba al final de la sala una mami terminando su trabajo de parto, sus gritos de dolor me asustaron un poco pero trate de pasarlo por alto, mis contracciones ya me estaban dando un poco de trabajo obviarlas también, me atendió una señora que estaba llenando los papeles de otra muchacha que estaba embarazada, pero al parecer ella iba de salida, esta señora o enfermera, no recuerdo bien me pregunto cuantas semanas tenia y que tan seguido eran mis contracciones, la ultima vez que había llevado el tiempo entre una y otra había sido en el trayecto al hospital, en el carro y los lapsos eran cada 7 o 6 min, así que tal vez para ese tiempo eran mas seguidas. Me llamo "muchacha guapa" (En mi país, decir eso es algo así como decir "Valiente" o por la situación diremos que es algo así como "que sabe soportar el dolor" ) porque yo me encontraba caminando y solo sobandome la espalda y el vientre sin quejarme. La verdad es que siempre he pensando que quejarse no ayuda en nada, siempre hay que buscar la solución, así que en ese momento mi única solución era que me atendieran lo antes posible.

No se cuanto tiempo había pasado desde que estaba en el hospital, las contracciones eran muy fuertes, la enfermera que estaba conmigo me dijo que no habían batas para colocarme para que la doctora que estaba de guardia me examinara, por lo que la muchacha que ella atendía y que iba de salida me dio su bata, tal vez en otro momento de la historia, en mi país colocarse una bata usada por otra persona seria algo incomprensible, pero en estos momentos reciclarla era lo mas lógico ya que simplemente no había disponibilidad para mi.

Me desnude, me quite mi ropa con olor a pis con toda la pena del mundo y me coloque mi bata a la espera de que la doctora de guardia me atendiera, la enfermera me aconsejo acostarme ya que cada vez que tenia una contracción yo caminaba como una forma de aliviarme, en esos momentos escuche el llanto de un bebe, había nacido ya el bebe de la mami que había escuchando al entrar, pasaron otros 5 min y la enfermera salio a la sala de espera y anuncio el nombre de la bebe y su peso.

Paso el tiempo y la doctora vino a revisarme, se veía de muy mal humor, me dijo que me montara en la silla para examinar a las parturientas, y con pesar dijo "otra más, ya tiene el muchacho afuera", como si se tratara de un ganado, al ver su aptitud trate de ponerle conversación a ver si así mejoraba su trato conmigo. Le pregunte ¿Cuantos partos había atendido esa noche? y me dijo de manera cortante que no había parado de trabajar desde que comenzó su la guardia, aun así su aptitud no cambio y me dijo "Bájate de ahí, vamos que ya estas por parir", así que la seguí al quirófano Rumbo a convertirme en Mami.

Fuente: este post proviene de Ser Mami en Venezuela, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Qué es Emprender para mi?

Es el inicio de algo grande, ir en busca de mis sueños, permitirme luchar por lo que quiero, la definición como tal: “Es el comienzo de algo que se hace con esfuerzo y dedicación en pro de obtener un ...

Etiquetas: Mis Anécdotas

Recomendamos

Relacionado

Nuestras Vivencias Parto

Llego el Día del Nacimiento de mi Bebe!!!

Alrededor de las 3 de la madrugada me despierto super asustada porque mi esposo estaba vomitando y cual fue mi sorpresa cuando sentí algo calientito por allí abajo y pensé oooh ohhh me hice pipí o rompí fuente. Como mi esposo se sentía mal decidí calmarme y llamamos al hospital para salir de dudas, nos dijeron que si no era mucha cantidad y no tenia dolor esperaramos…desde ese momento comencé a ...

Blog Embarazo Parto y Post Parto

El parto pichón, mi experiencia de parto por Maria Isabel Cantón

Antes de pensar en quedar embarazada yo estaba consciente en la alarmante cantidad de cesáreas que se realizaban, por lo menos en mi circulo de amistades. 
Una vez embarazada, me dedique a educarme en el tema del embarazo, parto y lactancia.  Los primeros meses experimenté fuertes náuseas, pero luego tuve un embarazo tranquilo, a pesar de haber padecido diabetes gestacional. A la semana 36, en un ...

Mis Anécdotas

El nacimiento

Y Llego la hora de comenzar con el trabajo de parto, aunque hace unas semanas atrás no habría pensado que me vería en esa situación con contracciones, en un hospital lejos de mi ciudad, y con una doctora amargada por pasar la noche atendiendo partos uno detrás de otro. Unas semanas atrás, yo quería que me aplicaran una cesárea, había comprado los tres tipos de suturas, las soluciones, la hidrocort ...

epidural parto tercer trimestre de embarazo ...

Así fue el tercer trimestre de mi embarazo y el parto

El tercer trimestre fue bastante tranquilo, aunque seguro que no soy la única a quien se le hizo eterno. Especialmente a partir de la semana 34 en la que me dijeron que tenía el cuello del útero bastante corto y había posibilidades de que el parto se adelantase, por lo que debía hacer reposo relativo y dejar mis paseos mañaneros hasta la semana 36 en la que ya no existía riesgo si el bebé hubiera ...

alimentación crianza natural parto ...

Lactancia materna, cuando los comienzos no son fáciles

Hace unos días pude asistir, invitada por la enfermera de Daniel, a un curso que se impartía en el hospital para profesionales sobre lactancia materna. Junto con dos mamis más, pudimos contar nuestra experiencia, para que los profesionales allí presente supieran a qué nos enfrentamos en su día, quien nos ayudó y cómo lo vivimos. Voy a contarte qué fue lo que dije allí, mi historia con la lactancia ...

niños articulos embarazo ...

CONSEJOS Y CANASTILLA PARA EL PARTO.

Siempre nos preguntamos que hay que llevar en la bolsa para cuando nos pongamos de parto. Con la princesa lleve cosas totalmente innecesarias. Siempre vamos cargadas con la dichosa bolsa cuando en el hospital prácticamente nos dan de todo. El otro día hablándolo en las clases de preparación al parto sacamos este tema. Tengo que reconocer que casi todas son mamas primerizas menos 5 que ya estamos e ...

embarazo experiencia de parto parto ...

Y el milagro se hizo vida de nuevo... Mi tercer parto

Mientras me preparaba para salir de casa mi madre estaba muy sorprendida, decía que me veía muy tranquila... ¿Y qué esperaba? Ya sabía a lo que iba y ponerme nerviosa no me iba a ayudar en nada. Llegó el taxi y tardamos apenas dos minutos en llegar al hospital, eran poco más de las 7 de la madrugada y no había apenas nadie en urgencias, parecía muy tranquila la cosa. Me mandaron directamente a la ...

inicio Maternidad Parto y postparto ...

Un año después: Mi parto en el Hospital Rey Juan Carlos

Hoy no es un día cualquiera. Y tampoco es un post cualquiera. No hay fotos, ni negritas. Os escribo desde el corazón y sin más intención que desahogarme, hacer algo que tenía pendiente, curar mis heridas. Hace un año, a estas horas estaba tumbada y conectada a un monitos que iba registrando los latidos de mi bebé y las contracciones. Llevábamos varias horas de bolsa rota y nos estaban monitorizand ...

Embarazo y Parto Maternidad y Crianza bebe grande ...

Capitulo 2, Sansón llega al mundo

Vamos hoy con el segundo capítulo de la historía de Mini Thor. La semana pasada os contábamos sobre el embarazo de un bebé grande, hoy vamos a contar el parto. Por si no leísteis el primer capítulo, esta historia es real, son 7 capítulos donde una amiga mía contará como es gestar, dar a luz y criar (los primeros meses) a un bebé MUY grande. Sansón llega al mundo 18 de Abril de 2015. Revisión con G ...

Mis Anécdotas

Su primera hora de Nacido

El doctor terminó con la episiotomía, que es una incisión quirúrgica que realizaron por allá abajo para que pudiera nacer mi chiquito, por lo que le toco hacerme unos puntitos. Me pasaron a una camilla para ir a la sala de observación, con otras mujeres a las que solo las podía escuchar y ver los pies, pues unas cortinas separaban las camillas. Cada una de estas mujeres tenían preocupaciones disti ...