El mundo de Constanza Idea guardada 4 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Ni muy muy, ni tan tan



Sé que criar y cuidar de los hijos, es una tarea muy complicada y que a veces nos surgen muchas dudas. Si alguna ves te has sentido entre la espada y la pared, entre los consejos del pediatra y los de tu abuelita, la suegra o alguna conocida, leer esto te podría ayudar.

Siempre fui enemiga de los remedios naturales, y nunca creí en esos remedios milagrosos de los que hablan las abuelas, como reventar las anginas, curar de empacho o desflemar. Me daba mucha risa cuando alguien me sugería ir con alguna curandera, no me reía abiertamente, eso sería grosero, pero me preguntaba cómo con tantos avances tecnológicos la gente podía seguir creyendo en muchas de esas cosas.

Y sin embargo, hace poco, mi abuela vino a ver a mi hija, para "curarla" con uno de sus menjurjes y me dio un remedio casero para bajarle la fiebre a Isabel, que francamente me quedé atónita cuando comprobé que había funcionado.

Quiénes me leen frecuentemente o me siguen por las redes, sabrán que terminamos e iniciamos el año muy mal en cuestión salud, al grado de que Isabel estuvo internada por neumonía. La enfermedad parecía no terminar aún después de que la dieron de alta. La tos volvía y lo peor, los días con fiebre muy alta. Y ni hablar del dinero que gastamos en consultas, medicamento y el hospital, porque eso sí, la niña siempre estuvo atendida por un pediatra. Cuando parecía que todo iba bien la tos regresaba.

Ya nos habían dado bastantes consejos de pomadas que ponerle, de como arroparla, de que no debíamos sacarla pues después de la neumonía quedaban "sentidos", pero nosotros siempre nos hemos apegado a lo que digan los pediatras. Ignoramos eso de taparla mucho porque el pediatra dijo que arroparla tanto era dañino, sudaba y eso hacía que el aire le cayera mal, ignoramos eso de untarle pomadas porque luego sale contraproducente y hasta ignoramos eso de exagerar con los cuidados porque el doctor decía que la niña ya estaba curada, ah también ignoramos cuando nos sugirieron vitaminarla porque el pediatra dijo que por el momento no era necesario.

Pero cuando Isabel volvió a enfermar y además nos cobraron la consulta, que yo creo debió contar como revisión porque la niña nunca estuvo al cien, empecé a darme cuenta que ni el pediatra es Dios, y que aveces es bueno buscar otras alternativas. Era la tercera o cuarta vez que Isabel se enfermaba en menos de un mes, que tenía fiebre (38.9) y la tos no le cedía. Paracetamol, neumelubrina, motrín y febrax, parecían no tener efecto, y los baños y los trapos bajaban la fiebre momentaneamente pero al poco tiempo volvía a subir. Pensé que en cualquier momento llegarían las convulsiones y comenzaba a sentirme impotente.

Una mañana salí a trabajar, mi mamá se quedó cuidando de Isa y cuando regresé ahí estaba mi abuela. -Vine a curar a tu niña, y no me lo vas a creer pero hasta la fiebre le bajo.

Me explico que con un tomate le había limpiado las anginas y que la niña había vomitado mucha flema. Además me explicó que le puso manzanilla en el pecho y que no debía bañarla ni sacarla al menos en 24 horas. Y me dijo que si la fiebre regresaba, le pusiera una bolita de algodón con alcohol en el ombligo, pues de momento no podía darle baños. Llegó la noche y como siempre, la fiebre comenzaba a hacer su aparición. Rápidamente le puse la dichosa bola de algodón en el ombligo por unos cinco minutos, cuando le tome de nuevo la temperatura, la niña estaba en su temperatura normal, y yo francamente me sentí aliviada. Esa noche la pasamos sin fiebre. Lo creeran o no, quizá coincidencia después de tanto medicamento, pero la niña mejoro y al parecer, hemos dejado atrás la enfermedad. Al mismo tiempo, decidí darle vitaminas a Isabel por un tiempo, en lo que se fortalece su sistema inmunológico porque no hay nada más feo que pasar los días en el doctor, y encerrados porque hasta el más mínimo aire le hacía daño a la bebé.

OJO. Con esto no estoy diciendo que hay que ignorar a los pediatras y que las abuelas tienen toda la razón. Con esto quiero decir, que los pediatras también comenten errores. Y que a veces, pareciera que tanto medicamento ya ni hace efecto en los niños. Por lo tanto, he llegado a las siguientes conclusiones:

Busca diversas opiniones. Sí, hay veces que un pediatra no da con la solución, por inexperiencia o por falta de conocimientos así que es bueno consultar con otros doctores.

Usa tu sentido común. Lo repito, los pediatras también cometen errores, así que escucha tu lógica, cuando sientas que algo no esta bien, cree en ese sexto sentido que tienes.

Antes de hacer caso de los consejos del vecino, investiga primero, pues hay remedios caseros que suelen ser tóxicos y muy peligrosos para los niños.

Puedes tomar algunos consejos inofensivos para los niños: como no sacarla determinado tiempo de casa, arroparla con una franela, cubrirle siempre el pecho. Ese tipo de consejos que sabes que jamás pondrán en riesgo la salud de tu hijo, sobre todo esos que no tienen nada que ver con ingerir sustancias no aptas para los más pequeños.

Trata de formarte un criterio propio. No es bueno seguir a ciegas los consejos de la abuela, ni tampoco seguir a ciegas los consejos del pediatra, no todos son "profesionales", descubrirás que como en todo, hay muchos médicos desactualizados o muy mal informados.

Así soy yo, ni muy muy, ni tan tan. Todo con medida, tratando siempre de buscar el equilibrio.

Fuente: este post proviene de El mundo de Constanza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Despidiéndonos de primaria

Parece que apenas fue ayer cuando temerosos dejamos a Constanza a la entrada de la primaria. Me palpitaba el corazón al ver a todos esos niños tan enormes, tan mayores, con los que ahora mi bebé convi ...

Coni, te amo tanto ❤️

Será que es el mes de su cumpleaños, será que termina la primaria, será que estoy sentimental que estos días todo gira en torno a ella. Miró las fotografías de hace dos años y siento que no creciste ...

Recomendamos

Relacionado

calidad de vida felicidad maternidad

Pero ¿de verdad la maternidad es tan mala?

Hoy retomo el blog después de un parón importante, provocado por un pico de trabajo, para hablar de mi libro, que es lo que se lleva ahora. No es que lo haya escrito (más quisiera) pero por si acaso voy haciendo promoción para cuando un día lo haga. Y es que todo vale para vender libros. Y sino que se lo digan a una conocida periodista, que voy a obviar su nombre porque he venido a hablar de mi li ...

Lo que la maternidad despierta

Llevo varios días pensando en este tema y sin tener ni tiempo de sentarme frente al ordenador y poner en claro qué es lo que quería transmitir...aún así en este momento tampoco estoy muy segura de lo qué decir. Desde hace tiempo veía que lo pasaba mal por como me tomaba ciertas cosas de mis hijos, sus rabietas, las peleas entre ellos, mi paciencia...era una mezcla entre frustración, tristeza, impo ...

Bebés Para mamá Lactancia

Prepararse para la lactancia

Prepararse para la lactancia es muy importante para la futura mamá. Porque ni todo va a ser tan idílico como lo venden en los anuncios ni tan traumático como algunas mujeres creen. Si vas a ser mamá y te estás preguntando cómo va a ser dar el pecho a tu bebé debes estar informada para buscar respuesta a tus dudas. Es importante que conozcas como cambiará tu cuerpo, qué dificultades pueden surgir, ...

maternity lactancia maternidad ...

Diez momentazos que te trae la maternidad

Si ya tienes algún que otro Mini en tu vida, te habrás dado cuenta de que esto de la maternidad es toda una aventura. Desde el embarazo hasta el parto pasando por antojos, discusiones sin sentido con tu otra mitad y ¡mucho más! Pero sin duda, una experiencia digna de ser vivida. Hoy, después de dieciséis meses metida de pleno en el maravilloso mundo de la maternidad, quiero compartir contigo algun ...

desahogo experiencia personal maternidad

La Cara B de la Maternidad

En esta vida 2.0 donde damos visibilidad a nuestra maternidad en blogs, redes sociales y demás, estamos muy acostumbrad@s a leer, sobre todo, el lado rosa, algodonoso y más amable de la maternidad. Desde luego que somos mucha gente quienes hablamos de esto de tener hijos y no siempre lo hacemos de todo lo bueno, pero sí es verdad que tendemos a hablar, sobre todo, de lo bonito. Porque en el fondo ...

Consejos para Mamás Maternidad Reflexiones Personales ...

Lo que no me contaron de la maternidad

La maternidad no es tarea fácil y más en estos tiempos en los que criamos en soledad. Nos auto-exigimos hasta el infinito y más allá y además tenemos que ser la perfecta mujer, trabajadora, amante y esposa. Si no lo eres, ya vendrán a recriminártelo de alguna manera. Esta sociedad tiende a culpar a las mujeres de absolutamente todo, y no necesitamos que nos toquen mucho las palmas para asumir dich ...

Maternidad cartas crowdfunding ...

Las cartas de la maternidad consciente pueden ser una realidad gracias a ti

Hace un par de días ya os las presenté en redes sociales. ¡Qué mariposas en el estómago! El nacimiento de mi hijo nos ha traído muchos regalos, uno de ellos son estas Cartas de la Maternidad Consciente. Ya sabes que me preparé mucho para concebir y gestar a mi bebé. Quería vivir un embarazo consciente.  Cuidé mi alimentación, hice yoga, canto carnático, meditaciones, pero necesitaba un apoyo multi ...

general reflexiones ser padres

El efecto Boomerang de la maternidad

Estaba ayer en la sala de espera de mi centro de salud, cuya zona de pediatría es compartida con la enfermera encargada de nuestros mayores, cuando muerta del aburrimiento me perdí en divagaciones y reflexiones. Allí sentada pude observar las dos caras de una misma moneda: Padres cuidando de sus hijos e hijos cuidando de sus padres. Pude repasar mentalmente todas y cada una de las cosas que hago ...

niños

vuelta al trabajo después de la maternidad

Escribo ésto porque en nada vuelvo al trabajo. Ya sé que es lo más normal, que muchas madres ytrabajan y no pasa nada. Me siento fatal, me pongo a llorar y me apeno mucho. Por otro lado me siento ridícula y exagerada, pero en otros aspectos he sido fuerte, pero en éste.... es que me supera. Para colmo he reducido un poco mi jornada pero me han denegado el horario y tengo que ir una semana de mañan ...

familias mujer reflexionando...

Lo que nunca se ha contado de la maternidad

Una hora dando vueltas y al final preguntas desesperada, "Perdone, la Calle Barquillo?". Entonces te miran con cara de metomaselpelo? Y te contestan "Está usted en ella!". Esto mismo pasa con la maternidad. Te pasas unos años dando tumbos como pollo sin cabeza, y un día te das cuenta de que estás ahí, junto a tus hijos. Parecéis la misma cosa pero no, sois seres independientes ...